formularioHidden
formularioRDF
Login

 

Buscar en La Rioja Turismo close

EMPIEZA A TECLEAR...

No hay resultados para la búsqueda realizada

Panel Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Búsqueda > los orígenes

facetas
filter_listFiltrar

visualización

1 resultados

...

Calahorra

Está en el arrabal, a orillas del río Cidacos, custodiada por el Palacio Episcopal y el paseo de las Bolas.

Los orígenes. En este mismo lugar se han construido varias iglesias con anterioridad. Se comienza renovando la anterior, hacia finales del siglo XV, y se terminará en el año 1900 con la colocación del retablo del altar mayor, ya que el anterior se quemó en el incendio del 13 de junio de 1900. Un amplio atrio precede a la catedral. En el centro de su pavimento está colocada la rosa de los vientos.

La fachada: barroca para algunos, neoclásica para otros, la construyen los hermanos Raón a finales del XVIII. Está concebida como un retablo de tres cuerpos rematado en un frontón triangular.

Es original el que se deba descender unos cuantos escalones para entrar a ella, quizá porque los templos anteriores tuvieron puerta de entrada a nivel del río. En las grandes avenidas del Cidacos, probablemente se inundaría la catedral y esto, unido al nacimiento de la carretera o del puente, motivó que se hicieran unas defensas, elevándose las puertas. Así nacieron esas escaleras por las cuales descendemos para ver su interior.

Nada más entrar a la catedral nos encontramos de frente con el retablo de los reyes, de estilo rococó. Consta de un cuerpo, tres calles y un ático. Medallón de la adoración de los reyes, relieve de San Jerónimo y Cristo de la Agonía (que se saca en procesión en Semana Santa); son obra de Bazcardo.

 

Calahorra

Está en el arrabal, a orillas del río Cidacos, custodiada por el Palacio Episcopal y el paseo de las Bolas.

Los orígenes. En este mismo lugar se han construido varias iglesias con anterioridad. Se comienza renovando la anterior, hacia finales del siglo XV, y se terminará en el año 1900 con la colocación del retablo del altar mayor, ya que el anterior se quemó en el incendio del 13 de junio de 1900. Un amplio atrio precede a la catedral. En el centro de su pavimento está colocada la rosa de los vientos.

La fachada: barroca para algunos, neoclásica para otros, la construyen los hermanos Raón a finales del XVIII. Está concebida como un retablo de tres cuerpos rematado en un frontón triangular.

Es original el que se deba descender unos cuantos escalones para entrar a ella, quizá porque los templos anteriores tuvieron puerta de entrada a nivel del río. En las grandes avenidas del Cidacos, probablemente se inundaría la catedral y esto, unido al nacimiento de la carretera o del puente, motivó que se hicieran unas defensas, elevándose las puertas. Así nacieron esas escaleras por las cuales descendemos para ver su interior.

Nada más entrar a la catedral nos encontramos de frente con el retablo de los reyes, de estilo rococó. Consta de un cuerpo, tres calles y un ático. Medallón de la adoración de los reyes, relieve de San Jerónimo y Cristo de la Agonía (que se saca en procesión en Semana Santa); son obra de Bazcardo.

 

filter_list

Filtrar

close

Encuentra

facetas