formularioHidden
formularioRDF
Login

 

Buscar en La Rioja Turismo close

EMPIEZA A TECLEAR...

No hay resultados para la búsqueda realizada

Panel Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Ver y hacer

facetas
filter_listFiltrar

visualización

464 resultados

...

Agoncillo

Declarado Monumento Histórico Artístico Nacional (año 1983), este castillo fue construido en piedra de sillería en diversas épocas (siglos XIII, XIV), con planta rectangular y torres en los cuatro ángulos, unidas por cortinas; sobre la puerta principal de la entrada, el escudo de la Cruz de Calatrava.

Aunque la primera documentación escrita es posterior, los arqueólogos barajan la hipótesis de que el origen del castillo se remonte a época romana. Época en la que sería una atalaya romana para vigilar la vega del Ebro y que posteriormente se reaprovecharía en la época de disturbios medievales.

Así, el rey navarro Carlos II ocupó el castillo, vendiéndolo en 1368 y pasando en 1392 a la familia Medrano, creándose en 1407 el mayorazgo de los Medrano. Posteriormente y hasta el XVI estará en manos de la familia Porras. En el XVII será de los Siruela, pasando a finales de este siglo a la familia Frías Salazar que lo mantendrá hasta principios del XIX. Durante las guerras carlistas el castillo fue utilizado como cuartel. A finales del XIX se vendió y se utilizó como viviendas de varias familias hasta 1950, y posteriormente como almacén y cuadras.

La recuperación total del castillo de Aguas Mansas, para sede de los servicios municipales del Ayuntamiento de Agoncillo, ha conllevado un largo proceso, cuyo inicio efectivo se remonta al año 1989, cuando la Consejería de Cultura del Gobierno de La Rioja, de acuerdo con aquel Ayuntamiento, decide intervenir para salvarlo de la ruina.

Un plan especial fechado en 1979 ya valoraba el castillo y proponía la liberación de las viviendas adosadas que ocultaban su visión. Tras ser declarado monumento de interés Histórico-Artístico Nacional en 1983 se procedió a la adquisición de la propiedad por parte del Ayuntamiento que, paralelamente, inició un proceso de adquisición de las edificaciones que lo envolvían, para su demolición. La Consejería de Cultura a su vez encargó la primera fase del proyecto, consistente en la restauración de la fortaleza, a Jesús Marino Pascual Vicente.

La importancia de su recuperación se entiende por ser quizá la pieza de arquitectura civil medieval más importante de La Rioja. La imagen del interior es una convivencia entre la historia y la modernidad. En la actualidad se encuentra restaurado, y habilitado como Casa Consistorial.

Se accede desde el interior del casco urbano, en el centro de la plaza, frente a la iglesia parroquial de Nuestra Señora La Blanca.

Texto: Asociación de Amigos de los Castillos de La Rioja y Ayuntamiento de Agoncillo

Época: siglos XIV y XVI
Propiedad: municipal
Visitable: información en +34 941 431 007 / +34 638 989 240

Agoncillo

Declarado Monumento Histórico Artístico Nacional (año 1983), este castillo fue construido en piedra de sillería en diversas épocas (siglos XIII, XIV), con planta rectangular y torres en los cuatro ángulos, unidas por cortinas; sobre la puerta principal de la entrada, el escudo de la Cruz de Calatrava.

Aunque la primera documentación escrita es posterior, los arqueólogos barajan la hipótesis de que el origen del castillo se remonte a época romana. Época en la que sería una atalaya romana para vigilar la vega del Ebro y que posteriormente se reaprovecharía en la época de disturbios medievales.

Así, el rey navarro Carlos II ocupó el castillo, vendiéndolo en 1368 y pasando en 1392 a la familia Medrano, creándose en 1407 el mayorazgo de los Medrano. Posteriormente y hasta el XVI estará en manos de la familia Porras. En el XVII será de los Siruela, pasando a finales de este siglo a la familia Frías Salazar que lo mantendrá hasta principios del XIX. Durante las guerras carlistas el castillo fue utilizado como cuartel. A finales del XIX se vendió y se utilizó como viviendas de varias familias hasta 1950, y posteriormente como almacén y cuadras.

La recuperación total del castillo de Aguas Mansas, para sede de los servicios municipales del Ayuntamiento de Agoncillo, ha conllevado un largo proceso, cuyo inicio efectivo se remonta al año 1989, cuando la Consejería de Cultura del Gobierno de La Rioja, de acuerdo con aquel Ayuntamiento, decide intervenir para salvarlo de la ruina.

Un plan especial fechado en 1979 ya valoraba el castillo y proponía la liberación de las viviendas adosadas que ocultaban su visión. Tras ser declarado monumento de interés Histórico-Artístico Nacional en 1983 se procedió a la adquisición de la propiedad por parte del Ayuntamiento que, paralelamente, inició un proceso de adquisición de las edificaciones que lo envolvían, para su demolición. La Consejería de Cultura a su vez encargó la primera fase del proyecto, consistente en la restauración de la fortaleza, a Jesús Marino Pascual Vicente.

La importancia de su recuperación se entiende por ser quizá la pieza de arquitectura civil medieval más importante de La Rioja. La imagen del interior es una convivencia entre la historia y la modernidad. En la actualidad se encuentra restaurado, y habilitado como Casa Consistorial.

Se accede desde el interior del casco urbano, en el centro de la plaza, frente a la iglesia parroquial de Nuestra Señora La Blanca.

Texto: Asociación de Amigos de los Castillos de La Rioja y Ayuntamiento de Agoncillo

Época: siglos XIV y XVI
Propiedad: municipal
Visitable: información en +34 941 431 007 / +34 638 989 240

...

Agoncillo

El Museo Würth está concebido como escenario del arte contemporáneo internacional de vanguardia de los siglos XX y XXI. En estas instalaciones se expondrán las obras pertenecientes al fondo artístico propio de Würth España así como los de la colección Würth procedente de Alemania, considerada una de las principales en Europa y formada gracias a la iniciativa del Profesor Dr. h.c. Reinhold Würth desde los años 60.

Entra aquí para conocer las exposiciones actuales. 

Agoncillo

El Museo Würth está concebido como escenario del arte contemporáneo internacional de vanguardia de los siglos XX y XXI. En estas instalaciones se expondrán las obras pertenecientes al fondo artístico propio de Würth España así como los de la colección Würth procedente de Alemania, considerada una de las principales en Europa y formada gracias a la iniciativa del Profesor Dr. h.c. Reinhold Würth desde los años 60.

Entra aquí para conocer las exposiciones actuales. 

...

Aguilar del Río Alhama

Restos de los cimientos del castillo defensivo en lo alto de un cerro sobre el pueblo.

Está situado en lo alto de un cerro y, aunque en la actualidad se encuentra en estado de ruina total, la pervivencia de las huellas de los cimientos de planta trapezoidal permiten reconstruir el perímetro, que se adaptaba a la topografía del terreno.

Hay pocos datos, aunque está certificado que el castillo existía ya en el 1186, dado que, entonces, junto con los castillos de Cervera del Río Alhama y Ágreda, pasó a Diego Jiménez (señor de los Cameros) como garantía del pacto suscrito entre Alfonso VII de Castilla y Alfonso II de Aragón.

Texto: Asociación de Amigos de los Castillos de La Rioja


Época: siglo XII
Propiedad: municipal
Visitable: libre acceso

Aguilar del Río Alhama

Restos de los cimientos del castillo defensivo en lo alto de un cerro sobre el pueblo.

Está situado en lo alto de un cerro y, aunque en la actualidad se encuentra en estado de ruina total, la pervivencia de las huellas de los cimientos de planta trapezoidal permiten reconstruir el perímetro, que se adaptaba a la topografía del terreno.

Hay pocos datos, aunque está certificado que el castillo existía ya en el 1186, dado que, entonces, junto con los castillos de Cervera del Río Alhama y Ágreda, pasó a Diego Jiménez (señor de los Cameros) como garantía del pacto suscrito entre Alfonso VII de Castilla y Alfonso II de Aragón.

Texto: Asociación de Amigos de los Castillos de La Rioja


Época: siglo XII
Propiedad: municipal
Visitable: libre acceso

...

Aguilar del Río Alhama

Es uno de los asentamientos de población más antiguos de La Rioja, situado en la margen derecha del río Alhama, cerca de Inestrillas y Aguilar del Río Alhama, entre dos pequeños cerros. Los restos más antiguos corresponden a un enterramiento, de finales del segundo milenio antes de Cristo. En la cueva de los Lagos se encontraron restos humanos y fragmentos de cerámica del final de la Edad de Bronce.

Los pelendones de asentaron en Contrebia Leukade en la Edad de Hierro. Construyeron una fortificación aprovechando un escarpe rocoso sobre el río. Urbanizaron el suelo y edificaron casas excavadas en la roca, de planta rectangular.

Hacia la segunda mitad del siglo IV antes de Cristo llegaron otras tribus celtíberas que ampliaron el poblado y reforzaron los sistemas defensivos, con un profundo foso excavado en la roca y una muralla que rodearon la ciudad. Realizaron obras de acondicionamiento para el aprovechamiento de agua potable. Después llegaron los romanos, que conquistaron la ciudad en el año 142 a. De Cristo, lo que supuso la romanización de las tierras del Alhama.

En la actualidad el yacimiento arqueológico es uno de los más espectaculares de la Península y el más significativo a la hora de conocer el grado de desarrollo técnico y la capacidad de organización de los celtíberos.
 

EL SISTEMA DEFENSIVO
La excavación del foso que alcanza una longitud próxima a los 700 m. y cuya anchura y profundidad giran en torno a los 8, supuso la extracción de más de 40.000 metros cúbicos de piedra que se utilizaron en la construcción de la muralla. De ésta, aunque sólo quedan algunos tramos, puede seguirse la totalidad del trazado tras las últimas excavaciones. En los lienzos que quedan en pie son visibles varias reparaciones cuya cronología deberá precisarse en futuros trabajos.

A la etapa primitiva pertenecen los tramos conservados en el extremo oriental, en el punto más elevado del conjunto arqueológico. La muralla que cierra el lado norte, el más bajo de la ciudad e inmediato al río, difiere del resto de la muralla tanto a nivel tipológico como técnico. Presenta seis torreones semicirculares, dos de ellos flanqueando una puerta, y en su fábrica predominan los sillares de arenisca bien tallados y dispuestos. Su construcción, retranqueada varios metros respecto a la muralla celtibérica, data de finales del siglo I o del II d.C.

URBANISMO
La ordenación del interior de la ciudad se ajusta al irregular relieve del lugar. Las casas se disponen alineadas respecto a calles bien marcadas, siguiendo las curvas de nivel. Su planta tiende a rectangular y a menudo aparece compartimentada en varias dependencias dispuestas longitudinalmente.

Las más completas constan de tres habitaciones: un vestíbulo que se utilizaba para fines auxiliares como guardar la leña y los aperos, emplazar el telar o almacenar productos de consumo inmediato, una habitación principal en la que se situaba el hogar ligeramente elevado sobre el suelo y un almacén de proporciones variables, que en muchas casas adquiere un gran desarrollo en profundidad formando grandes habitaciones subterráneas con el techo excavado a doble vertiente. Indistintamente en el vestíbulo o en la habitación principal, pero casi siempre en su zona de contacto, hay uno o dos depósitos excavados en la roca y revocados de yeso que se cubrían con una tapa de madera.

La conservación de parte importante del alzado de los muros excavados en la roca, así como de las mortajas en que encajaban las vigas, permite conocer la existencia de varias plantas en algunas casas, contrarrestando su reducida superficie con un gran desarrollo en altura.

Normalmente los suelos de las casas están formados por tierra apisonada que se reparaba y regularizaba periódicamente con nuevos manteados. Pero en un momento avanzado, coincidiendo con el dominio romano, se utilizaron pavimentos especiales de mosaicos decorados a base de motivos geométricos y de animales y plantas esquemáticos.

OBRAS PARA EL ABASTECIMINETO DE AGUA
Para asegurar el abastecimiento de agua de forma permanente y suficiente sin depender del exterior, los habitantes de Contrebia realizaron dos obras sin parangón en el ámbito celtibérico. Se trata de dos accesos que comunican el interior de la ciudad con el freático del Alhama. El que se encuentra más al sur comunicaba con la llamada cueva de los Lagos y se conserva la entrada y los primeros metros de recorrido. El segundo se trata de un pozo abierto en la roca, al que se accede desde el interior de la ciudad a través de una escalinata también tallada en al roca y abovedada en parte.

En su construcción pueden determinarse dos fases. En la primera, se trataba de un aljibe que se abastecía a través de un canalillo que tomaba el agua del Alhama. Esta dependencia del exterior facilitaba que, en momentos de sitio, el canal pudiera ser interceptado e interrumpido el abastecimiento, circunstancia que debió producirse y que provocó una remodelación que consistió en profundizar todo el conjunto, escaleras de acceso y aljibe, hasta llegar al nivel freático del río lo que permitía mantener constante el abastecimiento sin depender del exterior.

Si desea más información sobre Contrebia Leukade puede visitar su Centro de Interpretación en Aguilar del Río Alhama o www.contrebialeucade.com

 

Aguilar del Río Alhama

Es uno de los asentamientos de población más antiguos de La Rioja, situado en la margen derecha del río Alhama, cerca de Inestrillas y Aguilar del Río Alhama, entre dos pequeños cerros. Los restos más antiguos corresponden a un enterramiento, de finales del segundo milenio antes de Cristo. En la cueva de los Lagos se encontraron restos humanos y fragmentos de cerámica del final de la Edad de Bronce.

Los pelendones de asentaron en Contrebia Leukade en la Edad de Hierro. Construyeron una fortificación aprovechando un escarpe rocoso sobre el río. Urbanizaron el suelo y edificaron casas excavadas en la roca, de planta rectangular.

Hacia la segunda mitad del siglo IV antes de Cristo llegaron otras tribus celtíberas que ampliaron el poblado y reforzaron los sistemas defensivos, con un profundo foso excavado en la roca y una muralla que rodearon la ciudad. Realizaron obras de acondicionamiento para el aprovechamiento de agua potable. Después llegaron los romanos, que conquistaron la ciudad en el año 142 a. De Cristo, lo que supuso la romanización de las tierras del Alhama.

En la actualidad el yacimiento arqueológico es uno de los más espectaculares de la Península y el más significativo a la hora de conocer el grado de desarrollo técnico y la capacidad de organización de los celtíberos.
 

EL SISTEMA DEFENSIVO
La excavación del foso que alcanza una longitud próxima a los 700 m. y cuya anchura y profundidad giran en torno a los 8, supuso la extracción de más de 40.000 metros cúbicos de piedra que se utilizaron en la construcción de la muralla. De ésta, aunque sólo quedan algunos tramos, puede seguirse la totalidad del trazado tras las últimas excavaciones. En los lienzos que quedan en pie son visibles varias reparaciones cuya cronología deberá precisarse en futuros trabajos.

A la etapa primitiva pertenecen los tramos conservados en el extremo oriental, en el punto más elevado del conjunto arqueológico. La muralla que cierra el lado norte, el más bajo de la ciudad e inmediato al río, difiere del resto de la muralla tanto a nivel tipológico como técnico. Presenta seis torreones semicirculares, dos de ellos flanqueando una puerta, y en su fábrica predominan los sillares de arenisca bien tallados y dispuestos. Su construcción, retranqueada varios metros respecto a la muralla celtibérica, data de finales del siglo I o del II d.C.

URBANISMO
La ordenación del interior de la ciudad se ajusta al irregular relieve del lugar. Las casas se disponen alineadas respecto a calles bien marcadas, siguiendo las curvas de nivel. Su planta tiende a rectangular y a menudo aparece compartimentada en varias dependencias dispuestas longitudinalmente.

Las más completas constan de tres habitaciones: un vestíbulo que se utilizaba para fines auxiliares como guardar la leña y los aperos, emplazar el telar o almacenar productos de consumo inmediato, una habitación principal en la que se situaba el hogar ligeramente elevado sobre el suelo y un almacén de proporciones variables, que en muchas casas adquiere un gran desarrollo en profundidad formando grandes habitaciones subterráneas con el techo excavado a doble vertiente. Indistintamente en el vestíbulo o en la habitación principal, pero casi siempre en su zona de contacto, hay uno o dos depósitos excavados en la roca y revocados de yeso que se cubrían con una tapa de madera.

La conservación de parte importante del alzado de los muros excavados en la roca, así como de las mortajas en que encajaban las vigas, permite conocer la existencia de varias plantas en algunas casas, contrarrestando su reducida superficie con un gran desarrollo en altura.

Normalmente los suelos de las casas están formados por tierra apisonada que se reparaba y regularizaba periódicamente con nuevos manteados. Pero en un momento avanzado, coincidiendo con el dominio romano, se utilizaron pavimentos especiales de mosaicos decorados a base de motivos geométricos y de animales y plantas esquemáticos.

OBRAS PARA EL ABASTECIMINETO DE AGUA
Para asegurar el abastecimiento de agua de forma permanente y suficiente sin depender del exterior, los habitantes de Contrebia realizaron dos obras sin parangón en el ámbito celtibérico. Se trata de dos accesos que comunican el interior de la ciudad con el freático del Alhama. El que se encuentra más al sur comunicaba con la llamada cueva de los Lagos y se conserva la entrada y los primeros metros de recorrido. El segundo se trata de un pozo abierto en la roca, al que se accede desde el interior de la ciudad a través de una escalinata también tallada en al roca y abovedada en parte.

En su construcción pueden determinarse dos fases. En la primera, se trataba de un aljibe que se abastecía a través de un canalillo que tomaba el agua del Alhama. Esta dependencia del exterior facilitaba que, en momentos de sitio, el canal pudiera ser interceptado e interrumpido el abastecimiento, circunstancia que debió producirse y que provocó una remodelación que consistió en profundizar todo el conjunto, escaleras de acceso y aljibe, hasta llegar al nivel freático del río lo que permitía mantener constante el abastecimiento sin depender del exterior.

Si desea más información sobre Contrebia Leukade puede visitar su Centro de Interpretación en Aguilar del Río Alhama o www.contrebialeucade.com

 

...

Aguilar del Río Alhama

El centro de interpretación de Contrebia Leucade es un espacio expositivo que, a través del recorrido por sus distintas salas, evoca al visitante de manera atractiva y sugerente una ciudad reinventada en un mundo celtíbero cargado de simbolismo, en el que se refleja su vida cotidiana, sus costumbres, su función militar y estratégica, y los sueños y sensaciones de los que la construyeron y la habitaron.

Dividido en cinco estancias, ofrece una visión de la ciudad celtíbera: su emplazamiento físico, su devenir histórico, su arquitectura militar, sus casas, la naturaleza animista, sus gentes, sus historias... De esta manera, el visitante quedará atrapado en el ambiente de una época histórica que convirtió a esta zona de La Rioja y a sus gentes en uno de los lugares más atractivos e imaginarios del mundo celtíbero.

 

Aguilar del Río Alhama

El centro de interpretación de Contrebia Leucade es un espacio expositivo que, a través del recorrido por sus distintas salas, evoca al visitante de manera atractiva y sugerente una ciudad reinventada en un mundo celtíbero cargado de simbolismo, en el que se refleja su vida cotidiana, sus costumbres, su función militar y estratégica, y los sueños y sensaciones de los que la construyeron y la habitaron.

Dividido en cinco estancias, ofrece una visión de la ciudad celtíbera: su emplazamiento físico, su devenir histórico, su arquitectura militar, sus casas, la naturaleza animista, sus gentes, sus historias... De esta manera, el visitante quedará atrapado en el ambiente de una época histórica que convirtió a esta zona de La Rioja y a sus gentes en uno de los lugares más atractivos e imaginarios del mundo celtíbero.

 

...

Aguilar del Río Alhama

Sistema defensivo de la época altomedieval, adosado al escarpe rocoso sobre el río Alhama, al este de la actual población de Inestrillas. Torre-fuerte rematada con almenas.

El resto más reconocible, visible y mejor conservado, es la torre de planta rectangular y con tres niveles de planta: la baja, cuyo suelo es la propia roca y está cubierta de una bóveda de cañón reforzada con arcos fajones; la intermedia, también cubierta con bóveda rebajada y con los arcos de refuerzo y la superior, cuya cobertura es la propia roca.

Texto: Asociación de Amigos de los Castillos de La Rioja

Época: siglos XII y XIII
Propiedad: municipal
Visitable: libre acceso

Aguilar del Río Alhama

Sistema defensivo de la época altomedieval, adosado al escarpe rocoso sobre el río Alhama, al este de la actual población de Inestrillas. Torre-fuerte rematada con almenas.

El resto más reconocible, visible y mejor conservado, es la torre de planta rectangular y con tres niveles de planta: la baja, cuyo suelo es la propia roca y está cubierta de una bóveda de cañón reforzada con arcos fajones; la intermedia, también cubierta con bóveda rebajada y con los arcos de refuerzo y la superior, cuya cobertura es la propia roca.

Texto: Asociación de Amigos de los Castillos de La Rioja

Época: siglos XII y XIII
Propiedad: municipal
Visitable: libre acceso

...

Albelda de Iregua

Situada en la localidad de Albelda, Almazara Valle del Iregua inició su actividad en 2008 con el propósito de incentivar el cultivo del olivo en el Valle del Iregua. La Familia García Cámara comenzó su apuesta por el olivo con la plantación de 20 hectáreas de arbequina ecológica de las que extrae el fruto para elaborar su propio aceite.

Bajo las marcas Candor y Santificetur, comercializa un producto que ha sido premiado en el concurso internacional de aceites ecológicos Ecotrama 2009 como reconocimiento al buen hacer de Almazara Valle del Iregua en su primer año de andadura.

Se conciertan visitas guiadas a nuestra almazara previa solicitud de reserva de día y hora. La visita incluye un recorrido por toda la almazara y una cata de nuestros aceites. Al término de la visita se ofrece un lunch con vino DOCa Rioja. En el precio de la visita se incluye el obsequio d euna botella de 500 ml de nuestro aceite ecológico de nuestra marca "Candor".

En la misma almazara disponemos de una tienda donde si lo desean podrán adquirir todos nuestros aceites.

Albelda de Iregua

Situada en la localidad de Albelda, Almazara Valle del Iregua inició su actividad en 2008 con el propósito de incentivar el cultivo del olivo en el Valle del Iregua. La Familia García Cámara comenzó su apuesta por el olivo con la plantación de 20 hectáreas de arbequina ecológica de las que extrae el fruto para elaborar su propio aceite.

Bajo las marcas Candor y Santificetur, comercializa un producto que ha sido premiado en el concurso internacional de aceites ecológicos Ecotrama 2009 como reconocimiento al buen hacer de Almazara Valle del Iregua en su primer año de andadura.

Se conciertan visitas guiadas a nuestra almazara previa solicitud de reserva de día y hora. La visita incluye un recorrido por toda la almazara y una cata de nuestros aceites. Al término de la visita se ofrece un lunch con vino DOCa Rioja. En el precio de la visita se incluye el obsequio d euna botella de 500 ml de nuestro aceite ecológico de nuestra marca "Candor".

En la misma almazara disponemos de una tienda donde si lo desean podrán adquirir todos nuestros aceites.

...

Aldeanueva de Ebro

Antigua ermita edificada en 1536, que en la actualidad se usa como sede del Museo del Vino de Aldeanueva. Entre sus muros de ladrillo, se respira la cultura del vino de la zona, donde encontramos diferente utillaje y máquinas procedentes de las antiguas bodegas aldeanas.

Además durante todo el año en este espacio se realizan diferentes actividades en torno al vino y su cultura. Conciertos, catas, presentaciones, charlas, etc.

Se realizan visitas guiadas, donde se explica la elaboración tradicional del vino en esta zona de Rioja. Complementando esta visita con una pequeña bodega doméstica recupera en la zona más antigua del pueblo.

La ermita del Nuestra Señora del Portal a lo largo de la historia ha experimentado numerosos avatares. Construida en 1536, se utilizó exclusivamente para el culto durante 300 años. Desde entonces su destino ha sido de los más variado.

Así, fue hospital-enfermería durante la Guerra Carlista en 1836, oficina de ranchos, herrería del pueblo y teatro en 1857. En 1860 la Ermita fue rehabilitada por primera vez y recuperada para el culto. En 1949 se realizaron nuevas obras de mantenimiento hasta que en 1960 dejó de utilizarse definitivamente para la liturgia y cayó en desuso y formó parte de la parroquia como almacén de retablos, imágenes, y demás enseres de esta. Tras 40 años de abandono, Viñedos de Aldeanueva S. Coop. la restaura y convierte en el Museo del Vino de la Rioja Baja culminando un doble objetivo: conservar el patrimonio histórico artístico y potenciar el desarrollo local a partir de la promoción turística y cultural.

Aldeanueva de Ebro

Antigua ermita edificada en 1536, que en la actualidad se usa como sede del Museo del Vino de Aldeanueva. Entre sus muros de ladrillo, se respira la cultura del vino de la zona, donde encontramos diferente utillaje y máquinas procedentes de las antiguas bodegas aldeanas.

Además durante todo el año en este espacio se realizan diferentes actividades en torno al vino y su cultura. Conciertos, catas, presentaciones, charlas, etc.

Se realizan visitas guiadas, donde se explica la elaboración tradicional del vino en esta zona de Rioja. Complementando esta visita con una pequeña bodega doméstica recupera en la zona más antigua del pueblo.

La ermita del Nuestra Señora del Portal a lo largo de la historia ha experimentado numerosos avatares. Construida en 1536, se utilizó exclusivamente para el culto durante 300 años. Desde entonces su destino ha sido de los más variado.

Así, fue hospital-enfermería durante la Guerra Carlista en 1836, oficina de ranchos, herrería del pueblo y teatro en 1857. En 1860 la Ermita fue rehabilitada por primera vez y recuperada para el culto. En 1949 se realizaron nuevas obras de mantenimiento hasta que en 1960 dejó de utilizarse definitivamente para la liturgia y cayó en desuso y formó parte de la parroquia como almacén de retablos, imágenes, y demás enseres de esta. Tras 40 años de abandono, Viñedos de Aldeanueva S. Coop. la restaura y convierte en el Museo del Vino de la Rioja Baja culminando un doble objetivo: conservar el patrimonio histórico artístico y potenciar el desarrollo local a partir de la promoción turística y cultural.

...

Aldeanueva de Ebro

Almazara Riojana, es una empresa familiar con una dilatada experiencia en olivicultura, creada en el año 2008, dedicada a la elaboración de aceite de oliva virgen extra de la más alta calidad. Fue constituida con el objetivo de crear un producto de alta expresión, para ello cuidamos personalmente el fruto desde su producción en nuestros olivares, hasta su recogida y posterior elaboración y distribución. Bajo las marcas Oleus y Ecoleus, comercializa su propio aceite, convencional y ecológico con denominación de origen protegida Aceite de La Rioja, en mercados gourmet principalmente. Además, la almazara presta servicio de asesoramiento y de mantenimiento de fincas.

Aldeanueva de Ebro

Almazara Riojana, es una empresa familiar con una dilatada experiencia en olivicultura, creada en el año 2008, dedicada a la elaboración de aceite de oliva virgen extra de la más alta calidad. Fue constituida con el objetivo de crear un producto de alta expresión, para ello cuidamos personalmente el fruto desde su producción en nuestros olivares, hasta su recogida y posterior elaboración y distribución. Bajo las marcas Oleus y Ecoleus, comercializa su propio aceite, convencional y ecológico con denominación de origen protegida Aceite de La Rioja, en mercados gourmet principalmente. Además, la almazara presta servicio de asesoramiento y de mantenimiento de fincas.

...

Alesón

Es un pequeño centro de interpretación sobre el castaño y su fruto, donde se explica su evolución, valores y usos.

La castaña es un fruto tradicionalmente arraigado en nuestra sociedad, de gran valor nutritivo y cultural, pero aun muy desconocido gastronómicamente hablando.

La intención de este centro es aportar valor a este producto y darlo a conocer en todos sus aspectos. Cuentan para ello con una serie de paneles explicativos, folletos, una reproducción audiovisual y degustaciones gastronómicas de castañas, tanto asadas como cremas licores, etc.

En el mismo espacio hay una pequeña tienda donde se venden  todo tipo de productos elaborados a base de castañas, así como útiles relacionados.

Alesón

Es un pequeño centro de interpretación sobre el castaño y su fruto, donde se explica su evolución, valores y usos.

La castaña es un fruto tradicionalmente arraigado en nuestra sociedad, de gran valor nutritivo y cultural, pero aun muy desconocido gastronómicamente hablando.

La intención de este centro es aportar valor a este producto y darlo a conocer en todos sus aspectos. Cuentan para ello con una serie de paneles explicativos, folletos, una reproducción audiovisual y degustaciones gastronómicas de castañas, tanto asadas como cremas licores, etc.

En el mismo espacio hay una pequeña tienda donde se venden  todo tipo de productos elaborados a base de castañas, así como útiles relacionados.

...

Alfaro

Testimonio de la exuberante vegetación que acompañaba al Ebro en su andadura, los sotos constituyen hoy reductos privilegiados para la vida silvestre. Lo que en otros tiempos debió constituir un extenso y amplio pasillo ribereño acompañando al Ebro en ambas orillas se presenta hoy fragmentado. Pequeños enclaves de riqueza y diversidad.Adentrarse en los sotos o acercarse a madres y playas significa introducirse en uno de los ecosistemas más ricos y diversos de nuestro territorio.

Exposición permanente y proyección que aborda la reserva natural de los Sotos del Ebro, la colonia de cigüeñas y la historia de Alfaro.

Para conocer todas las actividades que se realizan en el centro pinche aquí.

Alfaro

Testimonio de la exuberante vegetación que acompañaba al Ebro en su andadura, los sotos constituyen hoy reductos privilegiados para la vida silvestre. Lo que en otros tiempos debió constituir un extenso y amplio pasillo ribereño acompañando al Ebro en ambas orillas se presenta hoy fragmentado. Pequeños enclaves de riqueza y diversidad.Adentrarse en los sotos o acercarse a madres y playas significa introducirse en uno de los ecosistemas más ricos y diversos de nuestro territorio.

Exposición permanente y proyección que aborda la reserva natural de los Sotos del Ebro, la colonia de cigüeñas y la historia de Alfaro.

Para conocer todas las actividades que se realizan en el centro pinche aquí.

...

Alfaro

En la plaza España, sobre unas ininterrumpidas escalinatas en forma de concha, se alza la fachada enladrillo, obra maestra del barroco aragonés de finales del siglo XVII. Está jalonada de dos torres que se alzan a 50 m. Entre ambas, un cuerpo central. La parte baja está dividida por dos grandes pilastras.

Entre ellas, tres grandes arcadas cobijan las monumentales portadas, correspondientes a la nave mayor y a las dos laterales. La parte central consiste en una galería con nueve arcos de medio punto. Remata el conjunto el imafronte de la nave principal.

Las torres están constituidas por cuatro cuerpos, elevados en degradación, los tres primeros cuadrados, el tercero de planta octogonal. En cada cuerpo tres pilastras y ocho, respectivamente, dan lugar a huecos rematados por arcos de medio punto. Las torres están rematadas por chapiteles.

En el interior, de planta rectangular, se alzan tres naves de igual altura, separadas por una serie de pilares de ladrillo. De estos pilares y de los muros surgen los arcos tajones de medio punto que sostienen las bóvedas. Alojadas entre los contrafuertes una larga serie de capillas dedicadas a Nuestra Señora del Rosario (cabecera del edificio), San José de los Desposorios de Nuestra Señora, San Joaquín y Santa Ana, del Santo Entierro, San Esteban, San Juan Bautista, Niño Jesús, Amor Hermoso, de las Animas, de San Roque (guarda una bella escultura barroca de San Roque) y de los Araciel (destaca en el retablo un precioso busto de una Dolorosa, talla de una ejecución delicada y extrema expresividad).

Mención especial:

Coro: con acceso a través de una bella y monumental verja barroca de hierro forjado, obra de Sebastián de Medina. Está construido en madera de nogal y es de una gran riqueza. Dos series de santos y santas se alinean siguiendo el orden de la letanía en dos sillerías; la superior consta de 18 asientos más la silla del abad; la inferior, 13 más la del semanero. Es una magnífica obra del escultor Rubalcaba.

Retablo mayor de San Miguel Arcángel. Retablo-tabernáculo con forma de una gran custodia procesional barroca. El conjunto está coronado por una bella escultura del titular, obra de Gregorio Fernández.

Sacristía. Se conserva piezas de indudable valor. A destacar un crucifijo de marfil, de estilo barroco del siglo XVII, con peana de ébano y remates de plata.

Alfaro

En la plaza España, sobre unas ininterrumpidas escalinatas en forma de concha, se alza la fachada enladrillo, obra maestra del barroco aragonés de finales del siglo XVII. Está jalonada de dos torres que se alzan a 50 m. Entre ambas, un cuerpo central. La parte baja está dividida por dos grandes pilastras.

Entre ellas, tres grandes arcadas cobijan las monumentales portadas, correspondientes a la nave mayor y a las dos laterales. La parte central consiste en una galería con nueve arcos de medio punto. Remata el conjunto el imafronte de la nave principal.

Las torres están constituidas por cuatro cuerpos, elevados en degradación, los tres primeros cuadrados, el tercero de planta octogonal. En cada cuerpo tres pilastras y ocho, respectivamente, dan lugar a huecos rematados por arcos de medio punto. Las torres están rematadas por chapiteles.

En el interior, de planta rectangular, se alzan tres naves de igual altura, separadas por una serie de pilares de ladrillo. De estos pilares y de los muros surgen los arcos tajones de medio punto que sostienen las bóvedas. Alojadas entre los contrafuertes una larga serie de capillas dedicadas a Nuestra Señora del Rosario (cabecera del edificio), San José de los Desposorios de Nuestra Señora, San Joaquín y Santa Ana, del Santo Entierro, San Esteban, San Juan Bautista, Niño Jesús, Amor Hermoso, de las Animas, de San Roque (guarda una bella escultura barroca de San Roque) y de los Araciel (destaca en el retablo un precioso busto de una Dolorosa, talla de una ejecución delicada y extrema expresividad).

Mención especial:

Coro: con acceso a través de una bella y monumental verja barroca de hierro forjado, obra de Sebastián de Medina. Está construido en madera de nogal y es de una gran riqueza. Dos series de santos y santas se alinean siguiendo el orden de la letanía en dos sillerías; la superior consta de 18 asientos más la silla del abad; la inferior, 13 más la del semanero. Es una magnífica obra del escultor Rubalcaba.

Retablo mayor de San Miguel Arcángel. Retablo-tabernáculo con forma de una gran custodia procesional barroca. El conjunto está coronado por una bella escultura del titular, obra de Gregorio Fernández.

Sacristía. Se conserva piezas de indudable valor. A destacar un crucifijo de marfil, de estilo barroco del siglo XVII, con peana de ébano y remates de plata.