formularioHidden
formularioRDF
Login

 

Iniciar sesión
Buscar en La Rioja Turismo close

Empieza a teclear...

Tu búsqueda no ha obtenido ningún resultado.

Panel Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Todo > sierra cebollera

visualización

facetas
filter_listFiltrar

6 resultados

En  la vertiente Norte de la Sierra de Cebollera, en el alto valle del río Iregua, en la comarca del Camero Nuevo, a unos 50 kilómetros de Logroño por la carretera N-111. Tiene una extensión de 23.640 hectáreas que incluye los términos municipales de Villoslada de Cameros y Lumbreras, con las al deas de San Andrés y El Horcajo, con una población conjunta próxima a los 500 habitantes. La Sierra  de Cebollera es un enclave geológico privilegiado dentro del Sistema Ibérico, por las formaciones glaciares, los "hoyos", en altitudes superiores a los 2.000 metros. Por debajo de la alta montaña predominan los extensos bosques naturales de pino silvestre, haya y roble rebollo, con destacados valores ecológicos y paisajísticos en el curso de los arroyos de montaña, con saltos de agua y pequeñas cascadas en un entorno de bosque de ribera. 

Se trata de un paisaje que ha recuperado los bosques después de siglos de actividad intensa de la trashumancia en las tierras de Cameros. Una cultura tradicional que ha dejado su huella integrada en el nuevo paisaje a través de corrales, chozos pastoriles y las ermitas.

La línea de cumbres de la Sierra de Cebollera se localiza entre el Puerto de Santa Inés (1.753 m). y el Puerto de Piqueras (1.710 m), al Sur del Parque Natural: Castillo de Vinuesa (2.083 m.), Peñón de Santocenarrio (2.058 m.), Cebollera (2.164 m.), La Mesa (2.163 m.), Alto de Cueva Mayor (2,138 m.).

Además de los bosques de pinos, hayas y robles, hay otras especies más escasas y singulares que contribuyen a la biodiversidad de los paisajes de la Sierra de Cebollera: Abedulares, Pinares de pino negro, Acebedas, Robledales de roble albar. 

Entre la fauna del Parque, ligada a los hábitats de bosques y de alta montaña, hay que destacar a la perdiz pardilla ibérica y las rapaces forestales, además de corzos, ciervos y jabalíes. En los ríos, además de la trucha, se pueden encontrar la nutria, el pequeño desmán ibérico y el escaso visón europeo.

El Centro de Interpretación del Parque Natural, situado en Villoslada de Cameros, en el cruce de las carreteras a la Ermita de la Virgen de Lomos de Orios y a Montenegro de Cameros. Tiene una exposición permanente sobre las características más singulares del Parque Natural y ofrece información sobre los recursos y actividades programadas.

Se proyecta un audiovisual en una sala con capacidad para 25 personas, en el que se explica la evolución del paisaje a través de la historia, transformado por la actividad más importante que se ha desarrollado durante siglos en estas tierras de Cameros: la trashumancia.

Organiza actividades educativas por temporadas, y para escolares y grupos. Se ofrece información sobre la red de senderos del Parque Natural y las normas para la circulación de vehículos por las pistas forestales de uso restringido.

...

Carta a La Rioja

tipo de documento Artículos

Hablar de turismo interior es hablar de falta de costa, de mar y salitre… Durante años hemos hablado de nuestras costas como del único turismo español. Le hemos dado la espalda a tierras tan auténticas, tan sanas, tan bellas… qué estúpidos hemos sido. O, quizás era simplemente la ceguera típica del que no aprecia lo que tiene, dicen que no se vende como se merece pero,  a mí, me da la impresión que se trata de un desconocimiento, de una costumbre de la excelencia, tomando como algo normal lo genial.

Un poco como el riojano cuyo carácter humilde tiende a normalizar el aire limpio y puro que se respira por estos parajes, sus vistas o sus sabores, su potente tierra.

La Rioja es pequeña pero como dirían por aquí: ¡qué chorra más da! cuando este cruce de caminos natural se ha sabido impregnar de tantas influencias culturales, gastronómicas, artística o sociales.

Atravesando de oeste a este por el Ebro, son otros siete ríos, que como venas riegan sus valles de Sur a Norte.

La Sierra de la Demanda se pidió el Oja, el monasterio de Valvanera se arrimó al Najerilla. La Sierra Cebollera se rehoga con agua del Iregua. El Camero Viejo mira cómo el Leza baja lento y con pereza. El Jubera es más de conocer y recorre ruinas de antiguos castillos. Del Cidacos bebían los dinosaurios y el Alhama se va de visita a Navarra para volver a visitar las colonias de cigüeñas de Alfaro.

Es cierto, la naturaleza ha sido generosa con la hermana pequeña de nuestras regiones. Reservas naturales, peñas y sierras defendidas y vigiladas por esos condes del cielo que son los buitres leonados, por águilas o halcones. Sotos y riberas rodeados de álamos blancos, chopos, sauces. Tamarices, alisos y olmos.  Y hablábamos de las cigüeñas, esas portadoras de vida que dicen que no quieren ya migrar hacia África ¿Y quién las culpa? Arquitecturas de nidos descomunales se mueven por instinto, y mientras se quedan nos regalan su estampa.

La Rioja es verde, azul y ocre, es niebla matutina, es luz taimada que el sol en su perezoso ascender dibuja y da margen para contemplar las siluetas de sus montes. Viajar por La Rioja es viajar con calma, es caminar, investigar sus senderos. Sea en el Camino de Santiago, o paseando el gran recorrido a través de todos sus valles, o la Vía Romana del Iregua… cada uno de ellos aporta y nutre nuestro viaje.

Pero La Rioja sobre todo tiene tierra que sangra uva glorificada.

Ayer conocí a Fernando, hijo de agricultores, nariz destacable, hombre de su tierra, mirada calma y hombros anchos de esos que han sostenido el peso del tiempo. Le pregunté si en La Rioja todo el mundo sabía de vinos. Me miró a los ojos y me soltó: “la gente solo entiende de lo que aprecia”. Quizás sea esa otra característica del riojano: sabiduría popular capaz de convertir la lógica en filosofía.

En cualquier caso, La Rioja es vino porque hace ya ocho mil años que se convirtieron en nombre y apellido. La vid nutre al paisaje, ahoga la sed, reconforta el alma y, hasta en su muerte sigue siendo útil. Cuando sus ramas secas, lo que toda la vida ha sido el sarmiento, alimenta el fuego cuyo calor y humo impregnarán las chuletas en el ciclo perfecto.

Ya lo ven, le llaman turismo de interior cuando es turismo de los sentidos porque, La Rioja los despierta todos.

Y recuerden, si paseando por los pueblos alguien le grita: ¡qué pasa! Tranquilos, es un riojano diciendo hola. Sin embargo ante el “andevás”, es mejor pararse porque puede ser un toque de atención. Pero cuando dicen que vamos a tomar “el arranque”, eso ya es buena señal, eso quiere decir que vamos a por la última, aunque seguramente será mentira.

Texto: Carta a La Rioja escrita por Kike del Olmo para el programa de Onda Cero "Gente Viajera"

...

Recorre las riberas de los ríos Najerilla, Iregua y Leza y ofrece a los mototuristas un itinerario singular por su belleza y elementos de protección.

Este recorrido consta de 188,8 kilómetros, además de 1.303 curvas, y atraviesa hasta 29 municipios de la región. El trazado permite apreciar parajes naturales como Sierra Cebollera (Villoslada de Cameros), el mirador del Cañón de Río Leza (Soto en Cameros), las Dolinas de Zenzano (Lagunilla del Jubera), los hayedos de Tobía o las cuevas de Ortigosa de Cameros.

Valle del Najerilla

Pueblos: Alesón, Tricio, Baños de Río Tobía, Bobadilla, Anguiano, Viniegra de Abajo, Viniegra de Arriba.

Nº de curvas: 652.

Longitud: 77,30 km.

Valle del Iregua

Pueblos: Entrena, Medrano, Hornos de Moncalvillo, Sotes, Ventosa, Villoslada de Cameros, Villanueva, de Cameros, Ortigosa de Cameros, El Rasillo de Cameros, Nieva de Cameros, Almarza de Cameros.

Nº de curvas: 397.

Longitud: 72,50 km.

Valle del Leza

Pueblos: Muro en Cameros, Jalón de Cameros, San Román de Cameros, Terroba, Soto en Cameros, Leza del Río Leza, Ribafrecha, Villamediana de Iregua, Alberite, Lardero.

Nº de curvas: 386.

Longitud: 52,47 km.

 

 

Sinuosas carreteras abren las puertas de La Rioja en su frontera con Castilla y León, y recorren paisajes cambiantes y sorprendentes. La diversidad natural se traslada a sierras, valles, cañones y hermosas cascadas. Envueltas en este entorno privilegiado, emergen huellas culturales que dan lustre a este terruño, que es también paso del Camino de Santiago.

La cultura del vino baña horizontes y costumbres en casi todos los rincones del territorio. El enoturismo riojano sugiere experiencias y recuerdos exclusivos, siempre acompañados de una gastronomía rica y diversa, basada en un producto de calidad. El estilo de vida autóctono está impregnado de ese disfrute por los placeres cotidianos.

En los Cameros, perviven pueblos encantadores, pétreos en su belleza rural, y recuerdos de trashumancia y emigración. El rastro colonial en muchas localidades ha legado algunos magníficos ejemplos de arte indiano. Sobre dos ruedas, las historias se entrelazan entre curvas y pasados comunes.

Esta tierra, que fue un día esparcimiento de dinosaurios, es auténtica en su folclore. La fiesta y el homenaje se traslada a danzadores, vendimiadores, cronistas medievales o incluso carreras de caracoles. La peculiaridad de cada casa es la de toda la Comunidad Autónoma.

 

En esta Ruta de los Tres Valles (Najerilla, Leza e Iregua), La Rioja ruge en distancias cortas y el asfalto serpentea hacia todos los destinos.

 

DESCARGAR FOLLETO DE LA RUTA 

...

...

Lumbreras

Justo antes de comenzar la subida al Puerto de Piqueras, en un ramal de la Nacional-111, se encuentra el Centro de la Trashumancia. Forma parte del conjunto arquitectónico recientemente restaurado de la Venta de Piqueras, propiedad de la Mancomunidad de las Trece Villas. Está dedicado a la cultura de los pastores trashumantes, una forma de vida que hasta hace apenas un siglo predominaba en toda la comarca de Cameros.

Dispone de una amplia exposición que recoge material relacionado con la trashumancia: desde vestimentas o utensilios de cocina hasta instrumentos musicales, amuletos, herramientas de trabajo y otros elementos empleados por los pastores en sus viajes. Se ofrece también información sobre las rutas que seguían, normas y costumbres, organización, creencias y tradición oral que conformaba su vida cotidiana.

 

 

 

Lumbreras

Justo antes de comenzar la subida al Puerto de Piqueras, en un ramal de la Nacional-111, se encuentra el Centro de la Trashumancia. Forma parte del conjunto arquitectónico recientemente restaurado de la Venta de Piqueras, propiedad de la Mancomunidad de las Trece Villas. Está dedicado a la cultura de los pastores trashumantes, una forma de vida que hasta hace apenas un siglo predominaba en toda la comarca de Cameros.

Dispone de una amplia exposición que recoge material relacionado con la trashumancia: desde vestimentas o utensilios de cocina hasta instrumentos musicales, amuletos, herramientas de trabajo y otros elementos empleados por los pastores en sus viajes. Se ofrece también información sobre las rutas que seguían, normas y costumbres, organización, creencias y tradición oral que conformaba su vida cotidiana.

 

 

 

...

Villoslada de Cameros

De las Patatas con chorizo a la Cazuela chilena. La Rioja y Chile se dan la mano en este nuevo concepto de restaurante, donde hemos querido incorporar la nueva tendencia en gastronomía; la fusión, sensaciones que aúnan distintas culturas.

¿Por qué fusión en el corazón de los Cameros?

La Posada de Hoyos de Iregua y su nuevo Jazz Restaurant se ubican en uno de los edificios emblemáticos de Villoslada de Cameros.

Construido a comienzos del siglo XVIII, destaca en su fachada el blasón de los primeros propietarios, la familia Ochoa de Tejada. Conocido como “la casa de correos”, que mantiene hoy en día en sus bajos, también albergó las cabinas de telefónica, reconvertidas en las habitaciones de la posada. En aquellos años, fue el nexo indiscutible entre los villosladenses de aquí y sus familiares afincados en Chile y Argentina principalmente. Es por ello que hemos querido mantener su historia y rendir homenaje a estas tierras donde la emigración ha marcado su historia, su cultura y su arquitectura.

Villoslada en Cameros Y AHORA SU NUEVO RESTAURANTE JAZZ, son un claro ejemplo de esta migración de ida y vuelta.

Juanjo Saenz-Laguna Díez, será el encargado de transportarnos a los sabores de ultramar. Chileno de nacimiento, tiene sus raíces en este pueblo camerano, su padre y abuelos emigraron al cono sur siguiendo el camino de muchos otros villosladenses. 25 años en el sector de la restauración en su tierra natal, le avalan para su nueva andadura riojana.

El restaurante esta abierto a todo el público no solo a los huéspedes de la Posada Hoyos de Iregua, realizando eventos, bodas, comuniones y demás actos de estas características.Damos comidas y cenas para grupos y empresas con la mayor calidad en nuestros platos al mejor precio.

Ofrecemos menús todos los días, incluidos los fines de semana.

Para opciones de menú especiales, contacta con nosotros.

Villoslada de Cameros

De las Patatas con chorizo a la Cazuela chilena. La Rioja y Chile se dan la mano en este nuevo concepto de restaurante, donde hemos querido incorporar la nueva tendencia en gastronomía; la fusión, sensaciones que aúnan distintas culturas.

¿Por qué fusión en el corazón de los Cameros?

La Posada de Hoyos de Iregua y su nuevo Jazz Restaurant se ubican en uno de los edificios emblemáticos de Villoslada de Cameros.

Construido a comienzos del siglo XVIII, destaca en su fachada el blasón de los primeros propietarios, la familia Ochoa de Tejada. Conocido como “la casa de correos”, que mantiene hoy en día en sus bajos, también albergó las cabinas de telefónica, reconvertidas en las habitaciones de la posada. En aquellos años, fue el nexo indiscutible entre los villosladenses de aquí y sus familiares afincados en Chile y Argentina principalmente. Es por ello que hemos querido mantener su historia y rendir homenaje a estas tierras donde la emigración ha marcado su historia, su cultura y su arquitectura.

Villoslada en Cameros Y AHORA SU NUEVO RESTAURANTE JAZZ, son un claro ejemplo de esta migración de ida y vuelta.

Juanjo Saenz-Laguna Díez, será el encargado de transportarnos a los sabores de ultramar. Chileno de nacimiento, tiene sus raíces en este pueblo camerano, su padre y abuelos emigraron al cono sur siguiendo el camino de muchos otros villosladenses. 25 años en el sector de la restauración en su tierra natal, le avalan para su nueva andadura riojana.

El restaurante esta abierto a todo el público no solo a los huéspedes de la Posada Hoyos de Iregua, realizando eventos, bodas, comuniones y demás actos de estas características.Damos comidas y cenas para grupos y empresas con la mayor calidad en nuestros platos al mejor precio.

Ofrecemos menús todos los días, incluidos los fines de semana.

Para opciones de menú especiales, contacta con nosotros.

...

Villoslada de Cameros

La Posada de Hoyos de Iregua y su nuevo Jazz Restaurant, se ubican en uno de los edificios emblemáticos de Villoslada de Cameros. Construido a comienzos del siglo XVIII, destaca en su fachada el blasón de los primeros propietarios, la familia Ochoa de Tejada.

Conocida como “la casa de correos”, que mantiene hoy en día en sus bajos, albergó también la  telefónica a principios del siglo XX. Hoy día conserva las medidas originales de las antiguas cabinas, por lo que cada habitación tiene su tamaño, su encanto y sus recuerdos particulares.  Desde la habitación de cama matrimonial de 150 cm, a la suite de 30 m2, las 11 habitaciones cómodas, confortables, cálidas y de reciente remodelación en colchones, ajuar y decoración,  tienen un denominador común; unas espectaculares vistas al pueblo, a la Sierra de Cameros y al río Iregua.

Ven y descubre este rincón para el descanso, piérdete en la calles de un pueblo con mucho que contar de aquí y de allá y disfruta de uno de los parajes más bellos de La Rioja, Sierra Cebollera, el único espacio natural riojano que tiene la distinción de parque natural.

También disponemos de restaurante; Jazz Restaurant fusiona la comida tradicional riojana con los guisos traídos desde chile de la mano de nuestro director, Juanjo, nacido en allende los mares pero con raíces muy profundas en esta localidad serrana.

Tanto la Posada como el Restaurante están adaptados para personas con movilidad reducida; hemos eliminado las barreras arquitectónicas.

Villoslada de Cameros

La Posada de Hoyos de Iregua y su nuevo Jazz Restaurant, se ubican en uno de los edificios emblemáticos de Villoslada de Cameros. Construido a comienzos del siglo XVIII, destaca en su fachada el blasón de los primeros propietarios, la familia Ochoa de Tejada.

Conocida como “la casa de correos”, que mantiene hoy en día en sus bajos, albergó también la  telefónica a principios del siglo XX. Hoy día conserva las medidas originales de las antiguas cabinas, por lo que cada habitación tiene su tamaño, su encanto y sus recuerdos particulares.  Desde la habitación de cama matrimonial de 150 cm, a la suite de 30 m2, las 11 habitaciones cómodas, confortables, cálidas y de reciente remodelación en colchones, ajuar y decoración,  tienen un denominador común; unas espectaculares vistas al pueblo, a la Sierra de Cameros y al río Iregua.

Ven y descubre este rincón para el descanso, piérdete en la calles de un pueblo con mucho que contar de aquí y de allá y disfruta de uno de los parajes más bellos de La Rioja, Sierra Cebollera, el único espacio natural riojano que tiene la distinción de parque natural.

También disponemos de restaurante; Jazz Restaurant fusiona la comida tradicional riojana con los guisos traídos desde chile de la mano de nuestro director, Juanjo, nacido en allende los mares pero con raíces muy profundas en esta localidad serrana.

Tanto la Posada como el Restaurante están adaptados para personas con movilidad reducida; hemos eliminado las barreras arquitectónicas.

filter_list

Filtrar

close

Encuentra

facetas