formularioHidden
formularioRDF
Login

 

Buscar en La Rioja Turismo close

EMPIEZA A TECLEAR...

No hay resultados para la búsqueda realizada

Panel Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Ver y hacer

facetas
filter_listFiltrar

visualización

104 resultados

...

Aguilar del Río Alhama

Es uno de los asentamientos de población más antiguos de La Rioja, situado en la margen derecha del río Alhama, cerca de Inestrillas y Aguilar del Río Alhama, entre dos pequeños cerros. Los restos más antiguos corresponden a un enterramiento, de finales del segundo milenio antes de Cristo. En la cueva de los Lagos se encontraron restos humanos y fragmentos de cerámica del final de la Edad de Bronce.

Los pelendones de asentaron en Contrebia Leukade en la Edad de Hierro. Construyeron una fortificación aprovechando un escarpe rocoso sobre el río. Urbanizaron el suelo y edificaron casas excavadas en la roca, de planta rectangular.

Hacia la segunda mitad del siglo IV antes de Cristo llegaron otras tribus celtíberas que ampliaron el poblado y reforzaron los sistemas defensivos, con un profundo foso excavado en la roca y una muralla que rodearon la ciudad. Realizaron obras de acondicionamiento para el aprovechamiento de agua potable. Después llegaron los romanos, que conquistaron la ciudad en el año 142 a. De Cristo, lo que supuso la romanización de las tierras del Alhama.

En la actualidad el yacimiento arqueológico es uno de los más espectaculares de la Península y el más significativo a la hora de conocer el grado de desarrollo técnico y la capacidad de organización de los celtíberos.
 

EL SISTEMA DEFENSIVO
La excavación del foso que alcanza una longitud próxima a los 700 m. y cuya anchura y profundidad giran en torno a los 8, supuso la extracción de más de 40.000 metros cúbicos de piedra que se utilizaron en la construcción de la muralla. De ésta, aunque sólo quedan algunos tramos, puede seguirse la totalidad del trazado tras las últimas excavaciones. En los lienzos que quedan en pie son visibles varias reparaciones cuya cronología deberá precisarse en futuros trabajos.

A la etapa primitiva pertenecen los tramos conservados en el extremo oriental, en el punto más elevado del conjunto arqueológico. La muralla que cierra el lado norte, el más bajo de la ciudad e inmediato al río, difiere del resto de la muralla tanto a nivel tipológico como técnico. Presenta seis torreones semicirculares, dos de ellos flanqueando una puerta, y en su fábrica predominan los sillares de arenisca bien tallados y dispuestos. Su construcción, retranqueada varios metros respecto a la muralla celtibérica, data de finales del siglo I o del II d.C.

URBANISMO
La ordenación del interior de la ciudad se ajusta al irregular relieve del lugar. Las casas se disponen alineadas respecto a calles bien marcadas, siguiendo las curvas de nivel. Su planta tiende a rectangular y a menudo aparece compartimentada en varias dependencias dispuestas longitudinalmente.

Las más completas constan de tres habitaciones: un vestíbulo que se utilizaba para fines auxiliares como guardar la leña y los aperos, emplazar el telar o almacenar productos de consumo inmediato, una habitación principal en la que se situaba el hogar ligeramente elevado sobre el suelo y un almacén de proporciones variables, que en muchas casas adquiere un gran desarrollo en profundidad formando grandes habitaciones subterráneas con el techo excavado a doble vertiente. Indistintamente en el vestíbulo o en la habitación principal, pero casi siempre en su zona de contacto, hay uno o dos depósitos excavados en la roca y revocados de yeso que se cubrían con una tapa de madera.

La conservación de parte importante del alzado de los muros excavados en la roca, así como de las mortajas en que encajaban las vigas, permite conocer la existencia de varias plantas en algunas casas, contrarrestando su reducida superficie con un gran desarrollo en altura.

Normalmente los suelos de las casas están formados por tierra apisonada que se reparaba y regularizaba periódicamente con nuevos manteados. Pero en un momento avanzado, coincidiendo con el dominio romano, se utilizaron pavimentos especiales de mosaicos decorados a base de motivos geométricos y de animales y plantas esquemáticos.

OBRAS PARA EL ABASTECIMINETO DE AGUA
Para asegurar el abastecimiento de agua de forma permanente y suficiente sin depender del exterior, los habitantes de Contrebia realizaron dos obras sin parangón en el ámbito celtibérico. Se trata de dos accesos que comunican el interior de la ciudad con el freático del Alhama. El que se encuentra más al sur comunicaba con la llamada cueva de los Lagos y se conserva la entrada y los primeros metros de recorrido. El segundo se trata de un pozo abierto en la roca, al que se accede desde el interior de la ciudad a través de una escalinata también tallada en al roca y abovedada en parte.

En su construcción pueden determinarse dos fases. En la primera, se trataba de un aljibe que se abastecía a través de un canalillo que tomaba el agua del Alhama. Esta dependencia del exterior facilitaba que, en momentos de sitio, el canal pudiera ser interceptado e interrumpido el abastecimiento, circunstancia que debió producirse y que provocó una remodelación que consistió en profundizar todo el conjunto, escaleras de acceso y aljibe, hasta llegar al nivel freático del río lo que permitía mantener constante el abastecimiento sin depender del exterior.

Si desea más información sobre Contrebia Leukade puede visitar su Centro de Interpretación en Aguilar del Río Alhama o www.contrebialeucade.com

 

Aguilar del Río Alhama

Es uno de los asentamientos de población más antiguos de La Rioja, situado en la margen derecha del río Alhama, cerca de Inestrillas y Aguilar del Río Alhama, entre dos pequeños cerros. Los restos más antiguos corresponden a un enterramiento, de finales del segundo milenio antes de Cristo. En la cueva de los Lagos se encontraron restos humanos y fragmentos de cerámica del final de la Edad de Bronce.

Los pelendones de asentaron en Contrebia Leukade en la Edad de Hierro. Construyeron una fortificación aprovechando un escarpe rocoso sobre el río. Urbanizaron el suelo y edificaron casas excavadas en la roca, de planta rectangular.

Hacia la segunda mitad del siglo IV antes de Cristo llegaron otras tribus celtíberas que ampliaron el poblado y reforzaron los sistemas defensivos, con un profundo foso excavado en la roca y una muralla que rodearon la ciudad. Realizaron obras de acondicionamiento para el aprovechamiento de agua potable. Después llegaron los romanos, que conquistaron la ciudad en el año 142 a. De Cristo, lo que supuso la romanización de las tierras del Alhama.

En la actualidad el yacimiento arqueológico es uno de los más espectaculares de la Península y el más significativo a la hora de conocer el grado de desarrollo técnico y la capacidad de organización de los celtíberos.
 

EL SISTEMA DEFENSIVO
La excavación del foso que alcanza una longitud próxima a los 700 m. y cuya anchura y profundidad giran en torno a los 8, supuso la extracción de más de 40.000 metros cúbicos de piedra que se utilizaron en la construcción de la muralla. De ésta, aunque sólo quedan algunos tramos, puede seguirse la totalidad del trazado tras las últimas excavaciones. En los lienzos que quedan en pie son visibles varias reparaciones cuya cronología deberá precisarse en futuros trabajos.

A la etapa primitiva pertenecen los tramos conservados en el extremo oriental, en el punto más elevado del conjunto arqueológico. La muralla que cierra el lado norte, el más bajo de la ciudad e inmediato al río, difiere del resto de la muralla tanto a nivel tipológico como técnico. Presenta seis torreones semicirculares, dos de ellos flanqueando una puerta, y en su fábrica predominan los sillares de arenisca bien tallados y dispuestos. Su construcción, retranqueada varios metros respecto a la muralla celtibérica, data de finales del siglo I o del II d.C.

URBANISMO
La ordenación del interior de la ciudad se ajusta al irregular relieve del lugar. Las casas se disponen alineadas respecto a calles bien marcadas, siguiendo las curvas de nivel. Su planta tiende a rectangular y a menudo aparece compartimentada en varias dependencias dispuestas longitudinalmente.

Las más completas constan de tres habitaciones: un vestíbulo que se utilizaba para fines auxiliares como guardar la leña y los aperos, emplazar el telar o almacenar productos de consumo inmediato, una habitación principal en la que se situaba el hogar ligeramente elevado sobre el suelo y un almacén de proporciones variables, que en muchas casas adquiere un gran desarrollo en profundidad formando grandes habitaciones subterráneas con el techo excavado a doble vertiente. Indistintamente en el vestíbulo o en la habitación principal, pero casi siempre en su zona de contacto, hay uno o dos depósitos excavados en la roca y revocados de yeso que se cubrían con una tapa de madera.

La conservación de parte importante del alzado de los muros excavados en la roca, así como de las mortajas en que encajaban las vigas, permite conocer la existencia de varias plantas en algunas casas, contrarrestando su reducida superficie con un gran desarrollo en altura.

Normalmente los suelos de las casas están formados por tierra apisonada que se reparaba y regularizaba periódicamente con nuevos manteados. Pero en un momento avanzado, coincidiendo con el dominio romano, se utilizaron pavimentos especiales de mosaicos decorados a base de motivos geométricos y de animales y plantas esquemáticos.

OBRAS PARA EL ABASTECIMINETO DE AGUA
Para asegurar el abastecimiento de agua de forma permanente y suficiente sin depender del exterior, los habitantes de Contrebia realizaron dos obras sin parangón en el ámbito celtibérico. Se trata de dos accesos que comunican el interior de la ciudad con el freático del Alhama. El que se encuentra más al sur comunicaba con la llamada cueva de los Lagos y se conserva la entrada y los primeros metros de recorrido. El segundo se trata de un pozo abierto en la roca, al que se accede desde el interior de la ciudad a través de una escalinata también tallada en al roca y abovedada en parte.

En su construcción pueden determinarse dos fases. En la primera, se trataba de un aljibe que se abastecía a través de un canalillo que tomaba el agua del Alhama. Esta dependencia del exterior facilitaba que, en momentos de sitio, el canal pudiera ser interceptado e interrumpido el abastecimiento, circunstancia que debió producirse y que provocó una remodelación que consistió en profundizar todo el conjunto, escaleras de acceso y aljibe, hasta llegar al nivel freático del río lo que permitía mantener constante el abastecimiento sin depender del exterior.

Si desea más información sobre Contrebia Leukade puede visitar su Centro de Interpretación en Aguilar del Río Alhama o www.contrebialeucade.com

 

...

Alfaro

El edificio civil más importante quizás sea la antigua abadía o palacio abacial. Construido en época del Abad del Río, en la segunda mitad del siglo XVIII, era un proyecto ya acariciado por su antecesor, el señor Rábago, que no pudo llevarlo a cabo debido a su corta estancia en nuestra ciudad.

El Abad vivía en casa alquilada y no disponía de bodegas propias y suficientes donde recoger los diezmos de vino. En esta época los abades se deciden a construir una morada digna de la primera autoridad eclesiástica. La construcción se realizó con arreglo a los planos de Ventura Rodríguez. 

En 1781 el Palacio Abacial está ya a punto de ser concluido. Por la ley de desamortización de 1855 pasó a ser propiedad del Estado.

Este palacio está ubicado en la calle Las Pozas y acoge la Casa de Cultura y Oficinas Generales Municipales.

Alfaro

El edificio civil más importante quizás sea la antigua abadía o palacio abacial. Construido en época del Abad del Río, en la segunda mitad del siglo XVIII, era un proyecto ya acariciado por su antecesor, el señor Rábago, que no pudo llevarlo a cabo debido a su corta estancia en nuestra ciudad.

El Abad vivía en casa alquilada y no disponía de bodegas propias y suficientes donde recoger los diezmos de vino. En esta época los abades se deciden a construir una morada digna de la primera autoridad eclesiástica. La construcción se realizó con arreglo a los planos de Ventura Rodríguez. 

En 1781 el Palacio Abacial está ya a punto de ser concluido. Por la ley de desamortización de 1855 pasó a ser propiedad del Estado.

Este palacio está ubicado en la calle Las Pozas y acoge la Casa de Cultura y Oficinas Generales Municipales.

...

Alfaro

Allá por los años 1871, y sobre una antigua casona situada en el centro de la ciudad de Alfaro, que el mismo Rey Felipe V visitó en el año 1715 (de esta visita se conservan unas gruesas cadenas situadas frente a la entrada principal), D. Gregorio Sáenz de Heredia manda construir un palacio. Más de ocho años se tardó en construir, ya que las obras se vieron paralizadas varias veces, sobre todo por el asesinato de Prim, el alma del gobiernos provisional del momento, con el apoyo del rey Amadeo de Saboya que se vio obligado a abdicar en 1873.

El palacio se acaba hacia 1880 y su arquitecto fue D. Manuel Sáenz de Heredia, hermano de D. Gregorio. D. Gregorio con su mujer y sus hijos: Ramón y Casilda, entre otros, habitan el palacio hasta 1886, año en el que deciden trasladar su residencia a Madrid para atender mejor la educación de sus hijos. Volverán al palacio en los años siguientes solo como residencia de verano, o para pasar de vez en cuando, unos días de vacaciones.

Ambos hijos contraen matrimonio con dos personalidades del momento. Casilda contrajo matrimonio con D. Miguel Primo de Rivera, presidente de España durante el reinado de Alfonso XIII, padre de José Antonio Primo de Rivera y Sáenz de Heredia, fundador y líder de la Falange Española. Ramón con Dña. Carmen de Manzanos y Matheu, la Marquesa de Almaguer.

El palacio tiene una fachada dividida en dos partes: la parte de abajo con sillares de piedra y la de arriba de ladrillo caravista, como no podía ser de otra manera en una ciudad que cuenta entre sus riquezas, con una tierra arcillosa de la que los alfareños han extraído durante mucho tiempo la materia prima para los ladrillos y las tejas de sus construcciones.

La fachada cuenta con 23 ventanas y 12 grandes balcones alrededor de la puerta principal. En su interior se encuentra una majestuosa escalera de mármol, la galería principal con un gran salón de espejos y los sótanos que tras diversas trasformaciones, en estos momentos se utilizan como comedor escolar. El edificio se conserva en un magnífico estado, muy probablemente debido a que se volvió a habitar en 1931. Desde entonces y hasta nuestros días se han producido en él muchas mejoras.

En la actualidad es el colegio Amor Misericordioso.

Alfaro

Allá por los años 1871, y sobre una antigua casona situada en el centro de la ciudad de Alfaro, que el mismo Rey Felipe V visitó en el año 1715 (de esta visita se conservan unas gruesas cadenas situadas frente a la entrada principal), D. Gregorio Sáenz de Heredia manda construir un palacio. Más de ocho años se tardó en construir, ya que las obras se vieron paralizadas varias veces, sobre todo por el asesinato de Prim, el alma del gobiernos provisional del momento, con el apoyo del rey Amadeo de Saboya que se vio obligado a abdicar en 1873.

El palacio se acaba hacia 1880 y su arquitecto fue D. Manuel Sáenz de Heredia, hermano de D. Gregorio. D. Gregorio con su mujer y sus hijos: Ramón y Casilda, entre otros, habitan el palacio hasta 1886, año en el que deciden trasladar su residencia a Madrid para atender mejor la educación de sus hijos. Volverán al palacio en los años siguientes solo como residencia de verano, o para pasar de vez en cuando, unos días de vacaciones.

Ambos hijos contraen matrimonio con dos personalidades del momento. Casilda contrajo matrimonio con D. Miguel Primo de Rivera, presidente de España durante el reinado de Alfonso XIII, padre de José Antonio Primo de Rivera y Sáenz de Heredia, fundador y líder de la Falange Española. Ramón con Dña. Carmen de Manzanos y Matheu, la Marquesa de Almaguer.

El palacio tiene una fachada dividida en dos partes: la parte de abajo con sillares de piedra y la de arriba de ladrillo caravista, como no podía ser de otra manera en una ciudad que cuenta entre sus riquezas, con una tierra arcillosa de la que los alfareños han extraído durante mucho tiempo la materia prima para los ladrillos y las tejas de sus construcciones.

La fachada cuenta con 23 ventanas y 12 grandes balcones alrededor de la puerta principal. En su interior se encuentra una majestuosa escalera de mármol, la galería principal con un gran salón de espejos y los sótanos que tras diversas trasformaciones, en estos momentos se utilizan como comedor escolar. El edificio se conserva en un magnífico estado, muy probablemente debido a que se volvió a habitar en 1931. Desde entonces y hasta nuestros días se han producido en él muchas mejoras.

En la actualidad es el colegio Amor Misericordioso.

...

Anguciana

Castillo de señorío, situado en el casco urbano, junto al puente sobre el río Tirón, de planta rectangular, con aspilleras, troneras y matacán corrido rematado en almenas.

En 1397 Juan Alfonso de Salcedo, señor de Anguciana, obtuvo licencia de Enrique III para edificar una casa y torre fuerte en la localidad o su término. Más tarde, en 1447, su nieto recibió el privilegio de Juan II para fundar un mayorazgo en dicha torre. A partir de entonces, la torre perteneció a la familia Alonso de Salcedo y luego a Blanco de Salcedo.

Posteriormente, pasó a ser de una comunidad franciscana que, tras la escasez de la posguerra, tiró la casa palacio y acometió importantes transformaciones. Finalmente, los monjes vendieron el convento, que pasó sucesivamente a manos de particulares. Así, el interior fue totalmente modificado para su utilización como vivienda y hoy cumple funciones de almacén.

Texto: Asociación de Amigos de los Castillos de La Rioja


Época: siglos XIV y XV
Propiedad: particular
Visitable: no

Anguciana

Castillo de señorío, situado en el casco urbano, junto al puente sobre el río Tirón, de planta rectangular, con aspilleras, troneras y matacán corrido rematado en almenas.

En 1397 Juan Alfonso de Salcedo, señor de Anguciana, obtuvo licencia de Enrique III para edificar una casa y torre fuerte en la localidad o su término. Más tarde, en 1447, su nieto recibió el privilegio de Juan II para fundar un mayorazgo en dicha torre. A partir de entonces, la torre perteneció a la familia Alonso de Salcedo y luego a Blanco de Salcedo.

Posteriormente, pasó a ser de una comunidad franciscana que, tras la escasez de la posguerra, tiró la casa palacio y acometió importantes transformaciones. Finalmente, los monjes vendieron el convento, que pasó sucesivamente a manos de particulares. Así, el interior fue totalmente modificado para su utilización como vivienda y hoy cumple funciones de almacén.

Texto: Asociación de Amigos de los Castillos de La Rioja


Época: siglos XIV y XV
Propiedad: particular
Visitable: no

...

Arnedillo

Torre-fuerte del antiguo castillo y lienzo de muralla en la montaña, situado al norte del núcleo urbano, en la margen derecha del río Cidacos.

Su composición actual se basa en los restos de una torre de planta casi cuadrada pero muy irregular en su interior, del arranque de un muro que parte del lado occidental de la torre dirigiéndose hacia el sur y de un lienzo de muralla que lo une al escarpe rocoso próximo. A estos elementos se añade la existencia de restos de antiguos muros en la base del cementerio que se encuentra situado a los pies de la torre.

Las primeras noticias históricas sobre el castillo de Arnedillo son de 1170, cuando Alfonso VIII de Castilla daba a la catedral de Calahorra y a su obispo, Rodrigo, la villa de Arnedillo con el castillo que dominaba la Lomiella, que pasaría a manos del obispo Juan Pérez en 1224.

Posteriormente, a mediados del siglo XIX, se llamaba Castillo Lombera y el cementerio del pueblo ocupaba ya el antiguo recinto de la fortaleza, ya que las necesidades defensivas habían desaparecido.

Texto: Asociación de Amigos de los Castillos de La Rioja


Época: siglo XII
Propiedad: municipal
Visitable: libre acceso

Arnedillo

Torre-fuerte del antiguo castillo y lienzo de muralla en la montaña, situado al norte del núcleo urbano, en la margen derecha del río Cidacos.

Su composición actual se basa en los restos de una torre de planta casi cuadrada pero muy irregular en su interior, del arranque de un muro que parte del lado occidental de la torre dirigiéndose hacia el sur y de un lienzo de muralla que lo une al escarpe rocoso próximo. A estos elementos se añade la existencia de restos de antiguos muros en la base del cementerio que se encuentra situado a los pies de la torre.

Las primeras noticias históricas sobre el castillo de Arnedillo son de 1170, cuando Alfonso VIII de Castilla daba a la catedral de Calahorra y a su obispo, Rodrigo, la villa de Arnedillo con el castillo que dominaba la Lomiella, que pasaría a manos del obispo Juan Pérez en 1224.

Posteriormente, a mediados del siglo XIX, se llamaba Castillo Lombera y el cementerio del pueblo ocupaba ya el antiguo recinto de la fortaleza, ya que las necesidades defensivas habían desaparecido.

Texto: Asociación de Amigos de los Castillos de La Rioja


Época: siglo XII
Propiedad: municipal
Visitable: libre acceso

...

Arnedo

El castillo de Arnedo se encuentra en la zona más elevada de un cerro situado en el extremo noreste del casco urbano, con paredes muy escarpadas hacia el sur.

Su composición es mayoritariamente en mampostería y su formación constructiva, plenamente adaptada al terreno, hace que los cimientos de los muros queden directamente asentados sobre la roca (arenisca rojiza de grano media a grueso), lo que produce una planta irregular y muy adaptada al relieve de la roca que lo soporta.

De origen musulmán perteneció a la Familia Banu Qasi en el IX. En el siglo X pasó a manos cristianas varias veces hasta que en el XI su dominio fue definitivo. Desde 1029 fue de la familia de los Fortumones, pero en los siglos XII y XIII Arnedo fue disputada por los reyes de Castilla, Navarra y Aragón. En 1174 Alfonso VIII entregó el castillo al rey de Aragón Alfonso II. Dos años después tras ser recuperado por Castilla, fue entregado a Sancho VI de Navarra para volver a ser castellano en 1179. Con Pedro II de Aragón el castillo quedó en manos del reino de Navarra siendo su propietario Guillermo González. En 1256 Alfonso X se lo dio a Jaime I de Aragón. En 1262 este se lo pasa a Alonso Lopez de Haro para volver, más tarde, a jurisdicción castellana. En el XIV pasa a manos de la familia Velasco que funda en 1458 el mayorazgo de Ancho Fernádez de Velasco. Con la primera guerra carlista sufre transformaciones y se adecua a ser casa-cuartel hasta que, a finales de siglo, el ayuntamieto manda desmontarla y reaprovechar sus materiales.

Texto: Asociación de Amigos de los Castillos.

Época: siglos IX y X
Propiedad: municipal
Visitable: libre acceso

VISITAS GUIADAS

Las visitas son mediante guía y previa reserva en la Oficina de Turismo de Arnedo:

Nuevo Cinema, Paseo Constitución, 38.

941 380128

turismo@aytoarnedo.org.

Se realizan los sábados a las 16.00 h. y los domingos a las 12.30 h.

Y los precios son:

- entrada general 4€

- entrada reducida (jubilados y personas con discapacidad) 3€

- gratuita para menores de 12 años.

Es obligatorio realizar reserva previa.

Arnedo

El castillo de Arnedo se encuentra en la zona más elevada de un cerro situado en el extremo noreste del casco urbano, con paredes muy escarpadas hacia el sur.

Su composición es mayoritariamente en mampostería y su formación constructiva, plenamente adaptada al terreno, hace que los cimientos de los muros queden directamente asentados sobre la roca (arenisca rojiza de grano media a grueso), lo que produce una planta irregular y muy adaptada al relieve de la roca que lo soporta.

De origen musulmán perteneció a la Familia Banu Qasi en el IX. En el siglo X pasó a manos cristianas varias veces hasta que en el XI su dominio fue definitivo. Desde 1029 fue de la familia de los Fortumones, pero en los siglos XII y XIII Arnedo fue disputada por los reyes de Castilla, Navarra y Aragón. En 1174 Alfonso VIII entregó el castillo al rey de Aragón Alfonso II. Dos años después tras ser recuperado por Castilla, fue entregado a Sancho VI de Navarra para volver a ser castellano en 1179. Con Pedro II de Aragón el castillo quedó en manos del reino de Navarra siendo su propietario Guillermo González. En 1256 Alfonso X se lo dio a Jaime I de Aragón. En 1262 este se lo pasa a Alonso Lopez de Haro para volver, más tarde, a jurisdicción castellana. En el XIV pasa a manos de la familia Velasco que funda en 1458 el mayorazgo de Ancho Fernádez de Velasco. Con la primera guerra carlista sufre transformaciones y se adecua a ser casa-cuartel hasta que, a finales de siglo, el ayuntamieto manda desmontarla y reaprovechar sus materiales.

Texto: Asociación de Amigos de los Castillos.

Época: siglos IX y X
Propiedad: municipal
Visitable: libre acceso

VISITAS GUIADAS

Las visitas son mediante guía y previa reserva en la Oficina de Turismo de Arnedo:

Nuevo Cinema, Paseo Constitución, 38.

941 380128

turismo@aytoarnedo.org.

Se realizan los sábados a las 16.00 h. y los domingos a las 12.30 h.

Y los precios son:

- entrada general 4€

- entrada reducida (jubilados y personas con discapacidad) 3€

- gratuita para menores de 12 años.

Es obligatorio realizar reserva previa.

...

Arnedo

Es una de las numerosas casas-palacio existentes en Arnedo.

Fue construido hacia 1901 por el maestro de obras Minguillot. Toma su nombre de la Baronesa de Benasque, Blanca de Olózaga y Ruiz, que vivió en este lugar.

En su fachada destacan el porche de entrada y el espacioso mirador-galería, sobre él situado y rematado con una terraza plana. En la definición de su volumen y huecos predominan las geometrías rectilíneas, apareciendo los motivos naturalistas en detalles y ornamentos: dibujos de tipo vegetal, conchas y pequeños pináculos.

Pero donde mejor se aprecia la proximidad al modernismo-art nouveau es en la cerrajería de los balcones y la hermosa reja de entrada, de dos hojas, a base de finos perfiles de geometrías curvilíneas, que actualmente está en el jardín de la casa. Cuenta además con una impresionante vidriera en su interior.

En la década de los años 80 se llevó a cabo una rehabilitación de la parte interior del edificio para su utilización como Casa de Arte y Escuela de Música, completada en el año 2000 con la restauración de la fachada.

Arnedo

Es una de las numerosas casas-palacio existentes en Arnedo.

Fue construido hacia 1901 por el maestro de obras Minguillot. Toma su nombre de la Baronesa de Benasque, Blanca de Olózaga y Ruiz, que vivió en este lugar.

En su fachada destacan el porche de entrada y el espacioso mirador-galería, sobre él situado y rematado con una terraza plana. En la definición de su volumen y huecos predominan las geometrías rectilíneas, apareciendo los motivos naturalistas en detalles y ornamentos: dibujos de tipo vegetal, conchas y pequeños pináculos.

Pero donde mejor se aprecia la proximidad al modernismo-art nouveau es en la cerrajería de los balcones y la hermosa reja de entrada, de dos hojas, a base de finos perfiles de geometrías curvilíneas, que actualmente está en el jardín de la casa. Cuenta además con una impresionante vidriera en su interior.

En la década de los años 80 se llevó a cabo una rehabilitación de la parte interior del edificio para su utilización como Casa de Arte y Escuela de Música, completada en el año 2000 con la restauración de la fachada.

...

Arnedo

A lo largo de sus más de tres siglos de historia, este edificio ha sido uno de los referentes obligados de la ciudad. Fue en 1658 cuando el Arzobispo de Granada, Don Antonio de Argaiz, clérigo presbítero vecino de la ciudad de Arnedo, con la ayuda de su hermano, decidió su construcción.

El edificio es plenamente renacentista y presenta las peculiaridades de la arquitectura de la región, en la que la escasez de piedra para sillares y la tradición árabe hacen que sea el ladrillo el elemento empleado habitualmente. En un principio esta construcción fue disfrutada por los Señores de Gamarra, iniciando posteriormente un rocambolesco periplo entre destinos y usos: Sede de las Oficinas del Juez Subdelegado del Catastro, Cárcel, Juzgado de la ciudad, dependencias municipales…

Es a partir de mediados de los 80 cuando se decide su rehabilitación como Casa de la Cultura de Arnedo.

Arnedo

A lo largo de sus más de tres siglos de historia, este edificio ha sido uno de los referentes obligados de la ciudad. Fue en 1658 cuando el Arzobispo de Granada, Don Antonio de Argaiz, clérigo presbítero vecino de la ciudad de Arnedo, con la ayuda de su hermano, decidió su construcción.

El edificio es plenamente renacentista y presenta las peculiaridades de la arquitectura de la región, en la que la escasez de piedra para sillares y la tradición árabe hacen que sea el ladrillo el elemento empleado habitualmente. En un principio esta construcción fue disfrutada por los Señores de Gamarra, iniciando posteriormente un rocambolesco periplo entre destinos y usos: Sede de las Oficinas del Juez Subdelegado del Catastro, Cárcel, Juzgado de la ciudad, dependencias municipales…

Es a partir de mediados de los 80 cuando se decide su rehabilitación como Casa de la Cultura de Arnedo.

...

Arnedo

CASA DEL VIRREY LIZANA

Es un palacio rococó del S. XVIII edificado en ladrillo, de tres plantas y ático con escudo con las armas de los Lizana en la fachada. La portada principal es de arco de medio punto rebajado en sillería.

El resto de vanos y portadas son de arco rebajado en ladrillo con herrería. La planta segunda y la tercera tienen balcones con arcos rebajados y herrería de la época. El edificio  está rematado por un gran alero donde se abren los vanos del ático.

En el escudo puede leerse la leyenda “Armas de los Lizana”: bajo y yelmo con hojas de acanto y tres querubines, bordura de lanzas. En el interior, campo con castillo de tres torres y cuatro bandas horizontales en la parte inferior.

CASA BOBADILLA

En ella nació D. Isidoro Sáinz de Alfaro y Beaumont ,  canónigo de Toledo e Inquisidor de Barcelona y Méjico. Fue sumiller de cortina del Rey; del Consejo de S.M, caballero de la Real Orden de Carlos III (expte. 1.187, año1803), gobernador del Arzobispado de Méjico nombrado por su primo el Virrey Lizana.

Alemán le atribuye influencia preponderante en el gobierno archiepiscopal de su primo Lizana. Beristáin lo incluye entre los escritores por sus circulares y otros documentos. 

Es un edificio en esquina a dos calles, de tres plantas y ático, de ladrillo visto. La fachada principal es simétrica con tres ejes de huecos. Son balcones con pequeños vuelos, adintelados en la primera planta y en arco rebajado en la segunda.

Tiene acceso central en arco adintelado de ladrillo, con pilastras enmarcándola y otro en la calle lateral. Posteriormente se abrieron accesos laterales en la fachada principal. Se remata con imposta decorada y alero.

Como elementos singulares del edificio hay que destacar la composición de su fachada, la portada, el remate superior y la cerrajería original de la época.

Arnedo

CASA DEL VIRREY LIZANA

Es un palacio rococó del S. XVIII edificado en ladrillo, de tres plantas y ático con escudo con las armas de los Lizana en la fachada. La portada principal es de arco de medio punto rebajado en sillería.

El resto de vanos y portadas son de arco rebajado en ladrillo con herrería. La planta segunda y la tercera tienen balcones con arcos rebajados y herrería de la época. El edificio  está rematado por un gran alero donde se abren los vanos del ático.

En el escudo puede leerse la leyenda “Armas de los Lizana”: bajo y yelmo con hojas de acanto y tres querubines, bordura de lanzas. En el interior, campo con castillo de tres torres y cuatro bandas horizontales en la parte inferior.

CASA BOBADILLA

En ella nació D. Isidoro Sáinz de Alfaro y Beaumont ,  canónigo de Toledo e Inquisidor de Barcelona y Méjico. Fue sumiller de cortina del Rey; del Consejo de S.M, caballero de la Real Orden de Carlos III (expte. 1.187, año1803), gobernador del Arzobispado de Méjico nombrado por su primo el Virrey Lizana.

Alemán le atribuye influencia preponderante en el gobierno archiepiscopal de su primo Lizana. Beristáin lo incluye entre los escritores por sus circulares y otros documentos. 

Es un edificio en esquina a dos calles, de tres plantas y ático, de ladrillo visto. La fachada principal es simétrica con tres ejes de huecos. Son balcones con pequeños vuelos, adintelados en la primera planta y en arco rebajado en la segunda.

Tiene acceso central en arco adintelado de ladrillo, con pilastras enmarcándola y otro en la calle lateral. Posteriormente se abrieron accesos laterales en la fachada principal. Se remata con imposta decorada y alero.

Como elementos singulares del edificio hay que destacar la composición de su fachada, la portada, el remate superior y la cerrajería original de la época.

...

Arnedo

Edificada en el S. XVIII por los Señores de Argáiz se la denomina Casa-Palacio por estar edificada sobre las ruinas de un palacio renacentista mandado levantar por los  Condes de Nieva. Un señorío establecido en la segunda rama del Condestable de Castilla que en el S. XVI volvió a incorporarse a la rama principal, en aquel  momento Ducado de Frías.

La edificación se realizó sobre la parte de la planta del antiguo palacio aprovechando sus columnas, que quedaron embutidas en el muro que da al jardín en el cual se conservan dos relieves de piedra, en forma de medallón, con los retratos del Conde y la Condesa de Nieva. El tipo de construcción es el típico que se usaba en el S. XVII por toda la zona. Es característica la fábrica de ladrillo, la gran escalera central, los suelos de baldosa de cerámica original, conservados en su mayor parte, y el alero de media caña que se puede ver por toda la cuenca del Ebro. Es de interés el oratorio por contener el retablo renacentista perteneciente al antiguo palacio y reinstalado en la nueva casa por los Señores de Argáiz.

Entre los varios cuadros que decoran la casa es interesante recalcar uno de principios del S. XVI, que representa la Virgen rodeada de la primeras advocaciones de la Purísima, por ser su autor un pintor arnedano llamado Gerónimo Gentico, muy apreciado en la región. Esta casa fue heredada sucesivamente por la familia Argáiz hasta que, por matrimonio de una sobrina, pasa a la familia Orive, de Logroño, la cual a su vez entronca con la de Sopranis.

Como anécdota cabe señalar que muy a principios del s.XIX fue su propietario Francisco Javier Argáiz y Eguizábal, Sacristán de la catedral de Tortosa e intelectual muy apreciado en su tiempo perteneciente al círculo íntimo de Moratín, Cea Bermúdez, Fedez. De Navarrete Marqués de Legarda, el arquitecto Silvestre Pérez, Melchor Gaspar de Jovellanos, Goya...en cuya biblioteca estilo imperio (actualmente en el despacho) se conservan manuscritos autógrafos de algunos de estos personajes, además de excelentes ediciones de la época a pesar del expolio ocasionado en la última guerra por la ocupación de la casa por las tropas italianas.

Arnedo

Edificada en el S. XVIII por los Señores de Argáiz se la denomina Casa-Palacio por estar edificada sobre las ruinas de un palacio renacentista mandado levantar por los  Condes de Nieva. Un señorío establecido en la segunda rama del Condestable de Castilla que en el S. XVI volvió a incorporarse a la rama principal, en aquel  momento Ducado de Frías.

La edificación se realizó sobre la parte de la planta del antiguo palacio aprovechando sus columnas, que quedaron embutidas en el muro que da al jardín en el cual se conservan dos relieves de piedra, en forma de medallón, con los retratos del Conde y la Condesa de Nieva. El tipo de construcción es el típico que se usaba en el S. XVII por toda la zona. Es característica la fábrica de ladrillo, la gran escalera central, los suelos de baldosa de cerámica original, conservados en su mayor parte, y el alero de media caña que se puede ver por toda la cuenca del Ebro. Es de interés el oratorio por contener el retablo renacentista perteneciente al antiguo palacio y reinstalado en la nueva casa por los Señores de Argáiz.

Entre los varios cuadros que decoran la casa es interesante recalcar uno de principios del S. XVI, que representa la Virgen rodeada de la primeras advocaciones de la Purísima, por ser su autor un pintor arnedano llamado Gerónimo Gentico, muy apreciado en la región. Esta casa fue heredada sucesivamente por la familia Argáiz hasta que, por matrimonio de una sobrina, pasa a la familia Orive, de Logroño, la cual a su vez entronca con la de Sopranis.

Como anécdota cabe señalar que muy a principios del s.XIX fue su propietario Francisco Javier Argáiz y Eguizábal, Sacristán de la catedral de Tortosa e intelectual muy apreciado en su tiempo perteneciente al círculo íntimo de Moratín, Cea Bermúdez, Fedez. De Navarrete Marqués de Legarda, el arquitecto Silvestre Pérez, Melchor Gaspar de Jovellanos, Goya...en cuya biblioteca estilo imperio (actualmente en el despacho) se conservan manuscritos autógrafos de algunos de estos personajes, además de excelentes ediciones de la época a pesar del expolio ocasionado en la última guerra por la ocupación de la casa por las tropas italianas.

...

Arnedo

Llamada de los Antillones, perteneció a Don Miguel Nicolás Ximenez Navarro y Ocio, primer Conde de Rodezno. Se trata de un edificio de tres plantas en mampostería encadenada con ladrillo, con portada mixtilínea en sillería, herrajes en ventanas y balcones de época. En su fachada se contempla el escudo familiar del siglo XVIII, cuartelado en cruz.

Arnedo

Llamada de los Antillones, perteneció a Don Miguel Nicolás Ximenez Navarro y Ocio, primer Conde de Rodezno. Se trata de un edificio de tres plantas en mampostería encadenada con ladrillo, con portada mixtilínea en sillería, herrajes en ventanas y balcones de época. En su fachada se contempla el escudo familiar del siglo XVIII, cuartelado en cruz.

...

Autol

Se alza sobre un peñasco inaccesible en el extremo suroeste del casco urbano, junto a la iglesia parroquial de San Adrián. Consta de un recinto rectangular con la torre del homenaje en el extremo noroeste y otro muro exterior que corre paralelo al recinto, en el lado norte, que serviría para proteger la entrada.

Probable origen musulmán. Primera noticia histórica de 1036, cuando era su tenente Lope Fortuniones, luego lo fue Fortun Garceiz en 1060, cinco años después se nombra a Sancho Garcés que lo donó a Sancho IV de Navarra.

Texto: Asociación de Amigos de los Castillos de La Rioja


Época: siglo XI
Propiedad: municipal
Visitable: libre acceso

Autol

Se alza sobre un peñasco inaccesible en el extremo suroeste del casco urbano, junto a la iglesia parroquial de San Adrián. Consta de un recinto rectangular con la torre del homenaje en el extremo noroeste y otro muro exterior que corre paralelo al recinto, en el lado norte, que serviría para proteger la entrada.

Probable origen musulmán. Primera noticia histórica de 1036, cuando era su tenente Lope Fortuniones, luego lo fue Fortun Garceiz en 1060, cinco años después se nombra a Sancho Garcés que lo donó a Sancho IV de Navarra.

Texto: Asociación de Amigos de los Castillos de La Rioja


Época: siglo XI
Propiedad: municipal
Visitable: libre acceso

filter_list

Filtrar

close

Encuentra

facetas