formularioHidden
formularioRDF
Login

 

Buscar en La Rioja Turismo close

EMPIEZA A TECLEAR...

TU BÚSQUEDA NO HA OBTENIDO NINGÚN RESULTADO.

Panel Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Búsqueda > españa

facetas
filter_listFiltrar

visualización

50 resultados

Don Joaquín Baldomero Fernández-Espartero Álvarez de Toro nació en Granátula de Calatrava, Ciudad Real, en 1793. Como militar, alcanzó el grado de general y, como político, desempeñó el cargo de Regente de España durante la minoría de edad de Isabel II, entre 1840 y 1843, y también llegó a ser presidente del Consejo de Ministros. Su matrimonio con Doña Jacinta Martínez de Sicilia, perteneciente a una de las familias más poderosas de La Rioja, lo vinculó estrechamente a esta región, donde falleció en 1879.

1. Casa-Palacio de Espartero

...

Aldealobos

tipo de documento Poblaciones

...

Aldealobos es una localidad del municipio de Ocón en La Rioja, (España).

Se encuentra cerca de Los Molinos, siguiendo la carretera. Una población agrícola que vive principalmente del viñedo. 

Aldealobos es una localidad del municipio de Ocón en La Rioja, (España).

Se encuentra cerca de Los Molinos, siguiendo la carretera. Una población agrícola que vive principalmente del viñedo. 

Logroño

tipo de documento Poblaciones

...

Logroño es la capital de la Comunidad Autónoma de La Rioja. Bañada por el río Ebro, al que abraza en su crecimiento y desarrollo, la ciudad experimenta en la actualidad un notable cambio con respecto a los últimos años. Se está dotando de nuevos servicios e infraestructuras que le confieren un mayor atractivo y un nuevo punto de vista para convertirle en referente y punto de encuentro entre las ciudades de su entorno. 

Entre las virtudes más conocidas de la ciudad, cabe destacar la cultura del vino, la gastronomía, el Camino de Santiago, el Casco Antiguo o el carácter de Primera Ciudad Comercial de España. Las fiestas locales, entre las que destacan las de San Mateo, en el mes de septiembre, como otro de los escaparates más importantes de una ciudad que ha aprendido a combinar la tradición y el arraigo de sus costumbres, con la modernidad y el dinamismo de los nuevos tiempos. 

Las dimensiones de la ciudad invitan al paseo y al disfrute pausado de sus enclaves significativos. El Paseo de El Espolón, la concatedral de Santa María de La Redonda; el convento de la Merced, actual sede del Parlamento regional; la característica calle Portales, la iglesia de Santiago El Real, o la de Santa María de Palacio, son algunos ejemplos de interés que no se pueden dejar de visitar. 

Otro valor importante lo constituye el carácter abierto y hospitalario de los logroñeses, en la actualidad en número superior a los 130.000 habitantes. Un carácter que queda de manifiesto en los numerosos hermanamientos y asociaciones de la ciudad con otras localidades del mundo. Dax y Libourne en Francia, Dumferline en Escocia, Todos los Santos de la Nueva Rioja, en Argentina; Rancagua, en Chile; y Hagunía como exponente de la colaboración y solidaridad de Logroño con la población saharaui. 

Es importante conocer que el clima continental suavizado con el que cuenta esta ciudad propicia un ambiente caluroso en verano y bajas temperaturas en invierno, ante lo que conviene estar preparados. Otra recomendación para el visitante es disfrutar de la variada oferta de calidad del comercio logroñés y, cómo no, recalar en alguna de las muchas bodegas que se pueden visitar previa cita. 

Bañada por el río Ebro, Logroño ha sido históricamente un lugar de paso y cruce de caminos, tales como el Camino de Santiago, y de fronteras, disputada entre los antiguos reinos de la península ibérica durante la Edad Media.

En el último siglo, la ciudad ha experimentado un crecimiento demográfico lento pero significativo respecto a las poblaciones cercanas, provocado principalmente por los movimientos migratorios desde otras comarcas de la región. Ha sido la capital gastronómica española en 2012.

Lla mejor forma de conocer Logroño es pasear por sus calles, mezclarse con sus gentes y disfrutar de las muchas virtudes que la constituyen como una ciudad agradable y querida para cualquier visitante. Cada uno hace de Logroño una imagen distinta porque 'Lo que hay que saber', como encabeza el título de estas líneas, es la imagen irrepetible que cada uno descubre durante su estancia en una ciudad que tiene mucho que ofrecer.

-Distancias: a Madrid 334 km; a Bilbao 124 km; a Zaragoza 170 km; a Pamplona 90 km.; a Burgos 111 km; a Barcelona 468 km. Situación: la capital de La Rioja se ubica a orillas del río Ebro y ocupa una amplia llanura.

-Altitud: 384 m.

-Núcleos de población, barrios o aldeas: El Cortijo, Varea, La Estrella, Yagüe.

-Economía: Logroño es el principal centro industrial de la comunidad autónoma y ha extendido su influencia a través de los polígonos industriales (La Portalada, Cantabria, Cascajos, El Sequero, San Lázaro y El Cortijo) a varios municipios próximos.

Es una ciudad bien comunicada por la A-68, la N-120 y la N-232, además del aeropuerto civil de Agoncillo. Además dispone de una atractiva oferta hostelera y cultural. El sector terciario de Logroño se ha desarrollado espectacularmente a partir de los años 60, alimentado por un proceso de inmigración enorme.

 

Logroño es la capital de la Comunidad Autónoma de La Rioja. Bañada por el río Ebro, al que abraza en su crecimiento y desarrollo, la ciudad experimenta en la actualidad un notable cambio con respecto a los últimos años. Se está dotando de nuevos servicios e infraestructuras que le confieren un mayor atractivo y un nuevo punto de vista para convertirle en referente y punto de encuentro entre las ciudades de su entorno. 

Entre las virtudes más conocidas de la ciudad, cabe destacar la cultura del vino, la gastronomía, el Camino de Santiago, el Casco Antiguo o el carácter de Primera Ciudad Comercial de España. Las fiestas locales, entre las que destacan las de San Mateo, en el mes de septiembre, como otro de los escaparates más importantes de una ciudad que ha aprendido a combinar la tradición y el arraigo de sus costumbres, con la modernidad y el dinamismo de los nuevos tiempos. 

Las dimensiones de la ciudad invitan al paseo y al disfrute pausado de sus enclaves significativos. El Paseo de El Espolón, la concatedral de Santa María de La Redonda; el convento de la Merced, actual sede del Parlamento regional; la característica calle Portales, la iglesia de Santiago El Real, o la de Santa María de Palacio, son algunos ejemplos de interés que no se pueden dejar de visitar. 

Otro valor importante lo constituye el carácter abierto y hospitalario de los logroñeses, en la actualidad en número superior a los 130.000 habitantes. Un carácter que queda de manifiesto en los numerosos hermanamientos y asociaciones de la ciudad con otras localidades del mundo. Dax y Libourne en Francia, Dumferline en Escocia, Todos los Santos de la Nueva Rioja, en Argentina; Rancagua, en Chile; y Hagunía como exponente de la colaboración y solidaridad de Logroño con la población saharaui. 

Es importante conocer que el clima continental suavizado con el que cuenta esta ciudad propicia un ambiente caluroso en verano y bajas temperaturas en invierno, ante lo que conviene estar preparados. Otra recomendación para el visitante es disfrutar de la variada oferta de calidad del comercio logroñés y, cómo no, recalar en alguna de las muchas bodegas que se pueden visitar previa cita. 

Bañada por el río Ebro, Logroño ha sido históricamente un lugar de paso y cruce de caminos, tales como el Camino de Santiago, y de fronteras, disputada entre los antiguos reinos de la península ibérica durante la Edad Media.

En el último siglo, la ciudad ha experimentado un crecimiento demográfico lento pero significativo respecto a las poblaciones cercanas, provocado principalmente por los movimientos migratorios desde otras comarcas de la región. Ha sido la capital gastronómica española en 2012.

Lla mejor forma de conocer Logroño es pasear por sus calles, mezclarse con sus gentes y disfrutar de las muchas virtudes que la constituyen como una ciudad agradable y querida para cualquier visitante. Cada uno hace de Logroño una imagen distinta porque 'Lo que hay que saber', como encabeza el título de estas líneas, es la imagen irrepetible que cada uno descubre durante su estancia en una ciudad que tiene mucho que ofrecer.

-Distancias: a Madrid 334 km; a Bilbao 124 km; a Zaragoza 170 km; a Pamplona 90 km.; a Burgos 111 km; a Barcelona 468 km. Situación: la capital de La Rioja se ubica a orillas del río Ebro y ocupa una amplia llanura.

-Altitud: 384 m.

-Núcleos de población, barrios o aldeas: El Cortijo, Varea, La Estrella, Yagüe.

-Economía: Logroño es el principal centro industrial de la comunidad autónoma y ha extendido su influencia a través de los polígonos industriales (La Portalada, Cantabria, Cascajos, El Sequero, San Lázaro y El Cortijo) a varios municipios próximos.

Es una ciudad bien comunicada por la A-68, la N-120 y la N-232, además del aeropuerto civil de Agoncillo. Además dispone de una atractiva oferta hostelera y cultural. El sector terciario de Logroño se ha desarrollado espectacularmente a partir de los años 60, alimentado por un proceso de inmigración enorme.

 

...

Villoslada de Cameros es un municipio de la comunidad autónoma de La Rioja (España), situado en la comarca de Cameros.

Existen vestigios de población desde el siglo II d.C. en la zona donde se encuentra Villoslada, aunque su primera aparición en un documento se produce en el año 1366, con el nombre de Villaoslada, figurando como una de las villas que Enrique II de Trastámara entrega a Pedro Manrique como compensación por desertar de la causa de Pedro I el Cruel. Con posterioridad Villoslada perteneció a los Duques de Nájera, hasta la abolición de los señorios en 1811.

A mediados del siglo XIX Villoslada contaba con 1419 habitantes y 40 telares, fabricantes de paños reales. Como dato curioso decir que los mozos de la localidad estaban exentos de ir a milicias para trabajar en estas fábricas.

  • Población: 376 habitantes.
  • Altitud: 1079 metros.
  • Distancia a Torrecilla en Cameros: 25 kilómetros.
  • Distancia a Logroño: 50 kilómetros.
  • Economía: Su base es la ganadería, los recursos forestales y el turismo rural en estos últimos años.
  • Cultivos Principales: Ganadería Vacuna (con unas 700 cabezas aprox), bovina (alrededor de 1,200 ovejas y 50 cabras) y caballar (aproximadamente unas 300 yeguas).
  • Otras actividades: Explotación forestal y turismo.

Villoslada de Cameros es un municipio de la comunidad autónoma de La Rioja (España), situado en la comarca de Cameros.

Existen vestigios de población desde el siglo II d.C. en la zona donde se encuentra Villoslada, aunque su primera aparición en un documento se produce en el año 1366, con el nombre de Villaoslada, figurando como una de las villas que Enrique II de Trastámara entrega a Pedro Manrique como compensación por desertar de la causa de Pedro I el Cruel. Con posterioridad Villoslada perteneció a los Duques de Nájera, hasta la abolición de los señorios en 1811.

A mediados del siglo XIX Villoslada contaba con 1419 habitantes y 40 telares, fabricantes de paños reales. Como dato curioso decir que los mozos de la localidad estaban exentos de ir a milicias para trabajar en estas fábricas.

  • Población: 376 habitantes.
  • Altitud: 1079 metros.
  • Distancia a Torrecilla en Cameros: 25 kilómetros.
  • Distancia a Logroño: 50 kilómetros.
  • Economía: Su base es la ganadería, los recursos forestales y el turismo rural en estos últimos años.
  • Cultivos Principales: Ganadería Vacuna (con unas 700 cabezas aprox), bovina (alrededor de 1,200 ovejas y 50 cabras) y caballar (aproximadamente unas 300 yeguas).
  • Otras actividades: Explotación forestal y turismo.

Viniegra de Arriba

tipo de documento Poblaciones

...

Viniegra de Arriba, cumbre de Las Siete Villas (1182 mts.) situada en plena sierra riojana, se encuentra al sur de la Provincia de La Rioja, en el curso alto del río Najerilla. Esta regada por los ríos Ormazal y Castejón y rodeada de cumbres que rozan los 1800 metros (Rastraculos, La Muela, Añiquete etc.). y la del pico Urbión (2228 mts) limitando con la provincia de Soria.

La ganadería es la principal actividad del municipio, aunque su cabaña sea claramente inferior a la de épocas pasadas. En la misma predomina el ovino sobre el vacuno y el equino.

-Situación: pertenece a la comarca de Nájera. Forma parte, como Viniegra de Abajo, de las Siete Villas de las Viniegras. Se localiza entre las sierras de San Lorenzo y Urbión, en el curso alto del río Najerilla.

- Altitud: 1182 m.

- Fiestas y tradiciones:

  • San Vicente, 22 de enero: se celebra la procesión con el traslado del Santo de su ubicación en San Vicente a la iglesia, celebrando la misa,se bendicen unos bollos de pan (donados por un vecino de la Villa) y se reparten entre todos asistentes y vecinos. 
     
  • Santa María Magdalena: Se celebra el tercer fin de semana de julio, habiendo procesión y misa los tres días, viernes, sabado y domingo.El sábado es el día principal de la Fiesta y a la salida de misa esperan las danzadoras a la Virgen iniciando el pasacalles y acompañando con su danza toda la procesión, a continuación bailan el la plaza distintas danzas, algunas recuperadas de la Villa.
     
  • San Roque: El 16 de agosto, hay misa , procesión y seguidamente se celebra una comida popular de todos los vecinos.
     
  • El Simón: Último fin de semana de octubre. Es una fiesta juvenil donde los jóvenes hacen un muñeco, (El Simón) y lo pasean por todo el pueblo, pidiendo por las casas. Al mediodia celebran la comida y por la noche queman El Simón.

Pertenece a la asociación de "Pueblos Más Bonitos de España"

Viniegra de Arriba, cumbre de Las Siete Villas (1182 mts.) situada en plena sierra riojana, se encuentra al sur de la Provincia de La Rioja, en el curso alto del río Najerilla. Esta regada por los ríos Ormazal y Castejón y rodeada de cumbres que rozan los 1800 metros (Rastraculos, La Muela, Añiquete etc.). y la del pico Urbión (2228 mts) limitando con la provincia de Soria.

La ganadería es la principal actividad del municipio, aunque su cabaña sea claramente inferior a la de épocas pasadas. En la misma predomina el ovino sobre el vacuno y el equino.

-Situación: pertenece a la comarca de Nájera. Forma parte, como Viniegra de Abajo, de las Siete Villas de las Viniegras. Se localiza entre las sierras de San Lorenzo y Urbión, en el curso alto del río Najerilla.

- Altitud: 1182 m.

- Fiestas y tradiciones:

  • San Vicente, 22 de enero: se celebra la procesión con el traslado del Santo de su ubicación en San Vicente a la iglesia, celebrando la misa,se bendicen unos bollos de pan (donados por un vecino de la Villa) y se reparten entre todos asistentes y vecinos. 
     
  • Santa María Magdalena: Se celebra el tercer fin de semana de julio, habiendo procesión y misa los tres días, viernes, sabado y domingo.El sábado es el día principal de la Fiesta y a la salida de misa esperan las danzadoras a la Virgen iniciando el pasacalles y acompañando con su danza toda la procesión, a continuación bailan el la plaza distintas danzas, algunas recuperadas de la Villa.
     
  • San Roque: El 16 de agosto, hay misa , procesión y seguidamente se celebra una comida popular de todos los vecinos.
     
  • El Simón: Último fin de semana de octubre. Es una fiesta juvenil donde los jóvenes hacen un muñeco, (El Simón) y lo pasean por todo el pueblo, pidiendo por las casas. Al mediodia celebran la comida y por la noche queman El Simón.

Pertenece a la asociación de "Pueblos Más Bonitos de España"

...

Alfaro

En la plaza España, sobre unas ininterrumpidas escalinatas en forma de concha, se alza la fachada enladrillo, obra maestra del barroco aragonés de finales del siglo XVII. Está jalonada de dos torres que se alzan a 50 m. Entre ambas, un cuerpo central. La parte baja está dividida por dos grandes pilastras.

Entre ellas, tres grandes arcadas cobijan las monumentales portadas, correspondientes a la nave mayor y a las dos laterales. La parte central consiste en una galería con nueve arcos de medio punto. Remata el conjunto el imafronte de la nave principal.

Las torres están constituidas por cuatro cuerpos, elevados en degradación, los tres primeros cuadrados, el tercero de planta octogonal. En cada cuerpo tres pilastras y ocho, respectivamente, dan lugar a huecos rematados por arcos de medio punto. Las torres están rematadas por chapiteles.

En el interior, de planta rectangular, se alzan tres naves de igual altura, separadas por una serie de pilares de ladrillo. De estos pilares y de los muros surgen los arcos tajones de medio punto que sostienen las bóvedas. Alojadas entre los contrafuertes una larga serie de capillas dedicadas a Nuestra Señora del Rosario (cabecera del edificio), San José de los Desposorios de Nuestra Señora, San Joaquín y Santa Ana, del Santo Entierro, San Esteban, San Juan Bautista, Niño Jesús, Amor Hermoso, de las Animas, de San Roque (guarda una bella escultura barroca de San Roque) y de los Araciel (destaca en el retablo un precioso busto de una Dolorosa, talla de una ejecución delicada y extrema expresividad).

Mención especial:

Coro: con acceso a través de una bella y monumental verja barroca de hierro forjado, obra de Sebastián de Medina. Está construido en madera de nogal y es de una gran riqueza. Dos series de santos y santas se alinean siguiendo el orden de la letanía en dos sillerías; la superior consta de 18 asientos más la silla del abad; la inferior, 13 más la del semanero. Es una magnífica obra del escultor Rubalcaba.

Retablo mayor de San Miguel Arcángel. Retablo-tabernáculo con forma de una gran custodia procesional barroca. El conjunto está coronado por una bella escultura del titular, obra de Gregorio Fernández.

Sacristía. Se conserva piezas de indudable valor. A destacar un crucifijo de marfil, de estilo barroco del siglo XVII, con peana de ébano y remates de plata.

Alfaro

En la plaza España, sobre unas ininterrumpidas escalinatas en forma de concha, se alza la fachada enladrillo, obra maestra del barroco aragonés de finales del siglo XVII. Está jalonada de dos torres que se alzan a 50 m. Entre ambas, un cuerpo central. La parte baja está dividida por dos grandes pilastras.

Entre ellas, tres grandes arcadas cobijan las monumentales portadas, correspondientes a la nave mayor y a las dos laterales. La parte central consiste en una galería con nueve arcos de medio punto. Remata el conjunto el imafronte de la nave principal.

Las torres están constituidas por cuatro cuerpos, elevados en degradación, los tres primeros cuadrados, el tercero de planta octogonal. En cada cuerpo tres pilastras y ocho, respectivamente, dan lugar a huecos rematados por arcos de medio punto. Las torres están rematadas por chapiteles.

En el interior, de planta rectangular, se alzan tres naves de igual altura, separadas por una serie de pilares de ladrillo. De estos pilares y de los muros surgen los arcos tajones de medio punto que sostienen las bóvedas. Alojadas entre los contrafuertes una larga serie de capillas dedicadas a Nuestra Señora del Rosario (cabecera del edificio), San José de los Desposorios de Nuestra Señora, San Joaquín y Santa Ana, del Santo Entierro, San Esteban, San Juan Bautista, Niño Jesús, Amor Hermoso, de las Animas, de San Roque (guarda una bella escultura barroca de San Roque) y de los Araciel (destaca en el retablo un precioso busto de una Dolorosa, talla de una ejecución delicada y extrema expresividad).

Mención especial:

Coro: con acceso a través de una bella y monumental verja barroca de hierro forjado, obra de Sebastián de Medina. Está construido en madera de nogal y es de una gran riqueza. Dos series de santos y santas se alinean siguiendo el orden de la letanía en dos sillerías; la superior consta de 18 asientos más la silla del abad; la inferior, 13 más la del semanero. Es una magnífica obra del escultor Rubalcaba.

Retablo mayor de San Miguel Arcángel. Retablo-tabernáculo con forma de una gran custodia procesional barroca. El conjunto está coronado por una bella escultura del titular, obra de Gregorio Fernández.

Sacristía. Se conserva piezas de indudable valor. A destacar un crucifijo de marfil, de estilo barroco del siglo XVII, con peana de ébano y remates de plata.

...

Alfaro

Allá por los años 1871, y sobre una antigua casona situada en el centro de la ciudad de Alfaro, que el mismo Rey Felipe V visitó en el año 1715 (de esta visita se conservan unas gruesas cadenas situadas frente a la entrada principal), D. Gregorio Sáenz de Heredia manda construir un palacio. Más de ocho años se tardó en construir, ya que las obras se vieron paralizadas varias veces, sobre todo por el asesinato de Prim, el alma del gobiernos provisional del momento, con el apoyo del rey Amadeo de Saboya que se vio obligado a abdicar en 1873.

El palacio se acaba hacia 1880 y su arquitecto fue D. Manuel Sáenz de Heredia, hermano de D. Gregorio. D. Gregorio con su mujer y sus hijos: Ramón y Casilda, entre otros, habitan el palacio hasta 1886, año en el que deciden trasladar su residencia a Madrid para atender mejor la educación de sus hijos. Volverán al palacio en los años siguientes solo como residencia de verano, o para pasar de vez en cuando, unos días de vacaciones.

Ambos hijos contraen matrimonio con dos personalidades del momento. Casilda contrajo matrimonio con D. Miguel Primo de Rivera, presidente de España durante el reinado de Alfonso XIII, padre de José Antonio Primo de Rivera y Sáenz de Heredia, fundador y líder de la Falange Española. Ramón con Dña. Carmen de Manzanos y Matheu, la Marquesa de Almaguer.

El palacio tiene una fachada dividida en dos partes: la parte de abajo con sillares de piedra y la de arriba de ladrillo caravista, como no podía ser de otra manera en una ciudad que cuenta entre sus riquezas, con una tierra arcillosa de la que los alfareños han extraído durante mucho tiempo la materia prima para los ladrillos y las tejas de sus construcciones.

La fachada cuenta con 23 ventanas y 12 grandes balcones alrededor de la puerta principal. En su interior se encuentra una majestuosa escalera de mármol, la galería principal con un gran salón de espejos y los sótanos que tras diversas trasformaciones, en estos momentos se utilizan como comedor escolar. El edificio se conserva en un magnífico estado, muy probablemente debido a que se volvió a habitar en 1931. Desde entonces y hasta nuestros días se han producido en él muchas mejoras.

En la actualidad es el colegio Amor Misericordioso.

Alfaro

Allá por los años 1871, y sobre una antigua casona situada en el centro de la ciudad de Alfaro, que el mismo Rey Felipe V visitó en el año 1715 (de esta visita se conservan unas gruesas cadenas situadas frente a la entrada principal), D. Gregorio Sáenz de Heredia manda construir un palacio. Más de ocho años se tardó en construir, ya que las obras se vieron paralizadas varias veces, sobre todo por el asesinato de Prim, el alma del gobiernos provisional del momento, con el apoyo del rey Amadeo de Saboya que se vio obligado a abdicar en 1873.

El palacio se acaba hacia 1880 y su arquitecto fue D. Manuel Sáenz de Heredia, hermano de D. Gregorio. D. Gregorio con su mujer y sus hijos: Ramón y Casilda, entre otros, habitan el palacio hasta 1886, año en el que deciden trasladar su residencia a Madrid para atender mejor la educación de sus hijos. Volverán al palacio en los años siguientes solo como residencia de verano, o para pasar de vez en cuando, unos días de vacaciones.

Ambos hijos contraen matrimonio con dos personalidades del momento. Casilda contrajo matrimonio con D. Miguel Primo de Rivera, presidente de España durante el reinado de Alfonso XIII, padre de José Antonio Primo de Rivera y Sáenz de Heredia, fundador y líder de la Falange Española. Ramón con Dña. Carmen de Manzanos y Matheu, la Marquesa de Almaguer.

El palacio tiene una fachada dividida en dos partes: la parte de abajo con sillares de piedra y la de arriba de ladrillo caravista, como no podía ser de otra manera en una ciudad que cuenta entre sus riquezas, con una tierra arcillosa de la que los alfareños han extraído durante mucho tiempo la materia prima para los ladrillos y las tejas de sus construcciones.

La fachada cuenta con 23 ventanas y 12 grandes balcones alrededor de la puerta principal. En su interior se encuentra una majestuosa escalera de mármol, la galería principal con un gran salón de espejos y los sótanos que tras diversas trasformaciones, en estos momentos se utilizan como comedor escolar. El edificio se conserva en un magnífico estado, muy probablemente debido a que se volvió a habitar en 1931. Desde entonces y hasta nuestros días se han producido en él muchas mejoras.

En la actualidad es el colegio Amor Misericordioso.

...

Arnedillo

La ermita de Santa María ejerció como iglesia parroquial de la antigua población de Peñalba, hoy abandonada. Es uno de los escasos edificios mozárabes que se conservan en España.

La ermita, situada en un altozano cerca de la localidad de Arnedillo, es un edificio de mampostería, posiblemente del siglo X, con dos naves de dos tramos que se articulan en torno a un pilar central del que parten cuatro arcos de medio punto, un diseño que recuerda al de una palmera.

Posee también dos ábsides, uno en forma de herradura y otro cuadrangular, que se abren a la nave mediante dos arcos de herradura de tradición visigótica enmarcados por un alfiz mozárabe.

En su interior guarda una talla románica del siglo XIII de la Virgen de la Anunciación. Tenía también un frontal de altar del siglo XII, con una pintura románica que representa a la infancia de Jesús (escenas de la Epifanía y la Presentación en el Templo).

Vistas panorámicas desde el exterior.

Arnedillo

La ermita de Santa María ejerció como iglesia parroquial de la antigua población de Peñalba, hoy abandonada. Es uno de los escasos edificios mozárabes que se conservan en España.

La ermita, situada en un altozano cerca de la localidad de Arnedillo, es un edificio de mampostería, posiblemente del siglo X, con dos naves de dos tramos que se articulan en torno a un pilar central del que parten cuatro arcos de medio punto, un diseño que recuerda al de una palmera.

Posee también dos ábsides, uno en forma de herradura y otro cuadrangular, que se abren a la nave mediante dos arcos de herradura de tradición visigótica enmarcados por un alfiz mozárabe.

En su interior guarda una talla románica del siglo XIII de la Virgen de la Anunciación. Tenía también un frontal de altar del siglo XII, con una pintura románica que representa a la infancia de Jesús (escenas de la Epifanía y la Presentación en el Templo).

Vistas panorámicas desde el exterior.

...

Arnedo

La Colección Permanente del Calzado, que se encuentra situada en la planta tercera del Centro Fundación Caja Rioja-Bankia Arnedo, es posible gracias a la colaboración entre la Fundación Caja Rioja y la Asociación de Amigos de Arnedo, y puede visitarse de lunes a sábado, entre las 18:30 y las 21:30 horas.

La colección recoge en varios paneles la historia del calzado en España y, en concreto, en Arnedo; desde las primeras pinturas rupestres encontradas en las que aparecen dibujos de hombres con calzado y pieles hasta los griegos y romanos, que utilizaban el calzado, además de proteger los pies, para hacer distinción entre las clases sociales. En la Edad Media se comenzó a ver el calzado como algo estético y monarcas y nobles gustaban de enseñar y mostrar sus pies cubiertos.

Pero la evolución del calzado, tal y como se señala en la exposición permanente, llegó en el siglo XVIII con la Revolución Industrial. Con la irrupción de la industria y el uso de máquinas que permitían confeccionar en serie zapatos de distintos modelos comienza la industria del calzado. Se trata de un sector renovado en el siglo XX gracias a la constante aparición de nuevas técnicas y materiales.

El calzado en Arnedo

La alpargata fue el único tipo de calzado utilizado por las clases populares hasta mediados del siglo XX. Por su comodidad y resistencia, los campesinos las usaban para el trabajo diario en los campos. En Arnedo, al menos desde mediados del siglo XIX, se producían alpargatas con carácter local, doméstico y artesanal, al igual que en otras localidades riojanas como Cervera del Río Alhama, Logroño, Nájera, Haro o Munilla, donde se realizaban en pequeños talleres que fueron el origen de la industria del calzado de cuero.

El cáñamo y el esparto (plantas herbáceas de las que se obtiene una fibra para fabricar cuerdas y materias primas para la elaboración de alpargatas) procedían de localidades navarras como Sesma, Cárcar, Andosilla, Azagra o Lodosa. La utilización posteriormente del yute y la introducción a partir de 1875 de la máquina de coser Singer dejaron a las alpargatas en un segundo plano.

Faustino Muro Rubio fue en sus orígenes fabricante de alpargatas. Aprendió el oficio en 1895 y se considera el primero que instauró la industria de calzado en piel en Arnedo, asentado en la calle Mayor en 1909. Fue el primero que se lanzó a comercializar por España sus zapatos, tanto de señora como de caballero, gracias a diferentes viajantes. En sus talleres aprendió Timoteo Ruiz, que pasa en 1920 de alpargatero a productor de zapatos mecanizando el proceso. En el inicio de la década de los treinta, Faustino Muro montó tres tiendas de calzado en Zaragoza, Bilbao y San Sebastián, cediendo la fábrica de Arnedo a sus tres encargados, Gastesi, Domínguez y Pascual, que crearon sus propias empresas.

En 1929 se produjo la llegada de la familia Sevilla, procedente de Munilla, a Arnedo. Las mejores comunicaciones y el afán emprendedor llevaron a Cándido Sevilla a desplazar a Arnedo toda la maquinaria de calzado que poseía en Munilla. Era el año 1933 y se creaba una nueva fábrica con edificios, maquinarias y producción modernizada gracias a la utilización del vulcanizado. La Sierra comienza a quedarse obsoleta, pequeña y mal comunicada e importantes centros como Enciso y Munilla se desmantelan y trasladan sus industrias a Calahorra, Arnedo y Logroño.

De la misma forma, el calzado de cuero comenzó a producirse industrialmente a finales del siglo XIX y se consolidó en la década de 1910-1920. Desde antiguo se trabajaban las pieles en la comarca, ya los celtíberos que habitaron en el Cerro de San Miguel y los musulmanes que se distribuyeron por esta tierra empleaban las pieles, así en la calle Tenerías de Arnedo se recuerda hasta hace poco uno de estos talleres.

La década de los treinta del siglo XX supuso la llegada a Arnedo de la familia Sevilla. Dedicados a tintoreros en Munilla fueron ampliando la empresa familiar a la fabricación de paños y en 1895 iniciaron la creación de zapatillas de orillo con suela de cuero en el sistema de cosido llamado Black, para posteriormente hacer zapatillas de paño en la década de los años veinte y llegar en 1929 a Arnedo.

La presencia de la familia Sevilla en Arnedo fue un hecho sin precedentes. El gran entramado fabril que habían creado permitió la diversificación de secciones. En 1947 contaba con las secciones de textil, gomas, curtidos y zapatillas que llegaron a emplear a más de 780 trabajadores, a ello se añadió una importante implicación social con sus empleados. Se creó la Hermandad “La Cadena” que promovió viviendas, escuelas, economato, ejercicios espirituales…

En 1933 Gastesi, Domínguez y Pascual se asociaron para recoger el testigo de Faustino Muro y surgieron marcas de calzado de señora caballero y niño como Gadopa, Pasigas, Luci y Link o Chicarro. Tras la Guerra Civil también se asentaron en Arnedo empresas llegadas desde Cervera del Río Alhama, productoras de alpargatas y precursoras de las fábricas de zapatillas. De forma paralela se desarrollaron industrias auxiliares vinculadas al caucho y a los cartonajes que dieron muestra del auge y la consolidación de la industria arnedana.

Arnedo es en los últimos años del siglo XX la segunda ciudad industrial de La Rioja con un entramado de pequeñas y medianas empresas vinculadas al calzado que gracias a su peculiaridad familiar lograron esquivar las sucesivas crisis.

Segundas y terceras generaciones de aquellos humildes hombres de espíritu emprendedor han creado nuevas empresas que han dado a Arnedo un nombre más allá de localismo regional, y han conseguido que sea uno de los centros productores de la industria del calzado más importantes del territorio español.

El tejido empresarial arnedano, según se cierra el siglo XX, está cada vez más centrado en la industria del calzado, tanto en fábricas como empresas auxiliares y de comercialización, y se ha configurado como el impulsor de la economía arnedana.

En el año 2003 el Gobierno de La Rioja y la Asociación de Industrias del Calzado y Conexas de la región (AICCOR) iniciaron los trámites para la constitución del Centro Tecnológico del Calzado de La Rioja (CTCR), donde se aplican las últimas tecnologías para crear un calzado con marca de La Rioja.

Hoy en día la industria del calzado riojano engloba a más de 200 empresas, muchas de ellas PYMES con menos de 5 trabajadores que emplean a cerca de 3.000 personas y es el segundo sector con mayor volumen de ventas en el exterior. 

Arnedo

La Colección Permanente del Calzado, que se encuentra situada en la planta tercera del Centro Fundación Caja Rioja-Bankia Arnedo, es posible gracias a la colaboración entre la Fundación Caja Rioja y la Asociación de Amigos de Arnedo, y puede visitarse de lunes a sábado, entre las 18:30 y las 21:30 horas.

La colección recoge en varios paneles la historia del calzado en España y, en concreto, en Arnedo; desde las primeras pinturas rupestres encontradas en las que aparecen dibujos de hombres con calzado y pieles hasta los griegos y romanos, que utilizaban el calzado, además de proteger los pies, para hacer distinción entre las clases sociales. En la Edad Media se comenzó a ver el calzado como algo estético y monarcas y nobles gustaban de enseñar y mostrar sus pies cubiertos.

Pero la evolución del calzado, tal y como se señala en la exposición permanente, llegó en el siglo XVIII con la Revolución Industrial. Con la irrupción de la industria y el uso de máquinas que permitían confeccionar en serie zapatos de distintos modelos comienza la industria del calzado. Se trata de un sector renovado en el siglo XX gracias a la constante aparición de nuevas técnicas y materiales.

El calzado en Arnedo

La alpargata fue el único tipo de calzado utilizado por las clases populares hasta mediados del siglo XX. Por su comodidad y resistencia, los campesinos las usaban para el trabajo diario en los campos. En Arnedo, al menos desde mediados del siglo XIX, se producían alpargatas con carácter local, doméstico y artesanal, al igual que en otras localidades riojanas como Cervera del Río Alhama, Logroño, Nájera, Haro o Munilla, donde se realizaban en pequeños talleres que fueron el origen de la industria del calzado de cuero.

El cáñamo y el esparto (plantas herbáceas de las que se obtiene una fibra para fabricar cuerdas y materias primas para la elaboración de alpargatas) procedían de localidades navarras como Sesma, Cárcar, Andosilla, Azagra o Lodosa. La utilización posteriormente del yute y la introducción a partir de 1875 de la máquina de coser Singer dejaron a las alpargatas en un segundo plano.

Faustino Muro Rubio fue en sus orígenes fabricante de alpargatas. Aprendió el oficio en 1895 y se considera el primero que instauró la industria de calzado en piel en Arnedo, asentado en la calle Mayor en 1909. Fue el primero que se lanzó a comercializar por España sus zapatos, tanto de señora como de caballero, gracias a diferentes viajantes. En sus talleres aprendió Timoteo Ruiz, que pasa en 1920 de alpargatero a productor de zapatos mecanizando el proceso. En el inicio de la década de los treinta, Faustino Muro montó tres tiendas de calzado en Zaragoza, Bilbao y San Sebastián, cediendo la fábrica de Arnedo a sus tres encargados, Gastesi, Domínguez y Pascual, que crearon sus propias empresas.

En 1929 se produjo la llegada de la familia Sevilla, procedente de Munilla, a Arnedo. Las mejores comunicaciones y el afán emprendedor llevaron a Cándido Sevilla a desplazar a Arnedo toda la maquinaria de calzado que poseía en Munilla. Era el año 1933 y se creaba una nueva fábrica con edificios, maquinarias y producción modernizada gracias a la utilización del vulcanizado. La Sierra comienza a quedarse obsoleta, pequeña y mal comunicada e importantes centros como Enciso y Munilla se desmantelan y trasladan sus industrias a Calahorra, Arnedo y Logroño.

De la misma forma, el calzado de cuero comenzó a producirse industrialmente a finales del siglo XIX y se consolidó en la década de 1910-1920. Desde antiguo se trabajaban las pieles en la comarca, ya los celtíberos que habitaron en el Cerro de San Miguel y los musulmanes que se distribuyeron por esta tierra empleaban las pieles, así en la calle Tenerías de Arnedo se recuerda hasta hace poco uno de estos talleres.

La década de los treinta del siglo XX supuso la llegada a Arnedo de la familia Sevilla. Dedicados a tintoreros en Munilla fueron ampliando la empresa familiar a la fabricación de paños y en 1895 iniciaron la creación de zapatillas de orillo con suela de cuero en el sistema de cosido llamado Black, para posteriormente hacer zapatillas de paño en la década de los años veinte y llegar en 1929 a Arnedo.

La presencia de la familia Sevilla en Arnedo fue un hecho sin precedentes. El gran entramado fabril que habían creado permitió la diversificación de secciones. En 1947 contaba con las secciones de textil, gomas, curtidos y zapatillas que llegaron a emplear a más de 780 trabajadores, a ello se añadió una importante implicación social con sus empleados. Se creó la Hermandad “La Cadena” que promovió viviendas, escuelas, economato, ejercicios espirituales…

En 1933 Gastesi, Domínguez y Pascual se asociaron para recoger el testigo de Faustino Muro y surgieron marcas de calzado de señora caballero y niño como Gadopa, Pasigas, Luci y Link o Chicarro. Tras la Guerra Civil también se asentaron en Arnedo empresas llegadas desde Cervera del Río Alhama, productoras de alpargatas y precursoras de las fábricas de zapatillas. De forma paralela se desarrollaron industrias auxiliares vinculadas al caucho y a los cartonajes que dieron muestra del auge y la consolidación de la industria arnedana.

Arnedo es en los últimos años del siglo XX la segunda ciudad industrial de La Rioja con un entramado de pequeñas y medianas empresas vinculadas al calzado que gracias a su peculiaridad familiar lograron esquivar las sucesivas crisis.

Segundas y terceras generaciones de aquellos humildes hombres de espíritu emprendedor han creado nuevas empresas que han dado a Arnedo un nombre más allá de localismo regional, y han conseguido que sea uno de los centros productores de la industria del calzado más importantes del territorio español.

El tejido empresarial arnedano, según se cierra el siglo XX, está cada vez más centrado en la industria del calzado, tanto en fábricas como empresas auxiliares y de comercialización, y se ha configurado como el impulsor de la economía arnedana.

En el año 2003 el Gobierno de La Rioja y la Asociación de Industrias del Calzado y Conexas de la región (AICCOR) iniciaron los trámites para la constitución del Centro Tecnológico del Calzado de La Rioja (CTCR), donde se aplican las últimas tecnologías para crear un calzado con marca de La Rioja.

Hoy en día la industria del calzado riojano engloba a más de 200 empresas, muchas de ellas PYMES con menos de 5 trabajadores que emplean a cerca de 3.000 personas y es el segundo sector con mayor volumen de ventas en el exterior. 

...

21/06/2019

Briones

21/06/2019

22/09/2019

Briones

segway la rioja