formularioHidden
formularioRDF
Login

 

Iniciar sesión
Buscar en La Rioja Turismo close

Empieza a teclear...

Tu búsqueda no ha obtenido ningún resultado.

Panel Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Todo > Cultura

visualización

facetas
filter_listFiltrar

505 resultados

Don Joaquín Baldomero Fernández-Espartero Álvarez de Toro nació en Granátula de Calatrava, Ciudad Real, en 1793. Como militar, alcanzó el grado de general y, como político, desempeñó el cargo de Regente de España durante la minoría de edad de Isabel II, entre 1840 y 1843, y también llegó a ser presidente del Consejo de Ministros. Su matrimonio con Doña Jacinta Martínez de Sicilia, perteneciente a una de las familias más poderosas de La Rioja, lo vinculó estrechamente a esta región, donde falleció en 1879.

1. Casa-Palacio de Espartero

Iniciamos la ruta desde la Oficina de Turismo de La Rioja, situada al final de la calle Portales, hasta llegar a la Plaza de San Agustín, donde se encuentra ubicada la Casa Palacio de Espartero, hoy sede del Museo de la Rioja. Aquí, vivió Espartero durante tres periodos diferenciados: 1827-1830, 1848-1854 y 1856-1879. Dentro del museo, es recomendable contemplar el retrato de la Duquesa, situado justo a la salida de la Sala de proyección, y ascender por la escalera de madera (un elemento que aproxima la arquitectura original, además de la fachada) hasta la tercera planta, donde se encuentra el óleo ‘El General Espartero muerto’, de José Nin y Tudó (1879).

Fachada exterior del Museo de La Rioja, antigua Casa Palacio de Espartero. FOTO: Museo de La Rioja

2. Puente de Hierro

El itinerario continúa por la calle Portales hasta llegar al cruce de la calle Sagasta. Esta calle formaba parte del trazado urbano de la época, constituyéndose en el límite sur de la ciudad, zona transitada por los burgueses y adinerados de Logroño. Los jornaleros más pobres, en cambio, habitaban el norte, entre Ruavieja y Barriocepo.

Descendiendo por el Puente de Hierro, observamos el Puente de Piedra, donde el general Espartero fue recibido por toda la ciudad (con grandes honores) el 23 de septiembre de 1839, tras su victoria en la Primera Guerra Carlista y la firma del ‘Abrazo de Vergara’ que puso fin a la contienda. La construcción de este puente de hierro fue promovida, como otras mejoras en la ciudad, por un político liberal progresista muy importante en la segunda mitad del siglo XIX: Sagasta 

            Puente de Hierro sobre el río Ebro.

3. Calle Ruavieja

Ascendemos de nuevo por la calle Sagasta y giramos a la izquierda en Ruavieja, una vía importante para la producción del vino desde la Edad Media hasta el siglo XIX. En la calle Cerrada, Espartero tenía dos propiedades con bodega, el número 7 y 13, que cedió al coronel Luciano Murrieta (futuro Marqués de Murrieta) para elaborar sus vinos. En 1870, trasladó la bodega a la finca Ygay, situada en las afueras de Logroño. En el número 19 de Ruavieja, está también situada una propiedad de Jacinta Martinez de Sicilia, que disponía de bodega: la Reja Dorada.

La Reja Dorada ubicada en la calle Ruavieja. FOTO: Abel Alonso.

4. Puente de Piedra

El itinerario por Ruavieja continúa hasta el Puente de Piedra, que recibió al triunfal Espartero tras su victoria en la Primera Guerra Carlista (1833-1839).

Extracto del texto que se publicó en el Boletín Oficial de la Provincia de Logroño el 26 de septiembre de 1839 y que fue incorporado en el libro de Francisco Bermejo ‘Espartero, Hacendado Riojano’:

“El día 23 de septiembre, en plenas fiestas mateas, a las cuatro y media de la tarde, estaban todos los logroñeses, autoridades y vecinos, en el puente de piedra. Los unos vestido de rigurosa etiqueta-frak,pantalón y chaleco negro, y corbatín blanco-, y los otros en trage decente, como exigían en un Bando. Previamente se habían puesto colgaduras en los balcones y ventanas y se habían barrido y limpiado las calles para que haya el aseo correspondiente. Todos esperaban a quien tantos títulos de honor y común merecimiento, une para con los Logroñeses, el de convecino, el de hijo adoptivo de esta población, feliz por ello y por contar el de su familia entre los hogares que la componen. Y la recepción se convirtió en un valle de lágrimas. Lloró el Jefe Político, que no pudo articular palabra…”.

Puente de Piedra sobre el río Ebro.

5. Archivo Histórico de la Rioja

Desde el Puente de Piedra, alcanzamos Rodríguez Paterna, donde está situado el edificio del Archivo Histórico de la Rioja, una casa palacio de estilo neoclásico que alberga el Patrimonio Documental de la Rioja, donde están localizados los registros históricos relacionados con Espartero y su familia.

Fachada del Archivo Histórico de La Rioja ubicado en la calle Rodríguez Paterna.

6. Concatedral de Santa María La Redonda

A la izquierda del Altar Mayor de la Concatedral de la Redonda, está situado el monumento funerario en mármol blanco, dedicado a Baldomero Espartero y su esposa.

Imagen exterior de la Concatedral de La Redonda.

7. Paseo del Espolón

Continuamos hasta llegar a la Plaza del Espolón, donde está ubicada la escultura ecuestre en bronce inaugurada el 23 de septiembre de 1895, una vez fallecido Espartero. Antes, hubo dos intentos fallidos para erigir una estatua en su homenaje: en 1840 y en 1872, tras la visita del rey Amadeo I de Saboya.

Escultura ecuestre del general Espartero en el Paseo del Espolón.

8. Otro hitos

La Fombera, que está situada en la zona este de la ciudad (Avenida de Aragón 3) y actualmente es sede del Centro Tecnológico de La Rioja, fue la más notable de las muchas fincas que poseyó el general en Logroño (calles Cerrada, Mayor, Albornoz, Portales, Laurel, etc.). Tras su fallecimiento, se contabilizaron 44 fincas rústicas y quince fincas urbanas. La Fombera era una amplia y magnífica finca de recreo, situada en la margen izquierda del Río Iregua, con 8 hectáceras de arbolado, pastos, río y zona de recreo.

Bodegas Marqués de Murrieta. En su exilio común inglés, Espartero y Luciano Murrieta decidieron colaborar en el negocio del vino. Comenzaron a elaborar en 1852 en Logroño para instalarse ya a finales de la década de 1870 en la Finca Ygay.

...

Con motivo de la celebración del Año Europeo del Patrimonio Cultural, se convocó el Certamen de relatos cortos sobre cultura riojana “La Rioja, en pocas palabras”. Los relatos debían tener como tema genérico la cultura riojana así como tener una extensión mínima de 250 y máxima de 500 palabras. "El abuelo" de Luis Javier Ruiz Lería obtuvo el primer premio.

El abuelo

Nadie se había preocupado nunca de dar una mano de pintura a aquellas dos trampillas que conducían al sótano de la casa. Quizá porque desde que murió el abuelo nadie las había vuelto a levantar. Todo estaba como él lo dejó, pero con más polvo y más telarañas. El olor a sarmientos quemados también había desaparecido y las viejas parrillas que siempre nos encargaba llenar mientras él se afanaba con la lumbre estaban cubiertas por una gruesa capa de óxido. El fuego lo mata todo, solía decir el abuelo cuando prendía con cerillas las hojas del periódico que servían de combustible. Nunca las de deportes. Cómo hubiera disfrutado tu padre con el Logroñés en Primera, me decía. Jamás le vi llorar, pero sin motivo aparente se alejaba de mi lado para buscar algo junto a aquella encorchadora manual con la que los nietos, para su desesperación, le tapábamos las botellas que tenía apiladas junto a la puerta del asador. 

El último día que bajé con él todo estaba como siempre. Todo salvo el abuelo. Tuve que encender las luces, señalarle la pila de sarmientos y decirle dónde estaban los periódicos. Cuando arrugó la crónica de la última derrota en Las Gaunas fui yo el que se alejó hasta la encorchadora. Noté sus manos en los hombros y me dijo que anduviera. Se detuvo frente a la única puerta de la casa que jamás había visto abierta. Sus seis metros de altura y su estado calamitoso habían sido argumentos suficientes para que ninguno de los nietos nos atreviéramos siquiera a tocarla. 

Este es el verdadero corazón de la casa. Aquí comenzó todo, farfulló mientras introducía una de esas pesadas y gruesas llaves de metal en un cerrojo oxidado que apenas opuso resistencia. De ahí venía ese característico olor a humedad, a hierba, a madera y, sobre todo, a vino que inundaba la planta baja de la casa. Así huele tu tierra, dijo. Un estrecho e inclinado pasadizo abovedado se extendía a nuestros pies. Cada veinte escalones, el abuelo encendía un tramo de luces que parpadeaban más por su antigüedad que por el desuso. Tres interruptores después llegamos al último escalón. Una gran nave excavada en el suelo calizo de Briones era el final del camino. En el techo, dos pequeños orificios nos recordaron que en el exterior el sol seguía brillando. El Ebro, unos metros más allá, componía la banda sonora del lugar. Allí dentro, el tiempo se había detenido. 

El abuelo levantó la tapa del interruptor y presionó el botón azul. Me di la vuelta y le miré a los ojos. Ninguna excusa justificaría ese intenso color rojo. Ni siquiera el omnipresente olor a vino. Él también lo dedujo. Se estaba despidiendo de su gran obra. Cuídalo. Esta es nuestra verdadera razón de ser, dijo antes de empezar a remontar, jadeando, las escaleras. 

Arriba, los sarmientos prendidos con las páginas de deportes se habían consumido. Trae una gavilla grande, me pidió. 

Nunca llegó a encenderla. 

...

Con motivo de la celebración del Año Europeo del Patrimonio Cultural, se convocó el Certamen de relatos cortos sobre cultura riojana “La Rioja, en pocas palabras”. Los relatos debían tener como tema genérico la cultura riojana así como tener una extensión mínima de 250 y máxima de 500 palabras. “El dulce mosto de los recuerdos”, de Alberto Rodríguez Guerrero obtuvo el tercer premio.

El dulce mosto de los recuerdos

Entre cepa y cepa me regala una historia. Qué hombre, no deja de hablar. Y ahí lo tienes, podando en mangas de camisa con el cierzo que se ha levantado esta tarde. No sé muy bien qué hago aquí, plantada en mitad de una viña y en compañía de este desconocido en vez de estar en mi casa haciendo fardelejos. La verdad es que es gracioso. Me acaba de contar una excursión que hizo con su mujer a Anguiano en la que comió unos caparrones que le dieron tantos gases que luego se pasó toda la tarde tirándose pedos mientras visitaban el pueblo. Pobre señora suya, la vergüenza que pasaría. Qué maestría tiene con la tijera, seguro que lleva haciéndolo toda la vida; deja las cepas preciosas. También me ha contado el día que estuvieron en Santo Domingo saludando a la famosa gallina y en Enciso viendo las huellas de los dinosaurios. Fueron con su nieta la pequeña —se ve que tiene varias—, que dice que es tan cabezota como su abuela. Me da pena que se hayan muerto, los dinosaurios quiero decir. Por lo menos sus huellas se han conservado en el tiempo, escritas en la roca. A mí me gustaría que mi huella también perdure, aunque sea solo como un pequeño arañazo en el corazón de alguna persona querida. También me ha prometido contarme una aventura que les pasó en las fiestas de Logroño, cuando se pasaron con el zurracapote, y el malentendido con un peregrino francés al que mandó en dirección contraria al darle indicaciones; esa promete. Huy madre, ahora se está arrancando con una historia que dice que es un poco verde, y también un poco más vieja. Me dice que estaban él y su mujer dando un paseo por una viña en Briones, comprobando si maduraban las uvas, y al ser sorprendidos por una tormenta de verano se tuvieron que refugiar en un guardaviñas que encontraron abierto... A ver por dónde va a salir. Madre mía, qué cochinadas me cuenta. Y mira cómo se ríe el picarón. El caso es que su cara me resulta tan familiar… Por Dios, Antonio, cómo me puede estar pasando esto a mí. Claro que ahora estoy aquí contigo, claro que me acuerdo de ti. No sé qué pasa dentro de este cerebro mío que se está quedando como el hollejo de las uvas, seco de tanto exprimirlo, sin el dulce mosto de los recuerdos. Anda, déjame llorar, que lo necesito. Y, por favor, prométeme que nunca vas a dejar de contarme estas historias, las que hemos vivido juntos en este terruño del que casi no hemos salido, pero en el que hemos sido tan felices. Nuestras historias.

...

Carlos I de España y V del Sacro Imperio Romano Germánico visitó La Rioja en 1520, 1523 y 1542.

Son pisadas livianas que ocultan plomo. Seguimos huellas de una magnitud soberana mientras evocamos la primera mitad del siglo XVI. Escarbamos un rastro azul sobre el suelo añejo riojano. Buscamos al hijo de Juana I de Castilla y Felipe el Hermoso, Rey de España y Emperador del Sacro Imperio Romano Germánico. Encontramos a Carlos I y Carlos V, el mismo hombre, el más poderoso sobre la tierra por aquel entonces.

El primer viaje

Sobrevolamos el año de 1520 en un flashback trascendental. Es febrero. A sus veinte años, Carlos I pisa por primera vez La Rioja camino de Santiago de Compostela. En esta ocasión, no es destino, sino travesía que deja poso. El Rey descansa en Calahorra, en Logroño, en Nájera y en Santo Domingo de la Calzada. 

En presente, deambulamos por el claustro de la iglesia de Santa María de Palacio, en Logroño. Aquí, durante su primer viaje, juró sus privilegios antes de ser coronado emperador del Sacro Imperio Romano Germánico.

Iglesia imperial de Santa María de Palacio. Logroño.

El camino hacia Nájera hoy es corto y motorizado, antes natural y alargado.

Observamos el Monasterio de Santa María La Real. Entramos en el mismo espacio que recorrió el monarca las tres veces que estuvo en Nájera. Avanzamos a través de arterias históricas. Cruzamos la puerta de Carlos V, bautizada así en honor del soberano. Nos cuentan que aportó importantes cantidades de dinero para culminar el claustro de los Caballeros por el que ahora paseamos. Respiramos almas de nobleza a cada paso mientras admiramos los recuerdos en gótico y plateresco.

Dentro de la iglesia, regresamos al pasado. Bajo el coro de finales del siglo XV, descendemos hacia una cueva mística. En el Panteón Real, invocamos a reyes navarros y castellanos. Proseguimos en la nave central directos hacia un exuberante Retablo Mayor, una guía simbólica sobre el pasado del monasterio y de la Virgen. A un lado, encontramos el sepulcro en mármol oscuro de los Manrique de Lara (Duques de Nájera), a quienes Carlos V dignificó como Grandes de España por los servicios prestados a la Corona.

Monasterio de Santa Mª La Real. Nájera.

El segundo viaje

Emulamos su segunda parada en Santo Domingo de la Calzada. Fue en septiembre de 1523 y entró en La Rioja desde Burgos. Pretendemos atrapar sus huellas difusas cuando nos hablan de Juan de Samano, un hombre de familia superior que actuó como secretario del Consejo de Indias del mismo Carlos V. Asimismo, asumió funciones tan relevantes en la ciudad como las de mayordomo y regidor.

En la catedral, que en realidad es concatedral, nos sumergimos en una amalgama artística de románico, gótico y barroco. Nos detenemos frente a la capilla de la Inmaculada Concepción, que fue fundada por el citado Samano para trasladar allí los restos mortales de sus padres.

Su rastro continúa a cielo abierto. En la calle del Cristo, suspendemos el movimiento frente al Palacio de Juan de Samano, un edificio renacentista en el que participaron los canteros Juan de Goyaz y Juan de Orbada.

Palacio de Juan de Samano. Santo Domingo de la Calzada.

En la vecina Leiva, nació un héroe de Pavía. El riojano Antonio de Leiva, militar de gran reputación, cobró fama legendaria por su valentía en el histórico asedio. El propio Carlos V lo tuvo en gran estima y premió su entrega con el gobierno del Milanesado y el título de príncipe de Ascoli.

Es 1523 y la expedición prosigue hacia Nájera y también Logroño, donde el emperador permanece durante dieciocho días. En una plaza principal y estratégica frente a la frontera navarra, agradece la defensa que los logroñeses hicieron dos años antes frente al sitio francés. Durante su estancia en la ciudad, manda reforzar las murallas y construir el Cubo del Revellín, financiado gracias a la exención de determinados impuestos, y añade al escudo de Logroño las tres flores de lis francesas.

El tercer viaje

Es junio de 1542 cuando el emperador retorna a La Rioja. Tres años antes, su esposa, la emperatriz Isabel, ha fallecido. Santo Domingo, Nájera, donde es recibido espléndidamente por los Duques de Nájera, y Logroño vuelven a albergar al césar de esta primera parte del siglo XVI.

Nuestro último viaje nos lleva hasta Santiago El Real, en Logroño. Carlos V vivió la festividad del Corpus de 1542 y encabezó la procesión por las primeras venas de la ciudad, acompañado por su hijo y sucesor Felipe II. En plena calle, soñamos con un gentío solemne integrado por gentilhombres, señores, condes, duques, nuncios, embajadores, capitanes, mayordomos, trompetas, maceros, alabarderos y arqueros.

Iglesia de Santiago El Real. Logroño.

Unos cuantos pasos decididos nos transportan hasta el Palacio de los Yanguas, actual Centro de la Cultura del Rioja. Magnífico superviviente de la arquitectura civil del siglo XVI, sirvió como alojamiento del emperador durante alguna de sus visitas.

Callejeamos sobre emplazamientos antiguos hasta que alcanzamos la concatedral de La Redonda. Intramuros, la capilla del Pilar nos enseña dos enormes lienzos del siglo XVIII que narran la conversión de San Francisco de Borja ante el cadáver de la Reina Isabel de Portugal (1503-1539), única esposa de Carlos V, como San Ignacio de Loyola.

Retrocedemos la vista y nuestros pensamientos. Santo Domingo, Nájera y Logroño. La Rioja. El plomo emerge en las huellas imborrables de un emperador.

Texto: Sergio Cuesta

...

La Rioja Film Commission (LaRFC) es una gestora de cine cuyo objetivo es promocionar La Rioja como lugar de rodaje y apoyar a las empresas y profesionales de la industria audiovisual en la logística de sus producciones.Proporciona además servicios gratuitos de información, asesoramiento, optimización de recursos y tramitación de permisos.

LaRFC nace con un doble objetivo. Por un lado, apoyar la industria audiovisual, su consolidación e implantación, y por otro, potenciar los valores del patrimonio cultural, monumental, urbano y paisajístico del territorio riojano. La Rioja Film Commission potencia el sector turístico y el desarrollo sostenible de las zonas rurales de la comunidad a través de las producciones audiovisuales.

La web de LaRFC www.filmcommissionlarioja.org contará con un dossier de localizaciones, donde se mostrarán los lugares que ofrece La Rioja como posibles set de rodaje y así como con una guía de producción, en donde aparece el directorio de empresas y profesionales que pueden aportar sus servicios y su capital humano a un rodaje.

Servicios de LaRFC

- Ayuda y asesoramiento en la búsqueda de localizaciones y la preproducción. LaRFC pone a disposición de los productores interesados una relación de imágenes de localizaciones que le facilitarán la búsqueda de los espacios más adecuados para su rodaje. También se le proporciona asistencia y  acompañamiento para encontrar la localización idónea.

- Información y asesoramiento sobre alojamiento y restauración.

- Asesoramiento en la promoción y soporte con los medios de comunicación locales.

- Coordinación con otras instituciones y organismos de interés en la gestión de permisos. LaRFC tramita las solicitudes para rodar en los espacios públicos de La Rioja así como la gestión de los permisos necesarios si el rodaje se va a realizar en una propiedad pública gestionada por el Gobierno de La Rioja. Si la propiedad es municipal, LaRFC facilita los contactos y asesora para la gestión de los permisos. Si la propiedad es particular, le orientaremos sobre la forma de ponerse en contacto con los propietarios o responsables.

- Asistencia de apoyo al productor durante el tiempo que dure el rodaje.

Además, LaRFC se encarga de mostrar las ventajas que ofrece nuestra comunidad para la industria audiovisual como las localizaciones (más de 300 localizaciones por descubrir, patrimonio histórico conservado, viñedo singular en 4 estaciones, más de 600 bodegas, diseño urbano…); infraestructuras turísticas en toda la región; bajos costes de producción en comparación con otras CCAA; una situación estratégica y seguridad y amabilidad de sus gentes.

A esto se le añaden los incentivos fiscales que ofrece nuestro país a los rodajes internacionales y los incentivos a los rodajes nacionales o ayudas que afectan a coproducciones.

Desde su puesta en marcha, LaRFC ha prestado sus servicios en varios rodajes como el último videoclip de Malú; la tercera temporada del programa TVE “Trabajo temporal”; el rodaje documental en los sotos de Alfaro: Alfaro “El corazón del Ebro”, producido por  Nautilus y Avista, o el asesoramiento en la búsqueda de localizaciones y obtención de permisos en distintos rodajes para varias empresas, entre otros.

...

El Gobierno regional, a través de La Rioja Turismo, ha puesto en marcha el pasaporte turístico-cultural Pórtico con el objetivo de facilitar las visitas conjuntas a los monasterios de La Rioja. En concreto, se podrán visitar los monasterios de La Piedad, en Casalarreina; de Santa María la Real, en Nájera; de Santa María de San Salvador, en Cañas; de Yuso y Suso, en San Millán de la Cogolla; de Santa María de Valvanera, en Anguiano, de la Estrella en San Asensio; de Nuestra Señora de Vico, en Arnedo, además de la Catedral de Santo Domingo de la Calzada.

El pasaporte, tanto en castellano como en inglés, se pone a la venta en las Oficinas de Turismo de La Rioja, a través de experiencias.lariojaturismo.com y en algunos de los espacios religiosos que forman parte de esta iniciativa. El precio del mismo varía según si es para niño, familias, adultos o senior y oscila entre los 22 euros para adultos, 15 euros para mayores de 65 años, 9 euros para los niños menores de 15 años y 62 euros para familias (2 adultos + 2 niños).

Pórtico permitirá al turista disfrutar de una reducción en los precios de las entradas para visitar los monasterios de La Rioja. Los niños entre 0 y 4 años podrán acceder sin necesidad de pasaporte.

El plazo de validez para visitar todos los monasterios será de un añodesde la fecha de adquisición del pasaporte PórticoEn cada monasterio se sellará la parte correspondiente al espacio que se visita, siendo imprescindible que todas las hojas estén selladas para obtener una recompensa final. Con el objetivo de realizar la visita en fecha y hora deseada, se recomienda contactar previamente con el monasterio o espacio que se quiera visitar, ya que los horarios pueden sufrir variaciones por liturgias, eventos determinados o en distintos períodos del año.

 

 

Una vez que el usuario tenga completo su pasaporte Pórtico, con los sellos de las visitas, obtendrá una experiencia de fidelización a elegir entre las siguientes opciones: una entrada a un espectáculo de la programación oficial de Riojaforum (orquesta sinfónica nacional o internacional, ópera o ballet), un forfait para la estación de esquí de Valdezcaray o  una entrada para el parque de paleoaventura Barranco Perdido.

...

...

05/10/2018

05/10/2018

21/10/2018

Albelda de Iregua

tipo de documento Poblaciones

...

Albelda de Iregua es un municipio de la comunidad autónoma de La Rioja, pertenece a la Partida Judicial de Logroño. 
-Situación: pertenece a la comarca de Logroño.
-Superficie: 23,03 km².
-Altitud: 537 m.
-Núcleos de población, barrios o aldeas: Santa Fe de Palazuelos.
-Economía: la actividad predominante es la agricultura, principalmente de productos hortofrutícolas.

Repetidamente se ha dicho que Albelda es población de origen árabe fundada en el siglo IX, por un rey de nombre Muza. Incluso su denominación se hace derivar de "Albaida", que significa "la blanca". Son afirmaciones, consecuencia de la enorme difusión que alcanzaron los textos del denominado "Cronicón Albeldense".

La arqueología ha presentado pruebas de un establecimiento humano anterior. En el lugar llamado "Las Tapias", a un kilómetro al norte de Albelda en dirección a Alberite, Blas de Taracena encontró en 1927 una capilla visigótica del siglo VII con enterramientos alrededor, un edificio con planta de cruz griega, tejas romanas, y una pila bautismal.

Albelda ocupa un lugar privilegiado dentro de la Historia de la peregrinación compostelana, estando documentado en este municipio el primer peregrino a Santiago de Compostela de nombre conocido.

Así, el 5 de enero del año 924, el rey Sancho fundó el monasterio benedictino de San Martín de Albelda, que estaría llamado a ser el centro cultural de La Rioja en el siglo X. Es posible que fuera erigido sobre un antiguo cenobio del siglo VI o VII. El monasterio conoció su máximo esplendor en los siglos IX y X, llegó a reunir cerca de doscientos frailes benedictinos que disponían de una rica biblioteca y destacaron por su escuela de caligrafía, al igual que los de San Millán de la Cogolla.
La obra suprema del Monasterio es el "Cronicón Albeldense", escrito por el Monje Vigila, auxiliado por Sarracino y García, entre los años 938 y 976. Utiliza 421 hojas de pergamino escritas en letra visigótica e ilustradas con numerosas imágenes y ornamentación de tipo bizantina. Esta crónica es, en realidad, una historia universal que trata de enlazar a la monarquía asturiana con los reyes godos y los emperadores romanos.

El Cronicón se conserva en la biblioteca del Monasterio del Escorial en Madrid y del que se realiza una copia facsímil, que no alcanzarán los mil ejemplares, uno de los cuales conserva el Ayuntamiento de Albelda de Iregua para su exposición al público.

Albelda de Iregua es un municipio de la comunidad autónoma de La Rioja, pertenece a la Partida Judicial de Logroño. 
-Situación: pertenece a la comarca de Logroño.
-Superficie: 23,03 km².
-Altitud: 537 m.
-Núcleos de población, barrios o aldeas: Santa Fe de Palazuelos.
-Economía: la actividad predominante es la agricultura, principalmente de productos hortofrutícolas.

Repetidamente se ha dicho que Albelda es población de origen árabe fundada en el siglo IX, por un rey de nombre Muza. Incluso su denominación se hace derivar de "Albaida", que significa "la blanca". Son afirmaciones, consecuencia de la enorme difusión que alcanzaron los textos del denominado "Cronicón Albeldense".

La arqueología ha presentado pruebas de un establecimiento humano anterior. En el lugar llamado "Las Tapias", a un kilómetro al norte de Albelda en dirección a Alberite, Blas de Taracena encontró en 1927 una capilla visigótica del siglo VII con enterramientos alrededor, un edificio con planta de cruz griega, tejas romanas, y una pila bautismal.

Albelda ocupa un lugar privilegiado dentro de la Historia de la peregrinación compostelana, estando documentado en este municipio el primer peregrino a Santiago de Compostela de nombre conocido.

Así, el 5 de enero del año 924, el rey Sancho fundó el monasterio benedictino de San Martín de Albelda, que estaría llamado a ser el centro cultural de La Rioja en el siglo X. Es posible que fuera erigido sobre un antiguo cenobio del siglo VI o VII. El monasterio conoció su máximo esplendor en los siglos IX y X, llegó a reunir cerca de doscientos frailes benedictinos que disponían de una rica biblioteca y destacaron por su escuela de caligrafía, al igual que los de San Millán de la Cogolla.
La obra suprema del Monasterio es el "Cronicón Albeldense", escrito por el Monje Vigila, auxiliado por Sarracino y García, entre los años 938 y 976. Utiliza 421 hojas de pergamino escritas en letra visigótica e ilustradas con numerosas imágenes y ornamentación de tipo bizantina. Esta crónica es, en realidad, una historia universal que trata de enlazar a la monarquía asturiana con los reyes godos y los emperadores romanos.

El Cronicón se conserva en la biblioteca del Monasterio del Escorial en Madrid y del que se realiza una copia facsímil, que no alcanzarán los mil ejemplares, uno de los cuales conserva el Ayuntamiento de Albelda de Iregua para su exposición al público.

Alberite

tipo de documento Poblaciones

...

Alberite es un municipio de la comunidad autónoma de La Rioja.
-Situación: pertenece a la comarca de Logroño.
-Superficie: 20,23 km².
-Altitud: 449 m.
-Economía: destaca la agricultura, especialmente la de regadío, ya que el término municipal se organiza en torno al río Iregua.

Es probable que Alberite en su ubicación actual fuera fundada o refundada por los musulmanes como se desprende del propio nombre de origen árabe "Al-bareid".

En 1092 el Cid, enemigo del conde García Ordóñez, alférez del rey Alfonso VI y esposo de Urraca, realizó una incursión por tierras riojanas en la que destruyó los poblados de Logroño y Alberite. Tres años más tarde el propio rey, estando en Campo Jerumi en Alberite y a instancias del conde, concedió a los habitantes de Logroño su famoso fuero.

Alberite es un municipio de la comunidad autónoma de La Rioja.
-Situación: pertenece a la comarca de Logroño.
-Superficie: 20,23 km².
-Altitud: 449 m.
-Economía: destaca la agricultura, especialmente la de regadío, ya que el término municipal se organiza en torno al río Iregua.

Es probable que Alberite en su ubicación actual fuera fundada o refundada por los musulmanes como se desprende del propio nombre de origen árabe "Al-bareid".

En 1092 el Cid, enemigo del conde García Ordóñez, alférez del rey Alfonso VI y esposo de Urraca, realizó una incursión por tierras riojanas en la que destruyó los poblados de Logroño y Alberite. Tres años más tarde el propio rey, estando en Campo Jerumi en Alberite y a instancias del conde, concedió a los habitantes de Logroño su famoso fuero.

Alcanadre

tipo de documento Poblaciones

...

Alcanadre está situado a la orilla del Ebro, a 32 km al este de Logroño, 25 km al oeste de Calahorra, a 4 km al sur de Lodosa y a 8 km al norte de Ausejo. Pueblo de labradores extendido en la llanura, cerca del Ebro. 

  • Situación: pertenece a la comarca de Calahorra.
  • Superficie: 31,08 km².
  • Altitud: 348 m.
  • Gentilicio: alcanadrés/sa
  • Economía: destaca la agricultura de regadío y el cultivo de cebada, trigo, olivo y vid, así como la industria conservera. La proximidad al polígono El Sequero no ha podido frenar el descenso de la población desde mediados de siglo.

Alcanadre está situado a la orilla del Ebro, a 32 km al este de Logroño, 25 km al oeste de Calahorra, a 4 km al sur de Lodosa y a 8 km al norte de Ausejo. Pueblo de labradores extendido en la llanura, cerca del Ebro. 

  • Situación: pertenece a la comarca de Calahorra.
  • Superficie: 31,08 km².
  • Altitud: 348 m.
  • Gentilicio: alcanadrés/sa
  • Economía: destaca la agricultura de regadío y el cultivo de cebada, trigo, olivo y vid, así como la industria conservera. La proximidad al polígono El Sequero no ha podido frenar el descenso de la población desde mediados de siglo.

Aldealobos

tipo de documento Poblaciones

...

Aldealobos es una localidad del municipio de Ocón en La Rioja, (España).

Se encuentra cerca de Los Molinos, siguiendo la carretera. Una población agrícola que vive principalmente del viñedo. 

Aldealobos es una localidad del municipio de Ocón en La Rioja, (España).

Se encuentra cerca de Los Molinos, siguiendo la carretera. Una población agrícola que vive principalmente del viñedo. 

...

Aldeanueva de Cameros es un núcleo de población perteneciente a Villanueva de Cameros. Se encuentra situado a 5 kilómetros de dicho pueblo camerano.

De ser una población prácticamente deshabitada, ha pasado, gracias a la reforma de sus edificios y al entorno que lo rodea, a convertirse en un enclave idóneo de turismo rural en la época estival. Es un lugar apacible y tranquilo, donde destaca la cuidada restauración de sus casas y el maravilloso paisaje natural que la rodea, constituyendo uno de los entornos más bonitos de la comarca.

Aldeanueva de Cameros es un núcleo de población perteneciente a Villanueva de Cameros. Se encuentra situado a 5 kilómetros de dicho pueblo camerano.

De ser una población prácticamente deshabitada, ha pasado, gracias a la reforma de sus edificios y al entorno que lo rodea, a convertirse en un enclave idóneo de turismo rural en la época estival. Es un lugar apacible y tranquilo, donde destaca la cuidada restauración de sus casas y el maravilloso paisaje natural que la rodea, constituyendo uno de los entornos más bonitos de la comarca.