formularioHidden
formularioRDF
Login

 

Buscar en La Rioja Turismo close

EMPIEZA A TECLEAR...

TU BÚSQUEDA NO HA OBTENIDO NINGÚN RESULTADO.

Panel Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Ver y hacer

facetas
filter_listFiltrar

visualización

305 resultados

...

Arnedillo

Se compone de 5 bloques temáticos (paneles y audiovisuales) sobre la reserva de la biosfera, agua, patrimonio cultural, industrialización,  fiesta y tradición. Además hay juegos para niños. 

Arnedillo

Se compone de 5 bloques temáticos (paneles y audiovisuales) sobre la reserva de la biosfera, agua, patrimonio cultural, industrialización,  fiesta y tradición. Además hay juegos para niños. 

...

Arnedillo

Situado en el antiguo cargadero de la cantera, a 800 m de Arnedillo. Es un centro de interpretación y observación del buitre leonado único en Europa.

En el año 2002 le otorgaron el primer premio "Turismo sostenible en un espacio natural protegido", concedido por EUROPARC-España (Asociación Europea de Parques Naturales).

Desde el centro los visitantes pueden observar en directo el comportamiento de la colonia del buitre leonado y sus pollos, mediante un monitor instalado en la sala que capta las imágenes emitidas por una videocámara telecomandada situada en el roquedo.

El centro acoge una completa exposición sobre la biología de la fauna silvestre presente en la zona, con especial atención al buitre leonado. Así mismo ofrece la posibilidad de observar los diferentes hábitats de la zona mediante telescopios y prismáticos.

Arnedillo

Situado en el antiguo cargadero de la cantera, a 800 m de Arnedillo. Es un centro de interpretación y observación del buitre leonado único en Europa.

En el año 2002 le otorgaron el primer premio "Turismo sostenible en un espacio natural protegido", concedido por EUROPARC-España (Asociación Europea de Parques Naturales).

Desde el centro los visitantes pueden observar en directo el comportamiento de la colonia del buitre leonado y sus pollos, mediante un monitor instalado en la sala que capta las imágenes emitidas por una videocámara telecomandada situada en el roquedo.

El centro acoge una completa exposición sobre la biología de la fauna silvestre presente en la zona, con especial atención al buitre leonado. Así mismo ofrece la posibilidad de observar los diferentes hábitats de la zona mediante telescopios y prismáticos.

...

Arnedillo

En Santa Eulalia Somera, municipio perteneciente a Arnedillo, podemos visitar unas cuevas-eremitorio de gran interés y calidad que forman parte de un conjunto eremítico rupestre altomedieval. Destacan en su interior los nichos excavados, desde el suelo hasta el techo, formando un ajedrezado casi perfecto.

Las Cuevas del Ajedrezado son un lugar de gran valor cultural e histórico del valle del Cidacos. Situadas en la zona alta del municipio, en una repisa natural que hace la montaña, pudieron tener distintos usos en el pasado. Algunos catedráticos de historia antigua hacen referencia a que fueron columbarios, osarios donde depositaban los huesos los eremitas que vivían en las cuevas. Otros, opinan que eran utilizadas para la cría de palomas, tanto para el aprovechamiento de sus crías para carne, como para las palominas, que mezclado con paja era un excelente abono.

La realidad es que nos encontramos con una cueva con varias características que denotan su importancia:

  • Monasterio dúplice: estamos ante dos cuevas comunicadas por un hueco.
  • La existencia de una inscripción latina (PAX IN D ó PRAXIN) que curiosamente ha sido hallada en otras cuevas de la zona  (Cienta, Vico) y que podría fechar el eremitorio en época de dominación musulmana o la incipiente Reconquista.
  • La existencia de nichos excavados en el interior desde el nivel del suelo hasta el techo formando un ajedrezado casi perfecto, de ahí su nombre.
  • La presencia de numerosas hornacinas en los alrededores que  seguramente fueron ocupados por los penitentes eremitas del momento.

Arnedillo

En Santa Eulalia Somera, municipio perteneciente a Arnedillo, podemos visitar unas cuevas-eremitorio de gran interés y calidad que forman parte de un conjunto eremítico rupestre altomedieval. Destacan en su interior los nichos excavados, desde el suelo hasta el techo, formando un ajedrezado casi perfecto.

Las Cuevas del Ajedrezado son un lugar de gran valor cultural e histórico del valle del Cidacos. Situadas en la zona alta del municipio, en una repisa natural que hace la montaña, pudieron tener distintos usos en el pasado. Algunos catedráticos de historia antigua hacen referencia a que fueron columbarios, osarios donde depositaban los huesos los eremitas que vivían en las cuevas. Otros, opinan que eran utilizadas para la cría de palomas, tanto para el aprovechamiento de sus crías para carne, como para las palominas, que mezclado con paja era un excelente abono.

La realidad es que nos encontramos con una cueva con varias características que denotan su importancia:

  • Monasterio dúplice: estamos ante dos cuevas comunicadas por un hueco.
  • La existencia de una inscripción latina (PAX IN D ó PRAXIN) que curiosamente ha sido hallada en otras cuevas de la zona  (Cienta, Vico) y que podría fechar el eremitorio en época de dominación musulmana o la incipiente Reconquista.
  • La existencia de nichos excavados en el interior desde el nivel del suelo hasta el techo formando un ajedrezado casi perfecto, de ahí su nombre.
  • La presencia de numerosas hornacinas en los alrededores que  seguramente fueron ocupados por los penitentes eremitas del momento.

...

Arnedillo

La ermita de Santa María ejerció como iglesia parroquial de la antigua población de Peñalba, hoy abandonada. Es uno de los escasos edificios mozárabes que se conservan en España.

La ermita, situada en un altozano cerca de la localidad de Arnedillo, es un edificio de mampostería, posiblemente del siglo X, con dos naves de dos tramos que se articulan en torno a un pilar central del que parten cuatro arcos de medio punto, un diseño que recuerda al de una palmera.

Posee también dos ábsides, uno en forma de herradura y otro cuadrangular, que se abren a la nave mediante dos arcos de herradura de tradición visigótica enmarcados por un alfiz mozárabe.

En su interior guarda una talla románica del siglo XIII de la Virgen de la Anunciación. Tenía también un frontal de altar del siglo XII, con una pintura románica que representa a la infancia de Jesús (escenas de la Epifanía y la Presentación en el Templo).

Vistas panorámicas desde el exterior.

Arnedillo

La ermita de Santa María ejerció como iglesia parroquial de la antigua población de Peñalba, hoy abandonada. Es uno de los escasos edificios mozárabes que se conservan en España.

La ermita, situada en un altozano cerca de la localidad de Arnedillo, es un edificio de mampostería, posiblemente del siglo X, con dos naves de dos tramos que se articulan en torno a un pilar central del que parten cuatro arcos de medio punto, un diseño que recuerda al de una palmera.

Posee también dos ábsides, uno en forma de herradura y otro cuadrangular, que se abren a la nave mediante dos arcos de herradura de tradición visigótica enmarcados por un alfiz mozárabe.

En su interior guarda una talla románica del siglo XIII de la Virgen de la Anunciación. Tenía también un frontal de altar del siglo XII, con una pintura románica que representa a la infancia de Jesús (escenas de la Epifanía y la Presentación en el Templo).

Vistas panorámicas desde el exterior.

...

Arnedillo

Ocupa el lugar donde se encontraba una antigua iglesia gótica.

Data de comienzos del s. XVI, el pórtico y el coro alto de fines del s. XVI o comienzos del s. XVII, la sacristía y la parte superior de la torre son del s. XVIII.

Edificio construido en sillería con muros de 1 metro de espesor, consta de tres naves a igual altura cubierto con crucerías estrelladas, sobre arcos apuntados y pilastras redondas, exentas y adosadas, con entablamento por capitel.

El suelo actual de la Iglesia está alrededor de 3 m sobre el antiguo.

Retablo Mayor renacentista, 1560, los titulares San Servando y San Germán se encuentran curiosamente vestidos con el traje de “Tercios de Flandes”.

A ambos lados del retablo mayor, retablos barrocos relacionados con la Virgen del Carmen y con San Joaquín y Santa Ana.

Destacar la talla de la Virgen de Peñalba, procedente de la ermita a la que da nombre, románica s. XI, la cabeza le fue cortada y puesta otra en el s. XVIII.

Órgano, s. XVII con posteriores añadidos en los ss. XVIII y XIX.

Arnedillo

Ocupa el lugar donde se encontraba una antigua iglesia gótica.

Data de comienzos del s. XVI, el pórtico y el coro alto de fines del s. XVI o comienzos del s. XVII, la sacristía y la parte superior de la torre son del s. XVIII.

Edificio construido en sillería con muros de 1 metro de espesor, consta de tres naves a igual altura cubierto con crucerías estrelladas, sobre arcos apuntados y pilastras redondas, exentas y adosadas, con entablamento por capitel.

El suelo actual de la Iglesia está alrededor de 3 m sobre el antiguo.

Retablo Mayor renacentista, 1560, los titulares San Servando y San Germán se encuentran curiosamente vestidos con el traje de “Tercios de Flandes”.

A ambos lados del retablo mayor, retablos barrocos relacionados con la Virgen del Carmen y con San Joaquín y Santa Ana.

Destacar la talla de la Virgen de Peñalba, procedente de la ermita a la que da nombre, románica s. XI, la cabeza le fue cortada y puesta otra en el s. XVIII.

Órgano, s. XVII con posteriores añadidos en los ss. XVIII y XIX.

...

Arnedillo

Las pozas de Arnedillo son de libre acceso y se encuentran al margen del río Cidacos. Contienen aguas con carácter minero medicinal, clasificadas como clorurado sódicas, sulfatado cálcicas, bromuradas, con iones de magnesio, hierro, silicio y rubidio, radiactivas e hipertermales, con una temperatura de emergencia de 52,5 °C.

Un lugar ideal para desconectar contemplando el paisaje.

Arnedillo

Las pozas de Arnedillo son de libre acceso y se encuentran al margen del río Cidacos. Contienen aguas con carácter minero medicinal, clasificadas como clorurado sódicas, sulfatado cálcicas, bromuradas, con iones de magnesio, hierro, silicio y rubidio, radiactivas e hipertermales, con una temperatura de emergencia de 52,5 °C.

Un lugar ideal para desconectar contemplando el paisaje.

...

Arnedillo

Los buitres se confunden con el paisaje marrón del suroeste riojano. Entre romero y tomillo, las huellas de dinosaurios discurren desde el río Jubera hasta más allá del Cidacos, entre Enciso y sus aldeas. Síguelas y adéntrate en la otra Rioja, la de aguas medicinales y guiños celtíberos, árabes y romanos. Por si fuera poco, los ecosistemas privilegiados de sus valles le han valido la calificación de Reserva de la Biosfera.

El río Cidacos discurre encajonado hasta Arnedillo, donde puedes tomar un baño de aguas medicinales y observar de cerca con modernas cámaras a los carroñeros desde el Mirador del Buitre.

Toda esta zona tiene una especial concentración de aves. Abarca las Peñas de Arnedillo, Peñalmonte, Peña Isasa y las sierras de Alcarama y del río Alhama donde los escarpes calizos cobijan búhos y, sobre todo, buitres leonados. Una idea: súbete al pueblo abandonado de Turruncún, de misteriosa belleza, y disfruta de sus vuelos.

Te los encontrarás de cerca también en tus actividades de escalada, ya que sólo en Arnedillo hay más de 200 vías para subir. Y si aún no sabes trepar paredes, entrénate en los rocódromos públicos en Alfaro y Autol.

Este paisaje choca al sur con la Sierra de Alcarama, la más alta de la Rioja Baja, de 1.500 metros. Bajo ella, una alfombra arrugada de pequeños montes deja paso al río Alhama, “el caliente”, llamado así por los árabes debido a sus aguas medicinales. Este paisaje hace unos sugestivos juegos de luces y sombras con la caída del sol. ¿Un lugar para disfrutarlos? La interesante ciudad celtíbera de Contrebia Leukade.

El embalse del río Añamaza, precioso enclave escondido entre montes, merece un paseo para ser descubierto, lo mismo que su barranco de Fuentestrún del Cajo.

¿Árboles? En la Sierra de Yerga está el importante Carrascal de Villaroya, ideal para pasear entre robustas encinas y algún quejigo. Éste es un vergel en medio del paisaje de la zona, así como los robledales y los hayedos de la sierra de la Hez. Busca tú otros, a pie o en bici por los GR o por las vías verdes de Cebollera-Arnedillo y Cidacos.

Pregunta a los riojanos, te mostrarán otros muchos caminos. No te separes de los prismáticos ni tampoco de la lupa: la necesitarás para mirar las perfectas piritas cúbicas del yacimiento al aire libre de Navajún, el más importante del mundo.

Arnedillo

Los buitres se confunden con el paisaje marrón del suroeste riojano. Entre romero y tomillo, las huellas de dinosaurios discurren desde el río Jubera hasta más allá del Cidacos, entre Enciso y sus aldeas. Síguelas y adéntrate en la otra Rioja, la de aguas medicinales y guiños celtíberos, árabes y romanos. Por si fuera poco, los ecosistemas privilegiados de sus valles le han valido la calificación de Reserva de la Biosfera.

El río Cidacos discurre encajonado hasta Arnedillo, donde puedes tomar un baño de aguas medicinales y observar de cerca con modernas cámaras a los carroñeros desde el Mirador del Buitre.

Toda esta zona tiene una especial concentración de aves. Abarca las Peñas de Arnedillo, Peñalmonte, Peña Isasa y las sierras de Alcarama y del río Alhama donde los escarpes calizos cobijan búhos y, sobre todo, buitres leonados. Una idea: súbete al pueblo abandonado de Turruncún, de misteriosa belleza, y disfruta de sus vuelos.

Te los encontrarás de cerca también en tus actividades de escalada, ya que sólo en Arnedillo hay más de 200 vías para subir. Y si aún no sabes trepar paredes, entrénate en los rocódromos públicos en Alfaro y Autol.

Este paisaje choca al sur con la Sierra de Alcarama, la más alta de la Rioja Baja, de 1.500 metros. Bajo ella, una alfombra arrugada de pequeños montes deja paso al río Alhama, “el caliente”, llamado así por los árabes debido a sus aguas medicinales. Este paisaje hace unos sugestivos juegos de luces y sombras con la caída del sol. ¿Un lugar para disfrutarlos? La interesante ciudad celtíbera de Contrebia Leukade.

El embalse del río Añamaza, precioso enclave escondido entre montes, merece un paseo para ser descubierto, lo mismo que su barranco de Fuentestrún del Cajo.

¿Árboles? En la Sierra de Yerga está el importante Carrascal de Villaroya, ideal para pasear entre robustas encinas y algún quejigo. Éste es un vergel en medio del paisaje de la zona, así como los robledales y los hayedos de la sierra de la Hez. Busca tú otros, a pie o en bici por los GR o por las vías verdes de Cebollera-Arnedillo y Cidacos.

Pregunta a los riojanos, te mostrarán otros muchos caminos. No te separes de los prismáticos ni tampoco de la lupa: la necesitarás para mirar las perfectas piritas cúbicas del yacimiento al aire libre de Navajún, el más importante del mundo.

...

Arnedo

Arnedo Shopping Factory es una zona comercial que se situa a 5 minutos de Arnedo formado por más de 25 tiendas, y donde se pueden encontrar las primeras marcas a los mejores precios. Es un polígono cuidado con todo tipo de servicios: restaurantes, espacios verdes, parking gratuito, además de un fácil acceso desde diferentes puntos como Logroño, Pamplona, San Sebastián…

Se trata de una marca que pretende aunar todo el sector comercial y productivo de Arnedo como si de un centro comercial abierto se tratara, haciendo un guiño siempre a Arnedo como centro también de producción del propio calzado.

Esta iniciativa, pretende potenciar el turismo de compras en la Ciudad del Calzado, que supone en la actualidad, uno de los principales reclamos en atracción de turistas a la ciudad.

Arnedo

Arnedo Shopping Factory es una zona comercial que se situa a 5 minutos de Arnedo formado por más de 25 tiendas, y donde se pueden encontrar las primeras marcas a los mejores precios. Es un polígono cuidado con todo tipo de servicios: restaurantes, espacios verdes, parking gratuito, además de un fácil acceso desde diferentes puntos como Logroño, Pamplona, San Sebastián…

Se trata de una marca que pretende aunar todo el sector comercial y productivo de Arnedo como si de un centro comercial abierto se tratara, haciendo un guiño siempre a Arnedo como centro también de producción del propio calzado.

Esta iniciativa, pretende potenciar el turismo de compras en la Ciudad del Calzado, que supone en la actualidad, uno de los principales reclamos en atracción de turistas a la ciudad.

...

Arnedo

El castillo de Arnedo se encuentra en la zona más elevada de un cerro situado en el extremo noreste del casco urbano, con paredes muy escarpadas hacia el sur.

Su composición es mayoritariamente en mampostería y su formación constructiva, plenamente adaptada al terreno, hace que los cimientos de los muros queden directamente asentados sobre la roca (arenisca rojiza de grano media a grueso), lo que produce una planta irregular y muy adaptada al relieve de la roca que lo soporta.

De origen musulmán perteneció a la Familia Banu Qasi en el IX. En el siglo X pasó a manos cristianas varias veces hasta que en el XI su dominio fue definitivo. Desde 1029 fue de la familia de los Fortumones, pero en los siglos XII y XIII Arnedo fue disputada por los reyes de Castilla, Navarra y Aragón. En 1174 Alfonso VIII entregó el castillo al rey de Aragón Alfonso II. Dos años después tras ser recuperado por Castilla, fue entregado a Sancho VI de Navarra para volver a ser castellano en 1179. Con Pedro II de Aragón el castillo quedó en manos del reino de Navarra siendo su propietario Guillermo González. En 1256 Alfonso X se lo dio a Jaime I de Aragón. En 1262 este se lo pasa a Alonso Lopez de Haro para volver, más tarde, a jurisdicción castellana. En el XIV pasa a manos de la familia Velasco que funda en 1458 el mayorazgo de Ancho Fernádez de Velasco. Con la primera guerra carlista sufre transformaciones y se adecua a ser casa-cuartel hasta que, a finales de siglo, el ayuntamieto manda desmontarla y reaprovechar sus materiales.

Texto: Asociación de Amigos de los Castillos.

Época: siglos IX y X
Propiedad: municipal
Visitable: libre acceso

VISITAS GUIADAS

Las visitas son mediante guía y previa reserva en la Oficina de Turismo de Arnedo:

Nuevo Cinema, Paseo Constitución, 38.

941 380128

turismo@aytoarnedo.org.

Se realizan los sábados a las 16.00 h. y los domingos a las 12.30 h.

Y los precios son:

- entrada general 4€

- entrada reducida (jubilados y personas con discapacidad) 3€

- gratuita para menores de 12 años.

Es obligatorio realizar reserva previa.

Arnedo

El castillo de Arnedo se encuentra en la zona más elevada de un cerro situado en el extremo noreste del casco urbano, con paredes muy escarpadas hacia el sur.

Su composición es mayoritariamente en mampostería y su formación constructiva, plenamente adaptada al terreno, hace que los cimientos de los muros queden directamente asentados sobre la roca (arenisca rojiza de grano media a grueso), lo que produce una planta irregular y muy adaptada al relieve de la roca que lo soporta.

De origen musulmán perteneció a la Familia Banu Qasi en el IX. En el siglo X pasó a manos cristianas varias veces hasta que en el XI su dominio fue definitivo. Desde 1029 fue de la familia de los Fortumones, pero en los siglos XII y XIII Arnedo fue disputada por los reyes de Castilla, Navarra y Aragón. En 1174 Alfonso VIII entregó el castillo al rey de Aragón Alfonso II. Dos años después tras ser recuperado por Castilla, fue entregado a Sancho VI de Navarra para volver a ser castellano en 1179. Con Pedro II de Aragón el castillo quedó en manos del reino de Navarra siendo su propietario Guillermo González. En 1256 Alfonso X se lo dio a Jaime I de Aragón. En 1262 este se lo pasa a Alonso Lopez de Haro para volver, más tarde, a jurisdicción castellana. En el XIV pasa a manos de la familia Velasco que funda en 1458 el mayorazgo de Ancho Fernádez de Velasco. Con la primera guerra carlista sufre transformaciones y se adecua a ser casa-cuartel hasta que, a finales de siglo, el ayuntamieto manda desmontarla y reaprovechar sus materiales.

Texto: Asociación de Amigos de los Castillos.

Época: siglos IX y X
Propiedad: municipal
Visitable: libre acceso

VISITAS GUIADAS

Las visitas son mediante guía y previa reserva en la Oficina de Turismo de Arnedo:

Nuevo Cinema, Paseo Constitución, 38.

941 380128

turismo@aytoarnedo.org.

Se realizan los sábados a las 16.00 h. y los domingos a las 12.30 h.

Y los precios son:

- entrada general 4€

- entrada reducida (jubilados y personas con discapacidad) 3€

- gratuita para menores de 12 años.

Es obligatorio realizar reserva previa.

...

Arnedo

El Centro Sociocultural, situado junto al Palacio de la Baronesa, cuenta con tres plantas en las que se distribuyen tres salas de exposiciones, varias aulas de formación, una biblioteca y un salón de actos.

El Centro Fundación Caja Rioja-Bankia Arnedo está abierto al público de lunes a sábado, de 18:30 a 21:30 horas.

VER AGENDA DEL CENTRO

Arnedo

El Centro Sociocultural, situado junto al Palacio de la Baronesa, cuenta con tres plantas en las que se distribuyen tres salas de exposiciones, varias aulas de formación, una biblioteca y un salón de actos.

El Centro Fundación Caja Rioja-Bankia Arnedo está abierto al público de lunes a sábado, de 18:30 a 21:30 horas.

VER AGENDA DEL CENTRO

...

Arnedo

La Colección Permanente del Calzado, que se encuentra situada en la planta tercera del Centro Fundación Caja Rioja-Bankia Arnedo, es posible gracias a la colaboración entre la Fundación Caja Rioja y la Asociación de Amigos de Arnedo, y puede visitarse de lunes a sábado, entre las 18:30 y las 21:30 horas.

La colección recoge en varios paneles la historia del calzado en España y, en concreto, en Arnedo; desde las primeras pinturas rupestres encontradas en las que aparecen dibujos de hombres con calzado y pieles hasta los griegos y romanos, que utilizaban el calzado, además de proteger los pies, para hacer distinción entre las clases sociales. En la Edad Media se comenzó a ver el calzado como algo estético y monarcas y nobles gustaban de enseñar y mostrar sus pies cubiertos.

Pero la evolución del calzado, tal y como se señala en la exposición permanente, llegó en el siglo XVIII con la Revolución Industrial. Con la irrupción de la industria y el uso de máquinas que permitían confeccionar en serie zapatos de distintos modelos comienza la industria del calzado. Se trata de un sector renovado en el siglo XX gracias a la constante aparición de nuevas técnicas y materiales.

El calzado en Arnedo

La alpargata fue el único tipo de calzado utilizado por las clases populares hasta mediados del siglo XX. Por su comodidad y resistencia, los campesinos las usaban para el trabajo diario en los campos. En Arnedo, al menos desde mediados del siglo XIX, se producían alpargatas con carácter local, doméstico y artesanal, al igual que en otras localidades riojanas como Cervera del Río Alhama, Logroño, Nájera, Haro o Munilla, donde se realizaban en pequeños talleres que fueron el origen de la industria del calzado de cuero.

El cáñamo y el esparto (plantas herbáceas de las que se obtiene una fibra para fabricar cuerdas y materias primas para la elaboración de alpargatas) procedían de localidades navarras como Sesma, Cárcar, Andosilla, Azagra o Lodosa. La utilización posteriormente del yute y la introducción a partir de 1875 de la máquina de coser Singer dejaron a las alpargatas en un segundo plano.

Faustino Muro Rubio fue en sus orígenes fabricante de alpargatas. Aprendió el oficio en 1895 y se considera el primero que instauró la industria de calzado en piel en Arnedo, asentado en la calle Mayor en 1909. Fue el primero que se lanzó a comercializar por España sus zapatos, tanto de señora como de caballero, gracias a diferentes viajantes. En sus talleres aprendió Timoteo Ruiz, que pasa en 1920 de alpargatero a productor de zapatos mecanizando el proceso. En el inicio de la década de los treinta, Faustino Muro montó tres tiendas de calzado en Zaragoza, Bilbao y San Sebastián, cediendo la fábrica de Arnedo a sus tres encargados, Gastesi, Domínguez y Pascual, que crearon sus propias empresas.

En 1929 se produjo la llegada de la familia Sevilla, procedente de Munilla, a Arnedo. Las mejores comunicaciones y el afán emprendedor llevaron a Cándido Sevilla a desplazar a Arnedo toda la maquinaria de calzado que poseía en Munilla. Era el año 1933 y se creaba una nueva fábrica con edificios, maquinarias y producción modernizada gracias a la utilización del vulcanizado. La Sierra comienza a quedarse obsoleta, pequeña y mal comunicada e importantes centros como Enciso y Munilla se desmantelan y trasladan sus industrias a Calahorra, Arnedo y Logroño.

De la misma forma, el calzado de cuero comenzó a producirse industrialmente a finales del siglo XIX y se consolidó en la década de 1910-1920. Desde antiguo se trabajaban las pieles en la comarca, ya los celtíberos que habitaron en el Cerro de San Miguel y los musulmanes que se distribuyeron por esta tierra empleaban las pieles, así en la calle Tenerías de Arnedo se recuerda hasta hace poco uno de estos talleres.

La década de los treinta del siglo XX supuso la llegada a Arnedo de la familia Sevilla. Dedicados a tintoreros en Munilla fueron ampliando la empresa familiar a la fabricación de paños y en 1895 iniciaron la creación de zapatillas de orillo con suela de cuero en el sistema de cosido llamado Black, para posteriormente hacer zapatillas de paño en la década de los años veinte y llegar en 1929 a Arnedo.

La presencia de la familia Sevilla en Arnedo fue un hecho sin precedentes. El gran entramado fabril que habían creado permitió la diversificación de secciones. En 1947 contaba con las secciones de textil, gomas, curtidos y zapatillas que llegaron a emplear a más de 780 trabajadores, a ello se añadió una importante implicación social con sus empleados. Se creó la Hermandad “La Cadena” que promovió viviendas, escuelas, economato, ejercicios espirituales…

En 1933 Gastesi, Domínguez y Pascual se asociaron para recoger el testigo de Faustino Muro y surgieron marcas de calzado de señora caballero y niño como Gadopa, Pasigas, Luci y Link o Chicarro. Tras la Guerra Civil también se asentaron en Arnedo empresas llegadas desde Cervera del Río Alhama, productoras de alpargatas y precursoras de las fábricas de zapatillas. De forma paralela se desarrollaron industrias auxiliares vinculadas al caucho y a los cartonajes que dieron muestra del auge y la consolidación de la industria arnedana.

Arnedo es en los últimos años del siglo XX la segunda ciudad industrial de La Rioja con un entramado de pequeñas y medianas empresas vinculadas al calzado que gracias a su peculiaridad familiar lograron esquivar las sucesivas crisis.

Segundas y terceras generaciones de aquellos humildes hombres de espíritu emprendedor han creado nuevas empresas que han dado a Arnedo un nombre más allá de localismo regional, y han conseguido que sea uno de los centros productores de la industria del calzado más importantes del territorio español.

El tejido empresarial arnedano, según se cierra el siglo XX, está cada vez más centrado en la industria del calzado, tanto en fábricas como empresas auxiliares y de comercialización, y se ha configurado como el impulsor de la economía arnedana.

En el año 2003 el Gobierno de La Rioja y la Asociación de Industrias del Calzado y Conexas de la región (AICCOR) iniciaron los trámites para la constitución del Centro Tecnológico del Calzado de La Rioja (CTCR), donde se aplican las últimas tecnologías para crear un calzado con marca de La Rioja.

Hoy en día la industria del calzado riojano engloba a más de 200 empresas, muchas de ellas PYMES con menos de 5 trabajadores que emplean a cerca de 3.000 personas y es el segundo sector con mayor volumen de ventas en el exterior. 

Arnedo

La Colección Permanente del Calzado, que se encuentra situada en la planta tercera del Centro Fundación Caja Rioja-Bankia Arnedo, es posible gracias a la colaboración entre la Fundación Caja Rioja y la Asociación de Amigos de Arnedo, y puede visitarse de lunes a sábado, entre las 18:30 y las 21:30 horas.

La colección recoge en varios paneles la historia del calzado en España y, en concreto, en Arnedo; desde las primeras pinturas rupestres encontradas en las que aparecen dibujos de hombres con calzado y pieles hasta los griegos y romanos, que utilizaban el calzado, además de proteger los pies, para hacer distinción entre las clases sociales. En la Edad Media se comenzó a ver el calzado como algo estético y monarcas y nobles gustaban de enseñar y mostrar sus pies cubiertos.

Pero la evolución del calzado, tal y como se señala en la exposición permanente, llegó en el siglo XVIII con la Revolución Industrial. Con la irrupción de la industria y el uso de máquinas que permitían confeccionar en serie zapatos de distintos modelos comienza la industria del calzado. Se trata de un sector renovado en el siglo XX gracias a la constante aparición de nuevas técnicas y materiales.

El calzado en Arnedo

La alpargata fue el único tipo de calzado utilizado por las clases populares hasta mediados del siglo XX. Por su comodidad y resistencia, los campesinos las usaban para el trabajo diario en los campos. En Arnedo, al menos desde mediados del siglo XIX, se producían alpargatas con carácter local, doméstico y artesanal, al igual que en otras localidades riojanas como Cervera del Río Alhama, Logroño, Nájera, Haro o Munilla, donde se realizaban en pequeños talleres que fueron el origen de la industria del calzado de cuero.

El cáñamo y el esparto (plantas herbáceas de las que se obtiene una fibra para fabricar cuerdas y materias primas para la elaboración de alpargatas) procedían de localidades navarras como Sesma, Cárcar, Andosilla, Azagra o Lodosa. La utilización posteriormente del yute y la introducción a partir de 1875 de la máquina de coser Singer dejaron a las alpargatas en un segundo plano.

Faustino Muro Rubio fue en sus orígenes fabricante de alpargatas. Aprendió el oficio en 1895 y se considera el primero que instauró la industria de calzado en piel en Arnedo, asentado en la calle Mayor en 1909. Fue el primero que se lanzó a comercializar por España sus zapatos, tanto de señora como de caballero, gracias a diferentes viajantes. En sus talleres aprendió Timoteo Ruiz, que pasa en 1920 de alpargatero a productor de zapatos mecanizando el proceso. En el inicio de la década de los treinta, Faustino Muro montó tres tiendas de calzado en Zaragoza, Bilbao y San Sebastián, cediendo la fábrica de Arnedo a sus tres encargados, Gastesi, Domínguez y Pascual, que crearon sus propias empresas.

En 1929 se produjo la llegada de la familia Sevilla, procedente de Munilla, a Arnedo. Las mejores comunicaciones y el afán emprendedor llevaron a Cándido Sevilla a desplazar a Arnedo toda la maquinaria de calzado que poseía en Munilla. Era el año 1933 y se creaba una nueva fábrica con edificios, maquinarias y producción modernizada gracias a la utilización del vulcanizado. La Sierra comienza a quedarse obsoleta, pequeña y mal comunicada e importantes centros como Enciso y Munilla se desmantelan y trasladan sus industrias a Calahorra, Arnedo y Logroño.

De la misma forma, el calzado de cuero comenzó a producirse industrialmente a finales del siglo XIX y se consolidó en la década de 1910-1920. Desde antiguo se trabajaban las pieles en la comarca, ya los celtíberos que habitaron en el Cerro de San Miguel y los musulmanes que se distribuyeron por esta tierra empleaban las pieles, así en la calle Tenerías de Arnedo se recuerda hasta hace poco uno de estos talleres.

La década de los treinta del siglo XX supuso la llegada a Arnedo de la familia Sevilla. Dedicados a tintoreros en Munilla fueron ampliando la empresa familiar a la fabricación de paños y en 1895 iniciaron la creación de zapatillas de orillo con suela de cuero en el sistema de cosido llamado Black, para posteriormente hacer zapatillas de paño en la década de los años veinte y llegar en 1929 a Arnedo.

La presencia de la familia Sevilla en Arnedo fue un hecho sin precedentes. El gran entramado fabril que habían creado permitió la diversificación de secciones. En 1947 contaba con las secciones de textil, gomas, curtidos y zapatillas que llegaron a emplear a más de 780 trabajadores, a ello se añadió una importante implicación social con sus empleados. Se creó la Hermandad “La Cadena” que promovió viviendas, escuelas, economato, ejercicios espirituales…

En 1933 Gastesi, Domínguez y Pascual se asociaron para recoger el testigo de Faustino Muro y surgieron marcas de calzado de señora caballero y niño como Gadopa, Pasigas, Luci y Link o Chicarro. Tras la Guerra Civil también se asentaron en Arnedo empresas llegadas desde Cervera del Río Alhama, productoras de alpargatas y precursoras de las fábricas de zapatillas. De forma paralela se desarrollaron industrias auxiliares vinculadas al caucho y a los cartonajes que dieron muestra del auge y la consolidación de la industria arnedana.

Arnedo es en los últimos años del siglo XX la segunda ciudad industrial de La Rioja con un entramado de pequeñas y medianas empresas vinculadas al calzado que gracias a su peculiaridad familiar lograron esquivar las sucesivas crisis.

Segundas y terceras generaciones de aquellos humildes hombres de espíritu emprendedor han creado nuevas empresas que han dado a Arnedo un nombre más allá de localismo regional, y han conseguido que sea uno de los centros productores de la industria del calzado más importantes del territorio español.

El tejido empresarial arnedano, según se cierra el siglo XX, está cada vez más centrado en la industria del calzado, tanto en fábricas como empresas auxiliares y de comercialización, y se ha configurado como el impulsor de la economía arnedana.

En el año 2003 el Gobierno de La Rioja y la Asociación de Industrias del Calzado y Conexas de la región (AICCOR) iniciaron los trámites para la constitución del Centro Tecnológico del Calzado de La Rioja (CTCR), donde se aplican las últimas tecnologías para crear un calzado con marca de La Rioja.

Hoy en día la industria del calzado riojano engloba a más de 200 empresas, muchas de ellas PYMES con menos de 5 trabajadores que emplean a cerca de 3.000 personas y es el segundo sector con mayor volumen de ventas en el exterior. 

...

Arnedo

Arnedo alberga oculto bajo su suelo, un impresionante y original patrimonio rupestre, parte del cual tenemos la oportunidad de conocer y disfrutar. Durante esta visita conoceremos en primer lugar el Centro de Interpretación en el que se hemos recreado una cueva-vivienda y otras de usos económicos: bodega, corral, cuadra, almacén de aperos de labranza... Además visitamos dos tramos de la espectacular Cueva de los Cien Pilares cuyo uso tal vez tenga un origen religioso. 

Para visitar la Cueva hay que ponerse en contacto con la Oficina de Turismo. Es necesario realizar reserva previa.

Arnedo

Arnedo alberga oculto bajo su suelo, un impresionante y original patrimonio rupestre, parte del cual tenemos la oportunidad de conocer y disfrutar. Durante esta visita conoceremos en primer lugar el Centro de Interpretación en el que se hemos recreado una cueva-vivienda y otras de usos económicos: bodega, corral, cuadra, almacén de aperos de labranza... Además visitamos dos tramos de la espectacular Cueva de los Cien Pilares cuyo uso tal vez tenga un origen religioso. 

Para visitar la Cueva hay que ponerse en contacto con la Oficina de Turismo. Es necesario realizar reserva previa.