formularioHidden
formularioRDF
Login

 

Buscar en La Rioja Turismo close

EMPIEZA A TECLEAR...

TU BÚSQUEDA NO HA OBTENIDO NINGÚN RESULTADO.

Panel Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Búsqueda > Naturaleza y paisajes

facetas
filter_listFiltrar

visualización

29 resultados

...

Alfaro

Testimonio de la exuberante vegetación que acompañaba al Ebro en su andadura, los sotos constituyen hoy reductos privilegiados para la vida silvestre. Lo que en otros tiempos debió constituir un extenso y amplio pasillo ribereño acompañando al Ebro en ambas orillas se presenta hoy fragmentado. Pequeños enclaves de riqueza y diversidad.Adentrarse en los sotos o acercarse a madres y playas significa introducirse en uno de los ecosistemas más ricos y diversos de nuestro territorio.

Exposición permanente y proyección que aborda la reserva natural de los Sotos del Ebro, la colonia de cigüeñas y la historia de Alfaro.

Para conocer todas las actividades que se realizan en el centro pinche aquí.

Alfaro

Testimonio de la exuberante vegetación que acompañaba al Ebro en su andadura, los sotos constituyen hoy reductos privilegiados para la vida silvestre. Lo que en otros tiempos debió constituir un extenso y amplio pasillo ribereño acompañando al Ebro en ambas orillas se presenta hoy fragmentado. Pequeños enclaves de riqueza y diversidad.Adentrarse en los sotos o acercarse a madres y playas significa introducirse en uno de los ecosistemas más ricos y diversos de nuestro territorio.

Exposición permanente y proyección que aborda la reserva natural de los Sotos del Ebro, la colonia de cigüeñas y la historia de Alfaro.

Para conocer todas las actividades que se realizan en el centro pinche aquí.

...

Alfaro

Las riberas del tramo medio del Ebro en la Rioja Baja albergan la Reserva Natural de los Sotos de Alfaro, un singular ecosistema de bosques y aves a orillas del río. Piérdete por ellos, descansa entre las sombras de sus diversos árboles, observa sus pájaros…

El cauce del río divaga aquí de manera única creando y destruyendo meandros, islas y playas. De los sotos inundados nace un vergel único de chopos, álamos, sauces, fresnos y alisos donde podrás observar cigüeñas, garzas, cormoranes, mirlos, milanos, abubillas y martines pescadores, entre otros.

Mira en el agua, un visón europeo y, allí, una nutria. Si permaneces atento y silencioso, verás zorros, conejos y jabalíes. Destacan por su belleza y diversidad los sotos de La Duquesa y el de Morales, paraísos de fauna y flora de ribera.

En el soto del Estajao hay un recorrido circular que te permitirá entrar en un soto inundado. Abre bien los ojos, es el momento de observar todas esas aves y árboles de este entorno privilegiado. Seguro que te apetece quedarte a comer en su área recreativa rodeado de esta singular naturaleza.

De entre todas las especies que habitan los sotos, destaca la cigüeña, reina de esta zona poblada por cientos de ejemplares. ¿Quieres visitar su casa? Acércate a Alfaro, localidad romana, barroca y renacentista de platos de sabrosas verduras, donde más de 100 parejas de cigüeñas han tomado el tejado de la Colegiata de San Miguel.

A la belleza del templo del siglo XVII, declarado Monumento Histórico-Artístico Nacional, hay que sumarle el atractivo de estos cientos de cigüeñas que anidan sobre él y que van y vienen por la ciudad recalando en chimeneas y edificios. En verano, cuando las más jóvenes empiezan a volar, la Colegiata puede llegar a albergar más de 400 aves.

En el Centro de Interpretación de la Reserva Natural de los Sotos de Alfaro, situada frente al templo, descubrirás lo que no puedes perderte en tu paseo por los sotos. Además, podrás observar de cerca a las cigüeñas de la colegiata gracias a la cámara dirigible instalada sobre su tejado. Disfruta de la naturaleza de cerca.

Alfaro

Las riberas del tramo medio del Ebro en la Rioja Baja albergan la Reserva Natural de los Sotos de Alfaro, un singular ecosistema de bosques y aves a orillas del río. Piérdete por ellos, descansa entre las sombras de sus diversos árboles, observa sus pájaros…

El cauce del río divaga aquí de manera única creando y destruyendo meandros, islas y playas. De los sotos inundados nace un vergel único de chopos, álamos, sauces, fresnos y alisos donde podrás observar cigüeñas, garzas, cormoranes, mirlos, milanos, abubillas y martines pescadores, entre otros.

Mira en el agua, un visón europeo y, allí, una nutria. Si permaneces atento y silencioso, verás zorros, conejos y jabalíes. Destacan por su belleza y diversidad los sotos de La Duquesa y el de Morales, paraísos de fauna y flora de ribera.

En el soto del Estajao hay un recorrido circular que te permitirá entrar en un soto inundado. Abre bien los ojos, es el momento de observar todas esas aves y árboles de este entorno privilegiado. Seguro que te apetece quedarte a comer en su área recreativa rodeado de esta singular naturaleza.

De entre todas las especies que habitan los sotos, destaca la cigüeña, reina de esta zona poblada por cientos de ejemplares. ¿Quieres visitar su casa? Acércate a Alfaro, localidad romana, barroca y renacentista de platos de sabrosas verduras, donde más de 100 parejas de cigüeñas han tomado el tejado de la Colegiata de San Miguel.

A la belleza del templo del siglo XVII, declarado Monumento Histórico-Artístico Nacional, hay que sumarle el atractivo de estos cientos de cigüeñas que anidan sobre él y que van y vienen por la ciudad recalando en chimeneas y edificios. En verano, cuando las más jóvenes empiezan a volar, la Colegiata puede llegar a albergar más de 400 aves.

En el Centro de Interpretación de la Reserva Natural de los Sotos de Alfaro, situada frente al templo, descubrirás lo que no puedes perderte en tu paseo por los sotos. Además, podrás observar de cerca a las cigüeñas de la colegiata gracias a la cámara dirigible instalada sobre su tejado. Disfruta de la naturaleza de cerca.

...

Almarza de Cameros

Las 200 ha de la Finca de Ribavellosa, son propiedad del Organismo Autónomo Parques Nacionales (Ministerio de Transición Ecológica). Se trata de un paraje singular de excepcional belleza y riqueza ecológica, muy accesible gracias a sus 12 km de senderos autoguiados abiertos al público y bien señalizados. Todos ellos son de sencillo recorrido permitiendo tanto a montañeros como a grupos familiares, y tanto andando como en bicicleta, acceder a buenas muestras de los principales tipos de bosques riojanos (hayedos, pinares, quejigares, encinares…).

Cuenta entre sus instalaciones con un área infantil, merenderos, aseos, o diversas instalaciones deportivas que permiten un mayor disfrute de una jornada campestre, apropiada para muy diversos grupos de visitantes, desde familias con niños pequeños, hasta grupos de la tercera edad.

Además, desde el Centro de información al Visitante, se ofrece cada fin de semana una variada propuesta de actividades ambientales como paseos guiados, charlas, talleres, etc. Pueden conocer más sobre este programa de actividades de educación ambiental accediendo a la web de la Finca.

Folleto del visitante:

Para obtener el folleto del visitante  pinche aquí.

Almarza de Cameros

Las 200 ha de la Finca de Ribavellosa, son propiedad del Organismo Autónomo Parques Nacionales (Ministerio de Transición Ecológica). Se trata de un paraje singular de excepcional belleza y riqueza ecológica, muy accesible gracias a sus 12 km de senderos autoguiados abiertos al público y bien señalizados. Todos ellos son de sencillo recorrido permitiendo tanto a montañeros como a grupos familiares, y tanto andando como en bicicleta, acceder a buenas muestras de los principales tipos de bosques riojanos (hayedos, pinares, quejigares, encinares…).

Cuenta entre sus instalaciones con un área infantil, merenderos, aseos, o diversas instalaciones deportivas que permiten un mayor disfrute de una jornada campestre, apropiada para muy diversos grupos de visitantes, desde familias con niños pequeños, hasta grupos de la tercera edad.

Además, desde el Centro de información al Visitante, se ofrece cada fin de semana una variada propuesta de actividades ambientales como paseos guiados, charlas, talleres, etc. Pueden conocer más sobre este programa de actividades de educación ambiental accediendo a la web de la Finca.

Folleto del visitante:

Para obtener el folleto del visitante  pinche aquí.

...

Arnedillo

Se compone de 5 bloques temáticos (paneles y audiovisuales) sobre la reserva de la biosfera, agua, patrimonio cultural, industrialización,  fiesta y tradición. Además hay juegos para niños. 

Arnedillo

Se compone de 5 bloques temáticos (paneles y audiovisuales) sobre la reserva de la biosfera, agua, patrimonio cultural, industrialización,  fiesta y tradición. Además hay juegos para niños. 

...

Arnedillo

Situado en el antiguo cargadero de la cantera, a 800 m de Arnedillo. Es un centro de interpretación y observación del buitre leonado único en Europa.

En el año 2002 le otorgaron el primer premio "Turismo sostenible en un espacio natural protegido", concedido por EUROPARC-España (Asociación Europea de Parques Naturales).

Desde el centro los visitantes pueden observar en directo el comportamiento de la colonia del buitre leonado y sus pollos, mediante un monitor instalado en la sala que capta las imágenes emitidas por una videocámara telecomandada situada en el roquedo.

El centro acoge una completa exposición sobre la biología de la fauna silvestre presente en la zona, con especial atención al buitre leonado. Así mismo ofrece la posibilidad de observar los diferentes hábitats de la zona mediante telescopios y prismáticos.

Arnedillo

Situado en el antiguo cargadero de la cantera, a 800 m de Arnedillo. Es un centro de interpretación y observación del buitre leonado único en Europa.

En el año 2002 le otorgaron el primer premio "Turismo sostenible en un espacio natural protegido", concedido por EUROPARC-España (Asociación Europea de Parques Naturales).

Desde el centro los visitantes pueden observar en directo el comportamiento de la colonia del buitre leonado y sus pollos, mediante un monitor instalado en la sala que capta las imágenes emitidas por una videocámara telecomandada situada en el roquedo.

El centro acoge una completa exposición sobre la biología de la fauna silvestre presente en la zona, con especial atención al buitre leonado. Así mismo ofrece la posibilidad de observar los diferentes hábitats de la zona mediante telescopios y prismáticos.

...

Arnedillo

Los buitres se confunden con el paisaje marrón del suroeste riojano. Entre romero y tomillo, las huellas de dinosaurios discurren desde el río Jubera hasta más allá del Cidacos, entre Enciso y sus aldeas. Síguelas y adéntrate en la otra Rioja, la de aguas medicinales y guiños celtíberos, árabes y romanos. Por si fuera poco, los ecosistemas privilegiados de sus valles le han valido la calificación de Reserva de la Biosfera.

El río Cidacos discurre encajonado hasta Arnedillo, donde puedes tomar un baño de aguas medicinales y observar de cerca con modernas cámaras a los carroñeros desde el Mirador del Buitre.

Toda esta zona tiene una especial concentración de aves. Abarca las Peñas de Arnedillo, Peñalmonte, Peña Isasa y las sierras de Alcarama y del río Alhama donde los escarpes calizos cobijan búhos y, sobre todo, buitres leonados. Una idea: súbete al pueblo abandonado de Turruncún, de misteriosa belleza, y disfruta de sus vuelos.

Te los encontrarás de cerca también en tus actividades de escalada, ya que sólo en Arnedillo hay más de 200 vías para subir. Y si aún no sabes trepar paredes, entrénate en los rocódromos públicos en Alfaro y Autol.

Este paisaje choca al sur con la Sierra de Alcarama, la más alta de la Rioja Baja, de 1.500 metros. Bajo ella, una alfombra arrugada de pequeños montes deja paso al río Alhama, “el caliente”, llamado así por los árabes debido a sus aguas medicinales. Este paisaje hace unos sugestivos juegos de luces y sombras con la caída del sol. ¿Un lugar para disfrutarlos? La interesante ciudad celtíbera de Contrebia Leukade.

El embalse del río Añamaza, precioso enclave escondido entre montes, merece un paseo para ser descubierto, lo mismo que su barranco de Fuentestrún del Cajo.

¿Árboles? En la Sierra de Yerga está el importante Carrascal de Villaroya, ideal para pasear entre robustas encinas y algún quejigo. Éste es un vergel en medio del paisaje de la zona, así como los robledales y los hayedos de la sierra de la Hez. Busca tú otros, a pie o en bici por los GR o por las vías verdes de Cebollera-Arnedillo y Cidacos.

Pregunta a los riojanos, te mostrarán otros muchos caminos. No te separes de los prismáticos ni tampoco de la lupa: la necesitarás para mirar las perfectas piritas cúbicas del yacimiento al aire libre de Navajún, el más importante del mundo.

Arnedillo

Los buitres se confunden con el paisaje marrón del suroeste riojano. Entre romero y tomillo, las huellas de dinosaurios discurren desde el río Jubera hasta más allá del Cidacos, entre Enciso y sus aldeas. Síguelas y adéntrate en la otra Rioja, la de aguas medicinales y guiños celtíberos, árabes y romanos. Por si fuera poco, los ecosistemas privilegiados de sus valles le han valido la calificación de Reserva de la Biosfera.

El río Cidacos discurre encajonado hasta Arnedillo, donde puedes tomar un baño de aguas medicinales y observar de cerca con modernas cámaras a los carroñeros desde el Mirador del Buitre.

Toda esta zona tiene una especial concentración de aves. Abarca las Peñas de Arnedillo, Peñalmonte, Peña Isasa y las sierras de Alcarama y del río Alhama donde los escarpes calizos cobijan búhos y, sobre todo, buitres leonados. Una idea: súbete al pueblo abandonado de Turruncún, de misteriosa belleza, y disfruta de sus vuelos.

Te los encontrarás de cerca también en tus actividades de escalada, ya que sólo en Arnedillo hay más de 200 vías para subir. Y si aún no sabes trepar paredes, entrénate en los rocódromos públicos en Alfaro y Autol.

Este paisaje choca al sur con la Sierra de Alcarama, la más alta de la Rioja Baja, de 1.500 metros. Bajo ella, una alfombra arrugada de pequeños montes deja paso al río Alhama, “el caliente”, llamado así por los árabes debido a sus aguas medicinales. Este paisaje hace unos sugestivos juegos de luces y sombras con la caída del sol. ¿Un lugar para disfrutarlos? La interesante ciudad celtíbera de Contrebia Leukade.

El embalse del río Añamaza, precioso enclave escondido entre montes, merece un paseo para ser descubierto, lo mismo que su barranco de Fuentestrún del Cajo.

¿Árboles? En la Sierra de Yerga está el importante Carrascal de Villaroya, ideal para pasear entre robustas encinas y algún quejigo. Éste es un vergel en medio del paisaje de la zona, así como los robledales y los hayedos de la sierra de la Hez. Busca tú otros, a pie o en bici por los GR o por las vías verdes de Cebollera-Arnedillo y Cidacos.

Pregunta a los riojanos, te mostrarán otros muchos caminos. No te separes de los prismáticos ni tampoco de la lupa: la necesitarás para mirar las perfectas piritas cúbicas del yacimiento al aire libre de Navajún, el más importante del mundo.

...

Arnedo

Los turistas que desean conocer de primera mano la cultura del vino de Rioja ya tienen otro destino: la Ruta del Vino de Rioja Oriental, que se sumará a las Rutas del Vino de España en una propuesta de turismo auténtico, con identidad y vocación vivencial.

Bodegas, restaurantes, enotecas, servicios de catas y visita a viñedos, empresas agroalimentarias y servicios de alojamiento, restauración y ocio se unen para que el turista disfrute en esta zona de un destino turístico y de calidad vinculado a la cultura del vino.

Las bodegas de Rioja Oriental quieren mostrar su historia, su forma de elaborar el vino, las variedades que cultivan con mimo, sus viñedos, su tradición y, sobre todo, sus vinos. Los restaurantes ofrecen la mejor compañera para estas copas de Rioja, la gastronomía de la zona. Y con un extra de calidad: Aceite de la Rioja, Peras de Rincón, Champiñón y setas de La Rioja, Coliflor de Calahorra, Cordero chamarito o queso camerano, son algunas de las marcas que identifican nuestros productos.

Además, relacionado con vino y gastronomía, la Ruta ofrece otros recursos. Destacan actividades de carácter enogastronómico, como el Festival Entreviñas de Aldeanueva; el Día del Ajo Asado de Arnedo, las Jornadas Gastronómicas de la Verdura de Calahorra, el Día de la Pringada en Préjano y Arnedo, las Jornadas del Ecolechón del valle de Ocón, las Jornadas de Exaltación de la Pera en Rincón de Soto, o la Semana Santa Verde en Alfaro.

La Rioja Oriental es lugar de antiguas fiestas y tradiciones, algunas de interés turístico regional y nacional, como la Fiesta del Pan y el Queso en Quel, el Robo de los Santos en Arnedo, la Procesión del Humo en Arnedillo, la Quema de los Judas en Alfaro o la Semana Santa Calagurritana. También es camino hacia Santiago de Compostela, ya que la Ruta Jacobea del Ebro entra a La Rioja por Alfaro hasta enlazar en Logroño con el Camino Francés.

Otros recursos que ofrece la Ruta son sus balnearios y pozas de aguas termales, la ruta de castillos y monasterios, los numerosos yacimientos de icnitas, el yacimiento Celtíbero de Contrebia Leukade, las cuevas rupestres, como la de los Cien Pilares, y barrios de antiguas bodegas excavadas en la roca. Así mismo, museos y centros de interpretación sobre el vino, verduras, champiñón, aceite y alpargatas completan esta oferta cultural.

La Rioja Oriental es zona de Reserva de la Biosfera y Red Natura 2000 y, además de sus rutas por los viñedos, ofrece distintos recursos para disfrutar del medio natural. Rutas de senderismo, bicicleta y a caballo son algunas de las opciones para disfrutar de un paisaje único.

Toda esta oferta se ha unido bajo la marca Ruta del Vino de Rioja Oriental que dispone ya de una página web www.rutadelvinoriojaoriental.com  en la que cualquier enoturista puede encontrar la información necesaria para disfrutar de unos días de descanso en esta zona de La Rioja y conocer la cultura del vino y todos los recursos turísticos, patrimoniales y naturales que atesora. 

Arnedo

Los turistas que desean conocer de primera mano la cultura del vino de Rioja ya tienen otro destino: la Ruta del Vino de Rioja Oriental, que se sumará a las Rutas del Vino de España en una propuesta de turismo auténtico, con identidad y vocación vivencial.

Bodegas, restaurantes, enotecas, servicios de catas y visita a viñedos, empresas agroalimentarias y servicios de alojamiento, restauración y ocio se unen para que el turista disfrute en esta zona de un destino turístico y de calidad vinculado a la cultura del vino.

Las bodegas de Rioja Oriental quieren mostrar su historia, su forma de elaborar el vino, las variedades que cultivan con mimo, sus viñedos, su tradición y, sobre todo, sus vinos. Los restaurantes ofrecen la mejor compañera para estas copas de Rioja, la gastronomía de la zona. Y con un extra de calidad: Aceite de la Rioja, Peras de Rincón, Champiñón y setas de La Rioja, Coliflor de Calahorra, Cordero chamarito o queso camerano, son algunas de las marcas que identifican nuestros productos.

Además, relacionado con vino y gastronomía, la Ruta ofrece otros recursos. Destacan actividades de carácter enogastronómico, como el Festival Entreviñas de Aldeanueva; el Día del Ajo Asado de Arnedo, las Jornadas Gastronómicas de la Verdura de Calahorra, el Día de la Pringada en Préjano y Arnedo, las Jornadas del Ecolechón del valle de Ocón, las Jornadas de Exaltación de la Pera en Rincón de Soto, o la Semana Santa Verde en Alfaro.

La Rioja Oriental es lugar de antiguas fiestas y tradiciones, algunas de interés turístico regional y nacional, como la Fiesta del Pan y el Queso en Quel, el Robo de los Santos en Arnedo, la Procesión del Humo en Arnedillo, la Quema de los Judas en Alfaro o la Semana Santa Calagurritana. También es camino hacia Santiago de Compostela, ya que la Ruta Jacobea del Ebro entra a La Rioja por Alfaro hasta enlazar en Logroño con el Camino Francés.

Otros recursos que ofrece la Ruta son sus balnearios y pozas de aguas termales, la ruta de castillos y monasterios, los numerosos yacimientos de icnitas, el yacimiento Celtíbero de Contrebia Leukade, las cuevas rupestres, como la de los Cien Pilares, y barrios de antiguas bodegas excavadas en la roca. Así mismo, museos y centros de interpretación sobre el vino, verduras, champiñón, aceite y alpargatas completan esta oferta cultural.

La Rioja Oriental es zona de Reserva de la Biosfera y Red Natura 2000 y, además de sus rutas por los viñedos, ofrece distintos recursos para disfrutar del medio natural. Rutas de senderismo, bicicleta y a caballo son algunas de las opciones para disfrutar de un paisaje único.

Toda esta oferta se ha unido bajo la marca Ruta del Vino de Rioja Oriental que dispone ya de una página web www.rutadelvinoriojaoriental.com  en la que cualquier enoturista puede encontrar la información necesaria para disfrutar de unos días de descanso en esta zona de La Rioja y conocer la cultura del vino y todos los recursos turísticos, patrimoniales y naturales que atesora. 

...

Azofra

El Jardín Botánico de La Rioja (JBLR en sus siglas internacionales) ofrece a los amantes de la naturaleza un espacio inmenso repleto de árboles, flores y plantas procedentes de todo el mundo. El recorrido ha sido planteado para que las visitas se realicen de forma autónoma con información adicional en folletos que nos acompañan durante la visita. Indicadores, caminos de hierba o senderos acotados por setos, guían al visitante sin problemas. Especialmente preparado para ser disfrutado por los niños, es posible realizar la visita descalzo, lo que le hace único entre los jardines botánicos del mundo.

Paneles individuales completan la información visual con datos adicionales que hacen muy ameno el conocimiento de cada una de las especies que lo pueblan.

 

Azofra

El Jardín Botánico de La Rioja (JBLR en sus siglas internacionales) ofrece a los amantes de la naturaleza un espacio inmenso repleto de árboles, flores y plantas procedentes de todo el mundo. El recorrido ha sido planteado para que las visitas se realicen de forma autónoma con información adicional en folletos que nos acompañan durante la visita. Indicadores, caminos de hierba o senderos acotados por setos, guían al visitante sin problemas. Especialmente preparado para ser disfrutado por los niños, es posible realizar la visita descalzo, lo que le hace único entre los jardines botánicos del mundo.

Paneles individuales completan la información visual con datos adicionales que hacen muy ameno el conocimiento de cada una de las especies que lo pueblan.

 

Tierra Rapaz

tipo de documento Lugares de interés

...

Calahorra

Tierra Rapaz es un parque de aves rapaces dedicado a la educación medio ambiental, cuyo objetivo prioritario es acercar la ciencia y el estudio sobre estas aves al visitante de una manera divertida y apasionante. En él, se dan a conocer diversas áreas de la biología de estas majestuosas aves como el desarrollo embrionario en un ave rapaz, la cría de sus pollos, sus habilidades para cazar y comportamentales, sus amenazas y problemas de conservación y muchas cosas más. Aprender y divertirse es ahora posible en un parque para todas las edades.

 

Calahorra

Tierra Rapaz es un parque de aves rapaces dedicado a la educación medio ambiental, cuyo objetivo prioritario es acercar la ciencia y el estudio sobre estas aves al visitante de una manera divertida y apasionante. En él, se dan a conocer diversas áreas de la biología de estas majestuosas aves como el desarrollo embrionario en un ave rapaz, la cría de sus pollos, sus habilidades para cazar y comportamentales, sus amenazas y problemas de conservación y muchas cosas más. Aprender y divertirse es ahora posible en un parque para todas las edades.

 

...

Cellorigo

El desfiladero de las Conchas de Haro recibe al Ebro abriéndole una puerta en medio de los montes Obarenes. A la derecha del cauce quedará toda La Rioja menos la comarca de la Sonsierra que, haciendo honor a su nombre -“bajo la sierra”-, se acurruca a la izquierda del río al cobijo de la Sierra de Toloño.

Acabas de entrar en el paisaje del vino. Los casi 1.000 metros de los escarpes de Cellorigo, Galbárruli y San Felices en los montes Obarenes frenan el clima húmedo venido del norte y el suelo calizo con abundante arenisca envuelve la simiente.

Pero sobre todo es el dedicado trabajo de los riojanos el que consigue el milagro. Esta tierra de viñedos, generosa en fruto y cambiante con las estaciones, quiere que te quedes a descubrirla, a echar un trago, a comera dormir. Hará que te sientas como en casa.

A pie, en bici, a caballo… Recorre los senderos señalizados y descubre los antiguos guardaviñas, chozos de piedra que guardan aún hoy los aperos de labranza, y los lagares rupestres, huecos excavados en la roca donde hace siglos se pisó el vino.

Sobre tu cabeza, un nutrido grupo de águilas reales, halcones peregrinos, alimoches y buitres leonados aprovechan los riscos para aterrizar entre el carrasco, los madroños, el boj y las plantas aromáticas.

Si te animas a subir a las cumbres de Toloño o Bilibio, busca las zonas húmedas donde robles quejigos pueden darte sombra a la hora de descansar y echar un trago de la bota. Ah, y recuerda, en los riscos de Bilibio se libra cada 29 de junio la Batalla del Vino.

El Ebro discurre sinuoso en este recorrido por el norte riojano. Prueba de ello son los marcados meandros que crea entre las localidades de Briñas y Haro o entre Briones y San Vicente de la Sonsierra. Una serpiente de agua que riega bosques de ribera y que puedes avistar, por decir un sitio, desde un globo aerostático en Haro.

Si sigues al Ebro te encontrarás con la Sierra de Cantabria donde se mezclan escarpes rocosos con grandes paredes verticales que pasan de los 1.000 metros. Sobre ella, el Camino de Santiago saluda a Logroño y ofrece una vista de kilómetros de viñedos y álamos que esconden de vez en cuando el río.

Cellorigo

El desfiladero de las Conchas de Haro recibe al Ebro abriéndole una puerta en medio de los montes Obarenes. A la derecha del cauce quedará toda La Rioja menos la comarca de la Sonsierra que, haciendo honor a su nombre -“bajo la sierra”-, se acurruca a la izquierda del río al cobijo de la Sierra de Toloño.

Acabas de entrar en el paisaje del vino. Los casi 1.000 metros de los escarpes de Cellorigo, Galbárruli y San Felices en los montes Obarenes frenan el clima húmedo venido del norte y el suelo calizo con abundante arenisca envuelve la simiente.

Pero sobre todo es el dedicado trabajo de los riojanos el que consigue el milagro. Esta tierra de viñedos, generosa en fruto y cambiante con las estaciones, quiere que te quedes a descubrirla, a echar un trago, a comera dormir. Hará que te sientas como en casa.

A pie, en bici, a caballo… Recorre los senderos señalizados y descubre los antiguos guardaviñas, chozos de piedra que guardan aún hoy los aperos de labranza, y los lagares rupestres, huecos excavados en la roca donde hace siglos se pisó el vino.

Sobre tu cabeza, un nutrido grupo de águilas reales, halcones peregrinos, alimoches y buitres leonados aprovechan los riscos para aterrizar entre el carrasco, los madroños, el boj y las plantas aromáticas.

Si te animas a subir a las cumbres de Toloño o Bilibio, busca las zonas húmedas donde robles quejigos pueden darte sombra a la hora de descansar y echar un trago de la bota. Ah, y recuerda, en los riscos de Bilibio se libra cada 29 de junio la Batalla del Vino.

El Ebro discurre sinuoso en este recorrido por el norte riojano. Prueba de ello son los marcados meandros que crea entre las localidades de Briñas y Haro o entre Briones y San Vicente de la Sonsierra. Una serpiente de agua que riega bosques de ribera y que puedes avistar, por decir un sitio, desde un globo aerostático en Haro.

Si sigues al Ebro te encontrarás con la Sierra de Cantabria donde se mezclan escarpes rocosos con grandes paredes verticales que pasan de los 1.000 metros. Sobre ella, el Camino de Santiago saluda a Logroño y ofrece una vista de kilómetros de viñedos y álamos que esconden de vez en cuando el río.

...

Cornago

El territorio de la Reserva de la Biosfera de la Rioja fue declarado en julio de 2012 primer Destino Turístico español en un área protegida.

Este reconocimiento se ha obtenido porque este territorio cumple el doble objetivo de conservar un cielo con calidad suficiente para poder contemplar las estrellas y un patrimonio material e inmaterial vinculado de una u otra forma con la astronomía, desde el que la observación del cielo nocturno puede ser muy atractiva.

Algunos de estos lugares especiales de los valles del Leza, Jubera, Cidacos y Alhama son:

- El dolmen del Collado del Mayo en Trevijano.

- Las dolinas de Zenzano.

- Las icnitas repartidas por todo el territorio de la Reserva, y especialmente en el valle del Cidacos.

- El Castillo de los Luna de Cornago.

- El yacimiento de Contrebia Leucade en Aguilar del Río Alhama.

¿Quieres saber más sobre nuestros cielos estrellados? Entra aquí

DESCARGAR FOLLETO DESTINO STARTLIGHT

Cornago

El territorio de la Reserva de la Biosfera de la Rioja fue declarado en julio de 2012 primer Destino Turístico español en un área protegida.

Este reconocimiento se ha obtenido porque este territorio cumple el doble objetivo de conservar un cielo con calidad suficiente para poder contemplar las estrellas y un patrimonio material e inmaterial vinculado de una u otra forma con la astronomía, desde el que la observación del cielo nocturno puede ser muy atractiva.

Algunos de estos lugares especiales de los valles del Leza, Jubera, Cidacos y Alhama son:

- El dolmen del Collado del Mayo en Trevijano.

- Las dolinas de Zenzano.

- Las icnitas repartidas por todo el territorio de la Reserva, y especialmente en el valle del Cidacos.

- El Castillo de los Luna de Cornago.

- El yacimiento de Contrebia Leucade en Aguilar del Río Alhama.

¿Quieres saber más sobre nuestros cielos estrellados? Entra aquí

DESCARGAR FOLLETO DESTINO STARTLIGHT

...

el Rasillo

El Club Náutico El Rasillo se encuentra en el embalse de González Lacasa, con acceso por carretera en un desvío de 400 metros, entre Ortigosa y El Rasillo. Es propiedad del Gobierno de La Rioja y dispone de instalaciones de ocio, con servicio de bar y restaurante durante todo el año, además de actividades deportivas y alquiler de embarcaciones en primavera y en verano.

Dispone de aparcamiento, comedor cubierto al aire libre, terraza, zona de acampada, embarcadero y piscina flotante. Se alquilan pedaleras, piraguas y tablas de wind surf, se dan cursillos y hay servicio de guardería de embarcaciones. 

el Rasillo

El Club Náutico El Rasillo se encuentra en el embalse de González Lacasa, con acceso por carretera en un desvío de 400 metros, entre Ortigosa y El Rasillo. Es propiedad del Gobierno de La Rioja y dispone de instalaciones de ocio, con servicio de bar y restaurante durante todo el año, además de actividades deportivas y alquiler de embarcaciones en primavera y en verano.

Dispone de aparcamiento, comedor cubierto al aire libre, terraza, zona de acampada, embarcadero y piscina flotante. Se alquilan pedaleras, piraguas y tablas de wind surf, se dan cursillos y hay servicio de guardería de embarcaciones. 

filter_list

Filtrar

close

Encuentra

facetas