formularioHidden
formularioRDF
Login

 

Iniciar sesión
Buscar en La Rioja Turismo close

Empieza a teclear...

Tu búsqueda no ha obtenido ningún resultado.

Panel Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Todo > Cultura

visualización

facetas
filter_listFiltrar

538 resultados

...

Ortigosa de Cameros

Patés El Robledillo nació como empresa en 1989, nos dedicamos a la elaboración de embutidos y patés de forma artesanal.

 

Nuestro buen hacer a lo largo de los años nos ha llevado a lograr numerosos reconocimientos, entre ellos la placa de honor en FIMA 1990. Recientemente hemos recibido del Gobierno de la Rioja el carnet de ARTESANOS.

 

Siguiendo una rica tradición, nuestros productos son el resultado de un proceso en el que la mejor materia prima y el propicio clima de la sierra, garantizan una calidad que es avalada por nuestros numerosos clientes a lo largo y ancho de toda la geografía española.

 

La elaboración de productos artesanos en las tierras de La Rioja, es una tradición que pasa de boca en boca por distintas generaciones, manteniendo los secretos de familia para dar siempre ese toque personal en gustos. Secretos de familias puestos a disposición de los paladares más exigentes.

 

Secretos compartidos por El Robledillo, que desde el corazón de los Cameros Riojanos, continúa elaborando paté tradicional expandiendo a través de su red de distribución sus productos más tradicionales.

 

Museo Etnográfico

Disponemos de un museo etnográfico a disposición del visitante, en el que hemos recogido los utensilios que antiguamente se utilizaban en la matanza tradicional en Ortigosa de Cameros.

Ortigosa de Cameros

Patés El Robledillo nació como empresa en 1989, nos dedicamos a la elaboración de embutidos y patés de forma artesanal.

 

Nuestro buen hacer a lo largo de los años nos ha llevado a lograr numerosos reconocimientos, entre ellos la placa de honor en FIMA 1990. Recientemente hemos recibido del Gobierno de la Rioja el carnet de ARTESANOS.

 

Siguiendo una rica tradición, nuestros productos son el resultado de un proceso en el que la mejor materia prima y el propicio clima de la sierra, garantizan una calidad que es avalada por nuestros numerosos clientes a lo largo y ancho de toda la geografía española.

 

La elaboración de productos artesanos en las tierras de La Rioja, es una tradición que pasa de boca en boca por distintas generaciones, manteniendo los secretos de familia para dar siempre ese toque personal en gustos. Secretos de familias puestos a disposición de los paladares más exigentes.

 

Secretos compartidos por El Robledillo, que desde el corazón de los Cameros Riojanos, continúa elaborando paté tradicional expandiendo a través de su red de distribución sus productos más tradicionales.

 

Museo Etnográfico

Disponemos de un museo etnográfico a disposición del visitante, en el que hemos recogido los utensilios que antiguamente se utilizaban en la matanza tradicional en Ortigosa de Cameros.

...

Préjano

Torre-fuerte pentagonal reforzada por muros en talud. Consta de recinto amurallado y una torre situada en el ángulo noroccidental. El espacio principal pertenecía a la Torre del Homenaje de planta pentagonal.

Según fuentes históricas, el castillo fue construido alrededor del siglo XI. En 1284 don Simón Ruiz lo vendió, con los que tenía entre Préjano y Yanguas, a la Orden de Calatrava. En el siglo XV, fecha a la que corresponde la actual fábrica de la torre, pertenecía a Garci Franco de Valladolid, quien fue desposeído de ella por Enrique IV, en castigo por unirse a la facción de su hermano el infante Alfonso. El patio fortificado ha sido utilizado como cementerio de la villa desde el siglo XIX hasta fecha reciente.

Se sitúa en el centro de la población, cercano al frontón, accediendo a un pequeño altozano encima del pueblo, en la zona noroeste.

Texto: Asociación de Amigos de los Castillos de La Rioja


Época: siglo XV
Propiedad: municipal
Visitable: información en el teléfono 941 399 005 (Ayuntamiento de Préjano)

Préjano

Torre-fuerte pentagonal reforzada por muros en talud. Consta de recinto amurallado y una torre situada en el ángulo noroccidental. El espacio principal pertenecía a la Torre del Homenaje de planta pentagonal.

Según fuentes históricas, el castillo fue construido alrededor del siglo XI. En 1284 don Simón Ruiz lo vendió, con los que tenía entre Préjano y Yanguas, a la Orden de Calatrava. En el siglo XV, fecha a la que corresponde la actual fábrica de la torre, pertenecía a Garci Franco de Valladolid, quien fue desposeído de ella por Enrique IV, en castigo por unirse a la facción de su hermano el infante Alfonso. El patio fortificado ha sido utilizado como cementerio de la villa desde el siglo XIX hasta fecha reciente.

Se sitúa en el centro de la población, cercano al frontón, accediendo a un pequeño altozano encima del pueblo, en la zona noroeste.

Texto: Asociación de Amigos de los Castillos de La Rioja


Época: siglo XV
Propiedad: municipal
Visitable: información en el teléfono 941 399 005 (Ayuntamiento de Préjano)

...

Quel

Torre rodeada por una cerca muy irregular reforzada por dos torreones cuadrados, al borde de un farallón rocoso sobre el pueblo de Quel. Consta de una torre del homenaje desmochada de planta rectangular y tres alturas, rodeada de una cerca exterior que tenía como refuerzos dos torreones cuadrados con vestigios de adarve y almenas.

Se cree que primeramente hubo un asentamiento romano a modo de torre de vigilancia, pero que posteriormente, y durante la dominación musulmana, se levantó un castillo, que quedaría obsoleto hasta que, en el último tercio del siglo XV, se produce la reconstrucción definitiva a manos de García Sánchez de Alfaro. Los diversos repartos de herencias de la familia de este señor provocaron numerosos problemas en la villa de Quel, que llegó a tener cinco señores que exigían obligaciones y servicios completos a los villanos.

Se accede por el camino de las eras, bordeando la ladera y ascendiendo a la cumbre. Su posición dominante sobre el valle del Cidacos le confiere características de mirador y lo incluye en el sistema defensivo de la zona.

Texto: Asociación de Amigos de los Castillos de La Rioja

 

Época: siglo XV
Propiedad: particular
Visitable: libre acceso

Quel

Torre rodeada por una cerca muy irregular reforzada por dos torreones cuadrados, al borde de un farallón rocoso sobre el pueblo de Quel. Consta de una torre del homenaje desmochada de planta rectangular y tres alturas, rodeada de una cerca exterior que tenía como refuerzos dos torreones cuadrados con vestigios de adarve y almenas.

Se cree que primeramente hubo un asentamiento romano a modo de torre de vigilancia, pero que posteriormente, y durante la dominación musulmana, se levantó un castillo, que quedaría obsoleto hasta que, en el último tercio del siglo XV, se produce la reconstrucción definitiva a manos de García Sánchez de Alfaro. Los diversos repartos de herencias de la familia de este señor provocaron numerosos problemas en la villa de Quel, que llegó a tener cinco señores que exigían obligaciones y servicios completos a los villanos.

Se accede por el camino de las eras, bordeando la ladera y ascendiendo a la cumbre. Su posición dominante sobre el valle del Cidacos le confiere características de mirador y lo incluye en el sistema defensivo de la zona.

Texto: Asociación de Amigos de los Castillos de La Rioja

 

Época: siglo XV
Propiedad: particular
Visitable: libre acceso

Día del Pan y Queso

tipo de documento Eventos

...

06/08/2018

Quel

06/08/2018

06/08/2018

Quel

...

Sajazarra

Esbelta torre del homenaje cercada por torreones octogonales. Interior de cuatro plantas. Puerta de acceso principal flanqueada con torres y puerta secundaria en alto.

En 1457 el rey Enrique IV envía al Bachiller Vallamañe para que se haga cargo de la Casa Fuerte que tenía en la villa Diego Sarmiento por existir un pleito sobre la propiedad. Las obras de fortalecimiento del mismo debían seguir en el año 1483 según se sabe por una cédula real.

Se sitúa al norte de la villa, sobre la muralla de la misma. Se accede desde el centro del casco urbano, próximo a la iglesia parroquial.

Texto: Asociación de Amigos de los Castillos de La Rioja


Época: siglos XV y XVI
Propiedad: particular
Visitable: no

Sajazarra

Esbelta torre del homenaje cercada por torreones octogonales. Interior de cuatro plantas. Puerta de acceso principal flanqueada con torres y puerta secundaria en alto.

En 1457 el rey Enrique IV envía al Bachiller Vallamañe para que se haga cargo de la Casa Fuerte que tenía en la villa Diego Sarmiento por existir un pleito sobre la propiedad. Las obras de fortalecimiento del mismo debían seguir en el año 1483 según se sabe por una cédula real.

Se sitúa al norte de la villa, sobre la muralla de la misma. Se accede desde el centro del casco urbano, próximo a la iglesia parroquial.

Texto: Asociación de Amigos de los Castillos de La Rioja


Época: siglos XV y XVI
Propiedad: particular
Visitable: no

...

Sajazarra

La iglesia parroquial de la Asunción de la Virgen se encuentra a pocos metros del castillo, hacia el este. Su origen es tardorrománico, pero luego sufrió distintas reformas y añadidos que han hecho de ella una construcción de estructura compleja y extraña.

Tiene tres naves. La iglesia románica -posiblemente del siglo XIII- se corresponde con la nave central a la que se adosó una moderna al norte.

La nave meridional se corresponde con una pequeña iglesia que debió tener entidad propia y que se adosaba a la primitiva.

De época románica, exteriormente se aprecia la ventana del hastial occidental y del testero y la portada occidental de la iglesia meridional, hoy bajo un pórtico que cubre también la puerta renacentista añadida posteriormente.

La puerta es muy tardía con arquivoltas apuntadas baquetonadas. Por su parte la puerta renacentista tiene estructura de arco de triunfo romano, con arco de medio punto flanqueado por dos parejas de columnas toscanas.

La torre tiene tres cuerpos, los dos primeros son prismáticos y austeros de decoración, sólo ornamentados con algún ventanal adintelado y pilastras adosadas.

Fuente: Arteguías

Sajazarra

La iglesia parroquial de la Asunción de la Virgen se encuentra a pocos metros del castillo, hacia el este. Su origen es tardorrománico, pero luego sufrió distintas reformas y añadidos que han hecho de ella una construcción de estructura compleja y extraña.

Tiene tres naves. La iglesia románica -posiblemente del siglo XIII- se corresponde con la nave central a la que se adosó una moderna al norte.

La nave meridional se corresponde con una pequeña iglesia que debió tener entidad propia y que se adosaba a la primitiva.

De época románica, exteriormente se aprecia la ventana del hastial occidental y del testero y la portada occidental de la iglesia meridional, hoy bajo un pórtico que cubre también la puerta renacentista añadida posteriormente.

La puerta es muy tardía con arquivoltas apuntadas baquetonadas. Por su parte la puerta renacentista tiene estructura de arco de triunfo romano, con arco de medio punto flanqueado por dos parejas de columnas toscanas.

La torre tiene tres cuerpos, los dos primeros son prismáticos y austeros de decoración, sólo ornamentados con algún ventanal adintelado y pilastras adosadas.

Fuente: Arteguías

...

San Asensio

Consta de recinto exterior amurallado y de una torre del homenaje, de planta poligonal.

Es probable que se construyese durante el reinado de Alfonso VIII para fortalecer la defensa de la zona frente a Navarra. El castillo aparece documentado por primera vez cuando Enrique de Trastámara en 1367 lo entrega a Carlos El Malo de Navarra. Señorío de los Manrique, duques de Nájera; causa de enfrentamiento con los Velasco, condestables de Castilla.

Se accede desde el camino que lleva a la ermita de Nuestra Señora de Davalillo, a unos 5 km. Al norte del pueblo, en lo alto de un cerro sobre el río Ebro. El castillo de Davalillo se alza sobre un cerro, a 5 km. de San Asensio, desde el que se vigila la amplia vega del valle del Ebro, siendo muy significativa su complejidad constructiva y espacial, vinculadas directamente con su eficacia defensiva.

La romería de la Virgen de Davalillo es una celebración tradicional en la que también se sube al castillo. Se produce la participación de todo el pueblo.

Texto: Asociación Española de Amigos de los Castillos


Época: siglos XII
Propiedad: particular
Visitable: libre acceso

San Asensio

Consta de recinto exterior amurallado y de una torre del homenaje, de planta poligonal.

Es probable que se construyese durante el reinado de Alfonso VIII para fortalecer la defensa de la zona frente a Navarra. El castillo aparece documentado por primera vez cuando Enrique de Trastámara en 1367 lo entrega a Carlos El Malo de Navarra. Señorío de los Manrique, duques de Nájera; causa de enfrentamiento con los Velasco, condestables de Castilla.

Se accede desde el camino que lleva a la ermita de Nuestra Señora de Davalillo, a unos 5 km. Al norte del pueblo, en lo alto de un cerro sobre el río Ebro. El castillo de Davalillo se alza sobre un cerro, a 5 km. de San Asensio, desde el que se vigila la amplia vega del valle del Ebro, siendo muy significativa su complejidad constructiva y espacial, vinculadas directamente con su eficacia defensiva.

La romería de la Virgen de Davalillo es una celebración tradicional en la que también se sube al castillo. Se produce la participación de todo el pueblo.

Texto: Asociación Española de Amigos de los Castillos


Época: siglos XII
Propiedad: particular
Visitable: libre acceso

...

San Asensio

El monasterio de La Estrella se cimentó sobre una antigua ermita construida a raíz de la aparición de una imagen de la Virgen María sobre una encina. El monasterio ese llamó en un principio de Nuestra Señora de Aritzeta (Encina) y posteriormente de la “Estrella” por tener la encina en la que aparición la Virgen este astro grabado en una de sus ramas.

En el 1403 Juan de Guzmán, Obispo de Calahorra y La Calzada, entregó la custodia de la ermita y sus territorios a los frailes jerónimos de la Morcuera (Miranda de Ebro). A partir de la Bula del Papa Martín V (1419) se constituyó en monasterio.

El Arcediano de la Diócesis de Calahorra y La Calzada, don Diego Fernández de Entrena costeó en el 1423 la reconstrucción del monasterio en línea con los de su época. El pintor Juan Fernández de Navarrete “El Mudo” natural de Logroño, comenzó a formarse en este monasterio ene l que dejó obras de su mano hoy inexistentes.

En 1951 los Hermanos de las Escuelas Cristianas, Hermanaos de La Salle, adquieren el monasterio y sobre los restos del mismo, reconstruyeron casi todo en estilo neogótico, bajo la dirección del arquitecto don Pedro Ispizua, armonizando perfectamente el nuevo estilo con las estructuras antiguas.

En la actualidad son varias las dependencias que pueden ser visitadas: la Puerta de los Caballeros que era la puerta principal, el claustro gótico de 1430, la Fuente del Rey del siglo XVI, el santuario moderno de mediados del siglo XX, el salón de los peregrinos y el sarcófago de Arcediano.

San Asensio

El monasterio de La Estrella se cimentó sobre una antigua ermita construida a raíz de la aparición de una imagen de la Virgen María sobre una encina. El monasterio ese llamó en un principio de Nuestra Señora de Aritzeta (Encina) y posteriormente de la “Estrella” por tener la encina en la que aparición la Virgen este astro grabado en una de sus ramas.

En el 1403 Juan de Guzmán, Obispo de Calahorra y La Calzada, entregó la custodia de la ermita y sus territorios a los frailes jerónimos de la Morcuera (Miranda de Ebro). A partir de la Bula del Papa Martín V (1419) se constituyó en monasterio.

El Arcediano de la Diócesis de Calahorra y La Calzada, don Diego Fernández de Entrena costeó en el 1423 la reconstrucción del monasterio en línea con los de su época. El pintor Juan Fernández de Navarrete “El Mudo” natural de Logroño, comenzó a formarse en este monasterio ene l que dejó obras de su mano hoy inexistentes.

En 1951 los Hermanos de las Escuelas Cristianas, Hermanaos de La Salle, adquieren el monasterio y sobre los restos del mismo, reconstruyeron casi todo en estilo neogótico, bajo la dirección del arquitecto don Pedro Ispizua, armonizando perfectamente el nuevo estilo con las estructuras antiguas.

En la actualidad son varias las dependencias que pueden ser visitadas: la Puerta de los Caballeros que era la puerta principal, el claustro gótico de 1430, la Fuente del Rey del siglo XVI, el santuario moderno de mediados del siglo XX, el salón de los peregrinos y el sarcófago de Arcediano.

...

22/07/2018

San Asensio

22/07/2018

22/07/2018

San Asensio

...

San Millán de la Cogolla

San Millán de la Cogolla es como se conoce al conjunto formado por un núcleo de población junto con los dos monasterios que tiene su origen en la comunidad que formó entorno a su obra un santo eremita de nombre Millán que vivió 101 años (473-574) en unas cuevas de la sierra de la Demanda dedicado a la oración. Suso del latín sursum significa “arriba”, como se conoce al monasterio más antiguo y Yuso del latín deorsum, “abajo”. Ambos fueron declarados en 1997 por la UNESCO, bienes Mundiales, Patrimonio de la Humanidad.

Del actual monasterio de Suso, construido entre los siglos VI al XI, quedan vestigios importantes de los diversos momentos históricos por los que atravesó: las cuevas rupestres donde vivían los eremitas, el primitivo cenobio visigótico, la ampliación mozárabe y por último románica.

El acceso al monasterio se realiza a través del portaello, allí se encuentran las tumbas de los infantes de Lara y de su tutor Nuño acompañando a las tres reinas navarras.

Por el arco mozárabe con capiteles de alabastro que nos recuerda a la época califal cordobesa del siglo X decorados con dibujos con motivos vegetales y geométricos, nos adentramos en el monasterio mozárabe con tres grandes arcos de herradura. Al fondo observamos el resto de la primitiva construcción visigótica.

La cueva-sepulcral conserva la lauda del fundador de la segunda mitad del siglo XII, construida en alabastro negro y decorada con su escultura yacente, revestida con ropajes sacerdotales, alba, casulla y estola sobresaliendo una cruz labrada sobre su pecho con decoración de números y vegetales. En la actualidad el Camino de Santiago a su paso por La Rioja se desvía hacia el monasterio de Yuso donde se encuentran los restos del Santo.

Durante la Edad Media fue centro de poder político y cultural. De su importante escriptorio salieron los primeros testimonios escritos de romance español y del esukera, las glosas emilianenses. En la actualidad el Ministerio de Cultura es quien custodia el monasterio.

Para conocer todas las actvidades que realiza la Fundación San Millán en los monasterios de Yuso y Suso visita: www.emilianensis.com
 

San Millán de la Cogolla

San Millán de la Cogolla es como se conoce al conjunto formado por un núcleo de población junto con los dos monasterios que tiene su origen en la comunidad que formó entorno a su obra un santo eremita de nombre Millán que vivió 101 años (473-574) en unas cuevas de la sierra de la Demanda dedicado a la oración. Suso del latín sursum significa “arriba”, como se conoce al monasterio más antiguo y Yuso del latín deorsum, “abajo”. Ambos fueron declarados en 1997 por la UNESCO, bienes Mundiales, Patrimonio de la Humanidad.

Del actual monasterio de Suso, construido entre los siglos VI al XI, quedan vestigios importantes de los diversos momentos históricos por los que atravesó: las cuevas rupestres donde vivían los eremitas, el primitivo cenobio visigótico, la ampliación mozárabe y por último románica.

El acceso al monasterio se realiza a través del portaello, allí se encuentran las tumbas de los infantes de Lara y de su tutor Nuño acompañando a las tres reinas navarras.

Por el arco mozárabe con capiteles de alabastro que nos recuerda a la época califal cordobesa del siglo X decorados con dibujos con motivos vegetales y geométricos, nos adentramos en el monasterio mozárabe con tres grandes arcos de herradura. Al fondo observamos el resto de la primitiva construcción visigótica.

La cueva-sepulcral conserva la lauda del fundador de la segunda mitad del siglo XII, construida en alabastro negro y decorada con su escultura yacente, revestida con ropajes sacerdotales, alba, casulla y estola sobresaliendo una cruz labrada sobre su pecho con decoración de números y vegetales. En la actualidad el Camino de Santiago a su paso por La Rioja se desvía hacia el monasterio de Yuso donde se encuentran los restos del Santo.

Durante la Edad Media fue centro de poder político y cultural. De su importante escriptorio salieron los primeros testimonios escritos de romance español y del esukera, las glosas emilianenses. En la actualidad el Ministerio de Cultura es quien custodia el monasterio.

Para conocer todas las actvidades que realiza la Fundación San Millán en los monasterios de Yuso y Suso visita: www.emilianensis.com
 

...

San Millán de la Cogolla

El origen de la construcción del monasterio se refleja en una leyenda que narra como el rey García, el de Nájera, ordenó el traslado de los restos de San Millán que se encontraban en Suso al monasterio de Santa María La Real de Nájera. Los bueyes que tiraban de la carreta se detuvieron el valle como si los restos del Santo no quisiesen abandonarlo construyendo en ese lugar el actual monasterio de Yuso.

Un monasterio románico de los siglos X y XI del que en la actualidad no queda ningún resto, sobre el que se construyó entre los siglos XVI y XVIII el actual monasterio de Yuso por los abades benedictinos. Los monjes benedictinos se trasladaron al monasterio en el siglo X. Uno de los abades más relevantes fue Domingo, natural de la población riojana de Cañas, más conocido como Santo Domingo de Silos.

La portada de acceso al monasterio se realizó en 1661 y en ella aparece el relieve de San Millán “Matamoros” ya que según la tradición combatió al islam junto con Santiago en la batalla de Simancas. El zaguán se hizo poco más tarde en 1689, todo ello da acceso al Salón de los Reyes llamado así por los cuatro grandes lienzos de reyes bienhechores del monasterio.

El claustro bajo se comenzó en 1549 y aunque sus bóvedas son góticas la concepción es renacentista. El superior es clasicista y contiene veinticuatro cuadros de José Vexes, cuyas escenas principales versan sobre la vida de San Millán, escrita por San Braulio, Arzobispo de Zaragoza.

La sacristía es una de las más bellas de España, antigua sala capitular comenzó a usarse como tal hacia 1693. Los frescos del techo del siglo XVIII conservan sin haber sido restaurados toda la riqueza del color original. La cajonería es de madera de nogal, encima de la cual hay veinticuatro óleos sobre cobre de estilo barroco de procedencia flamenca, madrileña e italiana.

La iglesia del monasterio es lo primero que se hizo de todo este conjunto, comenzada en el año 1504 se terminó treinta seis años después, está catalogada dentro del gótico decadente. El grandioso retablo del altar mayor contiene un lienzo de Fray Juan Ricci, de la escuela del Greco, que representa a San Millán a caballo en la batalla de Hacinas. La extraordinaria rejería de Sebastián de Medina de 1676 completa el conjunto artístico de la capilla mayor.

La sillería de coro bajo fue realizada por un tallista flamenco en torno a 1640, el trascoro de estilo rococó francés está decorado con esculturas de bulto redondo que representan a discípulos de San Millán, destacando por su belleza el púlpito plateresco decorado con relieves de los evangelistas y símbolos de la pasión. El coro alto, algo posterior al bajo, está sostenido por un arco con dieciséis medallones, de la primera mitad del siglo XVII.

La estantería de los cantorales del monasterio conserva en su haber veinticinco volúmenes copiados entre 1729 y 1731. El archivo y biblioteca monasterial de gran valor para los investigadores está considerado entre los mejores de España; en él se guardan dos cartularios y trescientos volúmenes originales.

En la sala de exposiciones resaltan las réplicas de los marfiles románicos de las arquetas: relicarios de San Millán del siglo XI y de San Felices del siglo XII.

Fue construido por monjes benedictinos, que permanecieron en él hasta la desamortización y exclaustración del XIX. Actualmente los frailes Agustinos Recoletos son los que mantienen vivo el espíritu del monasterio.

Para conocer todas las actvidades que realiza la Fundación San Millán en los monasterios de Yuso y Suso visita: www.emilianensis.com

 

San Millán de la Cogolla

El origen de la construcción del monasterio se refleja en una leyenda que narra como el rey García, el de Nájera, ordenó el traslado de los restos de San Millán que se encontraban en Suso al monasterio de Santa María La Real de Nájera. Los bueyes que tiraban de la carreta se detuvieron el valle como si los restos del Santo no quisiesen abandonarlo construyendo en ese lugar el actual monasterio de Yuso.

Un monasterio románico de los siglos X y XI del que en la actualidad no queda ningún resto, sobre el que se construyó entre los siglos XVI y XVIII el actual monasterio de Yuso por los abades benedictinos. Los monjes benedictinos se trasladaron al monasterio en el siglo X. Uno de los abades más relevantes fue Domingo, natural de la población riojana de Cañas, más conocido como Santo Domingo de Silos.

La portada de acceso al monasterio se realizó en 1661 y en ella aparece el relieve de San Millán “Matamoros” ya que según la tradición combatió al islam junto con Santiago en la batalla de Simancas. El zaguán se hizo poco más tarde en 1689, todo ello da acceso al Salón de los Reyes llamado así por los cuatro grandes lienzos de reyes bienhechores del monasterio.

El claustro bajo se comenzó en 1549 y aunque sus bóvedas son góticas la concepción es renacentista. El superior es clasicista y contiene veinticuatro cuadros de José Vexes, cuyas escenas principales versan sobre la vida de San Millán, escrita por San Braulio, Arzobispo de Zaragoza.

La sacristía es una de las más bellas de España, antigua sala capitular comenzó a usarse como tal hacia 1693. Los frescos del techo del siglo XVIII conservan sin haber sido restaurados toda la riqueza del color original. La cajonería es de madera de nogal, encima de la cual hay veinticuatro óleos sobre cobre de estilo barroco de procedencia flamenca, madrileña e italiana.

La iglesia del monasterio es lo primero que se hizo de todo este conjunto, comenzada en el año 1504 se terminó treinta seis años después, está catalogada dentro del gótico decadente. El grandioso retablo del altar mayor contiene un lienzo de Fray Juan Ricci, de la escuela del Greco, que representa a San Millán a caballo en la batalla de Hacinas. La extraordinaria rejería de Sebastián de Medina de 1676 completa el conjunto artístico de la capilla mayor.

La sillería de coro bajo fue realizada por un tallista flamenco en torno a 1640, el trascoro de estilo rococó francés está decorado con esculturas de bulto redondo que representan a discípulos de San Millán, destacando por su belleza el púlpito plateresco decorado con relieves de los evangelistas y símbolos de la pasión. El coro alto, algo posterior al bajo, está sostenido por un arco con dieciséis medallones, de la primera mitad del siglo XVII.

La estantería de los cantorales del monasterio conserva en su haber veinticinco volúmenes copiados entre 1729 y 1731. El archivo y biblioteca monasterial de gran valor para los investigadores está considerado entre los mejores de España; en él se guardan dos cartularios y trescientos volúmenes originales.

En la sala de exposiciones resaltan las réplicas de los marfiles románicos de las arquetas: relicarios de San Millán del siglo XI y de San Felices del siglo XII.

Fue construido por monjes benedictinos, que permanecieron en él hasta la desamortización y exclaustración del XIX. Actualmente los frailes Agustinos Recoletos son los que mantienen vivo el espíritu del monasterio.

Para conocer todas las actvidades que realiza la Fundación San Millán en los monasterios de Yuso y Suso visita: www.emilianensis.com

 

...

San Vicente de la Sonsierra

Restos de tres recintos: lo que era el castillo, la torre del homenaje y la torre del reloj.

Es el típico castillo-fortaleza alzado sobre un cerro, viejo recuerdo del castillo roquero altomedieval, con función defensiva. Tiene planta arriñonada, en forma de semicírculo irregular adaptándose a la topografía del terreno. Consta de tres cinturones de murallas escalonados que configuran tres recintos: el albacar, el cortijo y el castillo en la cima. Si el castillo propiamente dicho se remonta al siglo XII, los otros dos recintos son bajomedievales de los siglos XIII y XIV.

 

Vista desde el sur

El ingreso actual del primer recinto es la Puerta de la Primicia, al este. A continuación se encuentra el albacar, donde estuvieron las viviendas de los pobladores de la antigua villa. Al segundo recinto o patio de la fortaleza se accede por la Puerta de Salas en el norte. Dentro de él se sitúa la iglesia parroquial, la ermita de San Juan y el Cortijo, que sirvió como cementerio. En la cumbre se halla el tercer recinto o el castillo propiamente dicho, con la Torre del Homenaje en el centro y la torre del reloj al norte, que fue una antigua torre albarrana (torre independiente de la muralla).

 

El castillo de San Vicente se ubica en lo alto del cerro que domina el Ebro. En su día fue la fortaleza navarra de mayor envergadura construida cerca de este río, formando parte de la línea defensiva de Laguardia y Labastida. Se construyó a partir de 1170 o 1172 bajo la dirección de Ferrant Moro, por orden de Sancho el Sabio de Navarra que, en 1172, dio fuero a la villa, convirtiéndola en realenga. La solidez de sus muros y su posición ventajosa dominando el Ebro debían de hacerla inexpugnable.

Perdió su interés militar a partir de 1512, año en que el Reino de Navarra se integró en Castilla, y en 1516 fue vendido por Pedro Girón, Conde de Ureña, a los Velasco. Por tanto, cuando se construyó la iglesia parroquial ya había perdido su función militar, recobrándola en el XIX, al ser utilizado durante la Primera Guerra Carlista (1833-1840). A partir de 1898, con el derrumbamiento de parte de las murallas y la utilización de su piedra para la construcción, el conjunto se fue demoliendo sistemáticamente. Durante la segunda mitad del siglo XX han sido varios los intentos de restaurarlo y recuperarlo.
 

Se accede desde la plaza, tomando la calle Zumalacárregui hasta lo más alto del pueblo. En Semana Santa se celebra la procesión de los Picaos, preparándose en uno de los edificios que forman parte del recinto del castillo.

Texto: Asociación de Amigos de los Castillos de La Rioja

 

Época: siglo XII
Propiedad: municipal
Visitable: libre acceso. Más información en el teléfono +34 609 274 488

San Vicente de la Sonsierra

Restos de tres recintos: lo que era el castillo, la torre del homenaje y la torre del reloj.

Es el típico castillo-fortaleza alzado sobre un cerro, viejo recuerdo del castillo roquero altomedieval, con función defensiva. Tiene planta arriñonada, en forma de semicírculo irregular adaptándose a la topografía del terreno. Consta de tres cinturones de murallas escalonados que configuran tres recintos: el albacar, el cortijo y el castillo en la cima. Si el castillo propiamente dicho se remonta al siglo XII, los otros dos recintos son bajomedievales de los siglos XIII y XIV.

 

Vista desde el sur

El ingreso actual del primer recinto es la Puerta de la Primicia, al este. A continuación se encuentra el albacar, donde estuvieron las viviendas de los pobladores de la antigua villa. Al segundo recinto o patio de la fortaleza se accede por la Puerta de Salas en el norte. Dentro de él se sitúa la iglesia parroquial, la ermita de San Juan y el Cortijo, que sirvió como cementerio. En la cumbre se halla el tercer recinto o el castillo propiamente dicho, con la Torre del Homenaje en el centro y la torre del reloj al norte, que fue una antigua torre albarrana (torre independiente de la muralla).

 

El castillo de San Vicente se ubica en lo alto del cerro que domina el Ebro. En su día fue la fortaleza navarra de mayor envergadura construida cerca de este río, formando parte de la línea defensiva de Laguardia y Labastida. Se construyó a partir de 1170 o 1172 bajo la dirección de Ferrant Moro, por orden de Sancho el Sabio de Navarra que, en 1172, dio fuero a la villa, convirtiéndola en realenga. La solidez de sus muros y su posición ventajosa dominando el Ebro debían de hacerla inexpugnable.

Perdió su interés militar a partir de 1512, año en que el Reino de Navarra se integró en Castilla, y en 1516 fue vendido por Pedro Girón, Conde de Ureña, a los Velasco. Por tanto, cuando se construyó la iglesia parroquial ya había perdido su función militar, recobrándola en el XIX, al ser utilizado durante la Primera Guerra Carlista (1833-1840). A partir de 1898, con el derrumbamiento de parte de las murallas y la utilización de su piedra para la construcción, el conjunto se fue demoliendo sistemáticamente. Durante la segunda mitad del siglo XX han sido varios los intentos de restaurarlo y recuperarlo.
 

Se accede desde la plaza, tomando la calle Zumalacárregui hasta lo más alto del pueblo. En Semana Santa se celebra la procesión de los Picaos, preparándose en uno de los edificios que forman parte del recinto del castillo.

Texto: Asociación de Amigos de los Castillos de La Rioja

 

Época: siglo XII
Propiedad: municipal
Visitable: libre acceso. Más información en el teléfono +34 609 274 488