formularioHidden
formularioRDF
Login

 

Buscar en La Rioja Turismo close

EMPIEZA A TECLEAR...

No hay resultados para la búsqueda realizada

Panel Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Búsqueda > xvii

facetas
filter_listFiltrar

visualización

20 resultados

...

Alfaro

En la plaza España, sobre unas ininterrumpidas escalinatas en forma de concha, se alza la fachada enladrillo, obra maestra del barroco aragonés de finales del siglo XVII. Está jalonada de dos torres que se alzan a 50 m. Entre ambas, un cuerpo central. La parte baja está dividida por dos grandes pilastras.

Entre ellas, tres grandes arcadas cobijan las monumentales portadas, correspondientes a la nave mayor y a las dos laterales. La parte central consiste en una galería con nueve arcos de medio punto. Remata el conjunto el imafronte de la nave principal.

Las torres están constituidas por cuatro cuerpos, elevados en degradación, los tres primeros cuadrados, el tercero de planta octogonal. En cada cuerpo tres pilastras y ocho, respectivamente, dan lugar a huecos rematados por arcos de medio punto. Las torres están rematadas por chapiteles.

En el interior, de planta rectangular, se alzan tres naves de igual altura, separadas por una serie de pilares de ladrillo. De estos pilares y de los muros surgen los arcos tajones de medio punto que sostienen las bóvedas. Alojadas entre los contrafuertes una larga serie de capillas dedicadas a Nuestra Señora del Rosario (cabecera del edificio), San José de los Desposorios de Nuestra Señora, San Joaquín y Santa Ana, del Santo Entierro, San Esteban, San Juan Bautista, Niño Jesús, Amor Hermoso, de las Animas, de San Roque (guarda una bella escultura barroca de San Roque) y de los Araciel (destaca en el retablo un precioso busto de una Dolorosa, talla de una ejecución delicada y extrema expresividad).

Mención especial:

Coro: con acceso a través de una bella y monumental verja barroca de hierro forjado, obra de Sebastián de Medina. Está construido en madera de nogal y es de una gran riqueza. Dos series de santos y santas se alinean siguiendo el orden de la letanía en dos sillerías; la superior consta de 18 asientos más la silla del abad; la inferior, 13 más la del semanero. Es una magnífica obra del escultor Rubalcaba.

Retablo mayor de San Miguel Arcángel. Retablo-tabernáculo con forma de una gran custodia procesional barroca. El conjunto está coronado por una bella escultura del titular, obra de Gregorio Fernández.

Sacristía. Se conserva piezas de indudable valor. A destacar un crucifijo de marfil, de estilo barroco del siglo XVII, con peana de ébano y remates de plata.

Alfaro

En la plaza España, sobre unas ininterrumpidas escalinatas en forma de concha, se alza la fachada enladrillo, obra maestra del barroco aragonés de finales del siglo XVII. Está jalonada de dos torres que se alzan a 50 m. Entre ambas, un cuerpo central. La parte baja está dividida por dos grandes pilastras.

Entre ellas, tres grandes arcadas cobijan las monumentales portadas, correspondientes a la nave mayor y a las dos laterales. La parte central consiste en una galería con nueve arcos de medio punto. Remata el conjunto el imafronte de la nave principal.

Las torres están constituidas por cuatro cuerpos, elevados en degradación, los tres primeros cuadrados, el tercero de planta octogonal. En cada cuerpo tres pilastras y ocho, respectivamente, dan lugar a huecos rematados por arcos de medio punto. Las torres están rematadas por chapiteles.

En el interior, de planta rectangular, se alzan tres naves de igual altura, separadas por una serie de pilares de ladrillo. De estos pilares y de los muros surgen los arcos tajones de medio punto que sostienen las bóvedas. Alojadas entre los contrafuertes una larga serie de capillas dedicadas a Nuestra Señora del Rosario (cabecera del edificio), San José de los Desposorios de Nuestra Señora, San Joaquín y Santa Ana, del Santo Entierro, San Esteban, San Juan Bautista, Niño Jesús, Amor Hermoso, de las Animas, de San Roque (guarda una bella escultura barroca de San Roque) y de los Araciel (destaca en el retablo un precioso busto de una Dolorosa, talla de una ejecución delicada y extrema expresividad).

Mención especial:

Coro: con acceso a través de una bella y monumental verja barroca de hierro forjado, obra de Sebastián de Medina. Está construido en madera de nogal y es de una gran riqueza. Dos series de santos y santas se alinean siguiendo el orden de la letanía en dos sillerías; la superior consta de 18 asientos más la silla del abad; la inferior, 13 más la del semanero. Es una magnífica obra del escultor Rubalcaba.

Retablo mayor de San Miguel Arcángel. Retablo-tabernáculo con forma de una gran custodia procesional barroca. El conjunto está coronado por una bella escultura del titular, obra de Gregorio Fernández.

Sacristía. Se conserva piezas de indudable valor. A destacar un crucifijo de marfil, de estilo barroco del siglo XVII, con peana de ébano y remates de plata.

...

Alfaro

Construido en ladrillo en el siglo XVII. La fachada es de estilo clasicista. Grandes pilastras la dividen en tres paños. Se eleva en tres plantas. La Iglesia es de una sola nave, con cabecera rectangular y crucero dividido en tres tramos. 

Arcos de medio punto sobre pilastras soportan las bóvedas, excepto el crucero, donde se levanta la cúpula. 

El Retablo Mayor es rococó. Consta de banco, cuerpo de tres calles y ático. Lleva imágenes de San Joaquín, Santa Ana, San Miguel, San Luis Obispo de Tolosa y San Francisco de Asís.

Alfaro

Construido en ladrillo en el siglo XVII. La fachada es de estilo clasicista. Grandes pilastras la dividen en tres paños. Se eleva en tres plantas. La Iglesia es de una sola nave, con cabecera rectangular y crucero dividido en tres tramos. 

Arcos de medio punto sobre pilastras soportan las bóvedas, excepto el crucero, donde se levanta la cúpula. 

El Retablo Mayor es rococó. Consta de banco, cuerpo de tres calles y ático. Lleva imágenes de San Joaquín, Santa Ana, San Miguel, San Luis Obispo de Tolosa y San Francisco de Asís.

...

Alfaro

Se encuentra ubicada en la calle del mismo nombre. Está construida en ladrillo y es de estilo clasicista y barroco del siglo XVII. La portada es de piedra y está constituida por un arco de medio punto, entre pilastras. Encima, en una hornacina, aparece la imagen de Nuestra Señora de los Ángeles, de alabastro, obra de Francisco de Villanoba (1753). La torre es de cuatro cuerpos. Los dos primeros cuadrados, el resto octogonales.

El interior consta de una nave (dividida en tres tramos), crucero, cabecera rectangular y capillas entre los contrafuertes de los dos últimos tramos de la nave. Las capillas están dedicadas a: Los Pueyo, Nuestra Señora de los Dolores, San José, Santiago, San Jorge, la Cruz y la Virgen del Burgo.

Merecen admirarse con un mayor detenimiento:

- Retablo Mayor. Dedicado a Nuestra Señora de los Ángeles, obra de Juan Francisco Villanoba (1750-2). Está compuesto de zócalo, banco, cuerpo de tres calles y ático. En medio del banco se encuentra el tabernáculo. El cuerpo central se halla dividido por grandes columnas, decoradas con motivos vegetales. En la calle central imagen del Sagrado Corazón de Jesús, y sobre ella, en una hermosa hornacina, Nuestra Señora de los Ángeles. A ambos lados imágenes de San Pedro y San Pablo, y sobre ellas de San Miguel y San Rafael. El ático está dividido en tres sectores por dos columnas. En el centro la imagen de San José con el Niño, y en los laterales de San Francisco de Paula y San Francisco Javier.

A los laterales del Retablo Mayor, otros dos dedicados a la Virgen del Carmen y a la Inmaculada Concepción de María.

- Capilla de la Virgen del Burgo. El retablo está configurado en función de la titular. Consta de banco y cuerpo de tres calles. La calle central ocupa la mayor parte del retablo. Tiene forma de un gran óvalo, profusamente decorado con flores y ángeles que hacen corte a la Señora. El autor parece ser Juan de Peralta. La Imagen de la Patrona es de estilo gótico del siglo XIV. Se le profesa gran devoción en Alfaro.

Alfaro

Se encuentra ubicada en la calle del mismo nombre. Está construida en ladrillo y es de estilo clasicista y barroco del siglo XVII. La portada es de piedra y está constituida por un arco de medio punto, entre pilastras. Encima, en una hornacina, aparece la imagen de Nuestra Señora de los Ángeles, de alabastro, obra de Francisco de Villanoba (1753). La torre es de cuatro cuerpos. Los dos primeros cuadrados, el resto octogonales.

El interior consta de una nave (dividida en tres tramos), crucero, cabecera rectangular y capillas entre los contrafuertes de los dos últimos tramos de la nave. Las capillas están dedicadas a: Los Pueyo, Nuestra Señora de los Dolores, San José, Santiago, San Jorge, la Cruz y la Virgen del Burgo.

Merecen admirarse con un mayor detenimiento:

- Retablo Mayor. Dedicado a Nuestra Señora de los Ángeles, obra de Juan Francisco Villanoba (1750-2). Está compuesto de zócalo, banco, cuerpo de tres calles y ático. En medio del banco se encuentra el tabernáculo. El cuerpo central se halla dividido por grandes columnas, decoradas con motivos vegetales. En la calle central imagen del Sagrado Corazón de Jesús, y sobre ella, en una hermosa hornacina, Nuestra Señora de los Ángeles. A ambos lados imágenes de San Pedro y San Pablo, y sobre ellas de San Miguel y San Rafael. El ático está dividido en tres sectores por dos columnas. En el centro la imagen de San José con el Niño, y en los laterales de San Francisco de Paula y San Francisco Javier.

A los laterales del Retablo Mayor, otros dos dedicados a la Virgen del Carmen y a la Inmaculada Concepción de María.

- Capilla de la Virgen del Burgo. El retablo está configurado en función de la titular. Consta de banco y cuerpo de tres calles. La calle central ocupa la mayor parte del retablo. Tiene forma de un gran óvalo, profusamente decorado con flores y ángeles que hacen corte a la Señora. El autor parece ser Juan de Peralta. La Imagen de la Patrona es de estilo gótico del siglo XIV. Se le profesa gran devoción en Alfaro.

...

Anguiano

La Casa del Abad es una construcción del siglo XVII, que construyó D. Joseph Hipolito de Urrutia y Ceballos, Arcediano titular de Sª Burgo de Osma y Beneficiado de la Villa de Anguiano, al que corresponde el escudo que flanquea la fachada principal de la casa. El edificio, por su interés artístico lo encontramos inventariado en el  Inventario Artístico de Logroño y su Provincia.

Prácticamente semidestruida, se abordó su rehabilitación a partir del año 2002 con la supervisión del departamento de Patrimonio del Gobierno de la Rioja. Se mantuvieron todos los elementos constructivos de interés (paredes de piedra, elementos de forja, canes de madera del tejado, balcón y algunas puertas de madera), finalizando la misma con el aspecto que ahora ofrece al visitante.

Casa ideal para disfrutar de un entorno rural, desconectar de la rutina y del estrés cotidiano en las puertas de la sierra de la Demanda.

Recomendable para amantes de la naturaleza por sus múltiples actividades de senderismo, micología, fauna y flora.

CARACTERÍSTICAS DE LOS APARTAMENTOS

Se  han habilitado dos pequeños apartamentos para uso de pequeños grupos o familias. Capacidades: Apto. Albín 2-4 personas y Apto. Valdesayón 3-5 personas.

Apartamento Albín: consta de un dormitorio de dos camas, baño completo y salón-cocina con sofá-cama para dos personas. La cocina consta de todos los electrodomésticos útiles como frigorífico, lavadora, horno-microondas, además de pequeños electrodomésticos que facilitan la vida diaria (tostadora, batidora, exprimidor...) . Junto a ello todos los enseres de vajilla y cubertería.

Apartamento Valdesayón: consta de dos dormitorios, uno con una cama y otro con dos, baño completo y salón – cocina con sofá- cama para dos personas.

La cocina consta de todos los electrodomésticos útiles como frigorífico, lavadora, horno-microondas, además de pequeños electrodomésticos que facilitan la vida diaria (tostadora, batidora, exprimidor...). Junto a ello todos los enseres de vajilla y cubertería.

EQUIPAMIENTO DE LOS APARTAMENTOS

  • Calefacción
  • Cocina
  • Lavadora
  • Televisión
  • Horno
  • Microondas
  • Frigorífico
  • Comedor
  • Sala estar
  • Internet
  • Wifi gratis
  • Cuna para bebés disponible
  • Garaje para bicicletas.

NO SE ADMITEN MASCOTAS

Anguiano

La Casa del Abad es una construcción del siglo XVII, que construyó D. Joseph Hipolito de Urrutia y Ceballos, Arcediano titular de Sª Burgo de Osma y Beneficiado de la Villa de Anguiano, al que corresponde el escudo que flanquea la fachada principal de la casa. El edificio, por su interés artístico lo encontramos inventariado en el  Inventario Artístico de Logroño y su Provincia.

Prácticamente semidestruida, se abordó su rehabilitación a partir del año 2002 con la supervisión del departamento de Patrimonio del Gobierno de la Rioja. Se mantuvieron todos los elementos constructivos de interés (paredes de piedra, elementos de forja, canes de madera del tejado, balcón y algunas puertas de madera), finalizando la misma con el aspecto que ahora ofrece al visitante.

Casa ideal para disfrutar de un entorno rural, desconectar de la rutina y del estrés cotidiano en las puertas de la sierra de la Demanda.

Recomendable para amantes de la naturaleza por sus múltiples actividades de senderismo, micología, fauna y flora.

CARACTERÍSTICAS DE LOS APARTAMENTOS

Se  han habilitado dos pequeños apartamentos para uso de pequeños grupos o familias. Capacidades: Apto. Albín 2-4 personas y Apto. Valdesayón 3-5 personas.

Apartamento Albín: consta de un dormitorio de dos camas, baño completo y salón-cocina con sofá-cama para dos personas. La cocina consta de todos los electrodomésticos útiles como frigorífico, lavadora, horno-microondas, además de pequeños electrodomésticos que facilitan la vida diaria (tostadora, batidora, exprimidor...) . Junto a ello todos los enseres de vajilla y cubertería.

Apartamento Valdesayón: consta de dos dormitorios, uno con una cama y otro con dos, baño completo y salón – cocina con sofá- cama para dos personas.

La cocina consta de todos los electrodomésticos útiles como frigorífico, lavadora, horno-microondas, además de pequeños electrodomésticos que facilitan la vida diaria (tostadora, batidora, exprimidor...). Junto a ello todos los enseres de vajilla y cubertería.

EQUIPAMIENTO DE LOS APARTAMENTOS

  • Calefacción
  • Cocina
  • Lavadora
  • Televisión
  • Horno
  • Microondas
  • Frigorífico
  • Comedor
  • Sala estar
  • Internet
  • Wifi gratis
  • Cuna para bebés disponible
  • Garaje para bicicletas.

NO SE ADMITEN MASCOTAS

...

Arnedo

Situado a extramuros de la ciudad, en el paraje donde según la tradición la Virgen de Vico se apareció al Kan de Vico, jefe de una de las Comunidades árabes de Arnedo, en el año 1045. Fue en 1456 cuando el franciscano Fray López de Salinas fundó este monasterio que alcanzó su mayor esplendor en el siglo XVII.

El monasterio contaba con una valiosa biblioteca de la que poco ha llegado a nuestros días. La causa de esta pérdida se debe a los dos incendios ocurridos en el edificio, en los años 1635 y 1766. Actualmente está ocupado y regido por las hermanas de la Comunidad del Císter. Esta orden vive consagrada a la vida contemplativa, a la oración y la liturgia, aunque para su mantenimiento trabajan en la decoración de la porcelana, en la repostería y en la hospedería.

Arnedo

Situado a extramuros de la ciudad, en el paraje donde según la tradición la Virgen de Vico se apareció al Kan de Vico, jefe de una de las Comunidades árabes de Arnedo, en el año 1045. Fue en 1456 cuando el franciscano Fray López de Salinas fundó este monasterio que alcanzó su mayor esplendor en el siglo XVII.

El monasterio contaba con una valiosa biblioteca de la que poco ha llegado a nuestros días. La causa de esta pérdida se debe a los dos incendios ocurridos en el edificio, en los años 1635 y 1766. Actualmente está ocupado y regido por las hermanas de la Comunidad del Císter. Esta orden vive consagrada a la vida contemplativa, a la oración y la liturgia, aunque para su mantenimiento trabajan en la decoración de la porcelana, en la repostería y en la hospedería.

...

Azofra

Un palacete del Siglo XVII considerado bien histórico de interés cultural. Su exquisita decoración queda plasmada en la mezcla de estilos que evocan al invitado sensaciones de otros tiempos en un ambiente exclusivo de confort.

Su excelente ubicación, en pleno corazón de La Rioja alta, convierte al hotel en el destino idóneo para el viajero que busca disfrutar del enoturismo y los innumerables atractivos del entorno: su patrimonio cultural, riqueza gastronómica, variedad paisajística y la cordialidad de sus gentes.

Situado en plena travesía del Camino de Santiago, las instalaciones del hotel se completan con piscina de agua salada y SPA para ofrecer el máximo confort a aquellos que quieran relajarse.

Real Casona de Las Amas ofrece a sus clientes los siguientes servicios:

- Parking exterior
- Cafetería (sólo bebidas)
- Comedor (exclusivo para los clientes, sólo desayunos)
- Biblioteca
- Servicio de SPA o Masajes (bajo petición)
- Internet con cable o wifi en todo el Hotel.
- Lavandería

- Carpa exterior Italiana
- Piscina exterior con chorro contracorriente (de temporada)
- Solárium

Azofra

Un palacete del Siglo XVII considerado bien histórico de interés cultural. Su exquisita decoración queda plasmada en la mezcla de estilos que evocan al invitado sensaciones de otros tiempos en un ambiente exclusivo de confort.

Su excelente ubicación, en pleno corazón de La Rioja alta, convierte al hotel en el destino idóneo para el viajero que busca disfrutar del enoturismo y los innumerables atractivos del entorno: su patrimonio cultural, riqueza gastronómica, variedad paisajística y la cordialidad de sus gentes.

Situado en plena travesía del Camino de Santiago, las instalaciones del hotel se completan con piscina de agua salada y SPA para ofrecer el máximo confort a aquellos que quieran relajarse.

Real Casona de Las Amas ofrece a sus clientes los siguientes servicios:

- Parking exterior
- Cafetería (sólo bebidas)
- Comedor (exclusivo para los clientes, sólo desayunos)
- Biblioteca
- Servicio de SPA o Masajes (bajo petición)
- Internet con cable o wifi en todo el Hotel.
- Lavandería

- Carpa exterior Italiana
- Piscina exterior con chorro contracorriente (de temporada)
- Solárium

...

Calahorra

Este convento se fundó en Calahorra en 1598 con religiosas Descalzas de la Orden de Nuestra Señora del Monte Carmelo. Muchas fueron las personas que apoyaron la construcción del mismo, siendo consagrada su iglesia en el año 1642, entre otras cabe destacar, al Obispo de Calahorra y La Calzada, Pedro Manso de Zúñiga y el titular del Patronazgo, José González de Uzqueta.

La iglesia del monasterio es la única dependencia que en la actualidad se puede visitar, consagrada en 1642, es de planta de cruz latina, de clara raigambre carmelitana que sigue el modelo canónico de principios del siglo XVII.

La fachada de la iglesia consta del típico rectángulo carmelita coronado por frontón triangular rematado por bolas. Encima de la puerta principal una imagen en piedra de San José con el niño de 1649 y de procedencia madrileña, a ambos lados águilas tenantes de escudos de González de Uzqueta.

El retablo mayor de estilo clasicista, es de la primera mitad del siglo XVII, en el centro del cuerpo, grupo escultórico de la Trinidad y de la escuela castellana de Gregorio Fernández. En las calles laterales y ático, lienzos sobre la vida de Santa Teresa.

En el retablo lateral de la izquierda puede admirarse la extraordinaria talla de Cristo atado a la columna, obra de Gregorio Fernández de 1625 y un óleo de Jesús Salvador del Mundo.

En la nave central existen dos retablos neogóticos con las imágenes de Santa Teresa de Jesús en el lateral derecho.

En el brazo sur del crucero, un lienzo de Bartolomé Román de 1644, que representa e martirio de San Bartolomé y en el coro bajo, un magnífico crucifijo romanista de finales del siglo XVI, obra del escultor portugués Manuel Pereira.

El monasterio cuenta con una hospedería con un amplio patio interior. Las monjas carmelitas que viven aquí elaboran exquisitos dulces y pastas de repostería monástica.

Calahorra

Este convento se fundó en Calahorra en 1598 con religiosas Descalzas de la Orden de Nuestra Señora del Monte Carmelo. Muchas fueron las personas que apoyaron la construcción del mismo, siendo consagrada su iglesia en el año 1642, entre otras cabe destacar, al Obispo de Calahorra y La Calzada, Pedro Manso de Zúñiga y el titular del Patronazgo, José González de Uzqueta.

La iglesia del monasterio es la única dependencia que en la actualidad se puede visitar, consagrada en 1642, es de planta de cruz latina, de clara raigambre carmelitana que sigue el modelo canónico de principios del siglo XVII.

La fachada de la iglesia consta del típico rectángulo carmelita coronado por frontón triangular rematado por bolas. Encima de la puerta principal una imagen en piedra de San José con el niño de 1649 y de procedencia madrileña, a ambos lados águilas tenantes de escudos de González de Uzqueta.

El retablo mayor de estilo clasicista, es de la primera mitad del siglo XVII, en el centro del cuerpo, grupo escultórico de la Trinidad y de la escuela castellana de Gregorio Fernández. En las calles laterales y ático, lienzos sobre la vida de Santa Teresa.

En el retablo lateral de la izquierda puede admirarse la extraordinaria talla de Cristo atado a la columna, obra de Gregorio Fernández de 1625 y un óleo de Jesús Salvador del Mundo.

En la nave central existen dos retablos neogóticos con las imágenes de Santa Teresa de Jesús en el lateral derecho.

En el brazo sur del crucero, un lienzo de Bartolomé Román de 1644, que representa e martirio de San Bartolomé y en el coro bajo, un magnífico crucifijo romanista de finales del siglo XVI, obra del escultor portugués Manuel Pereira.

El monasterio cuenta con una hospedería con un amplio patio interior. Las monjas carmelitas que viven aquí elaboran exquisitos dulces y pastas de repostería monástica.

...

Calahorra

Situado en el entorno de la Catedral, el palacio episcopal de Calahorra es un conjunto de edificaciones de los siglos XVII y XVIII. De construcción barroca en su inicio, sufrió varias remodelaciones y ampliaciones. Desde el siglo XVIII su estructura permanece prácticamente inalterada y representa un modelo arquitectónico ajeno a los usos locales tanto por la tipología del edificio como por los materiales constructivos.

Calahorra

Situado en el entorno de la Catedral, el palacio episcopal de Calahorra es un conjunto de edificaciones de los siglos XVII y XVIII. De construcción barroca en su inicio, sufrió varias remodelaciones y ampliaciones. Desde el siglo XVIII su estructura permanece prácticamente inalterada y representa un modelo arquitectónico ajeno a los usos locales tanto por la tipología del edificio como por los materiales constructivos.

La Vieja Bodega

tipo de documento Restaurantes

...

Casalarreina

Antigua bodega del siglo XVII restaurada. Decoración rústica, con piedra de sillería, mampostería y madera. Calados propios. Amplios espacios. Comedores privados con chimenea y zonas de descanso. Cocina innovadora de raíz riojana. Excelentes materias primas.

A partir del 5 del Noviembre comenzará nuestro horario de invierno.

Seguiremos abriendo TODOS los días en horario de comidas y SOLO viernes y sábado en el horario de cenas.

*Abrimos cenas para grupos con menú concertado (12 personas).

 

Casalarreina

Antigua bodega del siglo XVII restaurada. Decoración rústica, con piedra de sillería, mampostería y madera. Calados propios. Amplios espacios. Comedores privados con chimenea y zonas de descanso. Cocina innovadora de raíz riojana. Excelentes materias primas.

A partir del 5 del Noviembre comenzará nuestro horario de invierno.

Seguiremos abriendo TODOS los días en horario de comidas y SOLO viernes y sábado en el horario de cenas.

*Abrimos cenas para grupos con menú concertado (12 personas).

 

...

Fuenmayor

Situada en el corazón de La Rioja, Marqués de Arviza es una de las bodegas más antiguas de la denominación. Sus instalaciones datan del año 1874 y se levantan sobre más de 500 m de calados subterráneos de los siglos XVI y XVII.

Tras una minuciosa labor de rehabilitación, respetando el origen de los edificios, Marqués de Arviza abre sus puertas al enoturismo para demostrar los secretos de la elaboración de vinos de alta gama y la magia que se respira en cada rincón de la cueva. “Sumérgete en sus profundidades y volverás al pasado”.

Sumergirse en las profundidades es volver al pasado. La visita comienza en la planta de elaboración, donde conoceremos cómo llega la uva a la bodega y cuál es el proceso hasta obtener un vino.

Después pasaremos a la sala de barricas donde iremos desvelando los pequeños misterios que entraña la crianza en un gran calado. A continuación, visitaremos el botellero ubicado bajo el monte, donde descansan nuestros vinos a la espera de su salida al mercado.

Tras este recorrido comenzaremos a soñar. Nos adentraremos en la tierra y nos sumergiremos en la historia de “El Rioja”. Pasearemos por los calados de los siglos XVI y VII en los cuales encontraremos rincones que nos confirmarán la existencia pasada de una gran bodega.

Finalizaremos la experiencia con una cata de vino acompañada de un pequeño aperitivo.
 

Fuenmayor

Situada en el corazón de La Rioja, Marqués de Arviza es una de las bodegas más antiguas de la denominación. Sus instalaciones datan del año 1874 y se levantan sobre más de 500 m de calados subterráneos de los siglos XVI y XVII.

Tras una minuciosa labor de rehabilitación, respetando el origen de los edificios, Marqués de Arviza abre sus puertas al enoturismo para demostrar los secretos de la elaboración de vinos de alta gama y la magia que se respira en cada rincón de la cueva. “Sumérgete en sus profundidades y volverás al pasado”.

Sumergirse en las profundidades es volver al pasado. La visita comienza en la planta de elaboración, donde conoceremos cómo llega la uva a la bodega y cuál es el proceso hasta obtener un vino.

Después pasaremos a la sala de barricas donde iremos desvelando los pequeños misterios que entraña la crianza en un gran calado. A continuación, visitaremos el botellero ubicado bajo el monte, donde descansan nuestros vinos a la espera de su salida al mercado.

Tras este recorrido comenzaremos a soñar. Nos adentraremos en la tierra y nos sumergiremos en la historia de “El Rioja”. Pasearemos por los calados de los siglos XVI y VII en los cuales encontraremos rincones que nos confirmarán la existencia pasada de una gran bodega.

Finalizaremos la experiencia con una cata de vino acompañada de un pequeño aperitivo.
 

...

Haro

Este palacio del renacimiento-barroco. del s.XVI-XVII de tres plantas situado junto a la Parroquia de Santo Tomás es en inicio de estilo renacentista, caracterizado por gran sobriedad decorativa y posteriormente fue evolucionando al barroco más decorativo y adornado. Se aprecia claramente la transición de finales del s.XVI a principios del XVII.

Como elementos arquitectónicos a destacar tenemos la portada con molduras mixtilíneas, dobles columnas salomónicas y frontón roto y acróteras como pirámide con bola, conforme al estilo del Escorial. También apreciamos motivos florales y fantásticos como las gárgolas en los aleros y los recargados escudos y medallones.

Fue reconstruido en 1959 y rehabilitado en 2006.

 

Haro

Este palacio del renacimiento-barroco. del s.XVI-XVII de tres plantas situado junto a la Parroquia de Santo Tomás es en inicio de estilo renacentista, caracterizado por gran sobriedad decorativa y posteriormente fue evolucionando al barroco más decorativo y adornado. Se aprecia claramente la transición de finales del s.XVI a principios del XVII.

Como elementos arquitectónicos a destacar tenemos la portada con molduras mixtilíneas, dobles columnas salomónicas y frontón roto y acróteras como pirámide con bola, conforme al estilo del Escorial. También apreciamos motivos florales y fantásticos como las gárgolas en los aleros y los recargados escudos y medallones.

Fue reconstruido en 1959 y rehabilitado en 2006.

 

...

Logroño

Exponente de espacio histórico dedicado a la elaboración del vino. Este calado del siglo XVII, uno de los mayores de la ciudad, conserva en perfecto estado su fábrica en piedra de silleria. Está dedicado a exposiciones temporales y eventos relacionados con el mundo del vino. Este espacio junto con el Centro de la Cultura del Rioja y El Espacio Lagares, componen el triángulo de oro del enoturismo de la ciudad.

El Calado de San Gregorio, de propiedad municipal, es un importante recurso turístico para la ciudad. Se conoce como el calado ‘largo’ ya que es uno de los que se conoce de mayores dimensiones, tiene una longitud de 30 metros y una altura de 4,5 metros.

En la visita se puede observar la piedra de sillería en la bóveda de cañón que es la original y la piedra de mampostería de los muros que delimitan la bóveda. El pozo, una de las particularidades del calado, es también el original, el agua proviene de un manantial subterráno y desemboca en el río Ebro. 

En el techo del calado se pueden ver unas piedras más salientes que tapan el orificio a través del cual el mosto entraba en la bodega. Este calado no poseía lagar ni prensa propia por lo que el mosto procedía de los lagares situados en la calle Ruavieja a través de caños y por efecto gravedad.

La mayoría de los calados comparten características comunes: son rectilíneos, orientación Norte-Sur (lo más cercana al río Ebro), la bóveda de cañón, la piedra de sillería y las tuferas. Las tuferas son orificios de ventilación para la evacuación del tufo (gas carbónico desprendido en el proceso de fermentación).
 

Logroño

Exponente de espacio histórico dedicado a la elaboración del vino. Este calado del siglo XVII, uno de los mayores de la ciudad, conserva en perfecto estado su fábrica en piedra de silleria. Está dedicado a exposiciones temporales y eventos relacionados con el mundo del vino. Este espacio junto con el Centro de la Cultura del Rioja y El Espacio Lagares, componen el triángulo de oro del enoturismo de la ciudad.

El Calado de San Gregorio, de propiedad municipal, es un importante recurso turístico para la ciudad. Se conoce como el calado ‘largo’ ya que es uno de los que se conoce de mayores dimensiones, tiene una longitud de 30 metros y una altura de 4,5 metros.

En la visita se puede observar la piedra de sillería en la bóveda de cañón que es la original y la piedra de mampostería de los muros que delimitan la bóveda. El pozo, una de las particularidades del calado, es también el original, el agua proviene de un manantial subterráno y desemboca en el río Ebro. 

En el techo del calado se pueden ver unas piedras más salientes que tapan el orificio a través del cual el mosto entraba en la bodega. Este calado no poseía lagar ni prensa propia por lo que el mosto procedía de los lagares situados en la calle Ruavieja a través de caños y por efecto gravedad.

La mayoría de los calados comparten características comunes: son rectilíneos, orientación Norte-Sur (lo más cercana al río Ebro), la bóveda de cañón, la piedra de sillería y las tuferas. Las tuferas son orificios de ventilación para la evacuación del tufo (gas carbónico desprendido en el proceso de fermentación).
 

filter_list

Filtrar

close

Encuentra

facetas