formularioHidden
formularioRDF
Login

 

Buscar en La Rioja Turismo close

EMPIEZA A TECLEAR...

No hay resultados para la búsqueda realizada

Panel Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Búsqueda > bodegas bilbaínas

facetas
filter_listFiltrar

visualización

2 resultados

Bodegas Bilbaínas

tipo de documento Bodegas

...

Haro

Con más de cien años a sus espaldas, Bodegas Bilbaínas ha sido fiel a la filosofía que un día soñara su fundador Santiago de Ugarte en 1901.

Registrada como firma embotelladora más antigua de La Rioja, se enorgullece de ser la bodega con la mayor superficie de calados subterráneos del territorio (3.400 m2) y con la mayor superficie de viñedo del municipio de Haro dispuesto a su alrededor. En conjunto son 250 Ha  de una calidad privilegiada que nutren de uva propia a la bodega, lo que asegura un procesamiento rápido sin pérdida de calidad.

Establecida en pleno corazón del barrio de la estación de Haro, su ubicación estratégica le permitió desde un inicio aprovechar el tren como medio de transporte para hacer llegar sus vinos a cualquier rincón del planeta. Han pasado muchas vendimias desde entonces y durante este tiempo, con su marca insignia, Viña Pomal (1904), la bodega ha mantenido su personal estilo que tantos éxitos y reconocimientos ha dado internacionalmente a esta denominación.

Hoy por hoy, Bilbaínas posee algunos de los vinos y cavas más prestigiosos y emblemáticos de la Rioja entre los que destacan sus clásicos Viña Pomal, Viña Zaco, Ederra, Royal Carlton y La Vicalanda, así como sus Vinos Singulares de Maturana, Tempranillo blanco, Graciano, Garnacha.

La visita a esta centenaria bodega es obligada para cualquier amante del vino y la D.O. Cava, con tienda propia y wine bar en el que degustar sus línea de vinos caracterizados por su modernidad y alta expresión, la experiencia se completa con múltiples opciones de actividades enoturísticas para grupos a partir de 6 personas, en castellano, inglés y francés.

Haro

Con más de cien años a sus espaldas, Bodegas Bilbaínas ha sido fiel a la filosofía que un día soñara su fundador Santiago de Ugarte en 1901.

Registrada como firma embotelladora más antigua de La Rioja, se enorgullece de ser la bodega con la mayor superficie de calados subterráneos del territorio (3.400 m2) y con la mayor superficie de viñedo del municipio de Haro dispuesto a su alrededor. En conjunto son 250 Ha  de una calidad privilegiada que nutren de uva propia a la bodega, lo que asegura un procesamiento rápido sin pérdida de calidad.

Establecida en pleno corazón del barrio de la estación de Haro, su ubicación estratégica le permitió desde un inicio aprovechar el tren como medio de transporte para hacer llegar sus vinos a cualquier rincón del planeta. Han pasado muchas vendimias desde entonces y durante este tiempo, con su marca insignia, Viña Pomal (1904), la bodega ha mantenido su personal estilo que tantos éxitos y reconocimientos ha dado internacionalmente a esta denominación.

Hoy por hoy, Bilbaínas posee algunos de los vinos y cavas más prestigiosos y emblemáticos de la Rioja entre los que destacan sus clásicos Viña Pomal, Viña Zaco, Ederra, Royal Carlton y La Vicalanda, así como sus Vinos Singulares de Maturana, Tempranillo blanco, Graciano, Garnacha.

La visita a esta centenaria bodega es obligada para cualquier amante del vino y la D.O. Cava, con tienda propia y wine bar en el que degustar sus línea de vinos caracterizados por su modernidad y alta expresión, la experiencia se completa con múltiples opciones de actividades enoturísticas para grupos a partir de 6 personas, en castellano, inglés y francés.

...

Haro

Si hay que destacar un punto concreto por la repercusión que ha tenido en la historia del vino de Rioja, este es sin  duda el Barrio de la Estación de Haro. Un lugar lleno de simbolismo y que sin duda revolucionó todo el mundo del vino de nuestra denominación de origen.

El Barrio de la Estación es un lugar emblemático de la ciudad de Haro, un enclave que presenta la mayor concentración de bodegas centenarias del mundo y cuya construcción fue en torno a un eje central y común: la estación de ferrocarril. De ahí que se le conozca como la milla de oro del vino de Rioja.

Pero que los vecinos del barrio sean bodegas centenarias no quiere decir que sean antiguas, pues las bodegas son construcciones que nunca están terminadas, generación tras generación evolucionan y consiguen mezclar su parte más clásica, la más antigua, con la arquitectura más moderna.

De este modo, una visita al Barrio de la Estación de Haro se convierte en un viaje por el tiempo, donde se puede seguir la evolución del vino y la arquitectura del último siglo.

Historia del Barrio

El Barrio de la Estación empezó a dibujarse en la segunda mitad del siglo XIX como consecuencia de la sustitución de las caballerías como medio de transporte tradicional del vino por un novedoso ferrocarril y sus “caminos de hierro”.

Una circunstancia a la que se unió la necesidad de numerosos bodegueros franceses de acudir a La Rioja para adquirir vinos con los que sustituir las malas cosechas que el oidium (1863) y la filoxera (1867) provocarían en sus viñedos, instalando sus centros de exportación en los alrededores de la provisional estación de ferrocarril.

De aquellos orígenes ya no queda en pie ningún almacén-bodega de origen francés. De las que hoy permanecen, la primera en instalarse fue la de R. López de Heredia y Landeta (en 1877); en 1879 se crea la Compañía Vinícola del Norte de España (CVNE); en 1886, D. Ángel Gómez de Arteche funda la bodega A. y J. Gómez Cruzado; en 1890 se instala La Rioja Alta S.A. y se crea, en 1901, Bodegas Bilbaínas.

En aquellos 30 años (1877-1904) es cuando definitivamente se configura el Barrio de la Estación tal y como hoy se le conoce, años en los que también había fábricas de aguardientes, de jabones y abonos así como algunas viñas entre los almacenes de los bodegueros.

A partir de 1970, Muga (fundada en 1932) traslada su sede del caso urbano de Haro al Barrio de la Estación, sumándose a la lista de bodegas en este singular emplazamiento. Y una década más tarde, Roda construiría también allí su instalaciones pasando a formar parte de tan singular vecindario.

Haro

Si hay que destacar un punto concreto por la repercusión que ha tenido en la historia del vino de Rioja, este es sin  duda el Barrio de la Estación de Haro. Un lugar lleno de simbolismo y que sin duda revolucionó todo el mundo del vino de nuestra denominación de origen.

El Barrio de la Estación es un lugar emblemático de la ciudad de Haro, un enclave que presenta la mayor concentración de bodegas centenarias del mundo y cuya construcción fue en torno a un eje central y común: la estación de ferrocarril. De ahí que se le conozca como la milla de oro del vino de Rioja.

Pero que los vecinos del barrio sean bodegas centenarias no quiere decir que sean antiguas, pues las bodegas son construcciones que nunca están terminadas, generación tras generación evolucionan y consiguen mezclar su parte más clásica, la más antigua, con la arquitectura más moderna.

De este modo, una visita al Barrio de la Estación de Haro se convierte en un viaje por el tiempo, donde se puede seguir la evolución del vino y la arquitectura del último siglo.

Historia del Barrio

El Barrio de la Estación empezó a dibujarse en la segunda mitad del siglo XIX como consecuencia de la sustitución de las caballerías como medio de transporte tradicional del vino por un novedoso ferrocarril y sus “caminos de hierro”.

Una circunstancia a la que se unió la necesidad de numerosos bodegueros franceses de acudir a La Rioja para adquirir vinos con los que sustituir las malas cosechas que el oidium (1863) y la filoxera (1867) provocarían en sus viñedos, instalando sus centros de exportación en los alrededores de la provisional estación de ferrocarril.

De aquellos orígenes ya no queda en pie ningún almacén-bodega de origen francés. De las que hoy permanecen, la primera en instalarse fue la de R. López de Heredia y Landeta (en 1877); en 1879 se crea la Compañía Vinícola del Norte de España (CVNE); en 1886, D. Ángel Gómez de Arteche funda la bodega A. y J. Gómez Cruzado; en 1890 se instala La Rioja Alta S.A. y se crea, en 1901, Bodegas Bilbaínas.

En aquellos 30 años (1877-1904) es cuando definitivamente se configura el Barrio de la Estación tal y como hoy se le conoce, años en los que también había fábricas de aguardientes, de jabones y abonos así como algunas viñas entre los almacenes de los bodegueros.

A partir de 1970, Muga (fundada en 1932) traslada su sede del caso urbano de Haro al Barrio de la Estación, sumándose a la lista de bodegas en este singular emplazamiento. Y una década más tarde, Roda construiría también allí su instalaciones pasando a formar parte de tan singular vecindario.

filter_list

Filtrar

close

Encuentra

facetas