formularioHidden
formularioRDF
Login

 

Buscar en La Rioja Turismo close

EMPIEZA A TECLEAR...

No hay resultados para la búsqueda realizada

Panel Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Búsqueda > san bartolomé

facetas
filter_listFiltrar

visualización

4 resultados

Viñas, calados y antiguas fortalezas

La Rioja ha sido el escenario escogido por Sony Music para rodar el nuevo videoclip musical (‘Contradicción’) de su artista estrella Malú. El equipo de grabación, con la intérprete madrileña a la cabeza, ha visitado localidades riojanas y ha quedado impresionado con algunos de los recursos turísticos que caracterizan a esta sorprendente región. Viñas, calados, castillos y puentes ilustran el paso de la popular cantante por La Rioja. ¿Quieres saber dónde estuvo grabando su nuevo trabajo y seguir sus pasos?

...

Hotel Isasa

tipo de documento Alojamientos

...

Logroño

Situado a pocos metros de la Plaza del Espolón, corazón de Logroño, y del Casco Antiguo donde se encuentran: la famosa calle del Laurel, la Catedral, el Museo provincial, las iglesias de Santiago, San Bartolomé, Santa María de Palacio, el Teatro Bretón, etc. Este Casco Antiguo de la ciudad es atravesado por el Camino de Santiago cuyos numerosos peregrinos, tradicionalmente, han marcado en su ruta Logroño como una parada obligada. Nuestro establecimiento considera siempre clientes preferentes a estos esforzados viajeros.

La recepción está abierta las 24 horas. El personal de recepción le facilitará información turística sobre la ciudad de Logroño, la Comunidad de La Rioja y sus lugares más emblemáticos, sin olvidar, por supuesto, las posibles visitas a nuestras bodegas y al Museo de la Cultura del Vino, exponentes de un pujante enoturismo que hacen que nuestra ciudad y nuestra región sean consideradas auténticos referentes.

El hotel está muy bien comunicado con las autopistas AP-68 y A-12.

Somos una empresa familiar que se ufana en dar un trato cálido y directo a todos sus clientes desde hace más de cuarenta años. La veteranía de nuestro establecimiento no ha estado nunca reñida con una contínua actualización de sus instalaciones y las numerosas reformas llevadas a cabo han conseguido que hoy tenga un aspecto de recién estrenado. La larga experiencia profesional acumulada en estos años trascurridos nos permite ofrecer a cada cliente de manera personalizada un servicio esmerado.

Podemos afirmar, sin dudarlo, que la relación de calidad/precio que nuestro establecimiento mantiene se encuentra entre las más interesantes en el sector.

Logroño

Situado a pocos metros de la Plaza del Espolón, corazón de Logroño, y del Casco Antiguo donde se encuentran: la famosa calle del Laurel, la Catedral, el Museo provincial, las iglesias de Santiago, San Bartolomé, Santa María de Palacio, el Teatro Bretón, etc. Este Casco Antiguo de la ciudad es atravesado por el Camino de Santiago cuyos numerosos peregrinos, tradicionalmente, han marcado en su ruta Logroño como una parada obligada. Nuestro establecimiento considera siempre clientes preferentes a estos esforzados viajeros.

La recepción está abierta las 24 horas. El personal de recepción le facilitará información turística sobre la ciudad de Logroño, la Comunidad de La Rioja y sus lugares más emblemáticos, sin olvidar, por supuesto, las posibles visitas a nuestras bodegas y al Museo de la Cultura del Vino, exponentes de un pujante enoturismo que hacen que nuestra ciudad y nuestra región sean consideradas auténticos referentes.

El hotel está muy bien comunicado con las autopistas AP-68 y A-12.

Somos una empresa familiar que se ufana en dar un trato cálido y directo a todos sus clientes desde hace más de cuarenta años. La veteranía de nuestro establecimiento no ha estado nunca reñida con una contínua actualización de sus instalaciones y las numerosas reformas llevadas a cabo han conseguido que hoy tenga un aspecto de recién estrenado. La larga experiencia profesional acumulada en estos años trascurridos nos permite ofrecer a cada cliente de manera personalizada un servicio esmerado.

Podemos afirmar, sin dudarlo, que la relación de calidad/precio que nuestro establecimiento mantiene se encuentra entre las más interesantes en el sector.

...

Logroño

Situada en la plaza de su mismo nombre, es el templo más antiguo de los que se conservan en la ciudad. Consta de tres naves separadas por pilares octogonales; cabecera tripartita, siendo el ábside central semicircular y los laterales de testero recto; coro alto a los pies y una capilla abierta en el último tramo del lado de la Epístola.

Su construcción debió iniciarse en la segunda mitad del siglo XII, correspondiendo a esa época la planta, que sigue una tipología típicamente románica, los tres ábsides y parte de la torre. El alzado de los muros, junto a los pilares a ellos adosados, y las crucerías sencillas son ya obra del siglo XIII. En el siglo XVI sufrió una importante remodelación, las naves se cubrieron con bóvedas estrelladas y de terceletes, se añadieron nuevos pilares y se edificó un coro alto a los pies.

En el interior llama la atención la desnudez de sus muros de sillería, pues las diversas remodelaciones y vicisitudes por las que atravesó el templo llevaron a la desaparición del retablo mayor y otros objetos de culto. En la bóveda del ábside central quedan restos de pintura románica.

En la capilla de los Márquez, situada en el último tramo de la nave de la Epístola (derecha), destaca la presencia de dos sepulcros yacentes, del siglo XIV. Ambos sarcófagos son similares, se sustentan sobre esculturas de leones y en la tapa se representan estatuas yacentes de caballeros, vestidos con ropaje de la época y gorro con escudo cuartelado de águila y esposas. No hay unanimidad respecto a su origen y quiénes pudieron ser estos personajes. A comienzos del siglo XX eran conocidos como “Los Almendrones”.

A los pies de la iglesia se abre una gran portada con arquivoltas apuntadas, obra gótica del último tercio del siglo XIII o comienzos del XIV, aunque con evidentes reminiscencias románicas. En las jambas, entre columnillas y bajo doseletes, se representan episodios de la vida de San Bartolomé (predicación en Armenia, curación de un endemoniado, martirio…).

El tímpano fue desplazado en el siglo XVI para dar luz al coro. En él se muestra la Parusía o segunda venida de Cristo el día del Juicio Final. Se le representa de pie, mostrando las llagas de sus manos, junto a la Virgen y San Juan Evangelista, acompañados de ángeles que portan los instrumentos de la pasión. Se trata de una novedad iconográfica que no se da en ningún otro lugar, pues Cristo-Juez no aparece sentado como es lo habitual. Bajo esta escena, en el dintel, los doce apóstoles con sus atributos correspondientes agrupados de dos en dos.

La torre campanario formó parte del sistema amurallado con que contó la ciudad. Se asienta sobre el ábside central y consta de cuatro cuerpos: el primero y segundo de sillería combinada con ladrillo, de origen medieval, y los dos últimos de ladrillo decorados con bandas de rombos, obra del siglo XVI de estilo mudéjar.

La iglesia contó con un claustro al sur que sirvió además como lugar de enterramiento, del que no quedan vestigios y se desconoce cuál pudo ser su aspecto.

En 1823, durante el Trienio Liberal, se suprimió el culto y el templo quedó sumido en el abandono. Fue destinado a usos variopintos: hospital provisional, taller de ebanistería, local de telégrafos, carbonera… Se especuló reconvertirlo en Museo de Antigüedades Cristianas e incluso se planteó su demolición y la utilización de su piedra para la construcción de un teatro. En 1899 los Jesuitas pasaron a ocuparse de él, quedando salvado de la ruina. Recientemente se han derribado las edificaciones anexas al este que enmascaraban el ábside. Es monumento nacional desde 1866.

 

Logroño

Situada en la plaza de su mismo nombre, es el templo más antiguo de los que se conservan en la ciudad. Consta de tres naves separadas por pilares octogonales; cabecera tripartita, siendo el ábside central semicircular y los laterales de testero recto; coro alto a los pies y una capilla abierta en el último tramo del lado de la Epístola.

Su construcción debió iniciarse en la segunda mitad del siglo XII, correspondiendo a esa época la planta, que sigue una tipología típicamente románica, los tres ábsides y parte de la torre. El alzado de los muros, junto a los pilares a ellos adosados, y las crucerías sencillas son ya obra del siglo XIII. En el siglo XVI sufrió una importante remodelación, las naves se cubrieron con bóvedas estrelladas y de terceletes, se añadieron nuevos pilares y se edificó un coro alto a los pies.

En el interior llama la atención la desnudez de sus muros de sillería, pues las diversas remodelaciones y vicisitudes por las que atravesó el templo llevaron a la desaparición del retablo mayor y otros objetos de culto. En la bóveda del ábside central quedan restos de pintura románica.

En la capilla de los Márquez, situada en el último tramo de la nave de la Epístola (derecha), destaca la presencia de dos sepulcros yacentes, del siglo XIV. Ambos sarcófagos son similares, se sustentan sobre esculturas de leones y en la tapa se representan estatuas yacentes de caballeros, vestidos con ropaje de la época y gorro con escudo cuartelado de águila y esposas. No hay unanimidad respecto a su origen y quiénes pudieron ser estos personajes. A comienzos del siglo XX eran conocidos como “Los Almendrones”.

A los pies de la iglesia se abre una gran portada con arquivoltas apuntadas, obra gótica del último tercio del siglo XIII o comienzos del XIV, aunque con evidentes reminiscencias románicas. En las jambas, entre columnillas y bajo doseletes, se representan episodios de la vida de San Bartolomé (predicación en Armenia, curación de un endemoniado, martirio…).

El tímpano fue desplazado en el siglo XVI para dar luz al coro. En él se muestra la Parusía o segunda venida de Cristo el día del Juicio Final. Se le representa de pie, mostrando las llagas de sus manos, junto a la Virgen y San Juan Evangelista, acompañados de ángeles que portan los instrumentos de la pasión. Se trata de una novedad iconográfica que no se da en ningún otro lugar, pues Cristo-Juez no aparece sentado como es lo habitual. Bajo esta escena, en el dintel, los doce apóstoles con sus atributos correspondientes agrupados de dos en dos.

La torre campanario formó parte del sistema amurallado con que contó la ciudad. Se asienta sobre el ábside central y consta de cuatro cuerpos: el primero y segundo de sillería combinada con ladrillo, de origen medieval, y los dos últimos de ladrillo decorados con bandas de rombos, obra del siglo XVI de estilo mudéjar.

La iglesia contó con un claustro al sur que sirvió además como lugar de enterramiento, del que no quedan vestigios y se desconoce cuál pudo ser su aspecto.

En 1823, durante el Trienio Liberal, se suprimió el culto y el templo quedó sumido en el abandono. Fue destinado a usos variopintos: hospital provisional, taller de ebanistería, local de telégrafos, carbonera… Se especuló reconvertirlo en Museo de Antigüedades Cristianas e incluso se planteó su demolición y la utilización de su piedra para la construcción de un teatro. En 1899 los Jesuitas pasaron a ocuparse de él, quedando salvado de la ruina. Recientemente se han derribado las edificaciones anexas al este que enmascaraban el ábside. Es monumento nacional desde 1866.

 

...

Logroño

El Palacio, que actualmente alberga la sede de la Seguridad Social es una extraordinaria muestra de la arquitectura civil renacentista en su zona de Herrerías. Al parecer, su origen se remonta al siglo XVI, cuando Francisco de Tejada e Inés de Sesma construyen una casa en la esquina de las calles San Bartolomé y Herrerías. A mediados del siglo XVIII, siendo ya propietarios los marqueses de Monesterio se levantó el Palacio que hoy en días podemos contemplar. Su actual rehabilitación concluyó en 2009. El Palacio de Monesterio cierra su fachada coincidiendo con la calle Herrerías y ya desde allí se dejan ver la Torre y las vidrieras de la Iglesia de San María de Palacio.

Logroño

El Palacio, que actualmente alberga la sede de la Seguridad Social es una extraordinaria muestra de la arquitectura civil renacentista en su zona de Herrerías. Al parecer, su origen se remonta al siglo XVI, cuando Francisco de Tejada e Inés de Sesma construyen una casa en la esquina de las calles San Bartolomé y Herrerías. A mediados del siglo XVIII, siendo ya propietarios los marqueses de Monesterio se levantó el Palacio que hoy en días podemos contemplar. Su actual rehabilitación concluyó en 2009. El Palacio de Monesterio cierra su fachada coincidiendo con la calle Herrerías y ya desde allí se dejan ver la Torre y las vidrieras de la Iglesia de San María de Palacio.

filter_list

Filtrar

close

Encuentra

facetas