formularioHidden
formularioRDF
Login

 

Iniciar sesión
Buscar en La Rioja Turismo close

Empieza a teclear...

Tu búsqueda no ha obtenido ningún resultado.

Panel Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Ver y hacer > Dinosaurios

visualización

facetas
filter_listFiltrar

32 resultados

...

15/06/2018

Enciso

15/06/2018

09/09/2018

Enciso

...

Enciso

El patrimonio paleontológico un bien de todos

La paleontología es la ciencia que estudia la historia de la vida en la Tierra a partir de los restos fósiles. Estos fósiles, que aparecen en las rocas, conforman nuestro patrimonio paleontológico.

El Centro Paleontológico de Enciso es un espacio para la puesta en valor del patrimonio paleontológico de La Rioja, diseñado para el disfrute y aprendizaje de todo tipo de públicos.

¿Qué hace especial a Enciso y La Rioja, paleontológicamente? 

La Rioja es uno de los lugares con más icnitas (huellas fósiles) de dinosaurio del mundo: unos 140 yacimientos distribuidos en 20 municipios, entre los que destaca Enciso.

Además del riquísmo registro fósil mesozoico, La Rioja posee importantes yacimientos paleontológicos de otras épocas, tanto anteriores como posteriores a la era de los dinosaurios.

El registro mesozoico en La Rioja 

El registro de dinosaurios y otros animales contemporáneos en La Rioja data del Cretácico Inferior temprano, hace 120 millones de años.

En esta época, La Rioja estaba ocupada por amplias llanuras fluviales con influencia de aguas salobres.

¡No todo eran dinosaurios!

El Cretácico Inferior de La Rioja nos ha proporcionado fósiles de muchos tipos de animales.

Además de dinosaurios, son habituales los peces y reptiles que habitaban estos ambientes fluviales y lagunares.

Un hallazgo de gran importancia es la primera especie de pterosaurio definida en España: Prejanopterus curvirostris.

 

HORARIO DE VERANO (1 de julio al 15 de septiembre)

Martes a sábado: de 11.00 a 15.00 h y de 16.30 a 18.30 h

HORARIO DEL RESTO DEL AÑO

Martes a viernes: de 11.00 a 15.00 h

Sábados: de 11.00 a 15.00 h y de 16.30 a 18.30 h

Domingos: de 11.00 a 15.00 h

 

Enciso

El patrimonio paleontológico un bien de todos

La paleontología es la ciencia que estudia la historia de la vida en la Tierra a partir de los restos fósiles. Estos fósiles, que aparecen en las rocas, conforman nuestro patrimonio paleontológico.

El Centro Paleontológico de Enciso es un espacio para la puesta en valor del patrimonio paleontológico de La Rioja, diseñado para el disfrute y aprendizaje de todo tipo de públicos.

¿Qué hace especial a Enciso y La Rioja, paleontológicamente? 

La Rioja es uno de los lugares con más icnitas (huellas fósiles) de dinosaurio del mundo: unos 140 yacimientos distribuidos en 20 municipios, entre los que destaca Enciso.

Además del riquísmo registro fósil mesozoico, La Rioja posee importantes yacimientos paleontológicos de otras épocas, tanto anteriores como posteriores a la era de los dinosaurios.

El registro mesozoico en La Rioja 

El registro de dinosaurios y otros animales contemporáneos en La Rioja data del Cretácico Inferior temprano, hace 120 millones de años.

En esta época, La Rioja estaba ocupada por amplias llanuras fluviales con influencia de aguas salobres.

¡No todo eran dinosaurios!

El Cretácico Inferior de La Rioja nos ha proporcionado fósiles de muchos tipos de animales.

Además de dinosaurios, son habituales los peces y reptiles que habitaban estos ambientes fluviales y lagunares.

Un hallazgo de gran importancia es la primera especie de pterosaurio definida en España: Prejanopterus curvirostris.

 

HORARIO DE VERANO (1 de julio al 15 de septiembre)

Martes a sábado: de 11.00 a 15.00 h y de 16.30 a 18.30 h

HORARIO DEL RESTO DEL AÑO

Martes a viernes: de 11.00 a 15.00 h

Sábados: de 11.00 a 15.00 h y de 16.30 a 18.30 h

Domingos: de 11.00 a 15.00 h

 

La Rioja accesible

tipo de documento Artículos

La Rioja es un destino turístico inclusivo, que trabaja por la accesibilidad real y por crear espacios en los que todos tengamos cabida. Le invitamos a disfrutar del enoturismo y de una gastronomía sobresaliente, a conocer la tierra donde habitaron dinosaurios, a vivir el camino de Santiago y a adentrase en la cuna del castellano.

La Rioja ofrece una variada oferta turística accesible para todo tipo de turistas. Turismo familiar, tercera edad y turistas con necesidades especiales o diversidad funcional encuentran en La Rioja actividades para todos los gustos.

Los amantes de la naturaleza disfrutarán de entornos naturales accesibles como las vías verdes, el Camino de Santiago, el Parque de Sierra Cebollera o la Reserva de los Sotos de Alfaro… donde existen cómodos paseos adaptados para silla de ruedas o con carrito de niños a lo largo de sus senderos accesibles.

Existe una variada oferta de arte, patrimonio y cultura accesibles para conocer monasterios, castillos, museos o los secretos del vino de Rioja. Si se quiere compartir un día en familia nada mejor que pasarlo en los parques temáticos de Paleo Aventura (Barranco Perdido) o Tierra Rapaz, donde mayores y pequeños vivirán experiencias inolvidables. Por supuesto, quien viene La Rioja no puede marcharse sin visitar una de nuestras numerosas bodegas accesibles y participar en las catas sensoriales de vino, donde los sentidos son protagonistas y permiten sorprenderse a todos con hallazgos y descubrimientos de tus capacidades personales.

Si la oferta turística y cultural es variada, no lo es menos la oferta gastronómica. Quienes visitan esta tierra nunca olvidan nuestra cocina gracias a la amplísima oferta de rutas de pinchos y restaurantes accesibles, que no sólo están libres de barreras arquitectónicas, sino que además disponen de menús especiales para diferentes intolerancias.

En definitiva, La Rioja es una región que apetece, un destino accesible que acoge hospitalariamente a todos, una tierra que sorprende positivamente para realizar turismo deportivo, congresual y de reuniones, ir de compras, ...

Ven y descubre #LaRiojaAccesible en:

www.equalitasvitae.com

www.lariojasinbarreras.org

...

Poyales

tipo de documento Poblaciones

...

Poyales es una localidad española del municipio de Enciso perteneciente a la comunidad autónoma de La Rioja. Se encuentra dentro de la Ruta de los Dinosaurios.

En 1842 se separó del municipio de Enciso, junto con las aldeas de Garranzo, El Villar, y Navalsaz. A mediados del siglo XX sufrió una gran perdida de población, lo que implicó la reincorporación como aldea al ayuntamiento de Enciso.

Poyales es una localidad española del municipio de Enciso perteneciente a la comunidad autónoma de La Rioja. Se encuentra dentro de la Ruta de los Dinosaurios.

En 1842 se separó del municipio de Enciso, junto con las aldeas de Garranzo, El Villar, y Navalsaz. A mediados del siglo XX sufrió una gran perdida de población, lo que implicó la reincorporación como aldea al ayuntamiento de Enciso.

 

La Rioja puede ser una aventura para los niños. ¿Dónde van a encontrar dinosaurios, castillos, molinos de viento, cascadas y aventuras?

Empezaremos por descubrir a los animales más antiguos de la tierra. Los dinosaurios dejaron sus huellas en La Rioja hace miles de años y aún pueden verse. ¿Te imaginas tu mano dentro de la huella de un dinosaurio? Prueba a ver quién deja la huella más grande. 

Para entender la vida de estos animales, cómo dejaron sus huellas y, sobre todo, como han llegado a nuestros días, tenéis que visitar el Barranco Perdido, un completo parque de paleoaventura donde jugar a ser exploradores y disfrutar en familia mientras se aprende. En Enciso y en otras localidades de su alrededor se encuentran la mayoría de los yacimientos, las reproducciones a escala natural de los animales y las historias más curiosas: una lucha entre dinosaurios, una familia al completo, un dinosaurio cojo… Sí, aunque parezca mentira todo esto podrás verlo en La Rioja.

El vino también puede ser divertido para los niños, no pueden beberlo, pero pueden aprender como se hace el mosto, catarlo mientras los mayores catan vinos, ver grandes bodegas con sus depósitos de acero que parecen naves espaciales, jugar entre los viñedos, aprendiendo cómo se vendimia, cómo se cuidan las viñas… Las posibilidades son muchas y a los niños les encantará comportarse como los mayores en una cata de mostos o conocer cómo la uva se convierte en vino, un misterio ¿no?

Pero la diversión en familia no acaba aquí. ¿Sabías que La Rioja está llena de castillos? Con sus batallas famosas y todo, como la del Castillo de Clavijo, en la que apareció el famoso caballo blanco de Santiago (¿de qué color era?) para ganar la batalla. 

Entre castillos y monasterios podrás vivir cuentos medievales, de príncipes y reyes, como el Rey de Nájera – Pamplona, que estando un día de caza, avistó una paloma que le llevó a una gruta en la que encontró una imagen de la virgen, unas azucenas, una campana y una lámpara de aceite. En ese mismo lugar edificó el Monasterio de Santa María La Real de Nájera y si lo visitas con niños podrás entrar en la gruta, al fondo del panteón donde descansan los reyes.

La Rioja está llena de leyendas medievales, como la de la gallina que cantó después de asada en Santo Domingo de la Calzada, en su catedral hay un gallinero con gallinas y gallos vivos que cantan para todos los que les visitan.

También se esconde entre los bosques riojanos el pequeño monasterio de Suso (casi una ermita) donde hace muchos siglos se escribieron las primeras palabras del castellano y también en euskera, en un lateral de un libro en latín, casi como un apunte de los libros que todos usamos en la escuela.

Si lo que buscas es aventura, lo que necesitas son actividades deportivas: raquetas de nieve, bicicletas y caballos entre los viñedos, senderismo recogiendo moras o cualquier otro fruto silvestre… ¿Qué te parece más divertido?

Además en La Rioja podrás divertirte a la vez que aprender, en los centros de interpretación (de la trashumancia, de la apicultura, de la nieve, de los celtíberos, de los sotos del Ebro…), visitando un molino de viento o de agua, jugando en la Casa de Las Ciencias o disfrutando de las actividades del Museo Vivanco de la Cultura del Vino o las visitas familiares del Museo Würth de arte moderno.

¿Creías que los niños se iban a aburrir en La Rioja?
 

...

En esta aplicación de cuadernos de viaje, podrás recorrer La Rioja de una manera interactiva. Sobrevolando el mapa de la comunidad tendrás la oportunidad de conocer todas las rutas y lugares visitables. Los recorridos que podrás disfrutar se enmarcan en  la oferta de cultura, patrimonio, enoturismo, gastronomía, naturaleza, congresos, dinosaurios y termalismo. Visita este cuaderno de viaje y elige tu ruta favorita en La Rioja.

 

cuadernodeviaje.lariojaturismo.com

 

 

...

...

Cornago

El barranco de Los Cayos es uno de los parajes cuyos afloramientos con huellas de dinosaurios ha despertado mayor interés. Si a eso se une un acceso sencillo, no es de extrañar que este yacimiento sea uno de los más visitados de toda La Rioja.

El acceso al Barranco de Los Cayos se realiza siguiendo una pista asfaltada, situada a la izquierda de la carretera de Arnedo a Cornago, a unos 2 kilómetros de esta localidad y al pie de una gran loma desde la cual se inicia el descenso al pueblo (está señalizado en la carretera).

LOS DINOSAURIOS EN CORNAGO

Los dinosaurios responsables de las icnitas que se pueden observar en los yacimientos de Cornago, vivieron a principios del Cretácico Inferior, hace unos 140 millones de años.

Las rocas y los fósiles nos descubren que, en aquel momento, es esta zona de la Península Ibérica se instalaba un sistema de lagos (asociados a un gran río), en el que eran abundantes las coníferas y los helechos, y donde habitaban peces, cocodrilos, tortugas y otros animales invertebrados.

Pero sin duda los habitantes más abundantes de aquellos ecosistemas eran los dinosaurios y los reptiles voladores (pterosaurios).

Y fueron ellos quienes, mientras se desplazaban por las húmedas orillas de estos lagos, dejaron impresas las huellas que, tras su fosilización, han llegado a nuestros días como testigos de su existencia. Huellas dispuestas a hacernos las más sorprendentes revelaciones sobre su comportamiento y costumbres.

YACIMIENTO DE LOS CAYOS

LOS 5 AFLORAMIENTOS

Los Cayos "A"

Es un estrato que aflora en una superficie aproximada de unos 1.200 metros cuadrados, con una longitud de unos 80 metros y una anchura de unos 15 metros. Las icnitas están en general muy bien impresas en el sedimento. Hay ejemplares que presentan incluso hasta 10 centímetros de profundidad. En todos los casos se trata de moldes cóncavos, alguno de los cuales mantienen en su interior el sedimento de relleno.

Los Cayos "B"

Tiene dos niveles principales. El nivel 1 ocupa prácticamente la totalidad del afloramiento y, en una superficie de unos 450 metros cuadrados, se han catalogado un total de 230 icnitas, de las cuales 69 constituyen 10 rastros.

El nivel 2 aflora fundamentalmente en la parte superior derecha del yacimiento, siendo una roca más azulada. En este se pueden observar igualmente icnitas de terópodos de varios tamaños con distintas orientaciones.

Los Cayos "C”

El yacimiento es muy poco extenso, unos 12 metros cuadrados, sin embargo, es muy rico en icnitas de pequeña talla. En su superficie se han cartografiado 15 icnitas tridáctilas de dinosaurios, cuatro de las cuales constituyen un rastro, y 58 icnitas de menor tamaño.

Los Cayos "D”

Situado a unos 200 metros del anterior, consiste en un nivel de arenisca de grano más grueso, alternamente dinotrubado, con gran cantidad de huellas de dinosaurio. Las icnitas son grandes y tridáctilas con un estado de preservación muy deficiente. La morfología sugiere que han sido producidas por ornitópodos iguanodóntidos.

Los Cayos "E”

Existen 9 icnitas de dinosaurios terópodos de pequeña talla,

de unos 15 a 17 centímetros de longitud. Si bien todas las icnitas llevan un sentido relativamente común de progresión, no existen rastros claramente definidos. Los dedos son largos y delgados, con una superficie plantar estrecha y elongada. La forma se parece mucho a las icnitas de terópodos de Los Cayos "C", es decir, Tipo T2 (Therangospodus).

Cornago

El barranco de Los Cayos es uno de los parajes cuyos afloramientos con huellas de dinosaurios ha despertado mayor interés. Si a eso se une un acceso sencillo, no es de extrañar que este yacimiento sea uno de los más visitados de toda La Rioja.

El acceso al Barranco de Los Cayos se realiza siguiendo una pista asfaltada, situada a la izquierda de la carretera de Arnedo a Cornago, a unos 2 kilómetros de esta localidad y al pie de una gran loma desde la cual se inicia el descenso al pueblo (está señalizado en la carretera).

LOS DINOSAURIOS EN CORNAGO

Los dinosaurios responsables de las icnitas que se pueden observar en los yacimientos de Cornago, vivieron a principios del Cretácico Inferior, hace unos 140 millones de años.

Las rocas y los fósiles nos descubren que, en aquel momento, es esta zona de la Península Ibérica se instalaba un sistema de lagos (asociados a un gran río), en el que eran abundantes las coníferas y los helechos, y donde habitaban peces, cocodrilos, tortugas y otros animales invertebrados.

Pero sin duda los habitantes más abundantes de aquellos ecosistemas eran los dinosaurios y los reptiles voladores (pterosaurios).

Y fueron ellos quienes, mientras se desplazaban por las húmedas orillas de estos lagos, dejaron impresas las huellas que, tras su fosilización, han llegado a nuestros días como testigos de su existencia. Huellas dispuestas a hacernos las más sorprendentes revelaciones sobre su comportamiento y costumbres.

YACIMIENTO DE LOS CAYOS

LOS 5 AFLORAMIENTOS

Los Cayos "A"

Es un estrato que aflora en una superficie aproximada de unos 1.200 metros cuadrados, con una longitud de unos 80 metros y una anchura de unos 15 metros. Las icnitas están en general muy bien impresas en el sedimento. Hay ejemplares que presentan incluso hasta 10 centímetros de profundidad. En todos los casos se trata de moldes cóncavos, alguno de los cuales mantienen en su interior el sedimento de relleno.

Los Cayos "B"

Tiene dos niveles principales. El nivel 1 ocupa prácticamente la totalidad del afloramiento y, en una superficie de unos 450 metros cuadrados, se han catalogado un total de 230 icnitas, de las cuales 69 constituyen 10 rastros.

El nivel 2 aflora fundamentalmente en la parte superior derecha del yacimiento, siendo una roca más azulada. En este se pueden observar igualmente icnitas de terópodos de varios tamaños con distintas orientaciones.

Los Cayos "C”

El yacimiento es muy poco extenso, unos 12 metros cuadrados, sin embargo, es muy rico en icnitas de pequeña talla. En su superficie se han cartografiado 15 icnitas tridáctilas de dinosaurios, cuatro de las cuales constituyen un rastro, y 58 icnitas de menor tamaño.

Los Cayos "D”

Situado a unos 200 metros del anterior, consiste en un nivel de arenisca de grano más grueso, alternamente dinotrubado, con gran cantidad de huellas de dinosaurio. Las icnitas son grandes y tridáctilas con un estado de preservación muy deficiente. La morfología sugiere que han sido producidas por ornitópodos iguanodóntidos.

Los Cayos "E”

Existen 9 icnitas de dinosaurios terópodos de pequeña talla,

de unos 15 a 17 centímetros de longitud. Si bien todas las icnitas llevan un sentido relativamente común de progresión, no existen rastros claramente definidos. Los dedos son largos y delgados, con una superficie plantar estrecha y elongada. La forma se parece mucho a las icnitas de terópodos de Los Cayos "C", es decir, Tipo T2 (Therangospodus).

...

27/10/2018

Logroño

27/10/2018

27/10/2018

Logroño

Con motivo de la celebración del Año Europeo del Patrimonio Cultural, se convocó el Certamen de relatos cortos sobre cultura riojana “La Rioja, en pocas palabras”. Los relatos debían tener como tema genérico la cultura riojana así como tener una extensión mínima de 250 y máxima de 500 palabras. “El dulce mosto de los recuerdos”, de Alberto Rodríguez Guerrero obtuvo el tercer premio.

El dulce mosto de los recuerdos

Entre cepa y cepa me regala una historia. Qué hombre, no deja de hablar. Y ahí lo tienes, podando en mangas de camisa con el cierzo que se ha levantado esta tarde. No sé muy bien qué hago aquí, plantada en mitad de una viña y en compañía de este desconocido en vez de estar en mi casa haciendo fardelejos. La verdad es que es gracioso. Me acaba de contar una excursión que hizo con su mujer a Anguiano en la que comió unos caparrones que le dieron tantos gases que luego se pasó toda la tarde tirándose pedos mientras visitaban el pueblo. Pobre señora suya, la vergüenza que pasaría. Qué maestría tiene con la tijera, seguro que lleva haciéndolo toda la vida; deja las cepas preciosas. También me ha contado el día que estuvieron en Santo Domingo saludando a la famosa gallina y en Enciso viendo las huellas de los dinosaurios. Fueron con su nieta la pequeña —se ve que tiene varias—, que dice que es tan cabezota como su abuela. Me da pena que se hayan muerto, los dinosaurios quiero decir. Por lo menos sus huellas se han conservado en el tiempo, escritas en la roca. A mí me gustaría que mi huella también perdure, aunque sea solo como un pequeño arañazo en el corazón de alguna persona querida. También me ha prometido contarme una aventura que les pasó en las fiestas de Logroño, cuando se pasaron con el zurracapote, y el malentendido con un peregrino francés al que mandó en dirección contraria al darle indicaciones; esa promete. Huy madre, ahora se está arrancando con una historia que dice que es un poco verde, y también un poco más vieja. Me dice que estaban él y su mujer dando un paseo por una viña en Briones, comprobando si maduraban las uvas, y al ser sorprendidos por una tormenta de verano se tuvieron que refugiar en un guardaviñas que encontraron abierto... A ver por dónde va a salir. Madre mía, qué cochinadas me cuenta. Y mira cómo se ríe el picarón. El caso es que su cara me resulta tan familiar… Por Dios, Antonio, cómo me puede estar pasando esto a mí. Claro que ahora estoy aquí contigo, claro que me acuerdo de ti. No sé qué pasa dentro de este cerebro mío que se está quedando como el hollejo de las uvas, seco de tanto exprimirlo, sin el dulce mosto de los recuerdos. Anda, déjame llorar, que lo necesito. Y, por favor, prométeme que nunca vas a dejar de contarme estas historias, las que hemos vivido juntos en este terruño del que casi no hemos salido, pero en el que hemos sido tan felices. Nuestras historias.

...

Viñas, calados y antiguas fortalezas

La Rioja ha sido el escenario escogido por Sony Music para rodar el nuevo videoclip musical (‘Contradicción’) de su artista estrella Malú. El equipo de grabación, con la intérprete madrileña a la cabeza, ha visitado localidades riojanas y ha quedado impresionado con algunos de los recursos turísticos que caracterizan a esta sorprendente región. Viñas, calados, castillos y puentes ilustran el paso de la popular cantante por La Rioja. ¿Quieres saber dónde estuvo grabando su nuevo trabajo y seguir sus pasos?

ALDEANUEVA DE EBRO

Aldeanueva de Ebro, situado a 65 kilómetros de la capital, es uno de los focos enoturísticos más importantes de La Rioja. El mar de viñas, un escenario que refleja el estilo de vida y la arraigada cultura vitivinícola de esta localidad, así como de toda La Rioja, causó asombro en el equipo de rodaje de Malú por su espectacularidad paisajística, que quedó inmortalizada en el nuevo videoclip. Aquí, el vino es un orgullo que nace en los campos, crece en las bodegas y viaja por todo el mundo, ahora también a través de la música.

Un consejo: pierde la vista entre las viñas hasta el infinito y más allá… Después, visita con paciencia el magnífico templo renacentista de San Bartolomé, con tres naves con bóveda de crucería, cabecera ochavada y un excepcional retablo romanista. Es el recurso turístico y patrimonial más interesante de Aldeanueva de Ebro.

El entorno de Aldeanueva, no obstante, ofrece múltiples atractivos para prolongar cualquier escapada: desde la rica huerta y el pasado romano de Calahorra, pasando por las cuevas y la histórica industria zapatera de Arnedo, los balnearios de Arnedillo y Grávalos, la Colegiata de San Miguel (y sus cigüeñas) en Alfaro, o la ruta de los dinosaurios y El Barranco Perdido en Enciso, hasta el poblado celtíbero de Contrebia Leucade en Aguilar de Río Alhama.

LOGROÑO

El equipo continuó la grabación en el Puente de Piedra de la capital riojana. Tal cual hacen los peregrinos del Camino de Santiago cuando alcanzan la ciudad, Malú recorrió este paso sobre el río Ebro y vislumbró el sugerente perfil de Logroño, rematado por las iglesias de San Bartolomé, de Santiago, de Palacio y la concatedral de Santa María de la Redonda.

El Puente de Piedra, cuyos antecedentes se remontan al siglo XI, nos lleva de la mano hacia el Casco Antiguo, un escenario seleccionado para el videoclip por su exclusiva belleza arquitectónica. Esta parte vieja, que está tejida alrededor de las calles Mayor y Portales, conserva algunas construcciones con gran valor histórico y cultural, como son la puerta del Revellín, antigua entrada de la ciudad, y el Museo de La Rioja, que fue Palacio del general Espartero.

Capital gastronómica española en 2012, Logroño es ilustre entre todo aquel que viene por sus famosas calles de pinchos (Laurel, San Juan), así como por la calidad y cantidad de sus restaurantes y bares. Entre rodaje y rodaje, Malú y su gente pudieron cumplir con los obligados homenajes gastronómicos.

SAN VICENTE DE LA SONSIERRA

Desde arriba, en lo más alto de la villa y sobre las ruinas del castillo, la fortaleza e iglesia parroquial gótica de Santa María (siglo XVI) vigila una zona vitivinícola de gran calidad y fama. Desde esta localización, uno de los grandes miradores de La Rioja (como los de Cellorigo y Clavijo, entre otros), es posible identificar Briones, uno de los ‘pueblos más bonitos de España’, San Asensio, Ollauri o Haro, que reúnen a algunas de las bodegas más prestigiosas de la DOCa Rioja.

La geografía y belleza de San Vicente sedujeron rápidamente a los responsables de Sony Music, que decidieron integrar gran parte de su patrimonio arquitectónico en el argumento del nuevo videoclip. Malú estuvo grabando tanto en el castillo como en el vecino puente medieval (siglo XIII), excelentemente ubicado en su origen para defender el paso del Ebro entre Navarra y Castilla.

San Vicente conserva una de las manifestaciones religiosas más importantes y conocidas de España, que es Fiesta de Interés Turístico Nacional: los Disciplinantes de la Cofradía de la Santa Veracruz de San Vicente, más conocidos como ‘Picaos’. Aunque el rodaje no coincidió con el rito, muchos miembros del equipo se interesaron por la supervivencia de esta tradición.

HARO

En un lugar tan cargado de simbolismo y prestigio, Malú recorrió grandes salas de barricas y antiguos calados. Considerada capital del vino de Rioja por su importancia histórica en el desarrollo de este cultivo en la región, Haro es un lugar ideal para vivir la esencia de La Rioja. Su Barrio de la Estación, que aparece en el nuevo trabajo de la cantante, es el enclave con mayor concentración de bodegas centenarias del mundo.

Un secreto para inquietos y curiosos: Haro es mucho más que vino. La ciudad mantiene un bello casco histórico por el que transcurre la famosa zona de pinchos de La Herradura y en el que destacan numerosas construcciones religiosas y civiles, como el ayuntamiento del siglo XVIII, la iglesia parroquial de Santo Tomás, la Basílica de Santa María de la Vega, el antiguo convento de los Agustinos (hoy hotel), el Teatro Bretón y los múltiples palacios (Condes de Haro, Condestables, etc.).

Desde Haro, surgen posibilidades para que el viaje no termine nunca: Nájera es cuna de Reyes (Santa María La Real), al igual que San Millán de la Cogolla es cuna del castellano (Yuso y Suso); Santo Domingo de la Calzada vive para el Camino de Santiago y todos sus peregrinos; Ezcaray es gastronomía y altura; y la sierra de Cameros es naturaleza y montañas que explorar.

...

4 días en La Rioja

tipo de documento Artículos

Para disfrutar al máximo de La Rioja te recomendamos esta ruta donde conocerás sus lugares más importantes. 

Día 1: Nájera - Santo Domingo - Ezcaray

Para el primer día, podréis seguir el trazado del Camino de Santiago a su paso por La Rioja que justamente sigue este recorrido. Empezaríamos por Logroño, aunque os sugerimos que al menos dejéis una tarde para conocer bien la capital y, sobre todo, para disfrutar de la gastronomía popular de la Calle Laurel.

En Logroño entra el Camino de Santiago por el Puente de Piedra y atraviesa el Casco Antiguo hasta la Iglesia de Santiago que tiene a sus pies una fuente para el peregrino y un curioso juego de la oca gigante con representaciones de todos los hitos principales del Camino de Santiago. Siguiendo el Camino (las marcas con las conchas amarillas y las flechas son fáciles de seguir) llegaréis a la Plaza del Parlamento, donde se encuentra el Parlamento de La Rioja. Cerca de allí se encuentra la Puerta del Revellín, antigua puerta de la ciudad orientada a Finisterre por la que los peregrinos abandonaban Logroño de camino a Navarrete.

Panorámica de Logroño.

Siguiendo la ruta del Camino de Santiago, llegamos a Navarrete. Aunque si se hace en coche, una moderna variante rodea el pueblo, merece la pena entrar a visitarlo. Navarrete es también famoso por su alfarería. Resulta curioso visitar alguna de las más artesanas como es la de Antonio Naharro, justo enfrente del antiguo Hospital de peregrinos San Juan de Acre del que solo queda la portada que hoy pertenece al cementerio de Navarrete.

Salimos de Navarrete de camino a Nájera, cuna de reyes, ya que aquí tuvo su corte durante muchos años el Reino de Pamplona - Nájera (918 – 1076) Sancho III el Mayor construyó el Monasterio de Santa Mª La Real, donde se encuentra el Panteón real, en base a una leyenda sobre unas visiones que tuvo en la cueva que se encuentra dentro de la iglesia del monasterio.

Monasterio Santa Mª La Real de Nájera.

Desde Nájera, antes de partir por el Camino de Santiago hacia Santo Domingo de la Calzada, merece la pena un pequeño desvío que muchos peregrinos hacen incluso a pie para visitar los Monasterios de Suso y Yuso en San Millán de la Cogolla, Patrimonio de la Humanidad por ser el lugar donde se han encontrado las primeras palabras escritas en castellano antiguo y en vascuence. Es un sitio privilegiado, no solo por su importancia histórica, sino también por su belleza paisajística. El monasterio de Suso tiene las visitas limitadas y hay que reservar la visita con antelación. 

Monasterio de Yuso

A la vuelta de San Millán, y siguiendo con los monasterios de La Rioja, os recomendamos la visita al Monasterio Cisterciense de Cañas. Es un monasterio peculiar porque, al contrario de la mayoría de los monasterios góticos y de la orden del Cister, este monasterio fue y sigue siendo un monasterio de mujeres. Son de las pocas monjas cistercienses del mundo. El monasterio es realmente bonito.

Monasterio de Cañas

Ya en Santo Domingo de la Calzada, toda la ciudad está construida por y para el Camino de Santiago, desde el antiguo Hospital de Peregrinos que hoy es Parador nacional hasta, por supuesto, su magnífica Catedral que posee en su interior la prueba viva de una famosa leyenda medieval en la que cantó una gallina después de asada. Aún podéis oír cantar al gallo y la gallina en la Catedral y podréis conocer al completo la leyenda.

Catedral de Santo Domingo de la Calzada.

Desde Santo Domingo, tenéis a un paso la villa de Ezcaray. La primera villa turística de La Rioja cuya arquitectura típica serrana de sus casas combinan a la perfección con un restaurante con 2 estrellas Michelin como el El Portal del Echaurren o la animación de sus calles. Y para los amantes del esquí, a pocos kilómetros encontrarás la Estación de Esquí de Valdezcaray.

Ezcaray.

Día 2: Los misterios del vino

El vino de Rioja es famoso en el mundo entero, pero poca gente conoce la importancia que el vino tiene no solo para esta Comunidad, sino para la cultura mundial en general. Un lugar increíble para conocer esto es el Museo de la Cultura del vino Dinastía Vivanco, en la bonita localidad medieval de Briones. En sus más de 4 000 metros de exposición podréis disfrutar de todo lo que el vino ha legado a la cultura y el arte desde los antiguos egipcios a modernos Picassos y conocer además los métodos de elaboración, el transporte, el embotellado, la crianza en barricas… Os recomendamos que reservéis por teléfono la visita lo antes posible porque es una visita indispensable. Este museo ofrece también visita a su bodega, cursos de cata, tienda especializada, restaurante, etc.

Museo Vivanco de la cultura del vino.

Después de conocerlo todo sobre el vino podéis pasar a la práctica en el Barrio de la Estación de Haro, donde se concentra el grueso de las bodegas centenarias de La Rioja. Muchas de ellas tienen visitas organizadas y es muy difícil recomendar una.

Si recorréis la comarca de la Sonsierra empezando por San Vicente (veréis su iglesia y castillo desde Briones) encontraréis lagares rupestres donde se pisaba la uva a pie de campo y construcciones puntiagudas de piedra llamados guardaviñas que servían de refugio y como almacén de herramientas. También encontraréis la única iglesia templaria de La Rioja: Sta. Mª de la Piscina. Además, en San Vicente se celebra una de las fiestas más conocidas de la Semana Santa riojana: los picaos. Estos disciplinantes anónimos se castigan la espalda con flagelos. 

Sta. Mª de la Piscina.

Si os gusta el deporte, una opción interesante es hacer algún tipo de actividad entre viñedos. Las hay de todo tipo y para todo tipo de personas, incluso si no se es un deportista nato: piraguas por el Ebro entre viñedos, globo sobre las viñas, paseos a pie y en bici e incluso paseos a caballo entre los viñedos. Son muy divertidas e interesantes.

Durante todo el día tendréis la oportunidad de llevaros un recuerdo de La Rioja en forma de vino, ya que todas las bodegas ofrecen sus vinos a un precio competitivo a los visitantes turísticos. También podéis visitar el taller de algún artesano que realice botas de vino o barricas.

Segway entre viñedos.

Día 3: Naturaleza y Paisaje

El tercer día podéis dedicarlo a conocer la Sierra Riojana. Especialmente la Sierra de Cameros, con gran tradición ganadera y trashumante, hoy reconvertida en el Parque natural de Sierra Cebollera.

Se puede empezar la visita a esta zona subiendo por la empinada carretera del Cañón del Leza. Es un cañón impresionante en el que los buitres sobrevuelan por los miradores sobre las cerradas curvas de la carretera que desde Logroño lleva a lo más alto del Camero Viejo hasta el puerto de Piqueras. En su ascensión, además de pequeños pueblos, verás pastar las mejores terneras riojanas e incluso, si tienes suerte, algún ciervo que se acerca a los riachuelos a beber. El pueblo de Trevijano se encuentra colgado en la parte alta del cañón y tiene unas vistas excelentes.

Cascadas en el Parque Natural de Sierra Cebollera.

Después de llegar hasta Piqueras, en la localidad serrana de Lumbreras, donde encontraréis el centro de interpretación de la trashumancia, podéis bajar por el Camero Nuevo hasta llegar a Ortigosa en Cameros donde podréis visitar las Cuevas naturales descubiertas en una voladura para hacer una cantera para construir el Pantano del Rasillo.

Cuevas de Ortigosa.

En Villanueva de Cameros podrás conocer cómo se hacen las almazuelas, una artesanía riojana que se realiza cosiendo pequeños trocitos de tela para formar coloridas colchas, cojines, llaveros, alpargatas…

En Villoslada de Cameros encontraréis el Centro de Interpretación de Sierra Cebollera que os mostrará la belleza de este Parque Natural.

De regreso a Logroño, pasaréis por la localidad de Torrecilla en Cameros, cuna de Sagasta y capital de los Cameros.

Villoslada de Cameros.

Día 4: La Rioja Baja

El último día lo podéis pasar conociendo culturas ancestrales que dejaron su huella en La Rioja. Desde Calahorra, antigua Calagurris romana, ciudad romana de gran importancia como atestiguan los restos romanos que quedan en esta localidad. Calahorra es la capital de La Rioja Baja, tras recorrer su Catedral, el Museo diocesano y otros lugares de interés, no dejéis de probar en uno de sus excelentes restaurantes la verdura calagurritana en cualquiera de sus formas, desde la más tradicional a la nueva cocina. La Semana Santa en Calahorra está declarada de interés turístico nacional.

Calahorra.

Desde Calahorra merece la pena desplazarse a Alfaro, donde llama la atención la gran cantidad de cigüeñas que se pueden ver en esta localidad. En la colegiata de Alfaro podrás descubrir la mayor colonia de cigüeña blanca de Europa.

En el centro de interpretación de la Reserva Natural de los Sotos del Ebro os explicarán por qué estas cigüeñas han elegido La Rioja para pasar la mayor parte del año y conoceréis la riqueza natural de esta zona riojana.

Cigüeñas en la colegiata de San Miguel de Alfaro.

Siguiendo el curso del río Alhama desde Alfaro, se llega a Cervera, la capital de la Sierra oriental riojana, desde el cual se accede a Contrebia – Leucade, un yacimiento arqueológico de gran interés en un asentamiento celtíbero. Allí conoceréis las formas de vida de estos antiguos habitantes de La Rioja.

Por la tarde, para recuperar fuerzas, os podéis acercar a las pozas de Arnedillo, cerca del balneario de esta localidad y que manan de la misma fuente que las aguas que cientos de turistas “toman” cada año en este establecimiento. Las pozas son más modestas, pero igual de relajantes.

Contrebia Leucade.

Cerca de Arnedillo, en Enciso, tenéis el parque del paleoaventura de “El Barranco Perdido” y el Centro Peleontológico de Enciso, punto de partida ideal para conocer los yacimientos de huellas de dinosaurios y el lugar perfecto para pasar un día en familia donde los niños aprenderán a ser paleontólogos y disfrutarán en el parque de aventura. El paisaje rocoso de Enciso, especialmente al atardecer cuando el cielo se vuelve rojizo, te transporta a miles de años atrás cuando esta zona era una laguna arcillosa y los dinosaurios paseaban por sus orillas en busca de agua y alimento.

El Barranco Perdido.

También, muy cerca, se encuentra el Centro Interpretación Paleontológica de Igea que tiene una colección fósil realmente impresionante, con restos únicos en el mundo. Además, es la única localidad en toda La Rioja que cuenta con un tronco fósil y su yacimiento de huellas 'La Era del Peladillo", está en los primeros puestos en el ranking en Europa en cuanto a número de huellas. Además, organiza un montón de actividades para los más pequeños.

Centro de Interpretación Paleontológica de Igea.

Seguro que a su paso veis muchos lugares que merecen una parada, tomáoslo con tiempo. Parad y disfrutad del paisaje, de las gentes y de la hospitalidad riojana. Si no os da tiempo a hacerlo todo, no os preocupéis, La Rioja está muy cerca y estaremos encantados de que volváis a visitarnos.

...

...

05/02/2018

Cornago

05/02/2018

31/12/2018

Cornago