formularioHidden
formularioRDF
Login

 

Buscar en La Rioja Turismo close

EMPIEZA A TECLEAR...

TU BÚSQUEDA NO HA OBTENIDO NINGÚN RESULTADO.

Panel Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Ver y hacer

facetas
filter_listFiltrar

visualización

306 resultados

...

Arnedo Shopping Factory es una zona comercial que se situa a 5 minutos de Arnedo formado por más de 25 tiendas, y donde se pueden encontrar las primeras marcas a los mejores precios. Es un polígono cuidado con todo tipo de servicios: restaurantes, espacios verdes, parking gratuito, además de un fácil acceso desde diferentes puntos como Logroño, Pamplona, San Sebastián…

Se trata de una marca que pretende aunar todo el sector comercial y productivo de Arnedo como si de un centro comercial abierto se tratara, haciendo un guiño siempre a Arnedo como centro también de producción del propio calzado.

Esta iniciativa, pretende potenciar el turismo de compras en la Ciudad del Calzado, que supone en la actualidad, uno de los principales reclamos en atracción de turistas a la ciudad.

Arnedo Shopping Factory es una zona comercial que se situa a 5 minutos de Arnedo formado por más de 25 tiendas, y donde se pueden encontrar las primeras marcas a los mejores precios. Es un polígono cuidado con todo tipo de servicios: restaurantes, espacios verdes, parking gratuito, además de un fácil acceso desde diferentes puntos como Logroño, Pamplona, San Sebastián…

Se trata de una marca que pretende aunar todo el sector comercial y productivo de Arnedo como si de un centro comercial abierto se tratara, haciendo un guiño siempre a Arnedo como centro también de producción del propio calzado.

Esta iniciativa, pretende potenciar el turismo de compras en la Ciudad del Calzado, que supone en la actualidad, uno de los principales reclamos en atracción de turistas a la ciudad.

...

El castillo de Arnedo se encuentra en la zona más elevada de un cerro situado en el extremo noreste del casco urbano, con paredes muy escarpadas hacia el sur.

Su composición es mayoritariamente en mampostería y su formación constructiva, plenamente adaptada al terreno, hace que los cimientos de los muros queden directamente asentados sobre la roca (arenisca rojiza de grano media a grueso), lo que produce una planta irregular y muy adaptada al relieve de la roca que lo soporta.

De origen musulmán perteneció a la Familia Banu Qasi en el IX. En el siglo X pasó a manos cristianas varias veces hasta que en el XI su dominio fue definitivo. Desde 1029 fue de la familia de los Fortumones, pero en los siglos XII y XIII Arnedo fue disputada por los reyes de Castilla, Navarra y Aragón. En 1174 Alfonso VIII entregó el castillo al rey de Aragón Alfonso II. Dos años después tras ser recuperado por Castilla, fue entregado a Sancho VI de Navarra para volver a ser castellano en 1179. Con Pedro II de Aragón el castillo quedó en manos del reino de Navarra siendo su propietario Guillermo González. En 1256 Alfonso X se lo dio a Jaime I de Aragón. En 1262 este se lo pasa a Alonso Lopez de Haro para volver, más tarde, a jurisdicción castellana. En el XIV pasa a manos de la familia Velasco que funda en 1458 el mayorazgo de Ancho Fernádez de Velasco. Con la primera guerra carlista sufre transformaciones y se adecua a ser casa-cuartel hasta que, a finales de siglo, el ayuntamieto manda desmontarla y reaprovechar sus materiales.

Texto: Asociación de Amigos de los Castillos.

Época: siglos IX y X
Propiedad: municipal
Visitable: libre acceso

VISITAS GUIADAS

Las visitas son mediante guía y previa reserva en la Oficina de Turismo de Arnedo:

Nuevo Cinema, Paseo Constitución, 38.

941 380128

turismo@aytoarnedo.org.

Se realizan los sábados a las 16.00 h. y los domingos a las 12.30 h.

Y los precios son:

- entrada general 4€

- entrada reducida (jubilados y personas con discapacidad) 3€

- gratuita para menores de 12 años.

Es obligatorio realizar reserva previa.

El castillo de Arnedo se encuentra en la zona más elevada de un cerro situado en el extremo noreste del casco urbano, con paredes muy escarpadas hacia el sur.

Su composición es mayoritariamente en mampostería y su formación constructiva, plenamente adaptada al terreno, hace que los cimientos de los muros queden directamente asentados sobre la roca (arenisca rojiza de grano media a grueso), lo que produce una planta irregular y muy adaptada al relieve de la roca que lo soporta.

De origen musulmán perteneció a la Familia Banu Qasi en el IX. En el siglo X pasó a manos cristianas varias veces hasta que en el XI su dominio fue definitivo. Desde 1029 fue de la familia de los Fortumones, pero en los siglos XII y XIII Arnedo fue disputada por los reyes de Castilla, Navarra y Aragón. En 1174 Alfonso VIII entregó el castillo al rey de Aragón Alfonso II. Dos años después tras ser recuperado por Castilla, fue entregado a Sancho VI de Navarra para volver a ser castellano en 1179. Con Pedro II de Aragón el castillo quedó en manos del reino de Navarra siendo su propietario Guillermo González. En 1256 Alfonso X se lo dio a Jaime I de Aragón. En 1262 este se lo pasa a Alonso Lopez de Haro para volver, más tarde, a jurisdicción castellana. En el XIV pasa a manos de la familia Velasco que funda en 1458 el mayorazgo de Ancho Fernádez de Velasco. Con la primera guerra carlista sufre transformaciones y se adecua a ser casa-cuartel hasta que, a finales de siglo, el ayuntamieto manda desmontarla y reaprovechar sus materiales.

Texto: Asociación de Amigos de los Castillos.

Época: siglos IX y X
Propiedad: municipal
Visitable: libre acceso

VISITAS GUIADAS

Las visitas son mediante guía y previa reserva en la Oficina de Turismo de Arnedo:

Nuevo Cinema, Paseo Constitución, 38.

941 380128

turismo@aytoarnedo.org.

Se realizan los sábados a las 16.00 h. y los domingos a las 12.30 h.

Y los precios son:

- entrada general 4€

- entrada reducida (jubilados y personas con discapacidad) 3€

- gratuita para menores de 12 años.

Es obligatorio realizar reserva previa.

...

El Centro Sociocultural, situado junto al Palacio de la Baronesa, cuenta con tres plantas en las que se distribuyen tres salas de exposiciones, varias aulas de formación, una biblioteca y un salón de actos.

El Centro Fundación Caja Rioja-Bankia Arnedo está abierto al público de lunes a sábado, de 18:30 a 21:30 horas.

VER AGENDA DEL CENTRO

El Centro Sociocultural, situado junto al Palacio de la Baronesa, cuenta con tres plantas en las que se distribuyen tres salas de exposiciones, varias aulas de formación, una biblioteca y un salón de actos.

El Centro Fundación Caja Rioja-Bankia Arnedo está abierto al público de lunes a sábado, de 18:30 a 21:30 horas.

VER AGENDA DEL CENTRO

...

Arnedo

La Colección Permanente del Calzado, que se encuentra situada en la planta tercera del Centro Fundación Caja Rioja-Bankia Arnedo, es posible gracias a la colaboración entre la Fundación Caja Rioja y la Asociación de Amigos de Arnedo, y puede visitarse de lunes a sábado, entre las 18:30 y las 21:30 horas.

La colección recoge en varios paneles la historia del calzado en España y, en concreto, en Arnedo; desde las primeras pinturas rupestres encontradas en las que aparecen dibujos de hombres con calzado y pieles hasta los griegos y romanos, que utilizaban el calzado, además de proteger los pies, para hacer distinción entre las clases sociales. En la Edad Media se comenzó a ver el calzado como algo estético y monarcas y nobles gustaban de enseñar y mostrar sus pies cubiertos.

Pero la evolución del calzado, tal y como se señala en la exposición permanente, llegó en el siglo XVIII con la Revolución Industrial. Con la irrupción de la industria y el uso de máquinas que permitían confeccionar en serie zapatos de distintos modelos comienza la industria del calzado. Se trata de un sector renovado en el siglo XX gracias a la constante aparición de nuevas técnicas y materiales.

El calzado en Arnedo

La alpargata fue el único tipo de calzado utilizado por las clases populares hasta mediados del siglo XX. Por su comodidad y resistencia, los campesinos las usaban para el trabajo diario en los campos. En Arnedo, al menos desde mediados del siglo XIX, se producían alpargatas con carácter local, doméstico y artesanal, al igual que en otras localidades riojanas como Cervera del Río Alhama, Logroño, Nájera, Haro o Munilla, donde se realizaban en pequeños talleres que fueron el origen de la industria del calzado de cuero.

El cáñamo y el esparto (plantas herbáceas de las que se obtiene una fibra para fabricar cuerdas y materias primas para la elaboración de alpargatas) procedían de localidades navarras como Sesma, Cárcar, Andosilla, Azagra o Lodosa. La utilización posteriormente del yute y la introducción a partir de 1875 de la máquina de coser Singer dejaron a las alpargatas en un segundo plano.

Faustino Muro Rubio fue en sus orígenes fabricante de alpargatas. Aprendió el oficio en 1895 y se considera el primero que instauró la industria de calzado en piel en Arnedo, asentado en la calle Mayor en 1909. Fue el primero que se lanzó a comercializar por España sus zapatos, tanto de señora como de caballero, gracias a diferentes viajantes. En sus talleres aprendió Timoteo Ruiz, que pasa en 1920 de alpargatero a productor de zapatos mecanizando el proceso. En el inicio de la década de los treinta, Faustino Muro montó tres tiendas de calzado en Zaragoza, Bilbao y San Sebastián, cediendo la fábrica de Arnedo a sus tres encargados, Gastesi, Domínguez y Pascual, que crearon sus propias empresas.

En 1929 se produjo la llegada de la familia Sevilla, procedente de Munilla, a Arnedo. Las mejores comunicaciones y el afán emprendedor llevaron a Cándido Sevilla a desplazar a Arnedo toda la maquinaria de calzado que poseía en Munilla. Era el año 1933 y se creaba una nueva fábrica con edificios, maquinarias y producción modernizada gracias a la utilización del vulcanizado. La Sierra comienza a quedarse obsoleta, pequeña y mal comunicada e importantes centros como Enciso y Munilla se desmantelan y trasladan sus industrias a Calahorra, Arnedo y Logroño.

De la misma forma, el calzado de cuero comenzó a producirse industrialmente a finales del siglo XIX y se consolidó en la década de 1910-1920. Desde antiguo se trabajaban las pieles en la comarca, ya los celtíberos que habitaron en el Cerro de San Miguel y los musulmanes que se distribuyeron por esta tierra empleaban las pieles, así en la calle Tenerías de Arnedo se recuerda hasta hace poco uno de estos talleres.

La década de los treinta del siglo XX supuso la llegada a Arnedo de la familia Sevilla. Dedicados a tintoreros en Munilla fueron ampliando la empresa familiar a la fabricación de paños y en 1895 iniciaron la creación de zapatillas de orillo con suela de cuero en el sistema de cosido llamado Black, para posteriormente hacer zapatillas de paño en la década de los años veinte y llegar en 1929 a Arnedo.

La presencia de la familia Sevilla en Arnedo fue un hecho sin precedentes. El gran entramado fabril que habían creado permitió la diversificación de secciones. En 1947 contaba con las secciones de textil, gomas, curtidos y zapatillas que llegaron a emplear a más de 780 trabajadores, a ello se añadió una importante implicación social con sus empleados. Se creó la Hermandad “La Cadena” que promovió viviendas, escuelas, economato, ejercicios espirituales…

En 1933 Gastesi, Domínguez y Pascual se asociaron para recoger el testigo de Faustino Muro y surgieron marcas de calzado de señora caballero y niño como Gadopa, Pasigas, Luci y Link o Chicarro. Tras la Guerra Civil también se asentaron en Arnedo empresas llegadas desde Cervera del Río Alhama, productoras de alpargatas y precursoras de las fábricas de zapatillas. De forma paralela se desarrollaron industrias auxiliares vinculadas al caucho y a los cartonajes que dieron muestra del auge y la consolidación de la industria arnedana.

Arnedo es en los últimos años del siglo XX la segunda ciudad industrial de La Rioja con un entramado de pequeñas y medianas empresas vinculadas al calzado que gracias a su peculiaridad familiar lograron esquivar las sucesivas crisis.

Segundas y terceras generaciones de aquellos humildes hombres de espíritu emprendedor han creado nuevas empresas que han dado a Arnedo un nombre más allá de localismo regional, y han conseguido que sea uno de los centros productores de la industria del calzado más importantes del territorio español.

El tejido empresarial arnedano, según se cierra el siglo XX, está cada vez más centrado en la industria del calzado, tanto en fábricas como empresas auxiliares y de comercialización, y se ha configurado como el impulsor de la economía arnedana.

En el año 2003 el Gobierno de La Rioja y la Asociación de Industrias del Calzado y Conexas de la región (AICCOR) iniciaron los trámites para la constitución del Centro Tecnológico del Calzado de La Rioja (CTCR), donde se aplican las últimas tecnologías para crear un calzado con marca de La Rioja.

Hoy en día la industria del calzado riojano engloba a más de 200 empresas, muchas de ellas PYMES con menos de 5 trabajadores que emplean a cerca de 3.000 personas y es el segundo sector con mayor volumen de ventas en el exterior. 

Arnedo

La Colección Permanente del Calzado, que se encuentra situada en la planta tercera del Centro Fundación Caja Rioja-Bankia Arnedo, es posible gracias a la colaboración entre la Fundación Caja Rioja y la Asociación de Amigos de Arnedo, y puede visitarse de lunes a sábado, entre las 18:30 y las 21:30 horas.

La colección recoge en varios paneles la historia del calzado en España y, en concreto, en Arnedo; desde las primeras pinturas rupestres encontradas en las que aparecen dibujos de hombres con calzado y pieles hasta los griegos y romanos, que utilizaban el calzado, además de proteger los pies, para hacer distinción entre las clases sociales. En la Edad Media se comenzó a ver el calzado como algo estético y monarcas y nobles gustaban de enseñar y mostrar sus pies cubiertos.

Pero la evolución del calzado, tal y como se señala en la exposición permanente, llegó en el siglo XVIII con la Revolución Industrial. Con la irrupción de la industria y el uso de máquinas que permitían confeccionar en serie zapatos de distintos modelos comienza la industria del calzado. Se trata de un sector renovado en el siglo XX gracias a la constante aparición de nuevas técnicas y materiales.

El calzado en Arnedo

La alpargata fue el único tipo de calzado utilizado por las clases populares hasta mediados del siglo XX. Por su comodidad y resistencia, los campesinos las usaban para el trabajo diario en los campos. En Arnedo, al menos desde mediados del siglo XIX, se producían alpargatas con carácter local, doméstico y artesanal, al igual que en otras localidades riojanas como Cervera del Río Alhama, Logroño, Nájera, Haro o Munilla, donde se realizaban en pequeños talleres que fueron el origen de la industria del calzado de cuero.

El cáñamo y el esparto (plantas herbáceas de las que se obtiene una fibra para fabricar cuerdas y materias primas para la elaboración de alpargatas) procedían de localidades navarras como Sesma, Cárcar, Andosilla, Azagra o Lodosa. La utilización posteriormente del yute y la introducción a partir de 1875 de la máquina de coser Singer dejaron a las alpargatas en un segundo plano.

Faustino Muro Rubio fue en sus orígenes fabricante de alpargatas. Aprendió el oficio en 1895 y se considera el primero que instauró la industria de calzado en piel en Arnedo, asentado en la calle Mayor en 1909. Fue el primero que se lanzó a comercializar por España sus zapatos, tanto de señora como de caballero, gracias a diferentes viajantes. En sus talleres aprendió Timoteo Ruiz, que pasa en 1920 de alpargatero a productor de zapatos mecanizando el proceso. En el inicio de la década de los treinta, Faustino Muro montó tres tiendas de calzado en Zaragoza, Bilbao y San Sebastián, cediendo la fábrica de Arnedo a sus tres encargados, Gastesi, Domínguez y Pascual, que crearon sus propias empresas.

En 1929 se produjo la llegada de la familia Sevilla, procedente de Munilla, a Arnedo. Las mejores comunicaciones y el afán emprendedor llevaron a Cándido Sevilla a desplazar a Arnedo toda la maquinaria de calzado que poseía en Munilla. Era el año 1933 y se creaba una nueva fábrica con edificios, maquinarias y producción modernizada gracias a la utilización del vulcanizado. La Sierra comienza a quedarse obsoleta, pequeña y mal comunicada e importantes centros como Enciso y Munilla se desmantelan y trasladan sus industrias a Calahorra, Arnedo y Logroño.

De la misma forma, el calzado de cuero comenzó a producirse industrialmente a finales del siglo XIX y se consolidó en la década de 1910-1920. Desde antiguo se trabajaban las pieles en la comarca, ya los celtíberos que habitaron en el Cerro de San Miguel y los musulmanes que se distribuyeron por esta tierra empleaban las pieles, así en la calle Tenerías de Arnedo se recuerda hasta hace poco uno de estos talleres.

La década de los treinta del siglo XX supuso la llegada a Arnedo de la familia Sevilla. Dedicados a tintoreros en Munilla fueron ampliando la empresa familiar a la fabricación de paños y en 1895 iniciaron la creación de zapatillas de orillo con suela de cuero en el sistema de cosido llamado Black, para posteriormente hacer zapatillas de paño en la década de los años veinte y llegar en 1929 a Arnedo.

La presencia de la familia Sevilla en Arnedo fue un hecho sin precedentes. El gran entramado fabril que habían creado permitió la diversificación de secciones. En 1947 contaba con las secciones de textil, gomas, curtidos y zapatillas que llegaron a emplear a más de 780 trabajadores, a ello se añadió una importante implicación social con sus empleados. Se creó la Hermandad “La Cadena” que promovió viviendas, escuelas, economato, ejercicios espirituales…

En 1933 Gastesi, Domínguez y Pascual se asociaron para recoger el testigo de Faustino Muro y surgieron marcas de calzado de señora caballero y niño como Gadopa, Pasigas, Luci y Link o Chicarro. Tras la Guerra Civil también se asentaron en Arnedo empresas llegadas desde Cervera del Río Alhama, productoras de alpargatas y precursoras de las fábricas de zapatillas. De forma paralela se desarrollaron industrias auxiliares vinculadas al caucho y a los cartonajes que dieron muestra del auge y la consolidación de la industria arnedana.

Arnedo es en los últimos años del siglo XX la segunda ciudad industrial de La Rioja con un entramado de pequeñas y medianas empresas vinculadas al calzado que gracias a su peculiaridad familiar lograron esquivar las sucesivas crisis.

Segundas y terceras generaciones de aquellos humildes hombres de espíritu emprendedor han creado nuevas empresas que han dado a Arnedo un nombre más allá de localismo regional, y han conseguido que sea uno de los centros productores de la industria del calzado más importantes del territorio español.

El tejido empresarial arnedano, según se cierra el siglo XX, está cada vez más centrado en la industria del calzado, tanto en fábricas como empresas auxiliares y de comercialización, y se ha configurado como el impulsor de la economía arnedana.

En el año 2003 el Gobierno de La Rioja y la Asociación de Industrias del Calzado y Conexas de la región (AICCOR) iniciaron los trámites para la constitución del Centro Tecnológico del Calzado de La Rioja (CTCR), donde se aplican las últimas tecnologías para crear un calzado con marca de La Rioja.

Hoy en día la industria del calzado riojano engloba a más de 200 empresas, muchas de ellas PYMES con menos de 5 trabajadores que emplean a cerca de 3.000 personas y es el segundo sector con mayor volumen de ventas en el exterior. 

...

Arnedo alberga oculto bajo su suelo, un impresionante y original patrimonio rupestre, parte del cual tenemos la oportunidad de conocer y disfrutar. Durante esta visita conoceremos en primer lugar el Centro de Interpretación en el que se hemos recreado una cueva-vivienda y otras de usos económicos: bodega, corral, cuadra, almacén de aperos de labranza... Además visitamos dos tramos de la espectacular Cueva de los Cien Pilares cuyo uso tal vez tenga un origen religioso. 

Para visitar la Cueva hay que ponerse en contacto con la Oficina de Turismo. Es necesario realizar reserva previa.

Arnedo alberga oculto bajo su suelo, un impresionante y original patrimonio rupestre, parte del cual tenemos la oportunidad de conocer y disfrutar. Durante esta visita conoceremos en primer lugar el Centro de Interpretación en el que se hemos recreado una cueva-vivienda y otras de usos económicos: bodega, corral, cuadra, almacén de aperos de labranza... Además visitamos dos tramos de la espectacular Cueva de los Cien Pilares cuyo uso tal vez tenga un origen religioso. 

Para visitar la Cueva hay que ponerse en contacto con la Oficina de Turismo. Es necesario realizar reserva previa.

...

 La iglesia de San Cosme y San Damián es catedralicia por su majestuosidad belleza. Como las otras dos parroquias de Arnedo, ya  aparece citada en el S. XIII. El edificio es de sillería del S. XVI, con tres naves cubiertas por bóvedas de crucería estrelladas, cabecera ochavada de tres paños; coro alto a los pies y diversas capillas abiertas en las naves laterales. Dos capillas en la cabecera y torre a los pies completan la arquitectura

Trabajaron en su construcción Pedro de Alzaga, Martín de Saracíbar, Francisco de Zumista, Juan de Juaristi...

Portada Sur

La entrada es de estilo manierista con elementos barrocos, fue realizada entre 1634 y 1638 por Juan de Zumeta y Larrañaga.

Sobre seis columnas estríadas se abre un frontón y tímpano que nos recuerda el estilo grecorromano, está compuesta de dos cuerpos, el bajo adintelado entre columnas con frontón redondo y el alto con doble hornacina que alberga las imágenes de San Cosme y San Damián.

Para pasar al interior es necesario franquear una monumental puerta adornada con artísticos clavos y molduras.

Puerta Oeste

En el centro del hastial oeste a los pies, se abre la portada más antigua, actualmente en desuso, llamada del Padre Eterno por el relieve del segundo cuerpo. Es de estilo renacentista-manierista de la segunda mitad del S. XVI.

Torre

Adosada al último tramo de la nave del evangelio, con cuerpo inferior de planta cuadrada y superior octogonal con cúpula con linterna. El cuerpo inferior es del XVI, el alto del siglo XVII (1597-1625), y el remate o campanario del XIX,  reconstruido en el año 1951.

Capilla de San Martín

Al entrar en el templo de San Cosme, a la derecha, se halla la capilla de San Martín, renacentista con bóveda de cañón, tiene ingreso de medio punto soportando un frontón triangular roto con un altorrelieve del Padre Eterno, en ella destaca sobremanera su precioso retablo, el más antiguo del templo obra romanista del escultor arnedano Antonio de Zárraga, muy artístico, sobre todo en imaginería.

De tres calles con columnas corintias, romanista del año 1590. En el centro la figura de S. Martín de Tours partiendo la capa con el mendigo, llama la atención la pata flotante del caballo y la pierna herida del mendigo. y a los lados santo Obispo y Abad, en el banco las santas Catalina, Magdalena y Julita. En el segundo cupero San Pedro y San Pablo a los lados del relieve de la Epifanía. En el ático un calvario.

Capilla de Santa Catalina

Posee un retablo rococó de la segunda mitad del XVIII, con imagen de San Francisco Javier del S. XVII y Santa Catalina del XVI. Pintura en el ático de San Ignacio.

Retablo de la Inmaculada

Compuesto por una parte baja, rococó del XVIII con imagen moderna de la Inmaculada y San José y Santa Teresa, rococós a los lados. Sobre él, retablo barroco de fines del XVII con Virgen de la Antigua, gótica del XIV-XV mutilada y Santo Tomás de Aquino barroco del s. XVII.

Retablo Mayor

Al entrar dentro, sobrecoge la belleza del retablo central, espectacular y majestuoso, recubierto en oro sobre una base de alabastro y madera policromada. Sebastián Sola y José Tovar fueron los artífices de este retablo impresionante, labrado en figuras y adornos barrocos que terminaron de construir en 1699.

La base del retablo es de piedra de alabastro labrada en figuras y adornos barrocos. Encima, y en madera, a derecha e izquierda, una talla de Santiago el Mayor en brioso caballo derrocando a grotescos moros, y San Jorge en caballo negro luchando con el dragón. Hacia arriba, cuatro cuarteles con la vida y milagros de los titulares, San Cosme y San Damián. En uno de ellos puede verse la cabeza de un santo que rueda por el suelo. Adornando el conjunto columnas y calados barrocos. En el centro están las imágenes, de cuerpo entero, de San Cosme y San Damián.

La pieza formada por el relicario, el sagrario y el expositor a cuyos lados se pueden ver los dos bustos relicarios de San Cosme y San Damián es de singular mérito artístico. Estos bustos relicarios son los que los navarros y riojanos se disputan cada 27 de septiembre.

En lo alto del retablo puede contemplarse una soberana talla de la Asunción de María rodeada de ángeles y trompetas.

Capilla de San Juan Evangelista

En este altar de S. Juan Evangelista, barroco, recargado de uvas y palomas, de finales del s. XVIII, podemos admirar una buena talla de San Juan y relieves, de su martirio y  predicación. En el atrio se hallan figuras de San Joaquín y varios ángeles.

Capilla de la Virgen de Vico

El retablo, rococó de la segunda mitad del S. XVIII es interesante sobre todo por tres de las imágenes que alberga procedentes del desamortizado Monasterio de Vico. En el centro la Virgen de Vico , Patrona de Arnedo, románica del s. XII. 

A los lados San Francisco de Asís y San Antonio de fines del S. XVII, de autor desconocido pero de estilo de Pedro de Mena, importante escultor barroco de escuela granadina y principal discípulo de Alonso Cano

Órgano

Espléndido ejemplar de los órganos barrocos de la escuela castellana. Magnífica fachada que se organiza en torno a dos cuerpos.

En el cuerpo inferior o pedestal, de forma rectangular, se ocultan los componentes del teclado, los registros, el teclado de pies con sus pedales, el teclado de mano, y el "secreto" o caja distribuidora de viento. El cuerpo principal, tubería horizontal; más arriba tubería vertical, a ambos lados cuatro paneles o "campos" con motivos vegetales.

El remate de la caja presenta una decoración de motivos vegetales rematada con la talla del ángel trompetero. El 30 de septiembre de 1706 Martín Crespo, maestro de órgano, se obligó a hacer este órgano de San Cosme y San Damián.

Capilla de la Veracruz

En ella se celebraban tradicionalmente las misas de Veracruz.  Posee altar barroco con lienzo de San Sebastián en el ático, todo del siglo XVIII. El sepulcro con Cristo yacente de tamaño natural, barroco del XVIII . Tres imágenes de Dolorosas, barrocas del XVIII. Hay otro retbalo como el anterio con lienzo de San Lorenzo en el ático e imagen de Cristo a la Columna todo del S. XVIII.

En la pared del Coro Bajo, cuelga una gran cruz de madera: dos personas, elegidas a sorteo el DOmingo de Ramos, trasladan esta cruz a hombros hasta el Calvario, cerro al oeste de la ciudad, al tiempo que se rezan las XIV estaciones del Vía Crucis, el Viernes Santo en procesión multitudinaria. 

Coro Alto

Realizado por Juan de Juaristi II que también construye a la vez la torre. Conserva la Sillería con 27 asientos y el facistol, todo ello barroco del primer tercio del s XVIII.

Sacristía Antigua

Al sur de la cabecera del s. XVI en piedra de sillería y cubierta con bóveda de crucería de terceletes.

Sacristía Nueva

Al norte de la cabecera, construida en el s. XVII en mampostería encadenada de ladrillo, técnica conocida como aparejo toledano , cubierta interiormente  con cúpula sobre pechinas

 La iglesia de San Cosme y San Damián es catedralicia por su majestuosidad belleza. Como las otras dos parroquias de Arnedo, ya  aparece citada en el S. XIII. El edificio es de sillería del S. XVI, con tres naves cubiertas por bóvedas de crucería estrelladas, cabecera ochavada de tres paños; coro alto a los pies y diversas capillas abiertas en las naves laterales. Dos capillas en la cabecera y torre a los pies completan la arquitectura

Trabajaron en su construcción Pedro de Alzaga, Martín de Saracíbar, Francisco de Zumista, Juan de Juaristi...

Portada Sur

La entrada es de estilo manierista con elementos barrocos, fue realizada entre 1634 y 1638 por Juan de Zumeta y Larrañaga.

Sobre seis columnas estríadas se abre un frontón y tímpano que nos recuerda el estilo grecorromano, está compuesta de dos cuerpos, el bajo adintelado entre columnas con frontón redondo y el alto con doble hornacina que alberga las imágenes de San Cosme y San Damián.

Para pasar al interior es necesario franquear una monumental puerta adornada con artísticos clavos y molduras.

Puerta Oeste

En el centro del hastial oeste a los pies, se abre la portada más antigua, actualmente en desuso, llamada del Padre Eterno por el relieve del segundo cuerpo. Es de estilo renacentista-manierista de la segunda mitad del S. XVI.

Torre

Adosada al último tramo de la nave del evangelio, con cuerpo inferior de planta cuadrada y superior octogonal con cúpula con linterna. El cuerpo inferior es del XVI, el alto del siglo XVII (1597-1625), y el remate o campanario del XIX,  reconstruido en el año 1951.

Capilla de San Martín

Al entrar en el templo de San Cosme, a la derecha, se halla la capilla de San Martín, renacentista con bóveda de cañón, tiene ingreso de medio punto soportando un frontón triangular roto con un altorrelieve del Padre Eterno, en ella destaca sobremanera su precioso retablo, el más antiguo del templo obra romanista del escultor arnedano Antonio de Zárraga, muy artístico, sobre todo en imaginería.

De tres calles con columnas corintias, romanista del año 1590. En el centro la figura de S. Martín de Tours partiendo la capa con el mendigo, llama la atención la pata flotante del caballo y la pierna herida del mendigo. y a los lados santo Obispo y Abad, en el banco las santas Catalina, Magdalena y Julita. En el segundo cupero San Pedro y San Pablo a los lados del relieve de la Epifanía. En el ático un calvario.

Capilla de Santa Catalina

Posee un retablo rococó de la segunda mitad del XVIII, con imagen de San Francisco Javier del S. XVII y Santa Catalina del XVI. Pintura en el ático de San Ignacio.

Retablo de la Inmaculada

Compuesto por una parte baja, rococó del XVIII con imagen moderna de la Inmaculada y San José y Santa Teresa, rococós a los lados. Sobre él, retablo barroco de fines del XVII con Virgen de la Antigua, gótica del XIV-XV mutilada y Santo Tomás de Aquino barroco del s. XVII.

Retablo Mayor

Al entrar dentro, sobrecoge la belleza del retablo central, espectacular y majestuoso, recubierto en oro sobre una base de alabastro y madera policromada. Sebastián Sola y José Tovar fueron los artífices de este retablo impresionante, labrado en figuras y adornos barrocos que terminaron de construir en 1699.

La base del retablo es de piedra de alabastro labrada en figuras y adornos barrocos. Encima, y en madera, a derecha e izquierda, una talla de Santiago el Mayor en brioso caballo derrocando a grotescos moros, y San Jorge en caballo negro luchando con el dragón. Hacia arriba, cuatro cuarteles con la vida y milagros de los titulares, San Cosme y San Damián. En uno de ellos puede verse la cabeza de un santo que rueda por el suelo. Adornando el conjunto columnas y calados barrocos. En el centro están las imágenes, de cuerpo entero, de San Cosme y San Damián.

La pieza formada por el relicario, el sagrario y el expositor a cuyos lados se pueden ver los dos bustos relicarios de San Cosme y San Damián es de singular mérito artístico. Estos bustos relicarios son los que los navarros y riojanos se disputan cada 27 de septiembre.

En lo alto del retablo puede contemplarse una soberana talla de la Asunción de María rodeada de ángeles y trompetas.

Capilla de San Juan Evangelista

En este altar de S. Juan Evangelista, barroco, recargado de uvas y palomas, de finales del s. XVIII, podemos admirar una buena talla de San Juan y relieves, de su martirio y  predicación. En el atrio se hallan figuras de San Joaquín y varios ángeles.

Capilla de la Virgen de Vico

El retablo, rococó de la segunda mitad del S. XVIII es interesante sobre todo por tres de las imágenes que alberga procedentes del desamortizado Monasterio de Vico. En el centro la Virgen de Vico , Patrona de Arnedo, románica del s. XII. 

A los lados San Francisco de Asís y San Antonio de fines del S. XVII, de autor desconocido pero de estilo de Pedro de Mena, importante escultor barroco de escuela granadina y principal discípulo de Alonso Cano

Órgano

Espléndido ejemplar de los órganos barrocos de la escuela castellana. Magnífica fachada que se organiza en torno a dos cuerpos.

En el cuerpo inferior o pedestal, de forma rectangular, se ocultan los componentes del teclado, los registros, el teclado de pies con sus pedales, el teclado de mano, y el "secreto" o caja distribuidora de viento. El cuerpo principal, tubería horizontal; más arriba tubería vertical, a ambos lados cuatro paneles o "campos" con motivos vegetales.

El remate de la caja presenta una decoración de motivos vegetales rematada con la talla del ángel trompetero. El 30 de septiembre de 1706 Martín Crespo, maestro de órgano, se obligó a hacer este órgano de San Cosme y San Damián.

Capilla de la Veracruz

En ella se celebraban tradicionalmente las misas de Veracruz.  Posee altar barroco con lienzo de San Sebastián en el ático, todo del siglo XVIII. El sepulcro con Cristo yacente de tamaño natural, barroco del XVIII . Tres imágenes de Dolorosas, barrocas del XVIII. Hay otro retbalo como el anterio con lienzo de San Lorenzo en el ático e imagen de Cristo a la Columna todo del S. XVIII.

En la pared del Coro Bajo, cuelga una gran cruz de madera: dos personas, elegidas a sorteo el DOmingo de Ramos, trasladan esta cruz a hombros hasta el Calvario, cerro al oeste de la ciudad, al tiempo que se rezan las XIV estaciones del Vía Crucis, el Viernes Santo en procesión multitudinaria. 

Coro Alto

Realizado por Juan de Juaristi II que también construye a la vez la torre. Conserva la Sillería con 27 asientos y el facistol, todo ello barroco del primer tercio del s XVIII.

Sacristía Antigua

Al sur de la cabecera del s. XVI en piedra de sillería y cubierta con bóveda de crucería de terceletes.

Sacristía Nueva

Al norte de la cabecera, construida en el s. XVII en mampostería encadenada de ladrillo, técnica conocida como aparejo toledano , cubierta interiormente  con cúpula sobre pechinas

...

Construida a principios del siglo XVI en piedra de sillar, la iglesia de Santo Tomás es de estilo gótico. La portada es apuntada, con seis arquivoltas y protegida por pórtico.
Si de la iglesia de San Cosme y San Damián hay que destacar la belleza de su retablo central, de esta iglesia es obligado mencionar la impresionante bóveda estrellada que cubre la nave central que justifica por sí misma la visita al templo.

El retablo mayor es clasicista y está presidido por la imagen de Santo Tomás. Con banco y cuerpo, con pares de columnas corintias entorchadas y frontón redondo roto, clasicista de hacia 1640. Lienzos de los cuatro evangelistas en los plintos de las columnas, imagen titular de Santo Tomás.

En el tramo de naves hay coro alto sobre crucería estrellada con combados curvos. Órgano con caja rococó de la segunda mitad del XVIII.. Debajo dos capillas en arco rebajado, una de ellas sirve de baptisterio; en el centro el acceso al coro.

La torre se yergue al Norte de la cabecera y consta de dos plantas, la segunda de ladrillo. Sobre esta torre se puede ver durante todo el año un nido de cigüeñas que por el particular clima agradable de la ciudad permanecen aquí durante todo el año. Este nido pesa nada menos que 700 kg., por lo que periódicamente se aligera y se traslada a las cigüeñas durante una temporada, con el fin de que no se produzca un derrumbamiento de la torre.

Construida a principios del siglo XVI en piedra de sillar, la iglesia de Santo Tomás es de estilo gótico. La portada es apuntada, con seis arquivoltas y protegida por pórtico.
Si de la iglesia de San Cosme y San Damián hay que destacar la belleza de su retablo central, de esta iglesia es obligado mencionar la impresionante bóveda estrellada que cubre la nave central que justifica por sí misma la visita al templo.

El retablo mayor es clasicista y está presidido por la imagen de Santo Tomás. Con banco y cuerpo, con pares de columnas corintias entorchadas y frontón redondo roto, clasicista de hacia 1640. Lienzos de los cuatro evangelistas en los plintos de las columnas, imagen titular de Santo Tomás.

En el tramo de naves hay coro alto sobre crucería estrellada con combados curvos. Órgano con caja rococó de la segunda mitad del XVIII.. Debajo dos capillas en arco rebajado, una de ellas sirve de baptisterio; en el centro el acceso al coro.

La torre se yergue al Norte de la cabecera y consta de dos plantas, la segunda de ladrillo. Sobre esta torre se puede ver durante todo el año un nido de cigüeñas que por el particular clima agradable de la ciudad permanecen aquí durante todo el año. Este nido pesa nada menos que 700 kg., por lo que periódicamente se aligera y se traslada a las cigüeñas durante una temporada, con el fin de que no se produzca un derrumbamiento de la torre.

...

Situado a extramuros de la ciudad, en el paraje donde según la tradición la Virgen de Vico se apareció al Kan de Vico, jefe de una de las Comunidades árabes de Arnedo, en el año 1045. Fue en 1456 cuando el franciscano Fray López de Salinas fundó este monasterio que alcanzó su mayor esplendor en el siglo XVII.

El monasterio contaba con una valiosa biblioteca de la que poco ha llegado a nuestros días. La causa de esta pérdida se debe a los dos incendios ocurridos en el edificio, en los años 1635 y 1766. Actualmente está ocupado y regido por las hermanas de la Comunidad del Císter. Esta orden vive consagrada a la vida contemplativa, a la oración y la liturgia, aunque para su mantenimiento trabajan en la decoración de la porcelana, en la repostería y en la hospedería.

Situado a extramuros de la ciudad, en el paraje donde según la tradición la Virgen de Vico se apareció al Kan de Vico, jefe de una de las Comunidades árabes de Arnedo, en el año 1045. Fue en 1456 cuando el franciscano Fray López de Salinas fundó este monasterio que alcanzó su mayor esplendor en el siglo XVII.

El monasterio contaba con una valiosa biblioteca de la que poco ha llegado a nuestros días. La causa de esta pérdida se debe a los dos incendios ocurridos en el edificio, en los años 1635 y 1766. Actualmente está ocupado y regido por las hermanas de la Comunidad del Císter. Esta orden vive consagrada a la vida contemplativa, a la oración y la liturgia, aunque para su mantenimiento trabajan en la decoración de la porcelana, en la repostería y en la hospedería.

...

Arnedo

En el interior de la Iglesia, se ha abierto un pequeño Museo para que pueda visitar, todo aquel que esté interesado en el arte. Nos encontramos con obras de arte de valor, que se han ido conservando con mucho esmero a lo largo de la vida de la Comunidad Cisterciense, que ahora habita en el Monasterio.

En la imaginaria, aunque sencilla, no debemos pasar por alto la Piedad de María hacia Cristo. El esplendor de la Inmaculada Concepción (quizá del s. XVIII), que nos presenta a María triunfante sobre las adversidades.

A Santa Gertrudis, mística Cisterciense, se la representa con el corazón inflamado; en el que habita el Niño Jesús; finalmente en la última escultura nos encontramos con San José ejerciendo de Padre solícito.

Evocando otros tiempos, tenemos una serie de ornamentos con que se revestían los Ministros de la Iglesia para los diferentes oficios: “casullas” para el sacerdote que presidía la Eucaristía, “dalmatita” para los que le ayudaban y “capas pluviales” para las procesiones en los diferentes colores que se utilizan en la liturgia.     

Arnedo

En el interior de la Iglesia, se ha abierto un pequeño Museo para que pueda visitar, todo aquel que esté interesado en el arte. Nos encontramos con obras de arte de valor, que se han ido conservando con mucho esmero a lo largo de la vida de la Comunidad Cisterciense, que ahora habita en el Monasterio.

En la imaginaria, aunque sencilla, no debemos pasar por alto la Piedad de María hacia Cristo. El esplendor de la Inmaculada Concepción (quizá del s. XVIII), que nos presenta a María triunfante sobre las adversidades.

A Santa Gertrudis, mística Cisterciense, se la representa con el corazón inflamado; en el que habita el Niño Jesús; finalmente en la última escultura nos encontramos con San José ejerciendo de Padre solícito.

Evocando otros tiempos, tenemos una serie de ornamentos con que se revestían los Ministros de la Iglesia para los diferentes oficios: “casullas” para el sacerdote que presidía la Eucaristía, “dalmatita” para los que le ayudaban y “capas pluviales” para las procesiones en los diferentes colores que se utilizan en la liturgia.     

...

Arnedo

Al lado de la fábrica de Callaghan en Arnedo se encuentra el  Museo Basilio García. En su interior nos encontramos con un fascinante viaje que va desde los inicios del calzado, con zapatos desde el siglo III antes de Cristo, hasta la actualidad.

Un museo donde se combinan a la perfección la tradición, con las primeras hormas para la elaboración del calzado, una zapatería antigua en la que todos los procesos eran manuales… Y las últimas tecnologías incorporadas al calzado.

Además podremos comprobar la evolución de las marcas de la empresa Callaghan y Gorila, con los zapatos más emblemáticos de la marca.

Ven a visitarlo.

Arnedo

Al lado de la fábrica de Callaghan en Arnedo se encuentra el  Museo Basilio García. En su interior nos encontramos con un fascinante viaje que va desde los inicios del calzado, con zapatos desde el siglo III antes de Cristo, hasta la actualidad.

Un museo donde se combinan a la perfección la tradición, con las primeras hormas para la elaboración del calzado, una zapatería antigua en la que todos los procesos eran manuales… Y las últimas tecnologías incorporadas al calzado.

Además podremos comprobar la evolución de las marcas de la empresa Callaghan y Gorila, con los zapatos más emblemáticos de la marca.

Ven a visitarlo.

...

Arnedo

El Museo de Ciencias Naturales de Arnedo, creado en 1975 con los fondos donados por Iberdrola y los del investigador D. Santiago Jiménez, tiene una larga tradición museística, habiendo recorrido la mayor parte de las capitales de provincia y ciudades españolas e identificándose por ello como Museo Itinerante habiendo superado los más de cinco millones de visitantes desde su creación.

Múltiples piezas de minerales y fósiles, distribuidas entre sus secciones, se muestran en sus vitrinas, todas ellas debidamente identificadas. Los fósiles, clasificados en períodos, se presentan en las salas superiores, con ellos se pretende mostrar al alumnado y público en general la importancia del patrimonio paleoicnológico de La Rioja, para que cuando visiten los yacimientos conozcan de antemano cómo se formaron las huellas de los dinosaurios y cómo debemos contribuir a sus conservación y en lo que antes fue la bodega del palacio se pueden ver los materiales investigados durante los últimos treinta años en yacimientos paleontológicos. Su exposición se completa con los datos aportados en paneles con mapas, esquemas y fotografías que ilustran al visitante.

Por otro lado, los centros escolares tienen preparados materiales en el almacén que forman un aula de prácticas que se conoce con el lema: Con todos los sentidos.

Pero, sin duda, el mayor atractivo de esta Sala lo encuentra el visitante en las réplicas de huellas, cráneos, garras y dientes de dinosaurios y en las que tortugas, aves, pterosaurios, huesos, cráneo de cocodrilo y pez lepidotes vienen a representar la gran variedad de especies animales que habitaron estos parajes a lo largo de millones de años anteriores a nuestro tiempo.

Arnedo

El Museo de Ciencias Naturales de Arnedo, creado en 1975 con los fondos donados por Iberdrola y los del investigador D. Santiago Jiménez, tiene una larga tradición museística, habiendo recorrido la mayor parte de las capitales de provincia y ciudades españolas e identificándose por ello como Museo Itinerante habiendo superado los más de cinco millones de visitantes desde su creación.

Múltiples piezas de minerales y fósiles, distribuidas entre sus secciones, se muestran en sus vitrinas, todas ellas debidamente identificadas. Los fósiles, clasificados en períodos, se presentan en las salas superiores, con ellos se pretende mostrar al alumnado y público en general la importancia del patrimonio paleoicnológico de La Rioja, para que cuando visiten los yacimientos conozcan de antemano cómo se formaron las huellas de los dinosaurios y cómo debemos contribuir a sus conservación y en lo que antes fue la bodega del palacio se pueden ver los materiales investigados durante los últimos treinta años en yacimientos paleontológicos. Su exposición se completa con los datos aportados en paneles con mapas, esquemas y fotografías que ilustran al visitante.

Por otro lado, los centros escolares tienen preparados materiales en el almacén que forman un aula de prácticas que se conoce con el lema: Con todos los sentidos.

Pero, sin duda, el mayor atractivo de esta Sala lo encuentra el visitante en las réplicas de huellas, cráneos, garras y dientes de dinosaurios y en las que tortugas, aves, pterosaurios, huesos, cráneo de cocodrilo y pez lepidotes vienen a representar la gran variedad de especies animales que habitaron estos parajes a lo largo de millones de años anteriores a nuestro tiempo.

Nuevo Cinema

tipo de documento Lugares de interés

...

Arnedo

En la Nueva Oficina de Turismo de Arnedo situada en el edificio Nuevo Cinema se ofrece información sobre los recursos turísticos de la ciudad del calzado y el Valle del Cidacos. Tenemos a disposición de nuestros visitantes todo tipo de folletos sobre la riqueza artística, histórica, paisajística o gastronómica de Arnedo y La Rioja editados por el Ayuntamiento, La Rioja Turismo y otras muchas localidades de nuestra comunidad.

Desde este punto se gestionan las distintas visitas guiadas que ofrecemos, como la visita a la Cueva de los Cien Pilares, el Castillo de Arnedo, o la iglesia de San Cosme y San Damián, entre otros.

Además el edificio acoge la exposición pemanente La Celtibera en Arnedo, que expone los hallazgos realizados en el yacimiento celtíbero de San Miguel.

El Cerro de San Miguel, situado en una de las colinas que rodean la ciudad alberga los restos de tres yacimientos arqueológicos superpuestos: un primer poblado del Bronce final- Primera Edad del Hierro, un asentamiento de la Segunda Edad del Hierro de época celtibérica desarrollado  entre los siglos VI y III antes de Cristo y una necrópolis de la Edad media.

De ellos es el celtíbero el mejor conocido puesto que en él se han centrado todas las investigaciones realizadas hasta el momento.

A través de los objetos de esta exposición se pretende mostrar y difundir cómo eran nuestros antepasados celtibéricos, conociendo así su economía, su actividad artesana, su carácter guerrero, e incluso pequeños detalles de su vida cotidiana.

Además de un gran número de piezas cerámicas, en la Exposición se pueden contemplar magníficos objetos de hierro e incluso la reproducción a escala 1:3 de una casa celtíbera.

El edificio Nuevo Cinema es una construcción de 1951 y es el único ejemplo de edificio público con un correcto lenguaje historicista que ha pervivido. El edificio acogió un cine, que incluía patio de butacas y gallinero, así como los dos vestíbulos de entrada, así como una parte destinada a casino, y posteriormente bar cafetería. Adquirido por el Ayuntamiento de Arnedo en octubre de 2014, fuer reformado y en 2017 acogió la exposición La Rioja Tierra Abierta, para posteriormente acoger los servicios del área municipal de turismo.

Arnedo

En la Nueva Oficina de Turismo de Arnedo situada en el edificio Nuevo Cinema se ofrece información sobre los recursos turísticos de la ciudad del calzado y el Valle del Cidacos. Tenemos a disposición de nuestros visitantes todo tipo de folletos sobre la riqueza artística, histórica, paisajística o gastronómica de Arnedo y La Rioja editados por el Ayuntamiento, La Rioja Turismo y otras muchas localidades de nuestra comunidad.

Desde este punto se gestionan las distintas visitas guiadas que ofrecemos, como la visita a la Cueva de los Cien Pilares, el Castillo de Arnedo, o la iglesia de San Cosme y San Damián, entre otros.

Además el edificio acoge la exposición pemanente La Celtibera en Arnedo, que expone los hallazgos realizados en el yacimiento celtíbero de San Miguel.

El Cerro de San Miguel, situado en una de las colinas que rodean la ciudad alberga los restos de tres yacimientos arqueológicos superpuestos: un primer poblado del Bronce final- Primera Edad del Hierro, un asentamiento de la Segunda Edad del Hierro de época celtibérica desarrollado  entre los siglos VI y III antes de Cristo y una necrópolis de la Edad media.

De ellos es el celtíbero el mejor conocido puesto que en él se han centrado todas las investigaciones realizadas hasta el momento.

A través de los objetos de esta exposición se pretende mostrar y difundir cómo eran nuestros antepasados celtibéricos, conociendo así su economía, su actividad artesana, su carácter guerrero, e incluso pequeños detalles de su vida cotidiana.

Además de un gran número de piezas cerámicas, en la Exposición se pueden contemplar magníficos objetos de hierro e incluso la reproducción a escala 1:3 de una casa celtíbera.

El edificio Nuevo Cinema es una construcción de 1951 y es el único ejemplo de edificio público con un correcto lenguaje historicista que ha pervivido. El edificio acogió un cine, que incluía patio de butacas y gallinero, así como los dos vestíbulos de entrada, así como una parte destinada a casino, y posteriormente bar cafetería. Adquirido por el Ayuntamiento de Arnedo en octubre de 2014, fuer reformado y en 2017 acogió la exposición La Rioja Tierra Abierta, para posteriormente acoger los servicios del área municipal de turismo.