formularioHidden
formularioRDF
Login

 

Iniciar sesión
Buscar en La Rioja Turismo close

Empieza a teclear...

Tu búsqueda no ha obtenido ningún resultado.

Panel Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Ver y hacer

visualización

facetas
filter_listFiltrar

32 resultados

...

Agoncillo

Declarado Monumento Histórico Artístico Nacional (año 1983), este castillo está situado en el interior del casco urbano, en el centro, frente a la iglesia parroquial de Nuestra Señora La Blanca.

Fue construido en piedra de sillería en diversas épocas (siglos XIII, XIV), con planta rectangular y torres en los cuatro ángulos, unidas por cortinas; sobre la puerta principal de la entrada, el escudo de la Cruz de Calatrava.

Aunque la primera documentación escrita es posterior, los arqueólogos barajan la hipótesis de que el origen del castillo se remonte a época romana. Época en la que sería una atalaya romana para vigilar la vega del Ebro y que posteriormente se reaprovecharía en la época de disturbios medievales.

Así, el rey navarro Carlos II ocupó el castillo, vendiéndolo en 1368 y pasando en 1392 a la familia Medrano, creándose en 1407 el mayorazgo de los Medrano. Posteriormente y hasta el XVI estará en manos de la familia Porras. En el XVII será de los Siruela, pasando a finales de este siglo a la familia Frías Salazar que lo mantendrá hasta principios del XIX. Durante las guerras carlistas el castillo fue utilizado como cuartel. A finales del XIX se vendió y se utilizó como viviendas de varias familias hasta 1950, y posteriormente como almacén y cuadras.

La recuperación total del castillo de Aguas Mansas, para sede de los servicios municipales del Ayuntamiento de Agoncillo, ha conllevado un largo proceso, cuyo inicio efectivo se remonta al año 1989, cuando la Consejería de Cultura del Gobierno de La Rioja, de acuerdo con aquel Ayuntamiento, decide intervenir para salvarlo de la ruina.

Un plan especial fechado en 1979 ya valoraba el castillo y proponía la liberación de las viviendas adosadas que ocultaban su visión. Tras ser declarado monumento de interés Histórico-Artístico Nacional en 1983 se procedió a la adquisición de la propiedad por parte del Ayuntamiento que, paralelamente, inició un proceso de adquisición de las edificaciones que lo envolvían, para su demolición. La Consejería de Cultura a su vez encargó la primera fase del proyecto, consistente en la restauración de la fortaleza, a Jesús Marino Pascual Vicente.

La importancia de su recuperación se entiende por ser quizá la pieza de arquitectura civil medieval más importante de La Rioja. Valorar el delicado y comprometido trabajo de restauración implica establecer la ineludible comparación entre el resultado final y el estado de degradación en que sobrevivió el castillo con sus innumerables transformaciones, que tan difícil y tortuosa hicieron la lectura del mismo.

El deterioro fue en aumento en el siglo XX, con las actuaciones más duras y de peor gusto, siendo muy acusado en los años previos a la intervención: elementos de la sillería fueron utilizados para otras construcciones y los huecos originales se destrozaron para "mejorar las condiciones de soleamiento de unas estancias incoherentes con la concepción original del edificio".

Según se destaca en el extracto de la memoria, el abandono a lo largo de muchos años había afectado también a cubiertas, forjados, a las torres de la fachada de acceso y muros este y oeste, de los que habían desaparecido almenajes y adarves. Se conservaban, no obstante, en estado aceptable los matacanes de las dos torres posteriores, y los muros exteriores presentaban buen aspecto "de solidez y planeidad".

La imagen del interior es una convivencia entre la historia y la modernidad. Lo antiguo y lo contemporáneo conviven también a través de los materiales empleados: los solados se alternan en mármol, madera o linoleum según la nobleza y uso de cada recinto; materiales modernos, como el composité de los antepechos, el vidrio y el acero, se codean con la madera y la piedra de sillería. Todo lo acristalado hoy fueron ayer muros de adobe y ladrillo con entramado de madera original. La perfilería de acero ha sustituido al pie derecho de madera de aquel.

En palabras de Pascual Vicente, "la tecnología de hoy ha sido utilizada para poner en valor los elementos históricos del castillo", como la Torre del Homenaje, ese gran cuerpo vertical al que confluyen elementos horizontales que acentúan, todavía más, su verticalidad. Además, la planeidad y la brillantez del vidrio refuerzan la robustez y textura de la piedra.

En la actualidad se encuentra restaurado, y habilitado como Casa Consistorial.

Texto: Asociación de Amigos de los Castillos de La Rioja y Ayuntamiento de Agoncillo

Época: siglos XIV y XVI
Propiedad: municipal
Visitable: información en el teléfono 941 431 007/ 638 989 240

Agoncillo

Declarado Monumento Histórico Artístico Nacional (año 1983), este castillo está situado en el interior del casco urbano, en el centro, frente a la iglesia parroquial de Nuestra Señora La Blanca.

Fue construido en piedra de sillería en diversas épocas (siglos XIII, XIV), con planta rectangular y torres en los cuatro ángulos, unidas por cortinas; sobre la puerta principal de la entrada, el escudo de la Cruz de Calatrava.

Aunque la primera documentación escrita es posterior, los arqueólogos barajan la hipótesis de que el origen del castillo se remonte a época romana. Época en la que sería una atalaya romana para vigilar la vega del Ebro y que posteriormente se reaprovecharía en la época de disturbios medievales.

Así, el rey navarro Carlos II ocupó el castillo, vendiéndolo en 1368 y pasando en 1392 a la familia Medrano, creándose en 1407 el mayorazgo de los Medrano. Posteriormente y hasta el XVI estará en manos de la familia Porras. En el XVII será de los Siruela, pasando a finales de este siglo a la familia Frías Salazar que lo mantendrá hasta principios del XIX. Durante las guerras carlistas el castillo fue utilizado como cuartel. A finales del XIX se vendió y se utilizó como viviendas de varias familias hasta 1950, y posteriormente como almacén y cuadras.

La recuperación total del castillo de Aguas Mansas, para sede de los servicios municipales del Ayuntamiento de Agoncillo, ha conllevado un largo proceso, cuyo inicio efectivo se remonta al año 1989, cuando la Consejería de Cultura del Gobierno de La Rioja, de acuerdo con aquel Ayuntamiento, decide intervenir para salvarlo de la ruina.

Un plan especial fechado en 1979 ya valoraba el castillo y proponía la liberación de las viviendas adosadas que ocultaban su visión. Tras ser declarado monumento de interés Histórico-Artístico Nacional en 1983 se procedió a la adquisición de la propiedad por parte del Ayuntamiento que, paralelamente, inició un proceso de adquisición de las edificaciones que lo envolvían, para su demolición. La Consejería de Cultura a su vez encargó la primera fase del proyecto, consistente en la restauración de la fortaleza, a Jesús Marino Pascual Vicente.

La importancia de su recuperación se entiende por ser quizá la pieza de arquitectura civil medieval más importante de La Rioja. Valorar el delicado y comprometido trabajo de restauración implica establecer la ineludible comparación entre el resultado final y el estado de degradación en que sobrevivió el castillo con sus innumerables transformaciones, que tan difícil y tortuosa hicieron la lectura del mismo.

El deterioro fue en aumento en el siglo XX, con las actuaciones más duras y de peor gusto, siendo muy acusado en los años previos a la intervención: elementos de la sillería fueron utilizados para otras construcciones y los huecos originales se destrozaron para "mejorar las condiciones de soleamiento de unas estancias incoherentes con la concepción original del edificio".

Según se destaca en el extracto de la memoria, el abandono a lo largo de muchos años había afectado también a cubiertas, forjados, a las torres de la fachada de acceso y muros este y oeste, de los que habían desaparecido almenajes y adarves. Se conservaban, no obstante, en estado aceptable los matacanes de las dos torres posteriores, y los muros exteriores presentaban buen aspecto "de solidez y planeidad".

La imagen del interior es una convivencia entre la historia y la modernidad. Lo antiguo y lo contemporáneo conviven también a través de los materiales empleados: los solados se alternan en mármol, madera o linoleum según la nobleza y uso de cada recinto; materiales modernos, como el composité de los antepechos, el vidrio y el acero, se codean con la madera y la piedra de sillería. Todo lo acristalado hoy fueron ayer muros de adobe y ladrillo con entramado de madera original. La perfilería de acero ha sustituido al pie derecho de madera de aquel.

En palabras de Pascual Vicente, "la tecnología de hoy ha sido utilizada para poner en valor los elementos históricos del castillo", como la Torre del Homenaje, ese gran cuerpo vertical al que confluyen elementos horizontales que acentúan, todavía más, su verticalidad. Además, la planeidad y la brillantez del vidrio refuerzan la robustez y textura de la piedra.

En la actualidad se encuentra restaurado, y habilitado como Casa Consistorial.

Texto: Asociación de Amigos de los Castillos de La Rioja y Ayuntamiento de Agoncillo

Época: siglos XIV y XVI
Propiedad: municipal
Visitable: información en el teléfono 941 431 007/ 638 989 240

...

Aguilar del Río Alhama

Sistema defensivo de la época altomedieval, adosado al escarpe rocoso sobre el río. Torre fuerte rematada con almenas.
Época: siglos XII y XIII
Propiedad: municipal
Visitable: libre acceso

Aguilar del Río Alhama

Sistema defensivo de la época altomedieval, adosado al escarpe rocoso sobre el río. Torre fuerte rematada con almenas.
Época: siglos XII y XIII
Propiedad: municipal
Visitable: libre acceso

...

Aguilar del Río Alhama

Restos de los cimientos del castillo defensivo en lo alto de un cerro sobre el pueblo.

Está situado en lo alto de un cerro y, aunque en la actualidad se encuentra en estado de ruina total, la pervivencia de las huellas de los cimientos de planta trapezoidal permiten reconstruir el perímetro, que se adaptaba a la topografía del terreno.

Hay pocos datos, aunque está certificado que el castillo existía ya en el 1186, dado que, entonces, junto con los castillos de Cervera del Río Alhama y Ágreda, pasó a Diego Jiménez (señor de los Cameros) como garantía del pacto suscrito entre Alfonso VII de Castilla y Alfonso II de Aragón.

Texto: Asociación de Amigos de los Castillos de La Rioja


Época: siglo XII
Propiedad: municipal
Visitable: libre acceso

Aguilar del Río Alhama

Restos de los cimientos del castillo defensivo en lo alto de un cerro sobre el pueblo.

Está situado en lo alto de un cerro y, aunque en la actualidad se encuentra en estado de ruina total, la pervivencia de las huellas de los cimientos de planta trapezoidal permiten reconstruir el perímetro, que se adaptaba a la topografía del terreno.

Hay pocos datos, aunque está certificado que el castillo existía ya en el 1186, dado que, entonces, junto con los castillos de Cervera del Río Alhama y Ágreda, pasó a Diego Jiménez (señor de los Cameros) como garantía del pacto suscrito entre Alfonso VII de Castilla y Alfonso II de Aragón.

Texto: Asociación de Amigos de los Castillos de La Rioja


Época: siglo XII
Propiedad: municipal
Visitable: libre acceso

...

Anguciana

Castillo de señorío, situado en el casco urbano, junto al puente sobre el río Tirón, de planta rectangular, con aspilleras, troneras y matacán corrido rematado en almenas.

En 1397 Juan Alfonso de Salcedo, señor de Anguciana, obtuvo licencia de Enrique III para edificar una casa y torre fuerte en la localidad o su término. Más tarde, en 1447, su nieto recibió el privilegio de Juan II para fundar un mayorazgo en dicha torre. A partir de entonces, la torre perteneció a la familia Alonso de Salcedo y luego a Blanco de Salcedo.
Posteriormente, pasó a ser de una comunidad franciscana que, tras la escasez de la posguerra, tiró la casa palacio y acometió importantes transformaciones. Finalmente, los monjes vendieron el convento, que pasó sucesivamente a manos de particulares. Así, el interior fue totalmente modificado para su utilización como vivienda y hoy cumple funciones de almacén.

Texto: Asociación de Amigos de los Castillos de La Rioja


Época: siglos XIV y XV
Propiedad: particular
Visitable: no

Anguciana

Castillo de señorío, situado en el casco urbano, junto al puente sobre el río Tirón, de planta rectangular, con aspilleras, troneras y matacán corrido rematado en almenas.

En 1397 Juan Alfonso de Salcedo, señor de Anguciana, obtuvo licencia de Enrique III para edificar una casa y torre fuerte en la localidad o su término. Más tarde, en 1447, su nieto recibió el privilegio de Juan II para fundar un mayorazgo en dicha torre. A partir de entonces, la torre perteneció a la familia Alonso de Salcedo y luego a Blanco de Salcedo.
Posteriormente, pasó a ser de una comunidad franciscana que, tras la escasez de la posguerra, tiró la casa palacio y acometió importantes transformaciones. Finalmente, los monjes vendieron el convento, que pasó sucesivamente a manos de particulares. Así, el interior fue totalmente modificado para su utilización como vivienda y hoy cumple funciones de almacén.

Texto: Asociación de Amigos de los Castillos de La Rioja


Época: siglos XIV y XV
Propiedad: particular
Visitable: no

...

Arnedillo

Torre-fuerte del antiguo castillo y lienzo de muralla en la montaña, situado al norte del núcleo urbano, en la margen derecha del río Cidacos.

Su composición actual se basa en los restos de una torre de planta casi cuadrada pero muy irregular en su interior, del arranque de un muro que parte del lado occidental de la torre dirigiéndose hacia el sur y de un lienzo de muralla que lo une al escarpe rocoso próximo. A estos elementos se añade la existencia de restos de antiguos muros en la base del cementerio que se encuentra situado a los pies de la torre.

Las primeras noticias históricas sobre el castillo de Arnedillo son de 1170, cuando Alfonso VIII de Castilla daba a la catedral de Calahorra y a su obispo, Rodrigo, la villa de Arnedillo con el castillo que dominaba la Lomiella, que pasaría a manos del obispo Juan Pérez en 1224.

Posteriormente, a mediados del siglo XIX, se llamaba Castillo Lombera y el cementerio del pueblo ocupaba ya el antiguo recinto de la fortaleza, ya que las necesidades defensivas habían desaparecido.

Texto: Asociación de Amigos de los Castillos de La Rioja


Época: siglo XII
Propiedad: municipal
Visitable: libre acceso

Arnedillo

Torre-fuerte del antiguo castillo y lienzo de muralla en la montaña, situado al norte del núcleo urbano, en la margen derecha del río Cidacos.

Su composición actual se basa en los restos de una torre de planta casi cuadrada pero muy irregular en su interior, del arranque de un muro que parte del lado occidental de la torre dirigiéndose hacia el sur y de un lienzo de muralla que lo une al escarpe rocoso próximo. A estos elementos se añade la existencia de restos de antiguos muros en la base del cementerio que se encuentra situado a los pies de la torre.

Las primeras noticias históricas sobre el castillo de Arnedillo son de 1170, cuando Alfonso VIII de Castilla daba a la catedral de Calahorra y a su obispo, Rodrigo, la villa de Arnedillo con el castillo que dominaba la Lomiella, que pasaría a manos del obispo Juan Pérez en 1224.

Posteriormente, a mediados del siglo XIX, se llamaba Castillo Lombera y el cementerio del pueblo ocupaba ya el antiguo recinto de la fortaleza, ya que las necesidades defensivas habían desaparecido.

Texto: Asociación de Amigos de los Castillos de La Rioja


Época: siglo XII
Propiedad: municipal
Visitable: libre acceso

...

Arnedo

El castillo de Arnedo se encuentra en la zona más elevada de un cerro situado en el extremo noreste del casco urbano, con paredes muy escarpadas hacia el sur.

Su composición es mayoritariamente en mampostería y su formación constructiva, plenamente adaptada al terreno, hace que los cimientos de los muros queden directamente asentados sobre la roca (arenisca rojiza de grano media a grueso), lo que produce una planta irregular y muy adaptada al relieve de la roca que lo soporta.

De origen musulmán perteneció a la Familia Banu Qasi en el IX. En el siglo X pasó a manos cristianas varias veces hasta que en el XI su dominio fue definitivo. Desde 1029 fue de la familia de los Fortumones, pero en los siglos XII y XIII Arnedo fue disputada por los reyes de Castilla, Navarra y Aragón. En 1174 Alfonso VIII entregó el castillo al rey de Aragón Alfonso II. Dos años después tras ser recuperado por Castilla, fue entregado a Sancho VI de Navarra para volver a ser castellano en 1179. Con Pedro II de Aragón el castillo quedó en manos del reino de Navarra siendo su propietario Guillermo González. En 1256 Alfonso X se lo dio a Jaime I de Aragón. En 1262 este se lo pasa a Alonso Lopez de Haro para volver, más tarde, a jurisdicción castellana. En el XIV pasa a manos de la familia Velasco que funda en 1458 el mayorazgo de Ancho Fernádez de Velasco. Con la primera guerra carlista sufre transformaciones y se adecua a ser casa-cuartel hasta que, a finales de siglo, el ayuntamieto manda desmontarla y reaprovechar sus materiales.

Texto: Asociación de Amigos de los Castillos.

Época: siglos IX y X
Propiedad: municipal
Visitable: libre acceso

Arnedo

El castillo de Arnedo se encuentra en la zona más elevada de un cerro situado en el extremo noreste del casco urbano, con paredes muy escarpadas hacia el sur.

Su composición es mayoritariamente en mampostería y su formación constructiva, plenamente adaptada al terreno, hace que los cimientos de los muros queden directamente asentados sobre la roca (arenisca rojiza de grano media a grueso), lo que produce una planta irregular y muy adaptada al relieve de la roca que lo soporta.

De origen musulmán perteneció a la Familia Banu Qasi en el IX. En el siglo X pasó a manos cristianas varias veces hasta que en el XI su dominio fue definitivo. Desde 1029 fue de la familia de los Fortumones, pero en los siglos XII y XIII Arnedo fue disputada por los reyes de Castilla, Navarra y Aragón. En 1174 Alfonso VIII entregó el castillo al rey de Aragón Alfonso II. Dos años después tras ser recuperado por Castilla, fue entregado a Sancho VI de Navarra para volver a ser castellano en 1179. Con Pedro II de Aragón el castillo quedó en manos del reino de Navarra siendo su propietario Guillermo González. En 1256 Alfonso X se lo dio a Jaime I de Aragón. En 1262 este se lo pasa a Alonso Lopez de Haro para volver, más tarde, a jurisdicción castellana. En el XIV pasa a manos de la familia Velasco que funda en 1458 el mayorazgo de Ancho Fernádez de Velasco. Con la primera guerra carlista sufre transformaciones y se adecua a ser casa-cuartel hasta que, a finales de siglo, el ayuntamieto manda desmontarla y reaprovechar sus materiales.

Texto: Asociación de Amigos de los Castillos.

Época: siglos IX y X
Propiedad: municipal
Visitable: libre acceso

...

Autol

Se alza sobre un peñasco inaccesible en el extremo suroeste del casco urbano, junto a la iglesia parroquial de San Adrián. Consta de un recinto rectangular con la torre del homenaje en el extremo noroeste y otro muro exterior que corre paralelo al recinto, en el lado norte, que serviría para proteger la entrada.
Época: siglo XI
Propiedad: municipal
Visitable: libre acceso

Autol

Se alza sobre un peñasco inaccesible en el extremo suroeste del casco urbano, junto a la iglesia parroquial de San Adrián. Consta de un recinto rectangular con la torre del homenaje en el extremo noroeste y otro muro exterior que corre paralelo al recinto, en el lado norte, que serviría para proteger la entrada.
Época: siglo XI
Propiedad: municipal
Visitable: libre acceso

...

Baños de Rioja

Es un torreón medieval de finales del siglo XIII, considerado en la actualidad patrimonio histórico-artístico. Por sus características corresponde al prototipo de torre gótica en la región.
Época: siglo XIII
Propiedad: particular
Visitable: no. Es una casa rural.

Baños de Rioja

Es un torreón medieval de finales del siglo XIII, considerado en la actualidad patrimonio histórico-artístico. Por sus características corresponde al prototipo de torre gótica en la región.
Época: siglo XIII
Propiedad: particular
Visitable: no. Es una casa rural.

...

Briones

Se conservan las puertas de La Villa y de La Media Luna, y parte de la cerca y de la torre del homenaje.
Época: siglo XIII
Propiedad: municipal
Visitable: libre acceso

Briones

Se conservan las puertas de La Villa y de La Media Luna, y parte de la cerca y de la torre del homenaje.
Época: siglo XIII
Propiedad: municipal
Visitable: libre acceso

...

Calahorra

Hubo un castillo medieval en la actual iglesia de San Francisco. Ciudad amurallada de la que solo se conserva lo que pudo ser la antigua puerta de Tudela.
Época:
Propiedad:
Visitable:

Calahorra

Hubo un castillo medieval en la actual iglesia de San Francisco. Ciudad amurallada de la que solo se conserva lo que pudo ser la antigua puerta de Tudela.
Época:
Propiedad:
Visitable:

...

Cellorigo

Conserva dos torres medievales integradas en el caserío. Fue un castillo defensivo en el paso de La Morcuera, con impresionantes vistas sobre los Montes Obarenes y el valle del Ebro.
Época: siglos XII y XIV
Propiedad: particular
Visitable: no

Cellorigo

Conserva dos torres medievales integradas en el caserío. Fue un castillo defensivo en el paso de La Morcuera, con impresionantes vistas sobre los Montes Obarenes y el valle del Ebro.
Época: siglos XII y XIV
Propiedad: particular
Visitable: no

...

Cervera del Río Alhama

Ruinas de una gran fortaleza defensiva sobre la peña de San Antonio.
Época: siglos XI y XII
Propiedad: municipal
Visitable: libre acceso

Cervera del Río Alhama

Ruinas de una gran fortaleza defensiva sobre la peña de San Antonio.
Época: siglos XI y XII
Propiedad: municipal
Visitable: libre acceso

filter_list

Filtrar

close

Encuentra

facetas