formularioHidden
formularioRDF
Login

 

Iniciar sesión
Buscar en La Rioja Turismo close

Empieza a teclear...

Tu búsqueda no ha obtenido ningún resultado.

Panel Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Todo > Enoturismo

visualización

facetas
filter_listFiltrar

182 resultados

Disfruta de las experiencias que La Rioja te propone para este verano con actividades para todo los públicos y a cualquier hora del día, como visitas a viñedos y bodegas y experiencias alternativas en torno al mundo del vino, diferentes recorridos para disfrutar de La Rioja por el aire o múltiples actividades culturales-turísticas, con más de ciento cuarenta propuestas vinculadas al ocio, vino, la cultura y la naturaleza.

¡Descúbrelas todas aquí!

...

 

Si ha elegido La Rioja para pasar un fin de semana o si esta pensando en ello, ahí va una sugerencia para aprovechar su tiempo y conocer lo fundamental: 

Viernes:
Si llega a La Rioja el viernes por la tarde, visite la calle Laurel o San Juan en Logroño o la Calle de la Herradura en Haro. Probar las especialidades de cada bar, junto con el Rioja de la casa es la mejor forma de comenzar la visita a La Rioja y conocer la cultura del vino.

Sábado:
El sábado puede comenzar con una visita al Museo vivanco de la Cultura del Vino, situado en Briones. Aquí conocerá los métodos de elaboración, la fabricación de barricas, botellas, el transporte, los vinos del mundo, la historia del vino y, sobre todo, la amplia cultura que el vino ha producido en el mundo, desde los egipcios a modernos Picassos.

Tras esta visita, le sugerimos realizar un curso de Cata en el propio museo o en otros lugares por toda La Rioja: la Cofradía del Vino de Rioja, El Consejo Regulador, bodegas y asociaciones ofrecen estos cursos, algunos muy completos y con diplomas acreditativos.

Si lo que desea es conocer el proceso de elaboración más de cerca puede acercarse a una de las cien bodegas que abren sus puertas a público turístico. Conociendo su forma de elaboración y sus vinos, conseguirá disfrutar más de este producto riojano. 

Cuando haga su parada para comer, no dude en probar las chuletillas al sarmiento o las patatas con chorizo, platos típicos de la cocina riojana que puede degustarse en muchos de nuestros restaurantes y en algunas bodegas. También podrá descubrir la nueva cocina riojana, clásicos renovados que sorprenden en su presentación y satisfacen en sus sabores. 

Tras la comida, le recomendamos otra forma de conocer la cultura del vino, actividades entre viñedos: a pie, en bici, a caballo e incluso en piragua por el Ebro o en globo sobre los viñedos podrá usted conocer las diferentes variedades de uva y las estrictas normas que rigen la viticultura en la Denominación de Origen Rioja. 

Para terminar el día llévese un tesoro: una botella de Rioja especialmente elegida ahora que lo sabe todo sobre este vino mundialmente famoso o una bota de vino realizada a mano por un artesano riojano.

Domingo:
Para el domingo le sugerimos una visita cultural única: Los monasterios de Suso y Yuso en San Millán de la Cogolla, Patrimonio de la Humanidad. 

En el Monasterio de Suso, el más antiguo, situado entre montes, los eremitas del Medievo escribieron en sus scriptorium las primeras palabras en castellano.

El Monasterio de Yuso, más grande y rico, acoge en su interior el aula de la lengua castellana y una gran biblioteca única. 

De camino hacia San Millán pasará usted por Berceo, la localidad cuna de Gonzalo de Berceo, el primer poeta de la lengua castellana. 

Desde San Millán le recomendamos una visita a Santo Domingo de la Calzada. No deje de visitar su Catedral en la que podrá ver la tumba del santo y un gallinero ¡¡dentro de la propia iglesia!! Pregunte por el milagro del gallo y la gallina y descubrirá el por qué. No deje de pasear por sus calles y tómese un descanso en el Parador de Turismo, antiguo Hospital de peregrinos. 

Seguro que a su paso ve muchos lugares que merecen una parada, tómeselo con tiempo. Pare y disfrute del paisaje, de las gentes y de la hospitalidad riojana. Si no le da tiempo a hacerlo todo, no se preocupe, La Rioja está muy cerca y estaremos encantados de que vuelva. 

...

La Rioja accesible

tipo de documento Artículos

La Rioja es un destino turístico inclusivo, que trabaja por la accesibilidad real y por crear espacios en los que todos tengamos cabida. Le invitamos a disfrutar del enoturismo y de una gastronomía sobresaliente, a conocer la tierra donde habitaron dinosaurios, a vivir el camino de Santiago y a adentrase en la cuna del castellano.

La Rioja ofrece una variada oferta turística accesible para todo tipo de turistas. Turismo familiar, tercera edad y turistas con necesidades especiales o diversidad funcional encuentran en La Rioja actividades para todos los gustos.

Los amantes de la naturaleza disfrutarán de entornos naturales accesibles como las vías verdes, el Camino de Santiago, el Parque de Sierra Cebollera o la Reserva de los Sotos de Alfaro… donde existen cómodos paseos adaptados para silla de ruedas o con carrito de niños a lo largo de sus senderos accesibles.

Existe una variada oferta de arte, patrimonio y cultura accesibles para conocer monasterios, castillos, museos o los secretos del vino de Rioja. Si se quiere compartir un día en familia nada mejor que pasarlo en los parques temáticos de Paleo Aventura (Barranco Perdido) o Tierra Rapaz, donde mayores y pequeños vivirán experiencias inolvidables. Por supuesto, quien viene La Rioja no puede marcharse sin visitar una de nuestras numerosas bodegas accesibles y participar en las catas sensoriales de vino, donde los sentidos son protagonistas y permiten sorprenderse a todos con hallazgos y descubrimientos de tus capacidades personales.

Si la oferta turística y cultural es variada, no lo es menos la oferta gastronómica. Quienes visitan esta tierra nunca olvidan nuestra cocina gracias a la amplísima oferta de rutas de pinchos y restaurantes accesibles, que no sólo están libres de barreras arquitectónicas, sino que además disponen de menús especiales para diferentes intolerancias.

En definitiva, La Rioja es una región que apetece, un destino accesible que acoge hospitalariamente a todos, una tierra que sorprende positivamente para realizar turismo deportivo, congresual y de reuniones, ir de compras, ...

Ven y descubre #LaRiojaAccesible en:

www.equalitasvitae.com

www.lariojasinbarreras.org

...

¿Te gustaría ser detective en el bosque y poder interpretar las huellas en la nieve para saber si son de corzo, de zorro o de garduña?, ¿Ser agricultor por un día, podar un viñedo y degustar a continuación un almuerzo típico riojano?

Estos son unos pocos ejemplos de la extensa oferta que La Rioja Turismo te propone como “Experiencias de invierno en La Rioja”.

Entra y descubre un montón de experiencias que sólo pueden hacerse desde diciembre a marzo.

...

“Mi corazón espera 
también, hacia la luz y hacia la vida, 
otro milagro de la primavera.”

Antonio Machado.

¿Has visto llorar a una vid?

¿Conoces el silbido de los pájaros?

¿Has practicado segway entre viñedos?

Estas son algunas de las más de 150 actividades de primavera que La Rioja Turismo te propone. ¡Entra y descúbrelas!

...

 

¡Al fin solos!, los dos, disfrutando de la gastronomía, el vino, para reencontrarte con tu pareja o incluso para acabar de conquistarla: ¡Bienvenido a La Rioja! Donde las historias siempre tienen un final feliz.

Para empezar, un alojamiento con encanto. Una pequeña casa rural, una hospedería del vino, un antiguo convento con jacuzzi para dos, la suite de un hotel en Logroño… Las ideas son muchas, elige la que más te guste y sorprende a tu pareja.

Podemos completar la velada con una cena para dos. Si queréis descubrir los secretos mejor guardados de una pareja perfecta, ¿qué tal una cena de maridaje? La gastronomía y el vino forman juntos la mejor de las combinaciones. El vino saca lo mejor de los sabores gastronómicos y sin el vino, la gastronomía parece incompleta. Una lección para la vida.

Pero el romanticismo puede encontrarse en cualquier esquina de La Rioja. Podemos empezar por un paseo por los viñedos, a caballo, a pie, en bicicleta o incluso en calesa… tú eliges. Podemos completar la mañana con un curso de cata para dos, en una bodega, en un museo, en el propio hotel… y qué te parecería visitar una bodega y que el dueño os la enseñe sólo a vosotros dos. Elige, entre las bodegas que tienen visita turística, las más pequeñas y te encontrarás como en casa. Aunque las más grandes también os gustarán, llenas de rincones únicos, algunos por centenarios y otros por su diseño vanguardista.

Para seguir uniendo lazos, una vinoterapia para dos. Estos tratamientos que se ofrecen en los Spas de La Rioja, os unirán en un mundo de sensaciones, aromas y relajación. Una auténtica maravilla que despierta todos los sentidos y ayuda a olvidar todos los problemas. Un auténtico milagro ayudado por los extractos naturales de la uva y el vino.

Para finalizar, os sugerimos disfrutar de un atardecer desde alguno de los castillos repartidos por toda La Rioja. El cielo regala a La Rioja atardeceres rojizos que parecen combinarse con las viñas y los hayedos durante el otoño.

¿Se te ocurre un lugar mejor para visitar con tu pareja? 

...

 

Aunque es indudable que La Rioja tiene muchos atractivos, el lugar más visitado de esta región es una calle logroñesa: la Calle Laurel. Un lugar interesante con un bar en cada puerta y en el que cada bar tiene una especialidad gastronómica, con un vino de Rioja para acompañar.

No hay que perderse el típico champi del Soriano o el Ángel. Existe incluso una técnica para comer este pincho sin mancharse. Hay que sacar el palillo por la parte de abajo del pan. También hay otros pinchos clásicos como las patatas bravas del Jubera o las setas del Cid. Los hay con nombres curiosos como los matrimonios del Blanco y negro o las zapatillas y los valentinos en forma de corazón del Villarrica o los Tío Agus.

En San Agustín existe también un lugar histórico: el Soldado de Tudelilla y sus ensaladas o los rotos de uno de sus vecinos de enfrente. La lista es enorme y es muy difícil destacar unos sobre otros y también es difícil elegir, aunque cada riojano tiene sus favoritos e imprescindibles. Si decide pasar por aquí, déjese recomendar por los grupos de amigos que verá disfrutando del ambiente cada día.

Y es que los pinchos son una tradición en La Rioja. Quedar con los amigos para dar una vuelta y comer las especialidades de cada bar es un rito repetido casi a diario. La calle Laurel se ha ampliado mucho en los últimos años y ya abarca también las calles adyacentes como la calle San Agustín.

Para los más hogareños existe una posibilidad alternativa, la calle San Juan, más de los de casa y menos turística. En esta calle hay bares de siempre, bares renovados con la oferta gastronómica de toda la vida y muchos locales nuevos con especialidades modernas o clásicas para todos los gustos.

También en otras localidades riojanas como Calahorra o la zona de la Herradura en Haro se pueden encontrar pinchos de calidad y rutas que recorrer para conocer esta gastronomía en miniatura.

...

Nuestra sugerencia para disfrutar de una jornada en torno al vino y su cultura comienza en el Museo Vivanco de la Cultura del Vino, en la localidad de Briones. Este museo es una visita indispensable para conocer la elaboración, crianza y distribución del vino, para aprender muchas curiosidades sobre este producto y, sobre todo, para sorprenderse con la amplia cultura que ha generado el vino en todo el mundo.

No se marche de La Rioja sin haber disfrutado de un paseo por los viñedos, que en cada época del año presentan unas características especiales. Si lo desea puede contratar los servicios de un guía que le explicará las tareas de viticultura mientras pasean entre los viñedos. Incluso puede conocerlo en bicicleta, a lomos de un caballo, desde una piragua o sobre un globo. Existen varias empresas en La Rioja que ofrecen estos servicios.

La Rioja ofrece además propuestas de actividades en torno al vino, para todos los paladares y bolsillos. Le recomendamos conocer nuestras bodegas en las que podrá ver "in situ" el proceso de elaboración del vino e incluso poner en práctica sus conocimientos con una cata. Podrá encontrar más de 50 bodegas que abren sus puertas al turista e intentarán enseñarle el arte de hacer vino. También existen entidades que ofrecen cursos de cata organizados o a medida

¿Qué sería del vino sin la gastronomía? En la Calle Laurel de Logroño o en la Herradura de Haro o en cualquier pueblo de La Rioja podrá encontrar un bar o restaurante en la que probar los pinchos o especialidades de la casa o la más exquisita cocina de autor, pasando por las patatas con chorizo, el bacalao a la riojana, las chuletillas al sarmiento ¿A que se hace la boca agua sólo de pensarlo.

En La Rioja queda mucho por ver y por hacer ¿No ha pensado en volver o en quedarse una noche más? Incluso se puede dormir en una bodega o en un hotel casa rural que le enseñará más sobre el vino a través de sus programas enoturísticos.

...

Para disfrutar al máximo de La Rioja te recomendamos esta ruta donde conocerás sus lugares más importantes. Además, puedes combinarlos con los eventos que se celebran en Semana Santa y que puedes ver a tu derecha. ¡La Rioja Apetece!

Día 1: Nájera - Santo Domingo - Ezcaray

Para el primer día, podréis seguir el trazado del Camino de Santiago a su paso por La Rioja que justamente sigue este recorrido. Empezaríamos por Logroño, aunque os sugiero que al menos dejéis una tarde para conocer bien la capital y, sobre todo, para disfrutar de la gastronomía popular de la Calle Laurel.

En Logroño entra el Camino de Santiago por el Puente de Piedra y atraviesa el Casco Antiguo hasta la Iglesia de Santiago que tiene a sus pies una fuente para el peregrino y un curioso juego de la oca gigante con representaciones de todos los hitos principales del Camino de Santiago. Siguiendo el Camino (las marcas con las conchas amarillas y las flechas son fáciles de seguir) llegaréis a la Plaza del Parlamento, donde se encuentra el Parlamento de La Rioja. Cerca de allí se encuentra la Puerta del Revellín, antigua puerta de la ciudad orientada a Finisterre por la que los peregrinos abandonaban Logroño de camino a Navarrete.

Siguiendo la ruta del Camino de Santiago, llegamos a Navarrete. Aunque si se hace en coche, una moderna variante rodea el pueblo, merece la pena entrar a visitarlo. Navarrete es también famoso por su alfarería. Resulta curioso visitar alguna de las más artesanas como es la de Antonio Naharro, justo enfrente del antiguo Hospital de peregrinos San Juan de Acre del que sólo queda la portada que hoy pertenece al cementerio de Navarrete.

Salimos de Navarrete de camino a Nájera, cuna de reyes, ya que aquí tuvo su corte durante muchos años el Reino de Pamplona - Nájera (918 – 1076) Sancho III el Mayor construyó el Monasterio de Santa Mª La Real, donde se encuentra el Panteón real, en base a una leyenda sobre unas visiones que tuvo en la cueva que se encuentra dentro de la iglesia del monasterio.

Desde Nájera, antes de partir por el Camino de Santiago hacia Santo Domingo de la Calzada, merece la pena un pequeño desvío que muchos peregrinos hacen incluso a pie para visitar los Monasterios de Suso y Yuso en San Millán de la Cogolla, Patrimonio de la Humanidad por ser el lugar donde se han encontrado las primeras palabras escritas en castellano antiguo y en vascuence. Es un lugar privilegiado, no sólo por si importancia histórica, sino también por su belleza paisajística. El monasterio de Suso, tiene las visitas limitadas y hay que reservar la visita con antelación.

A la vuelta de San Millán, y siguiendo con los monasterios de La Rioja os recomiendo la visita al Monasterio Cisterciense de Cañas. Es un monasterio peculiar porque al contrario de la mayoría de los monasterios góticos y de la orden del Cister, este monasterio fue y sigue siendo un monasterio de mujeres. Son de las pocas monjas cistercienses del mundo. El monasterio es realmente bonito.

Ya en Santo Domingo de la Calzada, toda la ciudad esta construida por y para el Camino de Santiago, desde el antiguo Hospital de Peregrinos que hoy es Parador nacional hasta, por supuesto, su magnífica Catedral que posee en su interior la prueba viva de una famosa leyenda medieval en la que cantó una gallina después de asada. Aun podéis oír cantar al gallo y la gallina en la Catedral y podréis conocer al completo la leyenda.

Desde Santo Domingo, tenéis a un paso la villa de Ezcaray. Allí está uno de los templos de la cocina riojana en los fogones de Francis Paniego y su madre Marisa en el Echaurren con 2 estrellas Michelin, aunque también tenéis otras opciones más económicas y de diferentes niveles culinarios. Y para los amantes del esquí a pocos kilómetros encontrará las Estación de Esquí de Valdezcaray.

 

Día 2: Los misterios del vino

El vino de Rioja es famoso en el mundo entero, pero poca gente conoce la importancia que el vino tiene no solo para esta Comunidad, sino para la cultura mundial en general. Un lugar increíble para conocer esto es el Museo de la Cultura del vino Dinastía Vivanco, en la bonita localidad medieval de Briones. En sus más de 4.000 metros de exposición podréis disfrutar de todo lo que el vino ha legado a la cultura y el arte desde los antiguos egipcios a modernos Picassos y conocer además los métodos de elaboración, el transporte, el embotellado, la crianza en barricas… Os recomendamos que reservéis por teléfono la visita lo antes posible porque supongo que en Semana Santa va a estar a tope y es una visita indispensable. Este museo ofrece también visita a su bodega, cursos de cata, tienda especializada, restaurante, etc.

Después de conocerlo todo sobre el vino podéis pasar a la práctica en el Barrio de la Estación de Haro, donde se concentran el grueso de las bodegas centenarias de La Rioja. Muchas de ellas tienen visitas organizadas y es muy difícil recomendar una.

Si recorréis la comarca de la Sonsierra empezando por San Vicente (veréis su iglesia y castillo desde Briones) encontraréis lagares rupestres donde se pisaba la uva a pie de campo y construcciones puntiagudas de piedra llamados guardaviñas que servían de refugio y como almacén de herramientas. También encontraréis la única iglesia templaria de La Rioja: Sta. Mª de la Piscina. En San Vicente se celebra una de las fiestas más conocidas de la Semana Santa riojana: los picaos. Estos disciplinantes anónimos se castigan la espalda con flagelos. Es impresionante y siempre hay mucha gente, por lo que si queréis verlo, tendréis que ir con mucho tiempo.

Si os gusta el deporte, una opción interesante es hacer algún tipo de actividad entre viñedos. Las hay de todo tipo y para todo tipo de personas, incluso si no se es un deportista nato: piraguas por el Ebro entre viñedos, globo sobre las viñas, paseos a pie y en bici e incluso paseos a caballo entre los viñedos. Son muy divertidas e interesantes.

Durante todo el día tendréis la oportunidad de llevaros un recuerdo de La Rioja en forma de vino, ya que todas las bodegas ofrecen sus vinos a un precio competitivo a los visitantes turísticos. También podéis visitar el taller de algún artesano que realice botas de vino o barricas.

 

Día 3: Naturaleza y Paisaje

El tercer día podéis dedicarlo a conocer la Sierra Riojana. Especialmente la Sierra de Cameros, con gran tradición ganadera y trashumante hoy reconvertida en el Parque natural de Sierra Cebollera.

Se puede empezar la visita a esta zona subiendo por la empinada carretera del Cañón del Leza. Es un cañón impresionante en el que los buitres sobrevuelan por los miradores sobre las cerradas curvas de la carretera que desde Logroño lleva a lo más alto del Camero Viejo hasta el puerto de Piqueras. En su ascensión además de pequeños pueblos verás pastar las mejores terneras riojanas e incluso, si tienes suerte, algún ciervo que se acerca a los riachuelos a beber. El pueblo de Trevijano se encuentra colgado en la parte alta del cañón y tiene unas vistas excelentes.

Después de llegar hasta Piqueras, en la localidad serrana de Lumbreras, donde encontraréis el centro de interpretación de la trashumancia, podéis bajar por el Camero Nuevo hasta llegar a Ortigosa en Cameros donde podréis visitar las Cuevas naturales descubiertas en una voladura para hacer una cantera para construir el Pantano del Rasillo.

En Villanueva de Cameros podrás conocer cómo se hacen las almazuelas, una artesanía riojana que se realiza cosiendo pequeños trocitos de tela para formar coloridas colchas o cojines, llaveros, alpargatas…

En Villoslada de Cameros encontraréis del Centro de Interpretación de Sierra Cebollera que os mostrará la belleza de este Parque Natural.

De regreso a Logroño, pasaréis por la localidad de Torrecilla en Cameros, cuna de Sagasta y capital de los Cameros.

 

Día 4: La Rioja Baja

El último día lo podéis pasar conociendo culturas ancestrales que dejaron su huella en La Rioja. Desde Calahorra, antigua Calagurris romana. Ciudad romana de gran importancia como atestiguan los restos romanos que quedan en esta localidad. Calahorra es la capital de La Rioja baja, tras recorrer su Catedral, el Museo diocesano y otros lugares de interés, no dejéis de probar en uno de sus excelentes restaurantes la verdura calagurritana en cualquiera de sus formas, desde la más tradicional a la nueva cocina. La Semana Santa en Calahorra está declarada de interés turístico nacional y podréis ver procesiones y pasos con gran tradición. 

Desde Calahorra merece la pena desplazarse a Alfaro donde llama la atención la gran cantidad de cigüeñas que se pueden ver en esta localidad. En la colegiata de Alfaro podrás descubrir la mayor colonia de cigüeña blanca de Europa.

En el centro de interpretación de la Reserva Natural de los Sotos del Ebro os explicarán por qué estas cigüeñas han elegido La Rioja para pasar la mayor parte del año y conoceréis la riqueza natural de esta zona riojana.

Siguiendo el curso del río Alhama desde Alfaro, se llega a Cervera, la capital de la Sierra oriental riojana, desde allí se accede a Contrebia – Leucade, un yacimiento arqueológico de gran interés en un asentamiento celtíbero. Allí conoceréis las formas de vida de estos antiguos habitantes de La Rioja.

Por la tarde, para recuperar fuerzas, os podéis acercar a las pozas de Arnedillo, cerca del balneario de esta localidad y que manan de la misma fuente que las aguas que cientos de turistas “toman” cada año en este establecimiento. Las pozas son más modestas, pero igual de relajantes.

Cerca de Arnedillo, en Enciso, tenéis el parque del paleoaventura de “El Barranco Perdido” y el Centro Peleontológico de Enciso, punto de partida ideal para conocer los yacimientos de huellas de dinosaurios y el lugar perfecto para pasar un día en familia donde los niños aprenderán a ser paleontólogos y disfrutarán en el parque de aventura. El paisaje rocoso de Enciso, especialmente al atardecer cuando el cielo se vuelve rojizo, te transporta a miles de años atrás cuando esta zona era una laguna arcillosa y los dinosaurios paseaban por sus orillas en busca de agua y alimento.

También, muy cerca, se encuentra el Centro Interpretación Paleontológica de Igea que tiene una colección fósil realmente impresionante, con restos únicos en el mundo. Además, es la única localidad en toda La Rioja que cuenta con un tronco fósil y su yacimiento de huellas 'La Era del Peladillo", está en los primeros puestos en el ranking en Europa en cuanto a número de huellas. Además, organiza un montón de actividades para los más pequeños en Semana Santa.

Seguro que a su paso veis muchos lugares que merecen una parada, tomároslo con tiempo. Parad y disfrutad del paisaje, de las gentes y de la hospitalidad riojana. Si no os da tiempo a hacerlo todo, no os preocupéis, La Rioja está muy cerca y estaremos encantados de que volváis a visitarnos.

¡ENTRA Y CONOCE TODOS LOS EVENTOS PARA SEMANA SANTA!

...

 

La Rioja puede ser una aventura para los niños. ¿Dónde van a encontrar dinosaurios, castillos, molinos de viento, cascadas y aventuras?

Empezaremos por descubrir a los animales más antiguos de la tierra. Los dinosaurios dejaron sus huellas en La Rioja hace miles de años y aún pueden verse. ¿Te imaginas tu mano dentro de la huella de un dinosaurio? Prueba a ver quién deja la huella más grande. 

Para entender la vida de estos animales, cómo dejaron sus huellas y, sobre todo, como han llegado a nuestros días, tenéis que visitar el Barranco Perdido, un completo parque de paleoaventura donde jugar a ser exploradores y disfrutar en familia mientras se aprende. En Enciso y en otras localidades de su alrededor se encuentran la mayoría de los yacimientos, las reproducciones a escala natural de los animales y las historias más curiosas: una lucha entre dinosaurios, una familia al completo, un dinosaurio cojo… Sí, aunque parezca mentira todo esto podrás verlo en La Rioja.

El vino también puede ser divertido para los niños, no pueden beberlo, pero pueden aprender como se hace el mosto, catarlo mientras los mayores catan vinos, ver grandes bodegas con sus depósitos de acero que parecen naves espaciales, jugar entre los viñedos, aprendiendo cómo se vendimia, cómo se cuidan las viñas… Las posibilidades son muchas y a los niños les encantará comportarse como los mayores en una cata de mostos o conocer cómo la uva se convierte en vino, un misterio ¿no?

Pero la diversión en familia no acaba aquí. ¿Sabías que La Rioja está llena de castillos? Con sus batallas famosas y todo, como la del Castillo de Clavijo, en la que apareció el famoso caballo blanco de Santiago (¿de qué color era?) para ganar la batalla. 

Entre castillos y monasterios podrás vivir cuentos medievales, de príncipes y reyes, como el Rey de Nájera – Pamplona, que estando un día de caza, avistó una paloma que le llevó a una gruta en la que encontró una imagen de la virgen, unas azucenas, una campana y una lámpara de aceite. En ese mismo lugar edificó el Monasterio de Santa María La Real de Nájera y si lo visitas con niños podrás entrar en la gruta, al fondo del panteón donde descansan los reyes.

La Rioja está llena de leyendas medievales, como la de la gallina que cantó después de asada en Santo Domingo de la Calzada, en su catedral hay un gallinero con gallinas y gallos vivos que cantan para todos los que les visitan.

También se esconde entre los bosques riojanos el pequeño monasterio de Suso (casi una ermita) donde hace muchos siglos se escribieron las primeras palabras del castellano y también en euskera, en un lateral de un libro en latín, casi como un apunte de los libros que todos usamos en la escuela.

Si lo que buscas es aventura, lo que necesitas son actividades deportivas: raquetas de nieve, bicicletas y caballos entre los viñedos, senderismo recogiendo moras o cualquier otro fruto silvestre… ¿Qué te parece más divertido?

Además en La Rioja podrás divertirte a la vez que aprender, en los centros de interpretación (de la trashumancia, de la apicultura, de la nieve, de los celtíberos, de los sotos del Ebro…), visitando un molino de viento o de agua, jugando en la Casa de Las Ciencias o disfrutando de las actividades del Museo Vivanco de la Cultura del Vino o las visitas familiares del Museo Würth de arte moderno.

¿Creías que los niños se iban a aburrir en La Rioja?
 

...

Si hay que destacar un punto concreto por la repercusión que ha tenido en la historia del vino de Rioja, este es sin  duda el Barrio de la Estación de Haro. Un lugar lleno de simbolismo y que sin duda revolucionó todo el mundo del vino de nuestra denominación de origen.

El Barrio de la Estación es un lugar emblemático de la ciudad de Haro, un enclave que presenta la mayor concentración de bodegas centenarias del mundo y cuya construcción fue en torno a un eje central y común: la estación de ferrocarril. De ahí que se le conozca como la milla de oro del vino de Rioja.

Pero que los vecinos del barrio sean bodegas centenarias no quiere decir que sean antiguas, pues las bodegas son construcciones que nunca están terminadas, generación tras generación evolucionan y consiguen mezclar su parte más clásica, la más antigua, con la arquitectura más moderna.

De este modo, una visita al Barrio de la Estación de Haro se convierte en un viaje por el tiempo, donde se puede seguir la evolución del vino y la arquitectura del último siglo.

Historia del Barrio

El Barrio de la Estación empezó a dibujarse en la segunda mitad del siglo XIX como consecuencia de la sustitución de las caballerías como medio de transporte tradicional del vino por un novedoso ferrocarril y sus “caminos de hierro”.

Una circunstancia a la que se unió la necesidad de numerosos bodegueros franceses de acudir a La Rioja para adquirir vinos con los que sustituir las malas cosechas que el oidium (1863) y la filoxera (1867) provocarían en sus viñedos, instalando sus centros de exportación en los alrededores de la provisional estación de ferrocarril.

De aquellos orígenes ya no queda en pie ningún almacén-bodega de origen francés. De las que hoy permanecen, la primera en instalarse fue la de R. López de Heredia y Landeta (en 1877); en 1879 se crea la Compañía Vinícola del Norte de España (CVNE); en 1886, D. Ángel Gómez de Arteche funda la bodega A. y J. Gómez Cruzado; en 1890 se instala La Rioja Alta S.A. y se crea, en 1901, Bodegas Bilbaínas.

En aquellos 30 años (1877-1904) es cuando definitivamente se configura el Barrio de la Estación tal y como hoy se le conoce, años en los que también había fábricas de aguardientes, de jabones y abonos así como algunas viñas entre los almacenes de los bodegueros.

A partir de 1970, Muga (fundada en 1932) traslada su sede del caso urbano de Haro al Barrio de la Estación, sumándose a la lista de bodegas en este singular emplazamiento. Y una década más tarde, Roda construiría también allí su instalaciones pasando a formar parte de tan singular vecindario.

Presentación de la Cata del Barrio de la Estación16 y 18 de junio 2018

...

 

Vivir tu propia historia en La Rioja, disfrutar del enoturismo, hacer el Camino de Santiago y visitar San Millán de la Cogolla y El Barranco Perdido, algunas de las recomendaciones más sugerentes

 

 

 

El enoturismo, la gastronomía, los paisajes, la cultura y el ocio-aventura protagonizan el vídeo interactivo del videoclip que Malú grabó el pasado mes de mayo en La Rioja (Contradicción). Este original formato audiovisual es una invitación para descubrir navegando algunos de los principales recursos turísticos de esta Comunidad, como son los monasterios de Suso y Yuso en San Millán de la Cogolla, el Camino de Santiago, las bodegas, la diversidad natural, las fiestas o el termalismo.

El vídeo interactivo contiene diez enlaces a contenidos estimulantes: el destino de cuatro de ellos es el portal de La Rioja Turismo (lariojaturismo.com), donde el usuario puede consultar actividades enoturísticas, rutas turísticas, una amplia oferta de alojamientos y la ruta por los lugares del videoclip de Malú, entre otras muchas posibilidades; otros tres enlaces conducen a sugerentes vídeos alojados en el canal oficial de La Rioja Turismo en Youtube (‘Paisajes de La Rioja con Pablo Sáinz Villegas’, ‘Viajar a la riojana’ y ‘Camino de Santiago’); y los tres restantes valorizan el desarrollo de La Rioja Film Commission (filmcommissionlarioja.org), la relevancia histórica de los monasterios de Suso y Yuso (emilianensis.com) y la diversión familiar de El Barranco Perdido (barrancoperdido.com).      

Además, este vídeo interactivo sirve como plataforma de difusión de La Rioja Film Commission y del trabajo que está realizando desde que empezó a funcionar a principios de este año.

El videoclip Contradicción fue grabado íntegramente en La Rioja gracias a la gestión y colaboración del Gobierno de La Rioja, a través de La Rioja Turismo. En él, Malú protagoniza una historia que la guía por castillos, puentes medievales, bodegas y hermosos paisajes naturales: https://www.youtube.com/watch?v=nX_r8SktAEI.

El making of del rodaje, que Sony Music difundió durante el pasado mes de julio, también está disponible en el canal oficial de la artista y presenta imágenes inéditas de la grabación: https://www.youtube.com/watch?v=NgMvBOV6yT8.

Asimismo, la ruta del rodaje de Malú en La Rioja forma parte de las propuestas que La Rioja Turismo ofrece.

...