formularioHidden
formularioRDF
Login

 

Buscar en La Rioja Turismo close

EMPIEZA A TECLEAR...

No hay resultados para la búsqueda realizada

Panel Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Ver y hacer

facetas
filter_listFiltrar

visualización

304 resultados

...

Alfaro

Construido en ladrillo en el siglo XVII. La fachada es de estilo clasicista. Grandes pilastras la dividen en tres paños. Se eleva en tres plantas. La Iglesia es de una sola nave, con cabecera rectangular y crucero dividido en tres tramos. 

Arcos de medio punto sobre pilastras soportan las bóvedas, excepto el crucero, donde se levanta la cúpula. 

El Retablo Mayor es rococó. Consta de banco, cuerpo de tres calles y ático. Lleva imágenes de San Joaquín, Santa Ana, San Miguel, San Luis Obispo de Tolosa y San Francisco de Asís.

Alfaro

Construido en ladrillo en el siglo XVII. La fachada es de estilo clasicista. Grandes pilastras la dividen en tres paños. Se eleva en tres plantas. La Iglesia es de una sola nave, con cabecera rectangular y crucero dividido en tres tramos. 

Arcos de medio punto sobre pilastras soportan las bóvedas, excepto el crucero, donde se levanta la cúpula. 

El Retablo Mayor es rococó. Consta de banco, cuerpo de tres calles y ático. Lleva imágenes de San Joaquín, Santa Ana, San Miguel, San Luis Obispo de Tolosa y San Francisco de Asís.

...

Alfaro

Se encuentra ubicada en la calle del mismo nombre. Está construida en ladrillo y es de estilo clasicista y barroco del siglo XVII. La portada es de piedra y está constituida por un arco de medio punto, entre pilastras. Encima, en una hornacina, aparece la imagen de Nuestra Señora de los Ángeles, de alabastro, obra de Francisco de Villanoba (1753). La torre es de cuatro cuerpos. Los dos primeros cuadrados, el resto octogonales.

El interior consta de una nave (dividida en tres tramos), crucero, cabecera rectangular y capillas entre los contrafuertes de los dos últimos tramos de la nave. Las capillas están dedicadas a: Los Pueyo, Nuestra Señora de los Dolores, San José, Santiago, San Jorge, la Cruz y la Virgen del Burgo.

Merecen admirarse con un mayor detenimiento:

- Retablo Mayor. Dedicado a Nuestra Señora de los Ángeles, obra de Juan Francisco Villanoba (1750-2). Está compuesto de zócalo, banco, cuerpo de tres calles y ático. En medio del banco se encuentra el tabernáculo. El cuerpo central se halla dividido por grandes columnas, decoradas con motivos vegetales. En la calle central imagen del Sagrado Corazón de Jesús, y sobre ella, en una hermosa hornacina, Nuestra Señora de los Ángeles. A ambos lados imágenes de San Pedro y San Pablo, y sobre ellas de San Miguel y San Rafael. El ático está dividido en tres sectores por dos columnas. En el centro la imagen de San José con el Niño, y en los laterales de San Francisco de Paula y San Francisco Javier.

A los laterales del Retablo Mayor, otros dos dedicados a la Virgen del Carmen y a la Inmaculada Concepción de María.

- Capilla de la Virgen del Burgo. El retablo está configurado en función de la titular. Consta de banco y cuerpo de tres calles. La calle central ocupa la mayor parte del retablo. Tiene forma de un gran óvalo, profusamente decorado con flores y ángeles que hacen corte a la Señora. El autor parece ser Juan de Peralta. La Imagen de la Patrona es de estilo gótico del siglo XIV. Se le profesa gran devoción en Alfaro.

Alfaro

Se encuentra ubicada en la calle del mismo nombre. Está construida en ladrillo y es de estilo clasicista y barroco del siglo XVII. La portada es de piedra y está constituida por un arco de medio punto, entre pilastras. Encima, en una hornacina, aparece la imagen de Nuestra Señora de los Ángeles, de alabastro, obra de Francisco de Villanoba (1753). La torre es de cuatro cuerpos. Los dos primeros cuadrados, el resto octogonales.

El interior consta de una nave (dividida en tres tramos), crucero, cabecera rectangular y capillas entre los contrafuertes de los dos últimos tramos de la nave. Las capillas están dedicadas a: Los Pueyo, Nuestra Señora de los Dolores, San José, Santiago, San Jorge, la Cruz y la Virgen del Burgo.

Merecen admirarse con un mayor detenimiento:

- Retablo Mayor. Dedicado a Nuestra Señora de los Ángeles, obra de Juan Francisco Villanoba (1750-2). Está compuesto de zócalo, banco, cuerpo de tres calles y ático. En medio del banco se encuentra el tabernáculo. El cuerpo central se halla dividido por grandes columnas, decoradas con motivos vegetales. En la calle central imagen del Sagrado Corazón de Jesús, y sobre ella, en una hermosa hornacina, Nuestra Señora de los Ángeles. A ambos lados imágenes de San Pedro y San Pablo, y sobre ellas de San Miguel y San Rafael. El ático está dividido en tres sectores por dos columnas. En el centro la imagen de San José con el Niño, y en los laterales de San Francisco de Paula y San Francisco Javier.

A los laterales del Retablo Mayor, otros dos dedicados a la Virgen del Carmen y a la Inmaculada Concepción de María.

- Capilla de la Virgen del Burgo. El retablo está configurado en función de la titular. Consta de banco y cuerpo de tres calles. La calle central ocupa la mayor parte del retablo. Tiene forma de un gran óvalo, profusamente decorado con flores y ángeles que hacen corte a la Señora. El autor parece ser Juan de Peralta. La Imagen de la Patrona es de estilo gótico del siglo XIV. Se le profesa gran devoción en Alfaro.

...

Alfaro

Ubicado en la plaza del mismo nombre. Construido en ladrillo, con alguna cadena de piedra, en la segunda mitad de siglo XVII. Cuatro pilastras dividen el paramento en cinco calles. Las laterales corresponden a las torres, las centrales al triple ingreso en medio punto.

En la calle central hay dos hornacinas con imágenes de San Francisco y la Inmaculada. Las torres constan de tres cuerdos, los dos primeros de planta cuadrada, el tercero octogonal.

El interior es de una sola nave, con capillas comunicadas mediante arcos entre los contrafuertes. La cabecera es rectangular y el crucero está dividido en cinco tramos, sobre los dos últimos el coro. El retablo Mayor está compuesto de zócalo, dos cuerpos con tres calles, y ático. En la calle central del primer cuerpo hay una hornacina con imagen de Ntra. Sra. En el segundo cuerpo relieve de la impresión de las llagas de San Francisco, a los laterales San Buenaventura y San Luis Obispo de Tolosa.

Alfaro

Ubicado en la plaza del mismo nombre. Construido en ladrillo, con alguna cadena de piedra, en la segunda mitad de siglo XVII. Cuatro pilastras dividen el paramento en cinco calles. Las laterales corresponden a las torres, las centrales al triple ingreso en medio punto.

En la calle central hay dos hornacinas con imágenes de San Francisco y la Inmaculada. Las torres constan de tres cuerdos, los dos primeros de planta cuadrada, el tercero octogonal.

El interior es de una sola nave, con capillas comunicadas mediante arcos entre los contrafuertes. La cabecera es rectangular y el crucero está dividido en cinco tramos, sobre los dos últimos el coro. El retablo Mayor está compuesto de zócalo, dos cuerpos con tres calles, y ático. En la calle central del primer cuerpo hay una hornacina con imagen de Ntra. Sra. En el segundo cuerpo relieve de la impresión de las llagas de San Francisco, a los laterales San Buenaventura y San Luis Obispo de Tolosa.

...

Alfaro

El edificio civil más importante quizás sea la antigua abadía o palacio abacial. Construido en época del Abad del Río, en la segunda mitad del siglo XVIII, era un proyecto ya acariciado por su antecesor, el señor Rábago, que no pudo llevarlo a cabo debido a su corta estancia en nuestra ciudad.

El Abad vivía en casa alquilada y no disponía de bodegas propias y suficientes donde recoger los diezmos de vino. En esta época los abades se deciden a construir una morada digna de la primera autoridad eclesiástica. La construcción se realizó con arreglo a los planos de Ventura Rodríguez. 

En 1781 el Palacio Abacial está ya a punto de ser concluido. Por la ley de desamortización de 1855 pasó a ser propiedad del Estado.

Este palacio está ubicado en la calle Las Pozas y acoge la Casa de Cultura y Oficinas Generales Municipales.

Alfaro

El edificio civil más importante quizás sea la antigua abadía o palacio abacial. Construido en época del Abad del Río, en la segunda mitad del siglo XVIII, era un proyecto ya acariciado por su antecesor, el señor Rábago, que no pudo llevarlo a cabo debido a su corta estancia en nuestra ciudad.

El Abad vivía en casa alquilada y no disponía de bodegas propias y suficientes donde recoger los diezmos de vino. En esta época los abades se deciden a construir una morada digna de la primera autoridad eclesiástica. La construcción se realizó con arreglo a los planos de Ventura Rodríguez. 

En 1781 el Palacio Abacial está ya a punto de ser concluido. Por la ley de desamortización de 1855 pasó a ser propiedad del Estado.

Este palacio está ubicado en la calle Las Pozas y acoge la Casa de Cultura y Oficinas Generales Municipales.

...

Alfaro

Allá por los años 1871, y sobre una antigua casona situada en el centro de la ciudad de Alfaro, que el mismo Rey Felipe V visitó en el año 1715 (de esta visita se conservan unas gruesas cadenas situadas frente a la entrada principal), D. Gregorio Sáenz de Heredia manda construir un palacio. Más de ocho años se tardó en construir, ya que las obras se vieron paralizadas varias veces, sobre todo por el asesinato de Prim, el alma del gobiernos provisional del momento, con el apoyo del rey Amadeo de Saboya que se vio obligado a abdicar en 1873.

El palacio se acaba hacia 1880 y su arquitecto fue D. Manuel Sáenz de Heredia, hermano de D. Gregorio. D. Gregorio con su mujer y sus hijos: Ramón y Casilda, entre otros, habitan el palacio hasta 1886, año en el que deciden trasladar su residencia a Madrid para atender mejor la educación de sus hijos. Volverán al palacio en los años siguientes solo como residencia de verano, o para pasar de vez en cuando, unos días de vacaciones.

Ambos hijos contraen matrimonio con dos personalidades del momento. Casilda contrajo matrimonio con D. Miguel Primo de Rivera, presidente de España durante el reinado de Alfonso XIII, padre de José Antonio Primo de Rivera y Sáenz de Heredia, fundador y líder de la Falange Española. Ramón con Dña. Carmen de Manzanos y Matheu, la Marquesa de Almaguer.

El palacio tiene una fachada dividida en dos partes: la parte de abajo con sillares de piedra y la de arriba de ladrillo caravista, como no podía ser de otra manera en una ciudad que cuenta entre sus riquezas, con una tierra arcillosa de la que los alfareños han extraído durante mucho tiempo la materia prima para los ladrillos y las tejas de sus construcciones.

La fachada cuenta con 23 ventanas y 12 grandes balcones alrededor de la puerta principal. En su interior se encuentra una majestuosa escalera de mármol, la galería principal con un gran salón de espejos y los sótanos que tras diversas trasformaciones, en estos momentos se utilizan como comedor escolar. El edificio se conserva en un magnífico estado, muy probablemente debido a que se volvió a habitar en 1931. Desde entonces y hasta nuestros días se han producido en él muchas mejoras.

En la actualidad es el colegio Amor Misericordioso.

Alfaro

Allá por los años 1871, y sobre una antigua casona situada en el centro de la ciudad de Alfaro, que el mismo Rey Felipe V visitó en el año 1715 (de esta visita se conservan unas gruesas cadenas situadas frente a la entrada principal), D. Gregorio Sáenz de Heredia manda construir un palacio. Más de ocho años se tardó en construir, ya que las obras se vieron paralizadas varias veces, sobre todo por el asesinato de Prim, el alma del gobiernos provisional del momento, con el apoyo del rey Amadeo de Saboya que se vio obligado a abdicar en 1873.

El palacio se acaba hacia 1880 y su arquitecto fue D. Manuel Sáenz de Heredia, hermano de D. Gregorio. D. Gregorio con su mujer y sus hijos: Ramón y Casilda, entre otros, habitan el palacio hasta 1886, año en el que deciden trasladar su residencia a Madrid para atender mejor la educación de sus hijos. Volverán al palacio en los años siguientes solo como residencia de verano, o para pasar de vez en cuando, unos días de vacaciones.

Ambos hijos contraen matrimonio con dos personalidades del momento. Casilda contrajo matrimonio con D. Miguel Primo de Rivera, presidente de España durante el reinado de Alfonso XIII, padre de José Antonio Primo de Rivera y Sáenz de Heredia, fundador y líder de la Falange Española. Ramón con Dña. Carmen de Manzanos y Matheu, la Marquesa de Almaguer.

El palacio tiene una fachada dividida en dos partes: la parte de abajo con sillares de piedra y la de arriba de ladrillo caravista, como no podía ser de otra manera en una ciudad que cuenta entre sus riquezas, con una tierra arcillosa de la que los alfareños han extraído durante mucho tiempo la materia prima para los ladrillos y las tejas de sus construcciones.

La fachada cuenta con 23 ventanas y 12 grandes balcones alrededor de la puerta principal. En su interior se encuentra una majestuosa escalera de mármol, la galería principal con un gran salón de espejos y los sótanos que tras diversas trasformaciones, en estos momentos se utilizan como comedor escolar. El edificio se conserva en un magnífico estado, muy probablemente debido a que se volvió a habitar en 1931. Desde entonces y hasta nuestros días se han producido en él muchas mejoras.

En la actualidad es el colegio Amor Misericordioso.

...

Alfaro

Las riberas del tramo medio del Ebro en la Rioja Baja albergan la Reserva Natural de los Sotos de Alfaro, un singular ecosistema de bosques y aves a orillas del río. Piérdete por ellos, descansa entre las sombras de sus diversos árboles, observa sus pájaros…

El cauce del río divaga aquí de manera única creando y destruyendo meandros, islas y playas. De los sotos inundados nace un vergel único de chopos, álamos, sauces, fresnos y alisos donde podrás observar cigüeñas, garzas, cormoranes, mirlos, milanos, abubillas y martines pescadores, entre otros.

Mira en el agua, un visón europeo y, allí, una nutria. Si permaneces atento y silencioso, verás zorros, conejos y jabalíes. Destacan por su belleza y diversidad los sotos de La Duquesa y el de Morales, paraísos de fauna y flora de ribera.

En el soto del Estajao hay un recorrido circular que te permitirá entrar en un soto inundado. Abre bien los ojos, es el momento de observar todas esas aves y árboles de este entorno privilegiado. Seguro que te apetece quedarte a comer en su área recreativa rodeado de esta singular naturaleza.

De entre todas las especies que habitan los sotos, destaca la cigüeña, reina de esta zona poblada por cientos de ejemplares. ¿Quieres visitar su casa? Acércate a Alfaro, localidad romana, barroca y renacentista de platos de sabrosas verduras, donde más de 100 parejas de cigüeñas han tomado el tejado de la Colegiata de San Miguel.

A la belleza del templo del siglo XVII, declarado Monumento Histórico-Artístico Nacional, hay que sumarle el atractivo de estos cientos de cigüeñas que anidan sobre él y que van y vienen por la ciudad recalando en chimeneas y edificios. En verano, cuando las más jóvenes empiezan a volar, la Colegiata puede llegar a albergar más de 400 aves.

En el Centro de Interpretación de la Reserva Natural de los Sotos de Alfaro, situada frente al templo, descubrirás lo que no puedes perderte en tu paseo por los sotos. Además, podrás observar de cerca a las cigüeñas de la colegiata gracias a la cámara dirigible instalada sobre su tejado. Disfruta de la naturaleza de cerca.

Alfaro

Las riberas del tramo medio del Ebro en la Rioja Baja albergan la Reserva Natural de los Sotos de Alfaro, un singular ecosistema de bosques y aves a orillas del río. Piérdete por ellos, descansa entre las sombras de sus diversos árboles, observa sus pájaros…

El cauce del río divaga aquí de manera única creando y destruyendo meandros, islas y playas. De los sotos inundados nace un vergel único de chopos, álamos, sauces, fresnos y alisos donde podrás observar cigüeñas, garzas, cormoranes, mirlos, milanos, abubillas y martines pescadores, entre otros.

Mira en el agua, un visón europeo y, allí, una nutria. Si permaneces atento y silencioso, verás zorros, conejos y jabalíes. Destacan por su belleza y diversidad los sotos de La Duquesa y el de Morales, paraísos de fauna y flora de ribera.

En el soto del Estajao hay un recorrido circular que te permitirá entrar en un soto inundado. Abre bien los ojos, es el momento de observar todas esas aves y árboles de este entorno privilegiado. Seguro que te apetece quedarte a comer en su área recreativa rodeado de esta singular naturaleza.

De entre todas las especies que habitan los sotos, destaca la cigüeña, reina de esta zona poblada por cientos de ejemplares. ¿Quieres visitar su casa? Acércate a Alfaro, localidad romana, barroca y renacentista de platos de sabrosas verduras, donde más de 100 parejas de cigüeñas han tomado el tejado de la Colegiata de San Miguel.

A la belleza del templo del siglo XVII, declarado Monumento Histórico-Artístico Nacional, hay que sumarle el atractivo de estos cientos de cigüeñas que anidan sobre él y que van y vienen por la ciudad recalando en chimeneas y edificios. En verano, cuando las más jóvenes empiezan a volar, la Colegiata puede llegar a albergar más de 400 aves.

En el Centro de Interpretación de la Reserva Natural de los Sotos de Alfaro, situada frente al templo, descubrirás lo que no puedes perderte en tu paseo por los sotos. Además, podrás observar de cerca a las cigüeñas de la colegiata gracias a la cámara dirigible instalada sobre su tejado. Disfruta de la naturaleza de cerca.

...

Alfaro

Especializada en el cultivo y la producción orgánica de aceite de oliva virgen extra, Almazara Ecológica de La Rioja es una empresa de propiedad familiar gestionada por tres hermanos en sus propias tierras agrícolas. Fundada en Alfaro en 1999, la almazara comercializa sus aceites en países de todo el mundo, entre otros Estados Unidos, Japón, Bélgica, Holanda, Luxemburgo, Dinamarca, Francia y China.

Con sus marcas Graccurris, Isul y Plenilunio se presenta un monovarietal de arbequina ecológico de calidad reconocida en prestigiosos concursos de aceite del panorama nacional e internacional.

La visita consiste en una visita al olivar y la almazara ecológicos y una cata de aceite de oliva virgen extra ecológico.

Alfaro

Especializada en el cultivo y la producción orgánica de aceite de oliva virgen extra, Almazara Ecológica de La Rioja es una empresa de propiedad familiar gestionada por tres hermanos en sus propias tierras agrícolas. Fundada en Alfaro en 1999, la almazara comercializa sus aceites en países de todo el mundo, entre otros Estados Unidos, Japón, Bélgica, Holanda, Luxemburgo, Dinamarca, Francia y China.

Con sus marcas Graccurris, Isul y Plenilunio se presenta un monovarietal de arbequina ecológico de calidad reconocida en prestigiosos concursos de aceite del panorama nacional e internacional.

La visita consiste en una visita al olivar y la almazara ecológicos y una cata de aceite de oliva virgen extra ecológico.

...

Alfaro

Tonelería Magreñan nace en 1820 como una pequeña tonelería familiar que ha sobrevivido hasta nuestros días y continúa fabricando barricas de forma artesanal.

La tonelería sólo fabrica barricas de roble, mediante un proceso en el que la mano del artesano es el factor determinante.

La preocupación por conseguir la mejor madera para fabricar una barrica de calidad, se extiende, también, a la de asegurar que esta madera proviene de fuentes fiables y sostenibles. Podremos encontrar barricas fabricadas con robles procedentes de los mejores bosques de Estados Unidos, Francia y Europa. La empresa está certificada en ISO 9001:2015, 14001:2015 y PEFC.

Otra línea de producción de Tonelería Magreñan es la del reciclado de aquellas barricas que ya no sirven para la crianza de vino y que se transforman en productos para jardinería o en objetos decorativos.

Alfaro

Tonelería Magreñan nace en 1820 como una pequeña tonelería familiar que ha sobrevivido hasta nuestros días y continúa fabricando barricas de forma artesanal.

La tonelería sólo fabrica barricas de roble, mediante un proceso en el que la mano del artesano es el factor determinante.

La preocupación por conseguir la mejor madera para fabricar una barrica de calidad, se extiende, también, a la de asegurar que esta madera proviene de fuentes fiables y sostenibles. Podremos encontrar barricas fabricadas con robles procedentes de los mejores bosques de Estados Unidos, Francia y Europa. La empresa está certificada en ISO 9001:2015, 14001:2015 y PEFC.

Otra línea de producción de Tonelería Magreñan es la del reciclado de aquellas barricas que ya no sirven para la crianza de vino y que se transforman en productos para jardinería o en objetos decorativos.

...

Almarza de Cameros

Las 200 ha de la Finca de Ribavellosa, son propiedad del Organismo Autónomo Parques Nacionales (Ministerio de Transición Ecológica). Se trata de un paraje singular de excepcional belleza y riqueza ecológica, muy accesible gracias a sus 12 km de senderos autoguiados abiertos al público y bien señalizados. Todos ellos son de sencillo recorrido permitiendo tanto a montañeros como a grupos familiares, y tanto andando como en bicicleta, acceder a buenas muestras de los principales tipos de bosques riojanos (hayedos, pinares, quejigares, encinares…).

Cuenta entre sus instalaciones con un área infantil, merenderos, aseos, o diversas instalaciones deportivas que permiten un mayor disfrute de una jornada campestre, apropiada para muy diversos grupos de visitantes, desde familias con niños pequeños, hasta grupos de la tercera edad.

Además, desde el Centro de información al Visitante, se ofrece cada fin de semana una variada propuesta de actividades ambientales como paseos guiados, charlas, talleres, etc. Pueden conocer más sobre este programa de actividades de educación ambiental accediendo a la web de la Finca.

Folleto del visitante:

Para obtener el folleto del visitante  pinche aquí.

Almarza de Cameros

Las 200 ha de la Finca de Ribavellosa, son propiedad del Organismo Autónomo Parques Nacionales (Ministerio de Transición Ecológica). Se trata de un paraje singular de excepcional belleza y riqueza ecológica, muy accesible gracias a sus 12 km de senderos autoguiados abiertos al público y bien señalizados. Todos ellos son de sencillo recorrido permitiendo tanto a montañeros como a grupos familiares, y tanto andando como en bicicleta, acceder a buenas muestras de los principales tipos de bosques riojanos (hayedos, pinares, quejigares, encinares…).

Cuenta entre sus instalaciones con un área infantil, merenderos, aseos, o diversas instalaciones deportivas que permiten un mayor disfrute de una jornada campestre, apropiada para muy diversos grupos de visitantes, desde familias con niños pequeños, hasta grupos de la tercera edad.

Además, desde el Centro de información al Visitante, se ofrece cada fin de semana una variada propuesta de actividades ambientales como paseos guiados, charlas, talleres, etc. Pueden conocer más sobre este programa de actividades de educación ambiental accediendo a la web de la Finca.

Folleto del visitante:

Para obtener el folleto del visitante  pinche aquí.

...

Anguciana

Castillo de señorío, situado en el casco urbano, junto al puente sobre el río Tirón, de planta rectangular, con aspilleras, troneras y matacán corrido rematado en almenas.

En 1397 Juan Alfonso de Salcedo, señor de Anguciana, obtuvo licencia de Enrique III para edificar una casa y torre fuerte en la localidad o su término. Más tarde, en 1447, su nieto recibió el privilegio de Juan II para fundar un mayorazgo en dicha torre. A partir de entonces, la torre perteneció a la familia Alonso de Salcedo y luego a Blanco de Salcedo.

Posteriormente, pasó a ser de una comunidad franciscana que, tras la escasez de la posguerra, tiró la casa palacio y acometió importantes transformaciones. Finalmente, los monjes vendieron el convento, que pasó sucesivamente a manos de particulares. Así, el interior fue totalmente modificado para su utilización como vivienda y hoy cumple funciones de almacén.

Texto: Asociación de Amigos de los Castillos de La Rioja


Época: siglos XIV y XV
Propiedad: particular
Visitable: no

Anguciana

Castillo de señorío, situado en el casco urbano, junto al puente sobre el río Tirón, de planta rectangular, con aspilleras, troneras y matacán corrido rematado en almenas.

En 1397 Juan Alfonso de Salcedo, señor de Anguciana, obtuvo licencia de Enrique III para edificar una casa y torre fuerte en la localidad o su término. Más tarde, en 1447, su nieto recibió el privilegio de Juan II para fundar un mayorazgo en dicha torre. A partir de entonces, la torre perteneció a la familia Alonso de Salcedo y luego a Blanco de Salcedo.

Posteriormente, pasó a ser de una comunidad franciscana que, tras la escasez de la posguerra, tiró la casa palacio y acometió importantes transformaciones. Finalmente, los monjes vendieron el convento, que pasó sucesivamente a manos de particulares. Así, el interior fue totalmente modificado para su utilización como vivienda y hoy cumple funciones de almacén.

Texto: Asociación de Amigos de los Castillos de La Rioja


Época: siglos XIV y XV
Propiedad: particular
Visitable: no

...

Anguiano

El nombre del monasterio, Valvanera, proviene de una expresión latina “Vallis Venaria” que significa “Valle de las venas de agua” por tratarse este de un valle con abundantes fuentes, arroyos y cascadas. La construcción del santuario tuvo su origen en el hallazgo de una imagen de Santa María del siglo IX por un ladrón arrepentido llamado Nuño Oñez, según está relatado en la “Historia Latina” escrita por el Abad de Valvanera, Don Rodrigo de Castroviejo en el año 1419. Es la traducción al latín de un texto del siglo XIII escrito posiblemente por Gonzalo de Berceo en lengua “vulgar materna”.

El primitivo cenobio constituido alrededor de la imagen encontrada e integrado por eremitas dio paso en el siglo X a monjes benedictinos. En su origen hubo una iglesia visigótica, luego una prerrománica consagrada en el año 1073, otra románica en el 1183 de la que sólo conserva una torre y por último, la actual iglesia del siglo XV.

En el altar mayor de la iglesia se encuentra el camarín de la Virgen de Valvanera al que se puede acceder lateralmente. La parte superior está presidida por un Cristo Majestad “Pantocrator” y debajo las imágenes de San Pedro, San Pablo, San Benito y San Atanasio.

El resto del monasterio está formado por construcciones del siglo XX en honor a la Patrona de La Rioja. A la que se rinde culto bajo la advocación de Valvanera es la talla más importante. No se conoce el autor ni la fecha en que se realizó, pero por sus características parece tratarse de una escultura de estilo bizantino-visigótico. Su origen se sitúa en el contexto del renovado fervor mariano que tuvo lugar en España en la primera mitad del siglo noveno.

 

Anguiano

El nombre del monasterio, Valvanera, proviene de una expresión latina “Vallis Venaria” que significa “Valle de las venas de agua” por tratarse este de un valle con abundantes fuentes, arroyos y cascadas. La construcción del santuario tuvo su origen en el hallazgo de una imagen de Santa María del siglo IX por un ladrón arrepentido llamado Nuño Oñez, según está relatado en la “Historia Latina” escrita por el Abad de Valvanera, Don Rodrigo de Castroviejo en el año 1419. Es la traducción al latín de un texto del siglo XIII escrito posiblemente por Gonzalo de Berceo en lengua “vulgar materna”.

El primitivo cenobio constituido alrededor de la imagen encontrada e integrado por eremitas dio paso en el siglo X a monjes benedictinos. En su origen hubo una iglesia visigótica, luego una prerrománica consagrada en el año 1073, otra románica en el 1183 de la que sólo conserva una torre y por último, la actual iglesia del siglo XV.

En el altar mayor de la iglesia se encuentra el camarín de la Virgen de Valvanera al que se puede acceder lateralmente. La parte superior está presidida por un Cristo Majestad “Pantocrator” y debajo las imágenes de San Pedro, San Pablo, San Benito y San Atanasio.

El resto del monasterio está formado por construcciones del siglo XX en honor a la Patrona de La Rioja. A la que se rinde culto bajo la advocación de Valvanera es la talla más importante. No se conoce el autor ni la fecha en que se realizó, pero por sus características parece tratarse de una escultura de estilo bizantino-visigótico. Su origen se sitúa en el contexto del renovado fervor mariano que tuvo lugar en España en la primera mitad del siglo noveno.

 

...

Arnedillo

Torre-fuerte del antiguo castillo y lienzo de muralla en la montaña, situado al norte del núcleo urbano, en la margen derecha del río Cidacos.

Su composición actual se basa en los restos de una torre de planta casi cuadrada pero muy irregular en su interior, del arranque de un muro que parte del lado occidental de la torre dirigiéndose hacia el sur y de un lienzo de muralla que lo une al escarpe rocoso próximo. A estos elementos se añade la existencia de restos de antiguos muros en la base del cementerio que se encuentra situado a los pies de la torre.

Las primeras noticias históricas sobre el castillo de Arnedillo son de 1170, cuando Alfonso VIII de Castilla daba a la catedral de Calahorra y a su obispo, Rodrigo, la villa de Arnedillo con el castillo que dominaba la Lomiella, que pasaría a manos del obispo Juan Pérez en 1224.

Posteriormente, a mediados del siglo XIX, se llamaba Castillo Lombera y el cementerio del pueblo ocupaba ya el antiguo recinto de la fortaleza, ya que las necesidades defensivas habían desaparecido.

Texto: Asociación de Amigos de los Castillos de La Rioja


Época: siglo XII
Propiedad: municipal
Visitable: libre acceso

Arnedillo

Torre-fuerte del antiguo castillo y lienzo de muralla en la montaña, situado al norte del núcleo urbano, en la margen derecha del río Cidacos.

Su composición actual se basa en los restos de una torre de planta casi cuadrada pero muy irregular en su interior, del arranque de un muro que parte del lado occidental de la torre dirigiéndose hacia el sur y de un lienzo de muralla que lo une al escarpe rocoso próximo. A estos elementos se añade la existencia de restos de antiguos muros en la base del cementerio que se encuentra situado a los pies de la torre.

Las primeras noticias históricas sobre el castillo de Arnedillo son de 1170, cuando Alfonso VIII de Castilla daba a la catedral de Calahorra y a su obispo, Rodrigo, la villa de Arnedillo con el castillo que dominaba la Lomiella, que pasaría a manos del obispo Juan Pérez en 1224.

Posteriormente, a mediados del siglo XIX, se llamaba Castillo Lombera y el cementerio del pueblo ocupaba ya el antiguo recinto de la fortaleza, ya que las necesidades defensivas habían desaparecido.

Texto: Asociación de Amigos de los Castillos de La Rioja


Época: siglo XII
Propiedad: municipal
Visitable: libre acceso