formularioHidden
formularioRDF
Login

 

Iniciar sesión
Buscar en La Rioja Turismo close

Empieza a teclear...

Tu búsqueda no ha obtenido ningún resultado.

Panel Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Todo > rioja

visualización

facetas
filter_listFiltrar

81 resultados

Etapa 8, Munilla - Enciso

tipo de documento Rutas

Lineal

...

Los buitres se confunden con el paisaje marrón del suroeste riojano. Entre romero y tomillo, las huellas de dinosaurios discurren desde el río Jubera hasta más allá del Cidacos, entre Enciso y sus aldeas. Síguelas y adéntrate en la otra Rioja, la de aguas medicinales y guiños celtíberos, árabes y romanos. Por si fuera poco, los ecosistemas privilegiados de sus valles le han valido la calificación de Reserva de la Biosfera.

El río Cidacos discurre encajonado hasta Arnedillo, donde puedes tomar un baño de aguas medicinales y observar de cerca con modernas cámaras a los carroñeros desde el Mirador del Buitre.

Toda esta zona tiene una especial concentración de aves. Abarca las Peñas de Arnedillo, Peñalmonte, Peña Isasa y las sierras de Alcarama y del río Alhama donde los escarpes calizos cobijan búhos y, sobre todo, buitres leonados. Una idea: súbete al pueblo abandonado de Turruncún, de misteriosa belleza, y disfruta de sus vuelos.

Te los encontrarás de cerca también en tus actividades de escalada, ya que sólo en Arnedillo hay más de 200 vías para subir. Y si aún no sabes trepar paredes, entrénate en los rocódromos públicos en Alfaro y Autol.

Este paisaje choca al sur con la Sierra de Alcarama, la más alta de la Rioja Baja, de 1.500 metros. Bajo ella, una alfombra arrugada de pequeños montes deja paso al río Alhama, “el caliente”, llamado así por los árabes debido a sus aguas medicinales. Este paisaje hace unos sugestivos juegos de luces y sombras con la caída del sol. ¿Un lugar para disfrutarlos? La interesante ciudad celtíbera de Contrebia Leukade.

El embalse del río Añamaza, precioso enclave escondido entre montes, merece un paseo para ser descubierto, lo mismo que su barranco de Fuentestrún del Cajo.

¿Árboles? En la Sierra de Yerga está el importante Carrascal de Villaroya, ideal para pasear entre robustas encinas y algún quejigo. Éste es un vergel en medio del paisaje de la zona, así como los robledales y los hayedos de la sierra de la Hez. Busca tú otros, a pie o en bici por los GR o por las vías verdes de Cebollera-Arnedillo y Cidacos.

Pregunta a los riojanos, te mostrarán otros muchos caminos. No te separes de los prismáticos ni tampoco de la lupa: la necesitarás para mirar las perfectas piritas cúbicas del yacimiento al aire libre de Navajún, el más importante del mundo.

...

La Rioja accesible

tipo de documento Artículos

La Rioja es un destino turístico inclusivo, que trabaja por la accesibilidad real y por crear espacios en los que todos tengamos cabida. Le invitamos a disfrutar del enoturismo y de una gastronomía sobresaliente, a conocer la tierra donde habitaron dinosaurios, a vivir el camino de Santiago y a adentrase en la cuna del castellano.

La Rioja ofrece una variada oferta turística accesible para todo tipo de turistas. Turismo familiar, tercera edad y turistas con necesidades especiales o diversidad funcional encuentran en La Rioja actividades para todos los gustos.

Los amantes de la naturaleza disfrutarán de entornos naturales accesibles como las vías verdes, el Camino de Santiago, el Parque de Sierra Cebollera o la Reserva de los Sotos de Alfaro… donde existen cómodos paseos adaptados para silla de ruedas o con carrito de niños a lo largo de sus senderos accesibles.

Existe una variada oferta de arte, patrimonio y cultura accesibles para conocer monasterios, castillos, museos o los secretos del vino de Rioja. Si se quiere compartir un día en familia nada mejor que pasarlo en los parques temáticos de Paleo Aventura (Barranco Perdido) o Tierra Rapaz, donde mayores y pequeños vivirán experiencias inolvidables. Por supuesto, quien viene La Rioja no puede marcharse sin visitar una de nuestras numerosas bodegas accesibles y participar en las catas sensoriales de vino, donde los sentidos son protagonistas y permiten sorprenderse a todos con hallazgos y descubrimientos de tus capacidades personales.

Si la oferta turística y cultural es variada, no lo es menos la oferta gastronómica. Quienes visitan esta tierra nunca olvidan nuestra cocina gracias a la amplísima oferta de rutas de pinchos y restaurantes accesibles, que no sólo están libres de barreras arquitectónicas, sino que además disponen de menús especiales para diferentes intolerancias.

En definitiva, La Rioja es una región que apetece, un destino accesible que acoge hospitalariamente a todos, una tierra que sorprende positivamente para realizar turismo deportivo, congresual y de reuniones, ir de compras, ...

Ven y descubre #LaRiojaAccesible en:

www.equalitasvitae.com

www.lariojasinbarreras.org

...

 

Aunque es indudable que La Rioja tiene muchos atractivos, el lugar más visitado de esta región es una calle logroñesa: la Calle Laurel. Un lugar interesante con un bar en cada puerta y en el que cada bar tiene una especialidad gastronómica, con un vino de Rioja para acompañar.

No hay que perderse el típico champi del Soriano o el Ángel. Existe incluso una técnica para comer este pincho sin mancharse. Hay que sacar el palillo por la parte de abajo del pan. También hay otros pinchos clásicos como las patatas bravas del Jubera o las setas del Cid. Los hay con nombres curiosos como los matrimonios del Blanco y negro o las zapatillas y los valentinos en forma de corazón del Villarrica o los Tío Agus.

En San Agustín existe también un lugar histórico: el Soldado de Tudelilla y sus ensaladas o los rotos de uno de sus vecinos de enfrente. La lista es enorme y es muy difícil destacar unos sobre otros y también es difícil elegir, aunque cada riojano tiene sus favoritos e imprescindibles. Si decide pasar por aquí, déjese recomendar por los grupos de amigos que verá disfrutando del ambiente cada día.

Y es que los pinchos son una tradición en La Rioja. Quedar con los amigos para dar una vuelta y comer las especialidades de cada bar es un rito repetido casi a diario. La calle Laurel se ha ampliado mucho en los últimos años y ya abarca también las calles adyacentes como la calle San Agustín.

Para los más hogareños existe una posibilidad alternativa, la calle San Juan, más de los de casa y menos turística. En esta calle hay bares de siempre, bares renovados con la oferta gastronómica de toda la vida y muchos locales nuevos con especialidades modernas o clásicas para todos los gustos.

También en otras localidades riojanas como Calahorra o la zona de la Herradura en Haro se pueden encontrar pinchos de calidad y rutas que recorrer para conocer esta gastronomía en miniatura.

...

La Rioja apetece para celebrar cualquier reunión por su entorno y la calidad de sus servicios

El vino y la gastronomía son el principal atractivo de la oferta turística riojana, y también supone el reclamo principal a la hora de celebrar un congreso o reunión en esta pequeña región que, sin embargo, está bien comunicada entre Madrid, Barcelona y su gran ciudad más cercana, Bilbao.

La oferta riojana para el segmento MICE se concentra en el Palacio de Congresos y auditorio de La Rioja, Riojaforum, situado en la capital; pero el atractivo del vino, su cultura y sus paisajes hace que también se celebren numerosas reuniones en sus espectaculares bodegas y en el Museo Vivanco de la Cultura del Vino, que cuentan con espacios y servicios adecuados para ello.

La Rioja es el lugar donde se escribieron las primeras palabras en castellano, en el margen de un libro por uno de los copistas que realizaban su labor en los monasterios riojanos de Yuso y Suso. Este entorno acoge hoy reuniones y congresos en torno a la lengua castellana al igual que lo hacen otros monasterios, castillos y edificios históricos de la región.

Para los programas de acompañantes y las actividades posteriores a los congresos los atractivos gastronómicos y enoturísticos de esta región son indudables. Con actividades de conocimiento del vino, cursos de cata, actividades de team building entre viñedos o, simplemente, disfrutando de una ruta de pinchos en la calle Laurel o de la cocina estelar de sus más afamados chefs.

Sobrevolar La Rioja en globo disfrutando de paisajes diferentes en cuestión de minutos dejará boquiabierta a toda la empresa. Disfrutar de su gastronomía única en un antiguo calado predispondrá al diálogo y el encuentro. Hacer una cata de vinos en un claustro o en medio de un viñedo logrará la satisfacción de los participantes. Los detalles son lo más importante y La Rioja los cuida con esmero, gracias a los profesionales organizadores de congresos e incentivos que trabajan y conocen de primera mano el destino.

Los riojanos son acogedores, su historia la han escrito celtíberos, romanos, visigodos, árabes, cristianos… Un cruce de caminos e historia. Un lugar donde alojarse y disfrutar desde los hoteles históricos de las ciudades a los encantadores hoteles boutique entre viñedos o en las montañas, encontrará rincones especiales para charlar en equipo de manera distendida tras la reunión, disfrutando de una buena copa de vino. ¡Hagamos un brindis en La Rioja por el éxito de su reunión!

...

Flora y fauna ZEPAS

tipo de documento Artículos

La Rioja cuenta con seis espacios naturales integrados en la Red Natura 2000, algunos ya incluidos en esa red europea como Zonas de Especial Protección para las aves  (ZEPAS).

Las Sierras de La Demanda, Urbión, Cebollera y Cameros en el límite con las provincias de Soria y Burgos, montañas del Sistema Ibérico con altitudes como el san Lorenzo (2271 mts), los Picos de Urbión (2228 mts) y la Mesa de Cebollera (2168 mts).

El hábitat predominante son brezales y enebrales altimontanos, hayedos, bosques de coníferas, bosques mixtos y cortados.

Y especies protegidas como el águila culebrera, águila real, perdiz pardilla, aguilucho pálido, halcón abejero, águila calzada y búho real son moradores habituales de esta zona.

La Sierra de Alcarama en pleno Sistema Ibérico en el límite de la provincia de Soria, incluye el complejo de hoces y barrancos de los ríos Alhama y Añamaza.

Peñas de Iregua, Leza y Jubera, al sur de Logroño, en los contrafuertes del Sistema ibérico Norte, aquí es clima templado fresco. Están habitadas por especies protegidas como el buitre leonado, halcones y águilas reales.

Montes Obarenes, Sierra de Cantabria, en el macizo montañoso noroccidental de La Rioja, próximas al Sistema Ibérico. El hábitat predominante es monte bajo esclerófilo, encinares, roquedos, rocas desnudas y acantilados habitados por especies protegidas como el alimoche, halcón peregrino, águila real, búho real, águila perdicera y buitre leonado

Peñas de Arnedillo, Peñalmonte y Peña Isasa, en la Rioja Baja, incluyen una parte del río Cidacos, en los términos municipales de Arnedillo, Préjano, Arnedo y muro de Aguas. El buitre leonado y el búho real son los pobladores de estas peñas.

Sotos y Riberas del Ebro, a lo largo del río Ebro se encuentran varias zonas con bosques de galería en las riberas de los ríos, que suponen un oasis en el conjunto deforestado de la depresión del Ebro, como un valor de mantenimiento de la biodiversidad. La vegetación de estos sotos está denominada por álamos blancos y chopos, además de sauces, olmos, fresnos, alisos y tamarices.

Para más información sobre la flora y fauna de La Rioja visite la página de la Dirección General de Medio Ambiente www.larioja.org/medio-ambiente/es/biodiversidad

...

Visitar La Rioja es siempre un incentivo. Su gastronomía, su vino, sus paisajes maravillosos...

Exclusividad. La Rioja está llena de pequeños lujos. Probar de una barrica en una bodega centenaria, en una visita exclusiva. Hospedarte en San Millán de la Cogolla donde se encontraron las primeras palabras escritas en castellano. Disfrutar de la gastronomía típica riojana en un antiguo calado. Hacer una cata de vinos en un claustro o en medio de un bosque. Los detalles inolvidables son la nota diferencial de La Rioja.

En una bodega, en un museo, en el claustro de un monasterio… En La Rioja existen lugares únicos para la celebración de eventos, ¿Qué te parece un desfile de moda en una bodega? ¿Una gymkhana entre viñedos? ¿Y un curso de cata en el bosque? Los profesionales de congresos e incentivos riojanos te ayudarán a que el viaje sea perfecto.

La Rioja y el vino. Elige el lugar en el que quieres aprender sobre el vino: el hotel donde te alojas, en el Museo de la Cultura del vino Dinastía Vivanco, en el Consejo Regulador del Vino de Rioja… en medio de un bosque. En La Rioja, todo está preparado para que degustes, disfrutes de los matices, aprendas a amar más el vino. Para todos los niveles. Todo maridado con la mejor gastronomía riojana. Te llevarás muy buen sabor de boca.

Cultura a la carta. Existen en La Rioja restos de todas las culturas que han pasado por la Península Ibérica: yacimientos celtíberos y visigóticos, vestigios romanos, joyas desde el románico a nuestros días se diseminan por la región, el Camino de Santiago y hasta huellas de dinosaurios. Las formas artísticas más vanguardistas pueden contemplarse en el nuevo museo Würth de arte moderno o en las bodegas más vanguardistas.

Todos los paisajes en una hora. De tu vuelo en parapente desde el pico San Lorenzo en Ezcaray a tus golpes en los Clubs de Golf de La Rioja te separa menos de una hora. Si el Camino de Santiago te invita a un paseo entre las viñas, hazle caso. Un recorrido en jeep por pistas forestales abiertas sólo para ti te descubrirá rincones únicos. ¿Qué te parece recorrer los viñedos a caballo? Todo es posible en La Rioja y todo, en distancias mínimas.

...

Teresa es una niña de cinco años que nos relata sus aventuras en La Rioja, a sus ojos, una tierra de cuento.

Echa a volar tu imaginación... Emociónate y haznos soñar con una experiencia o recuerdo y, como Teresa, cuéntanos un cuento que tenga como protagonista el destino La Rioja. Vota a tus favoritos, ¡tú eliges al ganador! #CuentaLaRioja #LaRiojaApetece

Podrás ganar dos noches de alojamiento y entradas para el musical “Charlie y la fábrica de chocolate” y disfrutar con tu familia de unos días de cuento en La Rioja.

¡PARTICIPA EN EL CONCURSO!

 

 

...

Carta a La Rioja

tipo de documento Artículos

Hablar de turismo interior es hablar de falta de costa, de mar y salitre… Durante años hemos hablado de nuestras costas como del único turismo español. Le hemos dado la espalda a tierras tan auténticas, tan sanas, tan bellas… qué estúpidos hemos sido. O, quizás era simplemente la ceguera típica del que no aprecia lo que tiene, dicen que no se vende como se merece pero,  a mí, me da la impresión que se trata de un desconocimiento, de una costumbre de la excelencia, tomando como algo normal lo genial.

Un poco como el riojano cuyo carácter humilde tiende a normalizar el aire limpio y puro que se respira por estos parajes, sus vistas o sus sabores, su potente tierra.

La Rioja es pequeña pero como dirían por aquí: ¡qué chorra más da! cuando este cruce de caminos natural se ha sabido impregnar de tantas influencias culturales, gastronómicas, artística o sociales.

Atravesando de oeste a este por el Ebro, son otros siete ríos, que como venas riegan sus valles de Sur a Norte.

La Sierra de la Demanda se pidió el Oja, el monasterio de Valvanera se arrimó al Najerilla. La Sierra Cebollera se rehoga con agua del Iregua. El Camero Viejo mira cómo el Leza baja lento y con pereza. El Jubera es más de conocer y recorre ruinas de antiguos castillos. Del Cidacos bebían los dinosaurios y el Alhama se va de visita a Navarra para volver a visitar las colonias de cigüeñas de Alfaro.

Es cierto, la naturaleza ha sido generosa con la hermana pequeña de nuestras regiones. Reservas naturales, peñas y sierras defendidas y vigiladas por esos condes del cielo que son los buitres leonados, por águilas o halcones. Sotos y riberas rodeados de álamos blancos, chopos, sauces. Tamarices, alisos y olmos.  Y hablábamos de las cigüeñas, esas portadoras de vida que dicen que no quieren ya migrar hacia África ¿Y quién las culpa? Arquitecturas de nidos descomunales se mueven por instinto, y mientras se quedan nos regalan su estampa.

La Rioja es verde, azul y ocre, es niebla matutina, es luz taimada que el sol en su perezoso ascender dibuja y da margen para contemplar las siluetas de sus montes. Viajar por La Rioja es viajar con calma, es caminar, investigar sus senderos. Sea en el Camino de Santiago, o paseando el gran recorrido a través de todos sus valles, o la Vía Romana del Iregua… cada uno de ellos aporta y nutre nuestro viaje.

Pero La Rioja sobre todo tiene tierra que sangra uva glorificada.

Ayer conocí a Fernando, hijo de agricultores, nariz destacable, hombre de su tierra, mirada calma y hombros anchos de esos que han sostenido el peso del tiempo. Le pregunté si en La Rioja todo el mundo sabía de vinos. Me miró a los ojos y me soltó: “la gente solo entiende de lo que aprecia”. Quizás sea esa otra característica del riojano: sabiduría popular capaz de convertir la lógica en filosofía.

En cualquier caso, La Rioja es vino porque hace ya ocho mil años que se convirtieron en nombre y apellido. La vid nutre al paisaje, ahoga la sed, reconforta el alma y, hasta en su muerte sigue siendo útil. Cuando sus ramas secas, lo que toda la vida ha sido el sarmiento, alimenta el fuego cuyo calor y humo impregnarán las chuletas en el ciclo perfecto.

Ya lo ven, le llaman turismo de interior cuando es turismo de los sentidos porque, La Rioja los despierta todos.

Y recuerden, si paseando por los pueblos alguien le grita: ¡qué pasa! Tranquilos, es un riojano diciendo hola. Sin embargo ante el “andevás”, es mejor pararse porque puede ser un toque de atención. Pero cuando dicen que vamos a tomar “el arranque”, eso ya es buena señal, eso quiere decir que vamos a por la última, aunque seguramente será mentira.

Texto: Carta a La Rioja escrita por Kike del Olmo para el programa de Onda Cero "Gente Viajera"

...

La Rioja conjuga a la perfección los numerosos y atractivos recursos naturales con unas apasionantes iniciativas turísticas promovidas por un sector privado muy activo.

Estos iniciativas potencian los rasgos singulares de una comunidad como la nuestra, rica en paisajes naturales, gastronomía, tradiciones y, por supuesto, en patrimonio y la cultura, que proporcionan experiencias únicas a nuestros visitantes.

Siempre verde

Siempre verde muestra las opciones en turismo de golf que existen en nuestra región. Un amplio recorrido por los campos de golf de la Grajera, Sojuela y Rioja Alta; aderezados con una exquisita gastronomía.

Las localizaciones han sido el Club de Campo Sojuela, el Campo de Golf Logroño, Rioja Alta Golf Club, Moncalvillo y Parque de La Grajera.

 

 

Sobre dos ruedas

En este vídeo se muestran las numerosas opciones relacionadas con el turismo de naturaleza para recorrer La Rioja, subidos en una bicicleta o sobre un segway. También se muestran multitud de paisajes y colores que van desde la ribera del Ebro, la sierra camerana o la Sonsierra riojana.

Las localizaciones han sido la Vía Verde, la ribera del Ebro, Sajazarra, Torrecilla en Cameros, Pradillo y Ortigosa de Cameros.

 

 

Piedra y tierra

Piedra y Tierra muestra las opciones de paseos guiados e interpretaciones de la naturaleza que pueden hacerse en La Rioja. En este caso, las localizaciones han sido Ezcaray, Logroño, Torrecilla en Cameros.

 

 

Con el aire

La Rioja ofrece multitud de actividades para realizar en todos y cada uno de los entornos de la comunidad para un turismo familiar. Multitud de ecosistemas, de paisajes, de cultivos y, cómo no, de hábitats. En este caso, el vídeo se ha grabado en Soto en Cameros; el Cañón Río Leza; los Sotos de Alfaro y Alfaro.

 

 

Yo agua

Los caudalosos ríos riojanos así como sus majestuosos paisajes protagonizan este vídeo dedicado al agua, principalmente. Las localizaciones son Puerta de Cameros; Puente Medieval de Viguera; San Vicente de la Sonsierra y Puente de la Hiedra.

 

...

Si hay que destacar un punto concreto por la repercusión que ha tenido en la historia del vino de Rioja, este es sin  duda el Barrio de la Estación de Haro. Un lugar lleno de simbolismo y que sin duda revolucionó todo el mundo del vino de nuestra denominación de origen.

El Barrio de la Estación es un lugar emblemático de la ciudad de Haro, un enclave que presenta la mayor concentración de bodegas centenarias del mundo y cuya construcción fue en torno a un eje central y común: la estación de ferrocarril. De ahí que se le conozca como la milla de oro del vino de Rioja.

Pero que los vecinos del barrio sean bodegas centenarias no quiere decir que sean antiguas, pues las bodegas son construcciones que nunca están terminadas, generación tras generación evolucionan y consiguen mezclar su parte más clásica, la más antigua, con la arquitectura más moderna.

De este modo, una visita al Barrio de la Estación de Haro se convierte en un viaje por el tiempo, donde se puede seguir la evolución del vino y la arquitectura del último siglo.

Historia del Barrio

El Barrio de la Estación empezó a dibujarse en la segunda mitad del siglo XIX como consecuencia de la sustitución de las caballerías como medio de transporte tradicional del vino por un novedoso ferrocarril y sus “caminos de hierro”.

Una circunstancia a la que se unió la necesidad de numerosos bodegueros franceses de acudir a La Rioja para adquirir vinos con los que sustituir las malas cosechas que el oidium (1863) y la filoxera (1867) provocarían en sus viñedos, instalando sus centros de exportación en los alrededores de la provisional estación de ferrocarril.

De aquellos orígenes ya no queda en pie ningún almacén-bodega de origen francés. De las que hoy permanecen, la primera en instalarse fue la de R. López de Heredia y Landeta (en 1877); en 1879 se crea la Compañía Vinícola del Norte de España (CVNE); en 1886, D. Ángel Gómez de Arteche funda la bodega A. y J. Gómez Cruzado; en 1890 se instala La Rioja Alta S.A. y se crea, en 1901, Bodegas Bilbaínas.

En aquellos 30 años (1877-1904) es cuando definitivamente se configura el Barrio de la Estación tal y como hoy se le conoce, años en los que también había fábricas de aguardientes, de jabones y abonos así como algunas viñas entre los almacenes de los bodegueros.

A partir de 1970, Muga (fundada en 1932) traslada su sede del caso urbano de Haro al Barrio de la Estación, sumándose a la lista de bodegas en este singular emplazamiento. Y una década más tarde, Roda construiría también allí su instalaciones pasando a formar parte de tan singular vecindario.

Presentación de la Cata del Barrio de la Estación16 y 18 de junio 2018

...