formularioHidden
formularioRDF
Login

 

Buscar en La Rioja Turismo close

EMPIEZA A TECLEAR...

No hay resultados para la búsqueda realizada

Panel Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Ver y hacer

facetas
filter_listFiltrar

visualización

13 resultados

...

Nájera

Restos de un muro de sillería y una torre cilíndrica de los castillos que se levantaron sobre los cerros de La Mota y Malpica. De la importante fortaleza que fue, en la actualidad, no quedan más que unos pocos restos. Resquicios de muros se sillería así como varios flancos de lo que debió ser el recinto principal. Entre estos muros se encuentran restos hundidos de una cámara abovedada. En la vertiente septentrional es perceptible la existencia de un profundo foso.

Nájera fue siempre punto importante en la época de la Reconquista, siendo parte del reino de Navarra a finales del X. A partir de 1076 La Rioja pasó a depender de Castilla y Nájera siguió siendo residencia de reyes e infantes. En este castillo se libraron batallas como la que enfrentó a Pedro I con su hermanastro Enrique II de Trastámara en el XIV. Los Reyes Católicos crearon el ducado de Nájera en 1482, pasando a Pedro Mantique de Lara, conde de Treviño.
Por los acontecimientos narrados en las crónicas árabes de los siglos IX y X debió existir en aquella época una gran fortaleza, una de las más importantes de la zona del Ebro.

Se accede por la calle San Jaime, subiendo a las eras y, desde ahí, siguiendo la senda que lleva a la cumbre.

Texto: Asociación Española de Amigos de los Castillos


Época: siglo XII
Propiedad: municipal
Visitable: libre acceso

Nájera

Restos de un muro de sillería y una torre cilíndrica de los castillos que se levantaron sobre los cerros de La Mota y Malpica. De la importante fortaleza que fue, en la actualidad, no quedan más que unos pocos restos. Resquicios de muros se sillería así como varios flancos de lo que debió ser el recinto principal. Entre estos muros se encuentran restos hundidos de una cámara abovedada. En la vertiente septentrional es perceptible la existencia de un profundo foso.

Nájera fue siempre punto importante en la época de la Reconquista, siendo parte del reino de Navarra a finales del X. A partir de 1076 La Rioja pasó a depender de Castilla y Nájera siguió siendo residencia de reyes e infantes. En este castillo se libraron batallas como la que enfrentó a Pedro I con su hermanastro Enrique II de Trastámara en el XIV. Los Reyes Católicos crearon el ducado de Nájera en 1482, pasando a Pedro Mantique de Lara, conde de Treviño.
Por los acontecimientos narrados en las crónicas árabes de los siglos IX y X debió existir en aquella época una gran fortaleza, una de las más importantes de la zona del Ebro.

Se accede por la calle San Jaime, subiendo a las eras y, desde ahí, siguiendo la senda que lleva a la cumbre.

Texto: Asociación Española de Amigos de los Castillos


Época: siglo XII
Propiedad: municipal
Visitable: libre acceso

...

Nájera

El Centro Fundación Caja Rioja-Bankia Nájera se encuentra situado en la calle Yuso número 3-5. Desde que abrió sus puertas, en el año 1995, se ha convertido en uno de los focos culturales más interesantes de la localidad.

El Centro dispone de una sala de exposiciones que alberga muestras de todo tipo: escultura, pintura, instalaciones... Muchas de ellas están protagonizadas por artistas de Nájera o su comarca, otras se enmarcan en la programación de la Fundación Caja Rioja.

El Centro Sociocultural también cuenta con un salón de actos con capacidad para 105 personas sentadas. Alberga conciertos, representaciones teatrales, jornadas y cursos de diversa índole.

VER AGENDA DEL CENTRO

Nájera

El Centro Fundación Caja Rioja-Bankia Nájera se encuentra situado en la calle Yuso número 3-5. Desde que abrió sus puertas, en el año 1995, se ha convertido en uno de los focos culturales más interesantes de la localidad.

El Centro dispone de una sala de exposiciones que alberga muestras de todo tipo: escultura, pintura, instalaciones... Muchas de ellas están protagonizadas por artistas de Nájera o su comarca, otras se enmarcan en la programación de la Fundación Caja Rioja.

El Centro Sociocultural también cuenta con un salón de actos con capacidad para 105 personas sentadas. Alberga conciertos, representaciones teatrales, jornadas y cursos de diversa índole.

VER AGENDA DEL CENTRO

Cine Doga

tipo de documento Lugares de interés

...

Nájera

Consultar la cartelera en su página web.

Nájera

Consultar la cartelera en su página web.

...

Nájera

En pleno camino de Santiago y contiguo a la Capilla de Madre de Dios, se alza el Monasterio de Santa Elena, fundado a mediados del siglo XVI por doña Aldonza Manrique de Lara, hija de los Duques de Nájera, y en la actualidad habitado por las Hermanas Franciscanas Clarisas.

De la primitiva fábrica, entonces extramuros de la ciudad, ubicada en lo que era Hospital de peregrinos, nada se conserva. El complejo actual es una construcción de sillería, mampostería y ladrillo. Consta de una iglesia, un pequeño claustro a los pies de ésta y las habituales dependencias monásticas situadas en su entorno. Es muy vistosa la fachada exterior del edificio, adintelada, almohadillada y con hornacina en lo alto.

Características:
La iglesia del siglo, XVII, es obra de los canteros Pedro Ezquerra de Rozas y José de la Puente Liermo. Tiene planta de cruz latina, con una nave de cuatro tramos, crucero y cabecera rectangular. Esta presenta columnas toscanas adosadas, rematadas por arcos de medio punto, que configuran bóvedas de cañón con lunetos. El crucero, en cambio, se cubre con cúpula sobre pechinas que aparecen decoradas por pinturas del siglo XVII.

Retablo mayor:
En la cabecera se ubica el magnífico retablo mayor, compuesto de banco, un solo cuerpo articulado en tres calles por columnas salomónicas con vides, y un ático redondeo. Es coetáneo y muy similar al de Santa María la Real de Nájera. Ambos son obra del maestro montañés Mateo de Rubalcaba. Es destacable la imagen titular de Santa Elena y las historias de las calles laterales del retablo, que representan a San Antonio, Anunciación, Bautismo de Cristo y la Asunción. El ático muestra un Calvario con tres figuras.

Retablos barrocos:
La iglesia contiene toda una serie de objetos de gran belleza, entre ellos varios retablos barrocos. Destacan los dos retablos rococó de la segunda mitad del siglo XVIII, situados en ambos brazos del crucero. El de la izquierda alberga una gran imagen clasicista de la Concepción de mediados de XVII, y el de la derecha, una imagen de Santa Clara.

Sacristía:
La sacristía muestra un retablito clasicista de la primera mitad del siglo XVII, con imágenes de San Felipe y de Santa Elena.

Coro:
El coro alberga una sillería en banco corrido y diversas piezas artísticas, como un relicario en templete clasicista de mediados del XVII y varios lienzos barrocos

Clausura:
A los pies de la iglesia, una reja de hierro de dos cuerpos, fechada en 1660, separa ésta de la clausura. Dentro de la clausura conventual existe un precioso patio castellano del siglo XVII y se guardan diversos objetos de gran valor artístico, como un armario-relicario americano, datado en 1751, repujado en plata dorada, con motivos indígenas; otro armario-relicario con imagen flamenca de Santa Clara del siglo XV, diversas pinturas en tabla del XVII, varias esculturas y pergaminos. También son espectaculares algunas muestras de valiosa orfebrería.

Nájera

En pleno camino de Santiago y contiguo a la Capilla de Madre de Dios, se alza el Monasterio de Santa Elena, fundado a mediados del siglo XVI por doña Aldonza Manrique de Lara, hija de los Duques de Nájera, y en la actualidad habitado por las Hermanas Franciscanas Clarisas.

De la primitiva fábrica, entonces extramuros de la ciudad, ubicada en lo que era Hospital de peregrinos, nada se conserva. El complejo actual es una construcción de sillería, mampostería y ladrillo. Consta de una iglesia, un pequeño claustro a los pies de ésta y las habituales dependencias monásticas situadas en su entorno. Es muy vistosa la fachada exterior del edificio, adintelada, almohadillada y con hornacina en lo alto.

Características:
La iglesia del siglo, XVII, es obra de los canteros Pedro Ezquerra de Rozas y José de la Puente Liermo. Tiene planta de cruz latina, con una nave de cuatro tramos, crucero y cabecera rectangular. Esta presenta columnas toscanas adosadas, rematadas por arcos de medio punto, que configuran bóvedas de cañón con lunetos. El crucero, en cambio, se cubre con cúpula sobre pechinas que aparecen decoradas por pinturas del siglo XVII.

Retablo mayor:
En la cabecera se ubica el magnífico retablo mayor, compuesto de banco, un solo cuerpo articulado en tres calles por columnas salomónicas con vides, y un ático redondeo. Es coetáneo y muy similar al de Santa María la Real de Nájera. Ambos son obra del maestro montañés Mateo de Rubalcaba. Es destacable la imagen titular de Santa Elena y las historias de las calles laterales del retablo, que representan a San Antonio, Anunciación, Bautismo de Cristo y la Asunción. El ático muestra un Calvario con tres figuras.

Retablos barrocos:
La iglesia contiene toda una serie de objetos de gran belleza, entre ellos varios retablos barrocos. Destacan los dos retablos rococó de la segunda mitad del siglo XVIII, situados en ambos brazos del crucero. El de la izquierda alberga una gran imagen clasicista de la Concepción de mediados de XVII, y el de la derecha, una imagen de Santa Clara.

Sacristía:
La sacristía muestra un retablito clasicista de la primera mitad del siglo XVII, con imágenes de San Felipe y de Santa Elena.

Coro:
El coro alberga una sillería en banco corrido y diversas piezas artísticas, como un relicario en templete clasicista de mediados del XVII y varios lienzos barrocos

Clausura:
A los pies de la iglesia, una reja de hierro de dos cuerpos, fechada en 1660, separa ésta de la clausura. Dentro de la clausura conventual existe un precioso patio castellano del siglo XVII y se guardan diversos objetos de gran valor artístico, como un armario-relicario americano, datado en 1751, repujado en plata dorada, con motivos indígenas; otro armario-relicario con imagen flamenca de Santa Clara del siglo XV, diversas pinturas en tabla del XVII, varias esculturas y pergaminos. También son espectaculares algunas muestras de valiosa orfebrería.

...

Nájera

El monasterio fue fundado por el rey Don García Sánchez III “el de Nájera” y su esposa Doña Estafanía de Foix que lo mandaron construir en 1052. El origen de su fundación se pierde en la leyenda que relata cómo el monarca encontrándose de cacería persiguió a su presa hasta una cueva donde encontró una misteriosa imagen de la Virgen y junto a ella un jarrón de azucenas, una campana y una lámpara. Tiempo más tarde el rey reconquistó la población riojabajera de Calahorra a los musulmanes y construyó el monasterio de Santa María La Real como una ofrenda a la Virgen que le había ayudado. A su vez instituyó la Orden Militar de los caballeros de la Terraza o de la Jarra, una de las órdenes más antiguas de España.

En 1079 Alfonso VI de Castilla incorporó a la orden benedictina de Cluny el monasterio junto al grupo de clérigos que lo habitaban desde su fundación, en el que permanecieron hasta la desamortización de Mendizábal en el 1835. Desde 1895 es una comunidad de frailes Franciscanos quien rige el monasterio.

La actual iglesia del monasterio data del 1516, consta de tres naves y crucero. La cueva primitiva en la que la leyenda sitúa la aparición de la Virgen se encuentra a los pies de la nave, la imagen que la preside es la de Ntra. Señora de la Rosa, de comienzos del siglo XIV. En su entrada se encuentra el Panteón Real que alberga doce sepulturas de dos dinastías: la de “los Abarca” o “Jimena” de los siglos X y XI y la dinastía de García Ramírez “el Restaurador”, siglos XII y XIII, frente a ellos cabe destacar el sepulcro de Doña Blanca de Navarra que constituye una verdadera joya románica del siglo XII.

El retablo de la capilla mayor es de finales del siglo XVII, de estilo barroco, sobresale en el centro la talla románica de Santa María La Real sosteniendo al niño en su rodilla izquierda.

El coro de principios del siglo XVI es de estilo Reyes Católicos y en él se puede apreciar la influencia de la última época del gótico y comienzo del renacimiento. La sillería tallada en madera de nogal es una obra maestra del gótico florido, en la silla abacial podemos admirar la figura policromada del rey Don García.

El claustro se empezó a construir a principios del siglo XVI, conocido como Claustro de los Caballeros ha sido durante siglos lugar de enterramiento de muchos nobles. Cabe destacar entre todos, el sepulcro de don Diego López de Haro con su escultura yacente del siglo XIII y a sus pies el sarcófago gótico de su esposa doña Toda Pérez de Azagra. La mezcla armónica de estilos como el gótico florido de las bóvedas y el plateresco de las tracerías caladas han dado lugar a una sorprendente obra arquitectónica digna de ser visitada.

 

Nájera

El monasterio fue fundado por el rey Don García Sánchez III “el de Nájera” y su esposa Doña Estafanía de Foix que lo mandaron construir en 1052. El origen de su fundación se pierde en la leyenda que relata cómo el monarca encontrándose de cacería persiguió a su presa hasta una cueva donde encontró una misteriosa imagen de la Virgen y junto a ella un jarrón de azucenas, una campana y una lámpara. Tiempo más tarde el rey reconquistó la población riojabajera de Calahorra a los musulmanes y construyó el monasterio de Santa María La Real como una ofrenda a la Virgen que le había ayudado. A su vez instituyó la Orden Militar de los caballeros de la Terraza o de la Jarra, una de las órdenes más antiguas de España.

En 1079 Alfonso VI de Castilla incorporó a la orden benedictina de Cluny el monasterio junto al grupo de clérigos que lo habitaban desde su fundación, en el que permanecieron hasta la desamortización de Mendizábal en el 1835. Desde 1895 es una comunidad de frailes Franciscanos quien rige el monasterio.

La actual iglesia del monasterio data del 1516, consta de tres naves y crucero. La cueva primitiva en la que la leyenda sitúa la aparición de la Virgen se encuentra a los pies de la nave, la imagen que la preside es la de Ntra. Señora de la Rosa, de comienzos del siglo XIV. En su entrada se encuentra el Panteón Real que alberga doce sepulturas de dos dinastías: la de “los Abarca” o “Jimena” de los siglos X y XI y la dinastía de García Ramírez “el Restaurador”, siglos XII y XIII, frente a ellos cabe destacar el sepulcro de Doña Blanca de Navarra que constituye una verdadera joya románica del siglo XII.

El retablo de la capilla mayor es de finales del siglo XVII, de estilo barroco, sobresale en el centro la talla románica de Santa María La Real sosteniendo al niño en su rodilla izquierda.

El coro de principios del siglo XVI es de estilo Reyes Católicos y en él se puede apreciar la influencia de la última época del gótico y comienzo del renacimiento. La sillería tallada en madera de nogal es una obra maestra del gótico florido, en la silla abacial podemos admirar la figura policromada del rey Don García.

El claustro se empezó a construir a principios del siglo XVI, conocido como Claustro de los Caballeros ha sido durante siglos lugar de enterramiento de muchos nobles. Cabe destacar entre todos, el sepulcro de don Diego López de Haro con su escultura yacente del siglo XIII y a sus pies el sarcófago gótico de su esposa doña Toda Pérez de Azagra. La mezcla armónica de estilos como el gótico florido de las bóvedas y el plateresco de las tracerías caladas han dado lugar a una sorprendente obra arquitectónica digna de ser visitada.

 

...

Nájera

El edificio que alberga el Museo fue construido en el s. XVIII como residencia del abad del monasterio de Santa María la Real. 

En la actualidad la exposición permanente presenta algunos aspectos significativos de la arqueología del Valle del Najerilla. Se distribuye en tres salas y pasillo central, en ellas se podrán contemplar una selección de materiales de la colección arqueológica que abarca desde la Prehistoria hasta la Edad Moderna. 

La mayor parte de sus fondos, etnografía, arte, documentación, permanece en los fondos de reserva por falta de espacio expositivo, y sólo alguna parte de ellos se ha exhibido puntualmente en las exposiciones temporales organizadas por el Museo.

El Museo se encarga también de las excavaciones arqueológicas del Alcázar de Nájera.

Nájera

El edificio que alberga el Museo fue construido en el s. XVIII como residencia del abad del monasterio de Santa María la Real. 

En la actualidad la exposición permanente presenta algunos aspectos significativos de la arqueología del Valle del Najerilla. Se distribuye en tres salas y pasillo central, en ellas se podrán contemplar una selección de materiales de la colección arqueológica que abarca desde la Prehistoria hasta la Edad Moderna. 

La mayor parte de sus fondos, etnografía, arte, documentación, permanece en los fondos de reserva por falta de espacio expositivo, y sólo alguna parte de ellos se ha exhibido puntualmente en las exposiciones temporales organizadas por el Museo.

El Museo se encarga también de las excavaciones arqueológicas del Alcázar de Nájera.

...

Nájera

Horario oficina

TEMPORADA ALTA de el 1 de junio a 31 octubre
lunes a domingo de 10 a 14 horas
de martes a sabados de 16.30 a 19.30 horas

TEMPORADA BAJA de el 1 de noviembre a 31 de mayo
de martes a domingo de 10 a 14 horas
de viernes a sabados de 16 a 19 horas

Nájera

Horario oficina

TEMPORADA ALTA de el 1 de junio a 31 octubre
lunes a domingo de 10 a 14 horas
de martes a sabados de 16.30 a 19.30 horas

TEMPORADA BAJA de el 1 de noviembre a 31 de mayo
de martes a domingo de 10 a 14 horas
de viernes a sabados de 16 a 19 horas

filter_list

Filtrar

close

Encuentra

facetas