formularioHidden
formularioRDF
Login

 

Iniciar sesión
Buscar en La Rioja Turismo close

Empieza a teclear...

Tu búsqueda no ha obtenido ningún resultado.

Panel Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Todo > en familia

visualización

facetas
filter_listFiltrar

92 resultados

La Rioja accesible

tipo de documento Artículos

La Rioja es un destino turístico inclusivo, que trabaja por la accesibilidad real y por crear espacios en los que todos tengamos cabida. Le invitamos a disfrutar del enoturismo y de una gastronomía sobresaliente, a conocer la tierra donde habitaron dinosaurios, a vivir el camino de Santiago y a adentrase en la cuna del castellano.

La Rioja ofrece una variada oferta turística accesible para todo tipo de turistas. Turismo familiar, tercera edad y turistas con necesidades especiales o diversidad funcional encuentran en La Rioja actividades para todos los gustos.

Los amantes de la naturaleza disfrutarán de entornos naturales accesibles como las vías verdes, el Camino de Santiago, el Parque de Sierra Cebollera o la Reserva de los Sotos de Alfaro… donde existen cómodos paseos adaptados para silla de ruedas o con carrito de niños a lo largo de sus senderos accesibles.

Existe una variada oferta de arte, patrimonio y cultura accesibles para conocer monasterios, castillos, museos o los secretos del vino de Rioja. Si se quiere compartir un día en familia nada mejor que pasarlo en los parques temáticos de Paleo Aventura (Barranco Perdido) o Tierra Rapaz, donde mayores y pequeños vivirán experiencias inolvidables. Por supuesto, quien viene La Rioja no puede marcharse sin visitar una de nuestras numerosas bodegas accesibles y participar en las catas sensoriales de vino, donde los sentidos son protagonistas y permiten sorprenderse a todos con hallazgos y descubrimientos de tus capacidades personales.

Si la oferta turística y cultural es variada, no lo es menos la oferta gastronómica. Quienes visitan esta tierra nunca olvidan nuestra cocina gracias a la amplísima oferta de rutas de pinchos y restaurantes accesibles, que no sólo están libres de barreras arquitectónicas, sino que además disponen de menús especiales para diferentes intolerancias.

En definitiva, La Rioja es una región que apetece, un destino accesible que acoge hospitalariamente a todos, una tierra que sorprende positivamente para realizar turismo deportivo, congresual y de reuniones, ir de compras, ...

Ven y descubre #LaRiojaAccesible en:

www.equalitasvitae.com

www.lariojasinbarreras.org

...

...

Santo Domingo de la Calzada

Este edificio renacentista situado en la calle Mayor, frente a la Plaza de la Alameda, fue construido en el siglo XVI por la familia Samaniego y ampliado en el siglo XVIII por el Marqués de Ciriñuela. En la fachada figuran los escudos del Corregidor de la ciudad, Diego de Ocio y Vallejo, y el de su esposa.

Desde 1968 es Albergue de Peregrinos y sede de la Cofradía del Santo, la cofradía asistencial más antigua del Camino de Santiago. Fundada por Santo Domingo de la Calzada en el siglo XI, la Cofradía del Santocuenta con museo y uno de los mejores albergues en la Ruta Jacobea siendo ampliado en 2009 con un edificio anexo provisto de numerosos y cómodos servicios para el peregrino.

En su interior, se crían los gallos y las gallinas blancos que forman parte del Gallinero de la Catedral, como recuerdo al famoso 'Milagro del gallo y la gallina'.

Santo Domingo de la Calzada

Este edificio renacentista situado en la calle Mayor, frente a la Plaza de la Alameda, fue construido en el siglo XVI por la familia Samaniego y ampliado en el siglo XVIII por el Marqués de Ciriñuela. En la fachada figuran los escudos del Corregidor de la ciudad, Diego de Ocio y Vallejo, y el de su esposa.

Desde 1968 es Albergue de Peregrinos y sede de la Cofradía del Santo, la cofradía asistencial más antigua del Camino de Santiago. Fundada por Santo Domingo de la Calzada en el siglo XI, la Cofradía del Santocuenta con museo y uno de los mejores albergues en la Ruta Jacobea siendo ampliado en 2009 con un edificio anexo provisto de numerosos y cómodos servicios para el peregrino.

En su interior, se crían los gallos y las gallinas blancos que forman parte del Gallinero de la Catedral, como recuerdo al famoso 'Milagro del gallo y la gallina'.

...

Logroño

Aquí podrás visitar los calados que desde la Edad Media y el Renacimiento se han venido utilizando para la elaboración y la crianza del vino. Las calles más antiguas de la ciudad, siguen conservando muchos de sus antiguos calados.

Los calados: cada vivienda tenía en su parte inferior, bajo el nivel del suelo, una construcción de piedra de sillería, - como la que componen las iglesias y las catedrales -, con una bóveda de medio cañón también construida con sillares. En ellas cada familia, descargaba la uva y la hacía después fermentar en el lagar, una especie de depósitos generalmente de piedra.

Cuando recorras la Ruavieja, Barriocepo u otras calles del Casco Antiguo fíjate en una especie de respiraderos que los muros de piedra tienen a la altura del suelo. Los llamamos tuferas. Cuando el vino fermentaba en el lagar por lo que se conoce por maceración carbónica o tumultuosa producía un gran aumento de temperatura y se desprendía monóxido de carbono. Este gas es lo que tantísimas veces ha producido lo que en La Rioja se conoce como muerte dulce, un envenenamiento por asfixia que causa la muerte sin ninguna señal de alarma previa, simplemente haciendo antes perder el conocimiento al artesano de la bodega.

Los calados que conservamos son:

Casa de la Danza
c/ Ruavieja, 25 o acceso desde la calle San Gregorio
Tfno: 941 24 63 65
casadanza@hotmail.com

Sede de la UNED
c/ Barriocepo, 34
Tfno: 941 25 97 22 / 941 25 97 45
info@logrono.uned.es

Colegio de Ingenieros Industriales
Plaza de San Bartolomé, 1
Tfno: 941 25 15 37 / 941 25 19 36
rioja@coiiar.org

Colegio de Arquitectos / Casa Palacio del Marqués de Legarda, siglo XVIII
c/ Barriocepo, 40
Tfno: 941 22 01 08
coar@coar.es

Electra Rioja Gran Casino
c/ Sagasta, 10
Tfno: 941 25 14 20
nieves.santos@orenesgrupo.com

Reja Dorada
c/ Ruavieja, 19
Tfno: 941 23 69 80
rejadorada@factoryw.com

Calado de San Gregorio

C/ Ruavieja, 29

Calados del Centro de la Cultura del Rioja

C/ Mercaderes, 9

Logroño

Aquí podrás visitar los calados que desde la Edad Media y el Renacimiento se han venido utilizando para la elaboración y la crianza del vino. Las calles más antiguas de la ciudad, siguen conservando muchos de sus antiguos calados.

Los calados: cada vivienda tenía en su parte inferior, bajo el nivel del suelo, una construcción de piedra de sillería, - como la que componen las iglesias y las catedrales -, con una bóveda de medio cañón también construida con sillares. En ellas cada familia, descargaba la uva y la hacía después fermentar en el lagar, una especie de depósitos generalmente de piedra.

Cuando recorras la Ruavieja, Barriocepo u otras calles del Casco Antiguo fíjate en una especie de respiraderos que los muros de piedra tienen a la altura del suelo. Los llamamos tuferas. Cuando el vino fermentaba en el lagar por lo que se conoce por maceración carbónica o tumultuosa producía un gran aumento de temperatura y se desprendía monóxido de carbono. Este gas es lo que tantísimas veces ha producido lo que en La Rioja se conoce como muerte dulce, un envenenamiento por asfixia que causa la muerte sin ninguna señal de alarma previa, simplemente haciendo antes perder el conocimiento al artesano de la bodega.

Los calados que conservamos son:

Casa de la Danza
c/ Ruavieja, 25 o acceso desde la calle San Gregorio
Tfno: 941 24 63 65
casadanza@hotmail.com

Sede de la UNED
c/ Barriocepo, 34
Tfno: 941 25 97 22 / 941 25 97 45
info@logrono.uned.es

Colegio de Ingenieros Industriales
Plaza de San Bartolomé, 1
Tfno: 941 25 15 37 / 941 25 19 36
rioja@coiiar.org

Colegio de Arquitectos / Casa Palacio del Marqués de Legarda, siglo XVIII
c/ Barriocepo, 40
Tfno: 941 22 01 08
coar@coar.es

Electra Rioja Gran Casino
c/ Sagasta, 10
Tfno: 941 25 14 20
nieves.santos@orenesgrupo.com

Reja Dorada
c/ Ruavieja, 19
Tfno: 941 23 69 80
rejadorada@factoryw.com

Calado de San Gregorio

C/ Ruavieja, 29

Calados del Centro de la Cultura del Rioja

C/ Mercaderes, 9

...

Logroño

El Archivo Histórico Provincial de La Rioja (AHPLR) tiene como misión la recogida, conservación, organización, difusión de los documentos notariales y registrales centenarios de la provincia, así como de los generados por la Administración Delegada del Estado en la Comunidad Autónoma en su fase intermedia e histórica. Igualmente puede custodiar documentos de otras administraciones, personas físicas o jurídicas, públicas o privadas, en su fase histórica, ingresados por depósitos o donaciones, todo ello encaminado a incrementar el Patrimonio Documental de La Rioja.

El Archivo está construido sobre un solar, cercano a los 500 m2, sito en la calle Rodríguez de Paterna nº 24 y que fuera ocupado en origen por una casa palacio de la que únicamente se conserva su equilibrada fachada de estilo neoclásico, obra del último tercio del siglo XVIII. Esta fachada es lo único que se ha conservado de las dos casas que la familia de los Orive, regidores perpetuos de la ciudad, mandaron construir al arquitecto Valerio de Ascorbe y Beitia en la por entonces llamada calle de la Villanueva.

El edificio actual fue proyectado por los arquitectos Sáenz de Jubera Encío y Torío Piudo, concibiéndolo al exterior y en lo que a la zona de depósitos se refiere, como un contenedor cerrado sin vanos, homenaje a las antiguas arcas de tres llaves de los archivos de concejo.

El interior, al ser el edificio de nueva planta, está concebido, con criterios de funcionalidad propios de un archivo moderno. Existen tres zonas diferenciadas -depósito de fondos, salas de trabajo y despachos- que, aunque comunicadas entre sí, impiden interferencias en los circuitos de tránsito.

Consta el edificio de tres plantas en su parte pública y de cinco más sótano en la destinada a depósitos, de acceso restringido.

La zona pública se organiza en torno a un espacio central, donde se halla la conserjería y arranca la escalera principal que conecta las tres plantas citadas. En la primera planta se encuentran los despachos de dirección y secretaría y en la segunda una sala de juntas.

En la planta baja se halla la sala de investigadores y la de consultas, así como las dependencias de trabajo técnico (acceso de fondos, desinsectación, clasificación y catalogación).

La zona de depósito es una zona independiente, aunque bien comunicada con el resto de dependencias. Consta de seis plantas, incluido sótano, y está formada por 21 cámaras estancas dotadas de sistemas de seguridad (material ignífugo, barreras fotoeléctricas y detectores de humo) en las que se instalan armarios móviles sobre raíles.

Logroño

El Archivo Histórico Provincial de La Rioja (AHPLR) tiene como misión la recogida, conservación, organización, difusión de los documentos notariales y registrales centenarios de la provincia, así como de los generados por la Administración Delegada del Estado en la Comunidad Autónoma en su fase intermedia e histórica. Igualmente puede custodiar documentos de otras administraciones, personas físicas o jurídicas, públicas o privadas, en su fase histórica, ingresados por depósitos o donaciones, todo ello encaminado a incrementar el Patrimonio Documental de La Rioja.

El Archivo está construido sobre un solar, cercano a los 500 m2, sito en la calle Rodríguez de Paterna nº 24 y que fuera ocupado en origen por una casa palacio de la que únicamente se conserva su equilibrada fachada de estilo neoclásico, obra del último tercio del siglo XVIII. Esta fachada es lo único que se ha conservado de las dos casas que la familia de los Orive, regidores perpetuos de la ciudad, mandaron construir al arquitecto Valerio de Ascorbe y Beitia en la por entonces llamada calle de la Villanueva.

El edificio actual fue proyectado por los arquitectos Sáenz de Jubera Encío y Torío Piudo, concibiéndolo al exterior y en lo que a la zona de depósitos se refiere, como un contenedor cerrado sin vanos, homenaje a las antiguas arcas de tres llaves de los archivos de concejo.

El interior, al ser el edificio de nueva planta, está concebido, con criterios de funcionalidad propios de un archivo moderno. Existen tres zonas diferenciadas -depósito de fondos, salas de trabajo y despachos- que, aunque comunicadas entre sí, impiden interferencias en los circuitos de tránsito.

Consta el edificio de tres plantas en su parte pública y de cinco más sótano en la destinada a depósitos, de acceso restringido.

La zona pública se organiza en torno a un espacio central, donde se halla la conserjería y arranca la escalera principal que conecta las tres plantas citadas. En la primera planta se encuentran los despachos de dirección y secretaría y en la segunda una sala de juntas.

En la planta baja se halla la sala de investigadores y la de consultas, así como las dependencias de trabajo técnico (acceso de fondos, desinsectación, clasificación y catalogación).

La zona de depósito es una zona independiente, aunque bien comunicada con el resto de dependencias. Consta de seis plantas, incluido sótano, y está formada por 21 cámaras estancas dotadas de sistemas de seguridad (material ignífugo, barreras fotoeléctricas y detectores de humo) en las que se instalan armarios móviles sobre raíles.

...

Logroño

El Camino de Santiago entra en la ciudad de Logroño por la calle Ruavieja, en ella se encuentra la ermita o capilla de San Gregorio, reconstruida prácticamente en el mismo lugar en el que estuvo la anterior.

El edificio antiguo se levantó en 1642, en el espacio que ocupaba la casa que según la tradición sirvió de residencia al santo. En 1038, el Papa Benedicto IX envió a San Gregorio, obispo de Ostia (Italia), a La Rioja y Navarra para terminar con unas plagas de langosta que estaban arruinando las cosechas y causando grandes hambrunas en la población. Tras bendecir los campos y acabar con ellas, el santo inició una peregrinación a Santiago de Compostela, acompañado de su discípulo Santo Domingo de la Calzada. A su regreso, falleció el 9 de mayo de 1044 en esta casa.

La antigua ermita era una pequeña construcción, realizada en sillería, de planta cuadrada, cubierta con bóveda de arista. Fue desmontada en 1971, tras el hundimiento del tejado un año antes, conservando el ayuntamiento de Logroño los sillares correspondientes a la fachada. Todas las piezas que la ornamentaban fueron donadas al Museo de La Rioja por la familia propietaria de la capilla.

Años más tarde, se reedificó toda la zona de viviendas de la calle Ruavieja, reservando el Consistorio para su reubicación el espacio que había ocupado anteriormente. Gracias a la intervención del Club Rotario de Logroño y al Ayuntamiento de la ciudad, fue rehecha e inaugurada el 9 de mayo de 1994, día de la festividad de San Gregorio. En ella se montó la fachada original de sillería, con una puerta en arco de medio punto con dos arquivoltas, en las que se puede leer la siguiente inscripción: En el interior, conserva un lienzo de San Gregorio, procedente de la ermita anterior, que fue restaurado por el Club Rotario de Logroño. Es una obra barroca de mediados del siglo XVII.

Logroño

El Camino de Santiago entra en la ciudad de Logroño por la calle Ruavieja, en ella se encuentra la ermita o capilla de San Gregorio, reconstruida prácticamente en el mismo lugar en el que estuvo la anterior.

El edificio antiguo se levantó en 1642, en el espacio que ocupaba la casa que según la tradición sirvió de residencia al santo. En 1038, el Papa Benedicto IX envió a San Gregorio, obispo de Ostia (Italia), a La Rioja y Navarra para terminar con unas plagas de langosta que estaban arruinando las cosechas y causando grandes hambrunas en la población. Tras bendecir los campos y acabar con ellas, el santo inició una peregrinación a Santiago de Compostela, acompañado de su discípulo Santo Domingo de la Calzada. A su regreso, falleció el 9 de mayo de 1044 en esta casa.

La antigua ermita era una pequeña construcción, realizada en sillería, de planta cuadrada, cubierta con bóveda de arista. Fue desmontada en 1971, tras el hundimiento del tejado un año antes, conservando el ayuntamiento de Logroño los sillares correspondientes a la fachada. Todas las piezas que la ornamentaban fueron donadas al Museo de La Rioja por la familia propietaria de la capilla.

Años más tarde, se reedificó toda la zona de viviendas de la calle Ruavieja, reservando el Consistorio para su reubicación el espacio que había ocupado anteriormente. Gracias a la intervención del Club Rotario de Logroño y al Ayuntamiento de la ciudad, fue rehecha e inaugurada el 9 de mayo de 1994, día de la festividad de San Gregorio. En ella se montó la fachada original de sillería, con una puerta en arco de medio punto con dos arquivoltas, en las que se puede leer la siguiente inscripción: En el interior, conserva un lienzo de San Gregorio, procedente de la ermita anterior, que fue restaurado por el Club Rotario de Logroño. Es una obra barroca de mediados del siglo XVII.

Casa Pisón

tipo de documento Lugares de interés

...

Haro

Palacio barroco del s.XVII construido con piedra de sillería en sus tres plantas. En la fachada destacan los tres balcones centrales con ménsulas labradas de hojas de acanto y la marquesina de hierro sobre la entrada. En la cornisa apreciamos la moldura de ojos de buey y una cornisa de hierro adosada con motivos florales que destaca al estar pintada en blanco.

A diferencia de otros edificios de la localidad este palacio tiene una antepuerta ajardinada.

En los detalles heráldicos se puede apreciar los nombre de dos familias importantes de la ciudad como fueron, la familia Martínez de Medinilla y la de Martínez de Pisón (de ahí el nombre de "Casa Pisón"), marqués de Ciriñuela.

Haro

Palacio barroco del s.XVII construido con piedra de sillería en sus tres plantas. En la fachada destacan los tres balcones centrales con ménsulas labradas de hojas de acanto y la marquesina de hierro sobre la entrada. En la cornisa apreciamos la moldura de ojos de buey y una cornisa de hierro adosada con motivos florales que destaca al estar pintada en blanco.

A diferencia de otros edificios de la localidad este palacio tiene una antepuerta ajardinada.

En los detalles heráldicos se puede apreciar los nombre de dos familias importantes de la ciudad como fueron, la familia Martínez de Medinilla y la de Martínez de Pisón (de ahí el nombre de "Casa Pisón"), marqués de Ciriñuela.

...

Ezcaray

En las proximidades de la iglesia hay una serie de calles y plazas de gran sabor tradicional y en ellas cobran protagonismo algunos palacios blasonados. Los más importantes son el Palacio de Torremúzquiz y el Palacio del Ángel, de l siglo XVIII. Son clásicas casonas barrocos, bien construidas, formadas por varios pisos, buena fábrica de sillería y puertas, ventanas y balcones adintelados.

Fuente: Arteguías

Palacio de Azcárate (S. XVII) (arriba)

Construcción que data de (1.750) con un diseño sencillo en la época y que posteriormente hacia 1.800 se vería reformado por arquitectos especializados que amoldaron las fachadas trabajando nuevas figuras en los pilares centrales junto con adornos de tipo renacentistas.

El Palacete perteneció a la familia Azcárate , cuya Historia está fuertemente ligada a la carrera militar. Terratenientes con gran influencia que poseían también otros Palacetes en el norte de España de considerable importancia junto con un patrimonio que abarcaba hasta Madrid capital.

La actual rehabilitación ha mantenido el diseño arquitectónico que embellece las fachadas aunque interiormente la estructura se ha renovado por completo para poder ofrecer todas la comodidades de los Hoteles de hoy en día.

Artesanos conocidos, tallistas profesionales y escultores  han colaborado en restaurar piezas de gran valor histórico y emocional para la localidad y la zona.

Palacio del Ángel (S. XVIII)

Edificio construido a mediados del siglo XVIII con características comunes a otras Casas Palaciegas de Ezcaray, como sus canes tallados o la piedra de sillería. En su fachada hay un escudo rococó y una hornacina con la imagen cerámica de San Miguel.

Palacio del Arzobispo Barroeta (S.XVII)

Edificio construido a mitades del siglo XVIII con piedra de sillería en su fachada y mamposterís en el resto del edificio.

Casa de los Condes de Torremúzquiz (S.XVIII)

Casa de los Gil de la Cuesta (S.XVIII)

Ezcaray

En las proximidades de la iglesia hay una serie de calles y plazas de gran sabor tradicional y en ellas cobran protagonismo algunos palacios blasonados. Los más importantes son el Palacio de Torremúzquiz y el Palacio del Ángel, de l siglo XVIII. Son clásicas casonas barrocos, bien construidas, formadas por varios pisos, buena fábrica de sillería y puertas, ventanas y balcones adintelados.

Fuente: Arteguías

Palacio de Azcárate (S. XVII) (arriba)

Construcción que data de (1.750) con un diseño sencillo en la época y que posteriormente hacia 1.800 se vería reformado por arquitectos especializados que amoldaron las fachadas trabajando nuevas figuras en los pilares centrales junto con adornos de tipo renacentistas.

El Palacete perteneció a la familia Azcárate , cuya Historia está fuertemente ligada a la carrera militar. Terratenientes con gran influencia que poseían también otros Palacetes en el norte de España de considerable importancia junto con un patrimonio que abarcaba hasta Madrid capital.

La actual rehabilitación ha mantenido el diseño arquitectónico que embellece las fachadas aunque interiormente la estructura se ha renovado por completo para poder ofrecer todas la comodidades de los Hoteles de hoy en día.

Artesanos conocidos, tallistas profesionales y escultores  han colaborado en restaurar piezas de gran valor histórico y emocional para la localidad y la zona.

Palacio del Ángel (S. XVIII)

Edificio construido a mediados del siglo XVIII con características comunes a otras Casas Palaciegas de Ezcaray, como sus canes tallados o la piedra de sillería. En su fachada hay un escudo rococó y una hornacina con la imagen cerámica de San Miguel.

Palacio del Arzobispo Barroeta (S.XVII)

Edificio construido a mitades del siglo XVIII con piedra de sillería en su fachada y mamposterís en el resto del edificio.

Casa de los Condes de Torremúzquiz (S.XVIII)

Casa de los Gil de la Cuesta (S.XVIII)

...

Arnedo

Edificada en el S. XVIII por los Señores de Argáiz se la denomina Casa-Palacio por estar edificada sobre las ruinas de un palacio renacentista mandado levantar por los  Condes de Nieva. Un señorío establecido en la segunda rama del Condestable de Castilla que en el S. XVI volvió a incorporarse a la rama principal, en aquel  momento Ducado de Frías.

La edificación se realizó sobre la parte de la planta del antiguo palacio aprovechando sus columnas, que quedaron embutidas en el muro que da al jardín en el cual se conservan dos relieves de piedra, en forma de medallón, con los retratos del Conde y la Condesa de Nieva. El tipo de construcción es el típico que se usaba en el S. XVII por toda la zona. Es característica la fábrica de ladrillo, la gran escalera central, los suelos de baldosa de cerámica original, conservados en su mayor parte, y el alero de media caña que se puede ver por toda la cuenca del Ebro. Es de interés el oratorio por contener el retablo renacentista perteneciente al antiguo palacio y reinstalado en la nueva casa por los Señores de Argáiz.

Entre los varios cuadros que decoran la casa es interesante recalcar uno de principios del S. XVI, que representa la Virgen rodeada de la primeras advocaciones de la Purísima, por ser su autor un pintor arnedano llamado Gerónimo Gentico, muy apreciado en la región. Esta casa fue heredada sucesivamente por la familia Argáiz hasta que, por matrimonio de una sobrina, pasa a la familia Orive, de Logroño, la cual a su vez entronca con la de Sopranis.

Como anécdota cabe señalar que muy a principios del s.XIX fue su propietario Francisco Javier Argáiz y Eguizábal, Sacristán de la catedral de Tortosa e intelectual muy apreciado en su tiempo perteneciente al círculo íntimo de Moratín, Cea Bermúdez, Fedez. De Navarrete Marqués de Legarda, el arquitecto Silvestre Pérez, Melchor Gaspar de Jovellanos, Goya...en cuya biblioteca estilo imperio (actualmente en el despacho) se conservan manuscritos autógrafos de algunos de estos personajes, además de excelentes ediciones de la época a pesar del expolio ocasionado en la última guerra por la ocupación de la casa por las tropas italianas.

Arnedo

Edificada en el S. XVIII por los Señores de Argáiz se la denomina Casa-Palacio por estar edificada sobre las ruinas de un palacio renacentista mandado levantar por los  Condes de Nieva. Un señorío establecido en la segunda rama del Condestable de Castilla que en el S. XVI volvió a incorporarse a la rama principal, en aquel  momento Ducado de Frías.

La edificación se realizó sobre la parte de la planta del antiguo palacio aprovechando sus columnas, que quedaron embutidas en el muro que da al jardín en el cual se conservan dos relieves de piedra, en forma de medallón, con los retratos del Conde y la Condesa de Nieva. El tipo de construcción es el típico que se usaba en el S. XVII por toda la zona. Es característica la fábrica de ladrillo, la gran escalera central, los suelos de baldosa de cerámica original, conservados en su mayor parte, y el alero de media caña que se puede ver por toda la cuenca del Ebro. Es de interés el oratorio por contener el retablo renacentista perteneciente al antiguo palacio y reinstalado en la nueva casa por los Señores de Argáiz.

Entre los varios cuadros que decoran la casa es interesante recalcar uno de principios del S. XVI, que representa la Virgen rodeada de la primeras advocaciones de la Purísima, por ser su autor un pintor arnedano llamado Gerónimo Gentico, muy apreciado en la región. Esta casa fue heredada sucesivamente por la familia Argáiz hasta que, por matrimonio de una sobrina, pasa a la familia Orive, de Logroño, la cual a su vez entronca con la de Sopranis.

Como anécdota cabe señalar que muy a principios del s.XIX fue su propietario Francisco Javier Argáiz y Eguizábal, Sacristán de la catedral de Tortosa e intelectual muy apreciado en su tiempo perteneciente al círculo íntimo de Moratín, Cea Bermúdez, Fedez. De Navarrete Marqués de Legarda, el arquitecto Silvestre Pérez, Melchor Gaspar de Jovellanos, Goya...en cuya biblioteca estilo imperio (actualmente en el despacho) se conservan manuscritos autógrafos de algunos de estos personajes, además de excelentes ediciones de la época a pesar del expolio ocasionado en la última guerra por la ocupación de la casa por las tropas italianas.

...

Arnedo

A lo largo de sus más de tres siglos de historia, este edificio ha sido uno de los referentes obligados de la ciudad. Fue en 1658 cuando el Arzobispo de Granada, Don Antonio de Argaiz, clérigo presbítero vecino de la ciudad de Arnedo, con la ayuda de su hermano, decidió su construcción.

El edificio es plenamente renacentista y presenta las peculiaridades de la arquitectura de la región, en la que la escasez de piedra para sillares y la tradición árabe hacen que sea el ladrillo el elemento empleado habitualmente. En un principio esta construcción fue disfrutada por los Señores de Gamarra, iniciando posteriormente un rocambolesco periplo entre destinos y usos: Sede de las Oficinas del Juez Subdelegado del Catastro, Cárcel, Juzgado de la ciudad, dependencias municipales…

Es a partir de mediados de los 80 cuando se decide su rehabilitación como Casa de la Cultura de Arnedo.

Arnedo

A lo largo de sus más de tres siglos de historia, este edificio ha sido uno de los referentes obligados de la ciudad. Fue en 1658 cuando el Arzobispo de Granada, Don Antonio de Argaiz, clérigo presbítero vecino de la ciudad de Arnedo, con la ayuda de su hermano, decidió su construcción.

El edificio es plenamente renacentista y presenta las peculiaridades de la arquitectura de la región, en la que la escasez de piedra para sillares y la tradición árabe hacen que sea el ladrillo el elemento empleado habitualmente. En un principio esta construcción fue disfrutada por los Señores de Gamarra, iniciando posteriormente un rocambolesco periplo entre destinos y usos: Sede de las Oficinas del Juez Subdelegado del Catastro, Cárcel, Juzgado de la ciudad, dependencias municipales…

Es a partir de mediados de los 80 cuando se decide su rehabilitación como Casa de la Cultura de Arnedo.

Concierto de PlecTres

tipo de documento Eventos

...

23/02/2019

Logroño

23/02/2019

23/02/2019

Logroño

...

22/12/2018

Alfaro

22/12/2018

17/03/2019

Alfaro

Carlos I de España y V del Sacro Imperio Romano Germánico visitó La Rioja en 1520, 1523 y 1542.

Son pisadas livianas que ocultan plomo. Seguimos huellas de una magnitud soberana mientras evocamos la primera mitad del siglo XVI. Escarbamos un rastro azul sobre el suelo añejo riojano. Buscamos al hijo de Juana I de Castilla y Felipe el Hermoso, Rey de España y Emperador del Sacro Imperio Romano Germánico. Encontramos a Carlos I y Carlos V, el mismo hombre, el más poderoso sobre la tierra por aquel entonces.

El primer viaje

Sobrevolamos el año de 1520 en un flashback trascendental. Es febrero. A sus veinte años, Carlos I pisa por primera vez La Rioja camino de Santiago de Compostela. En esta ocasión, no es destino, sino travesía que deja poso. El Rey descansa en Calahorra, en Logroño, en Nájera y en Santo Domingo de la Calzada. 

En presente, deambulamos por el claustro de la iglesia de Santa María de Palacio, en Logroño. Aquí, durante su primer viaje, juró sus privilegios antes de ser coronado emperador del Sacro Imperio Romano Germánico.

Iglesia imperial de Santa María de Palacio. Logroño.

El camino hacia Nájera hoy es corto y motorizado, antes natural y alargado.

Observamos el Monasterio de Santa María La Real. Entramos en el mismo espacio que recorrió el monarca las tres veces que estuvo en Nájera. Avanzamos a través de arterias históricas. Cruzamos la puerta de Carlos V, bautizada así en honor del soberano. Nos cuentan que aportó importantes cantidades de dinero para culminar el claustro de los Caballeros por el que ahora paseamos. Respiramos almas de nobleza a cada paso mientras admiramos los recuerdos en gótico y plateresco.

Dentro de la iglesia, regresamos al pasado. Bajo el coro de finales del siglo XV, descendemos hacia una cueva mística. En el Panteón Real, invocamos a reyes navarros y castellanos. Proseguimos en la nave central directos hacia un exuberante Retablo Mayor, una guía simbólica sobre el pasado del monasterio y de la Virgen. A un lado, encontramos el sepulcro en mármol oscuro de los Manrique de Lara (Duques de Nájera), a quienes Carlos V dignificó como Grandes de España por los servicios prestados a la Corona.

Monasterio de Santa Mª La Real. Nájera.

El segundo viaje

Emulamos su segunda parada en Santo Domingo de la Calzada. Fue en septiembre de 1523 y entró en La Rioja desde Burgos. Pretendemos atrapar sus huellas difusas cuando nos hablan de Juan de Samano, un hombre de familia superior que actuó como secretario del Consejo de Indias del mismo Carlos V. Asimismo, asumió funciones tan relevantes en la ciudad como las de mayordomo y regidor.

En la catedral, que en realidad es concatedral, nos sumergimos en una amalgama artística de románico, gótico y barroco. Nos detenemos frente a la capilla de la Inmaculada Concepción, que fue fundada por el citado Samano para trasladar allí los restos mortales de sus padres.

Su rastro continúa a cielo abierto. En la calle del Cristo, suspendemos el movimiento frente al Palacio de Juan de Samano, un edificio renacentista en el que participaron los canteros Juan de Goyaz y Juan de Orbada.

Palacio de Juan de Samano. Santo Domingo de la Calzada.

En la vecina Leiva, nació un héroe de Pavía. El riojano Antonio de Leiva, militar de gran reputación, cobró fama legendaria por su valentía en el histórico asedio. El propio Carlos V lo tuvo en gran estima y premió su entrega con el gobierno del Milanesado y el título de príncipe de Ascoli.

Es 1523 y la expedición prosigue hacia Nájera y también Logroño, donde el emperador permanece durante dieciocho días. En una plaza principal y estratégica frente a la frontera navarra, agradece la defensa que los logroñeses hicieron dos años antes frente al sitio francés. Durante su estancia en la ciudad, manda reforzar las murallas y construir el Cubo del Revellín, financiado gracias a la exención de determinados impuestos, y añade al escudo de Logroño las tres flores de lis francesas.

El tercer viaje

Es junio de 1542 cuando el emperador retorna a La Rioja. Tres años antes, su esposa, la emperatriz Isabel, ha fallecido. Santo Domingo, Nájera, donde es recibido espléndidamente por los Duques de Nájera, y Logroño vuelven a albergar al césar de esta primera parte del siglo XVI.

Nuestro último viaje nos lleva hasta Santiago El Real, en Logroño. Carlos V vivió la festividad del Corpus de 1542 y encabezó la procesión por las primeras venas de la ciudad, acompañado por su hijo y sucesor Felipe II. En plena calle, soñamos con un gentío solemne integrado por gentilhombres, señores, condes, duques, nuncios, embajadores, capitanes, mayordomos, trompetas, maceros, alabarderos y arqueros.

Iglesia de Santiago El Real. Logroño.

Unos cuantos pasos decididos nos transportan hasta el Palacio de los Yanguas, actual Centro de la Cultura del Rioja. Magnífico superviviente de la arquitectura civil del siglo XVI, sirvió como alojamiento del emperador durante alguna de sus visitas.

Callejeamos sobre emplazamientos antiguos hasta que alcanzamos la concatedral de La Redonda. Intramuros, la capilla del Pilar nos enseña dos enormes lienzos del siglo XVIII que narran la conversión de San Francisco de Borja ante el cadáver de la Reina Isabel de Portugal (1503-1539), única esposa de Carlos V, como San Ignacio de Loyola.

Retrocedemos la vista y nuestros pensamientos. Santo Domingo, Nájera y Logroño. La Rioja. El plomo emerge en las huellas imborrables de un emperador.

Texto: Sergio Cuesta

...