formularioHidden
formularioRDF
Login

 

Buscar en La Rioja Turismo close

EMPIEZA A TECLEAR...

No hay resultados para la búsqueda realizada

Panel Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Ver y hacer

facetas
filter_listFiltrar

visualización

4 resultados

...

San Asensio

Consta de recinto exterior amurallado y de una torre del homenaje, de planta poligonal.

Es probable que se construyese durante el reinado de Alfonso VIII para fortalecer la defensa de la zona frente a Navarra. El castillo aparece documentado por primera vez cuando Enrique de Trastámara en 1367 lo entrega a Carlos El Malo de Navarra. Señorío de los Manrique, duques de Nájera; causa de enfrentamiento con los Velasco, condestables de Castilla.

Se accede desde el camino que lleva a la ermita de Nuestra Señora de Davalillo, a unos 5 km. Al norte del pueblo, en lo alto de un cerro sobre el río Ebro. El castillo de Davalillo se alza sobre un cerro, a 5 km. de San Asensio, desde el que se vigila la amplia vega del valle del Ebro, siendo muy significativa su complejidad constructiva y espacial, vinculadas directamente con su eficacia defensiva.

La romería de la Virgen de Davalillo es una celebración tradicional en la que también se sube al castillo. Se produce la participación de todo el pueblo.

Texto: Asociación Española de Amigos de los Castillos


Época: siglos XII
Propiedad: particular
Visitable: libre acceso

San Asensio

Consta de recinto exterior amurallado y de una torre del homenaje, de planta poligonal.

Es probable que se construyese durante el reinado de Alfonso VIII para fortalecer la defensa de la zona frente a Navarra. El castillo aparece documentado por primera vez cuando Enrique de Trastámara en 1367 lo entrega a Carlos El Malo de Navarra. Señorío de los Manrique, duques de Nájera; causa de enfrentamiento con los Velasco, condestables de Castilla.

Se accede desde el camino que lleva a la ermita de Nuestra Señora de Davalillo, a unos 5 km. Al norte del pueblo, en lo alto de un cerro sobre el río Ebro. El castillo de Davalillo se alza sobre un cerro, a 5 km. de San Asensio, desde el que se vigila la amplia vega del valle del Ebro, siendo muy significativa su complejidad constructiva y espacial, vinculadas directamente con su eficacia defensiva.

La romería de la Virgen de Davalillo es una celebración tradicional en la que también se sube al castillo. Se produce la participación de todo el pueblo.

Texto: Asociación Española de Amigos de los Castillos


Época: siglos XII
Propiedad: particular
Visitable: libre acceso

...

San Asensio

El monasterio de La Estrella se cimentó sobre una antigua ermita construida a raíz de la aparición de una imagen de la Virgen María sobre una encina. El monasterio ese llamó en un principio de Nuestra Señora de Aritzeta (Encina) y posteriormente de la “Estrella” por tener la encina en la que aparición la Virgen este astro grabado en una de sus ramas.

En el 1403 Juan de Guzmán, Obispo de Calahorra y La Calzada, entregó la custodia de la ermita y sus territorios a los frailes jerónimos de la Morcuera (Miranda de Ebro). A partir de la Bula del Papa Martín V (1419) se constituyó en monasterio.

El Arcediano de la Diócesis de Calahorra y La Calzada, don Diego Fernández de Entrena costeó en el 1423 la reconstrucción del monasterio en línea con los de su época. El pintor Juan Fernández de Navarrete “El Mudo” natural de Logroño, comenzó a formarse en este monasterio ene l que dejó obras de su mano hoy inexistentes.

En 1951 los Hermanos de las Escuelas Cristianas, Hermanaos de La Salle, adquieren el monasterio y sobre los restos del mismo, reconstruyeron casi todo en estilo neogótico, bajo la dirección del arquitecto don Pedro Ispizua, armonizando perfectamente el nuevo estilo con las estructuras antiguas.

En la actualidad son varias las dependencias que pueden ser visitadas: la Puerta de los Caballeros que era la puerta principal, el claustro gótico de 1430, la Fuente del Rey del siglo XVI, el santuario moderno de mediados del siglo XX, el salón de los peregrinos y el sarcófago de Arcediano.

San Asensio

El monasterio de La Estrella se cimentó sobre una antigua ermita construida a raíz de la aparición de una imagen de la Virgen María sobre una encina. El monasterio ese llamó en un principio de Nuestra Señora de Aritzeta (Encina) y posteriormente de la “Estrella” por tener la encina en la que aparición la Virgen este astro grabado en una de sus ramas.

En el 1403 Juan de Guzmán, Obispo de Calahorra y La Calzada, entregó la custodia de la ermita y sus territorios a los frailes jerónimos de la Morcuera (Miranda de Ebro). A partir de la Bula del Papa Martín V (1419) se constituyó en monasterio.

El Arcediano de la Diócesis de Calahorra y La Calzada, don Diego Fernández de Entrena costeó en el 1423 la reconstrucción del monasterio en línea con los de su época. El pintor Juan Fernández de Navarrete “El Mudo” natural de Logroño, comenzó a formarse en este monasterio ene l que dejó obras de su mano hoy inexistentes.

En 1951 los Hermanos de las Escuelas Cristianas, Hermanaos de La Salle, adquieren el monasterio y sobre los restos del mismo, reconstruyeron casi todo en estilo neogótico, bajo la dirección del arquitecto don Pedro Ispizua, armonizando perfectamente el nuevo estilo con las estructuras antiguas.

En la actualidad son varias las dependencias que pueden ser visitadas: la Puerta de los Caballeros que era la puerta principal, el claustro gótico de 1430, la Fuente del Rey del siglo XVI, el santuario moderno de mediados del siglo XX, el salón de los peregrinos y el sarcófago de Arcediano.

...

San Asensio

La Ruta del vino de Rioja Alta está incluida entre las "Rutas del Vino de España" de una manera destacada ya que en esta zona de La Rioja la oferta para hacer enoturismo es una de las más ricas del país y, probablemente del mundo.

El viajero que se acerque a esta zona noroccidental de La Rioja encontrará una amplia oferta de bodegas para visitar, actividades de cata, deportes entre viñedos, alojamientos con encanto y, como no, estupendos restaurantes o vinotecas en los que probar nuestro excelente vino junto con la rica gastronomía riojana. Además, la oferta turística se completa con uno de los mejores museos del vino del mundo, el Museo Vivanco de la Cultura del Vino, que acoge una amplia colección etnográfica, artística y arqueológica relacionada con este alimento que va más allá de una bebida y en esta zona de La Rioja se convierte en una cultura, una forma de vida.

Esta zona de La Rioja cuenta con alguna de las fiestas enoturísticas más famosas del país como La batalla del vino de Haro, declarada de interés turístico nacional y su hermana, la Batalla del clarete de San Asensio.

Cada localidad tiene su oferta enoturística, desde el pueblo más pequeño hasta la capital de La Rioja Alta, Haro, donde se encuentra el Barrio de la Estación. En torno al ferrocarril se fundaron a finales del XIX las bodegas que hoy son grandes nombres del Rioja, los referentes para todos. Un paseo por esta zona es como caminar por la historia. En estas bodegas centenarias se puede ver la evolución arquitectónica, artística y, por supuesto, vinícola hasta llegar a las modernas bodegas que podemos ver hoy.

Para completar la visita a esta zona en la web de la Ruta del vino de Rioja Altaencontrará toda la oferta detallada junto con una sugerencia de senderos turísticos que le llevarán por algunos de los paisajes de viñedo más hermosos del mundo.

 

San Asensio

La Ruta del vino de Rioja Alta está incluida entre las "Rutas del Vino de España" de una manera destacada ya que en esta zona de La Rioja la oferta para hacer enoturismo es una de las más ricas del país y, probablemente del mundo.

El viajero que se acerque a esta zona noroccidental de La Rioja encontrará una amplia oferta de bodegas para visitar, actividades de cata, deportes entre viñedos, alojamientos con encanto y, como no, estupendos restaurantes o vinotecas en los que probar nuestro excelente vino junto con la rica gastronomía riojana. Además, la oferta turística se completa con uno de los mejores museos del vino del mundo, el Museo Vivanco de la Cultura del Vino, que acoge una amplia colección etnográfica, artística y arqueológica relacionada con este alimento que va más allá de una bebida y en esta zona de La Rioja se convierte en una cultura, una forma de vida.

Esta zona de La Rioja cuenta con alguna de las fiestas enoturísticas más famosas del país como La batalla del vino de Haro, declarada de interés turístico nacional y su hermana, la Batalla del clarete de San Asensio.

Cada localidad tiene su oferta enoturística, desde el pueblo más pequeño hasta la capital de La Rioja Alta, Haro, donde se encuentra el Barrio de la Estación. En torno al ferrocarril se fundaron a finales del XIX las bodegas que hoy son grandes nombres del Rioja, los referentes para todos. Un paseo por esta zona es como caminar por la historia. En estas bodegas centenarias se puede ver la evolución arquitectónica, artística y, por supuesto, vinícola hasta llegar a las modernas bodegas que podemos ver hoy.

Para completar la visita a esta zona en la web de la Ruta del vino de Rioja Altaencontrará toda la oferta detallada junto con una sugerencia de senderos turísticos que le llevarán por algunos de los paisajes de viñedo más hermosos del mundo.

 

filter_list

Filtrar

close

Encuentra

facetas