formularioHidden
formularioRDF
Login

 

Buscar en La Rioja Turismo close

Empieza a teclear...

Tu búsqueda no ha obtenido ningún resultado.

Panel Information

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Voir et à faire

visualisation

facetas
filter_listFiltrar

22 résultats

...

Arnedo

Arnedo Shopping Factory es una zona comercial que se situa a 5 minutos de Arnedo formado por más de 25 tiendas, y donde se pueden encontrar las primeras marcas a los mejores precios. Es un polígono cuidado con todo tipo de servicios: restaurantes, espacios verdes, parking gratuito, además de un fácil acceso desde diferentes puntos como Logroño, Pamplona, San Sebastián…

Se trata de una marca que pretende aunar todo el sector comercial y productivo de Arnedo como si de un centro comercial abierto se tratara, haciendo un guiño siempre a Arnedo como centro también de producción del propio calzado.

Esta iniciativa, pretende potenciar el turismo de compras en la Ciudad del Calzado, que supone en la actualidad, uno de los principales reclamos en atracción de turistas a la ciudad.

Así, a través de la web http://arnedo.shop, se ofrecerá la información de todos los comercios de la zona, así como horarios de apertura o marcas que se ofrecen a los clientes, además de información sobre cómo llegar al municipio. 

Arnedo

Arnedo Shopping Factory es una zona comercial que se situa a 5 minutos de Arnedo formado por más de 25 tiendas, y donde se pueden encontrar las primeras marcas a los mejores precios. Es un polígono cuidado con todo tipo de servicios: restaurantes, espacios verdes, parking gratuito, además de un fácil acceso desde diferentes puntos como Logroño, Pamplona, San Sebastián…

Se trata de una marca que pretende aunar todo el sector comercial y productivo de Arnedo como si de un centro comercial abierto se tratara, haciendo un guiño siempre a Arnedo como centro también de producción del propio calzado.

Esta iniciativa, pretende potenciar el turismo de compras en la Ciudad del Calzado, que supone en la actualidad, uno de los principales reclamos en atracción de turistas a la ciudad.

Así, a través de la web http://arnedo.shop, se ofrecerá la información de todos los comercios de la zona, así como horarios de apertura o marcas que se ofrecen a los clientes, además de información sobre cómo llegar al municipio. 

...

Calahorra

Es un yacimiento arqueológico excavado durante la segunda mitad del siglo XX. De época romana imperial, conserva restos de una importante edificación de carácter público y un conjunto termal.

Restos de una noble edificación romana construida en el tercer cuarto del siglo I d.C. que perdería sus funciones a mediados del siglo III. El edificio estaba dotado de una notable monumentalidad, distribuyéndose en tres niveles, o terrazas de ocupación, con mosaicos, pinturas y bellos estucos en la decoración de sus paredes. Por el diseño de la parte conservada y por el conjunto termal que tiene adosado hacia el sur podría tratarse más bien de un edificio de carácter público que una casa (domus) privada.

Los mosaicos, pinturas, ajuares y demás bienes muebles hallados durante las investigaciones se pueden contemplar hoy en el Museo de la Romanización.

LA DAMA DE CALAHORRA

De especial importancia es el hallazgo de la llamada “Dama de Calahorra”. Esta escultura de mármol blanco se encontró hacia los años treinta del siglo XX en este yacimiento al realizar la cimentación del Centro Rural de Higiene.

Corresponde a una representación idealizada, cuyos rasgos más destacados son el grueso cuello y el mentón robusto y la nariz incipiente que hacen que algunos autores la consideren una figura masculina tipo efebo. Sin embargo, otras características como el tratamiento del pelo y la nariz recta hacen que se considere una representación femenina relacionada con Minerva Pacífica.

Datada en el siglo II d.C. por su importancia para la historia y arqueología de Calahorra, ‘La Dama’ se ha convertido en el emblema más característico de la localidad, siendo incluso uno de los más reproducidos a la hora de reconocer a personalidades de renombre.

La pieza original, que por el momento nunca ha salido de la ciudad, se encuentra en el nuevo Museo de la Romanización. Concretamente, se puede ver en la segunda planta del edificio, dedicada a la vida pública. Está integrada en el espacio que repasa el culto a los dioses.

Existen en el municipio de Calahorra otros puntos donde se conservan restos arqueológicos de época romana como son las murallas, el arco romano del Planillo de San Andrés, la presa de la Degollada, el Sequeral, las cloacas o el acueducto.

  • Restos de Murallas Romanas en la Calle Carretil.
  • Presa Romana de la Degollada. A las afueras de la ciudad, se integra dentro de la Senda Natural La Degollada.
  • El Sequeral. Restos de un torreón romano. Situado en la calle Murallas, se puede ver desde el mirador del Rasillo de San Francisco.
  • Cloacas. Red de alcantarillado romano que recorre el subsuelo de la parte histórica de la ciudad. Se accedía por la calle San Andrés. Temporalmente no visitable.
  • Acueducto. Restos de cimentación del acueducto por el que se traía en época romana agua a Calahorra desde Sierra la Hez. Situado a la afueras de la ciudad, junto a la Carretera de Arnedo, se puede llegar andando por la Vía Verde.
  • Arco romano. En el Planillo de San Andrés se conserva esta construcción romana y sobre ella se integra una edificación posterior. Es una de las puertas de entrada a la ciudad romana y medieval, por ella transcurría la calzada que unía Calahorra con Zaragoza.
  • Circo romano. En el Paseo del Mercadal se situaba el antiguo circo romano de Calagurris. Al final del paseo y en el Parque de la Era Alta se conservan algunos restos de época romana.

DESCARGAR FOLLETO YACIMINETO DE LA CLÍNICA

DESCARGAR FOLLETO ARQUEOLOGÍA ROMANA EN CALAHORRA

Calahorra

Es un yacimiento arqueológico excavado durante la segunda mitad del siglo XX. De época romana imperial, conserva restos de una importante edificación de carácter público y un conjunto termal.

Restos de una noble edificación romana construida en el tercer cuarto del siglo I d.C. que perdería sus funciones a mediados del siglo III. El edificio estaba dotado de una notable monumentalidad, distribuyéndose en tres niveles, o terrazas de ocupación, con mosaicos, pinturas y bellos estucos en la decoración de sus paredes. Por el diseño de la parte conservada y por el conjunto termal que tiene adosado hacia el sur podría tratarse más bien de un edificio de carácter público que una casa (domus) privada.

Los mosaicos, pinturas, ajuares y demás bienes muebles hallados durante las investigaciones se pueden contemplar hoy en el Museo de la Romanización.

LA DAMA DE CALAHORRA

De especial importancia es el hallazgo de la llamada “Dama de Calahorra”. Esta escultura de mármol blanco se encontró hacia los años treinta del siglo XX en este yacimiento al realizar la cimentación del Centro Rural de Higiene.

Corresponde a una representación idealizada, cuyos rasgos más destacados son el grueso cuello y el mentón robusto y la nariz incipiente que hacen que algunos autores la consideren una figura masculina tipo efebo. Sin embargo, otras características como el tratamiento del pelo y la nariz recta hacen que se considere una representación femenina relacionada con Minerva Pacífica.

Datada en el siglo II d.C. por su importancia para la historia y arqueología de Calahorra, ‘La Dama’ se ha convertido en el emblema más característico de la localidad, siendo incluso uno de los más reproducidos a la hora de reconocer a personalidades de renombre.

La pieza original, que por el momento nunca ha salido de la ciudad, se encuentra en el nuevo Museo de la Romanización. Concretamente, se puede ver en la segunda planta del edificio, dedicada a la vida pública. Está integrada en el espacio que repasa el culto a los dioses.

Existen en el municipio de Calahorra otros puntos donde se conservan restos arqueológicos de época romana como son las murallas, el arco romano del Planillo de San Andrés, la presa de la Degollada, el Sequeral, las cloacas o el acueducto.

  • Restos de Murallas Romanas en la Calle Carretil.
  • Presa Romana de la Degollada. A las afueras de la ciudad, se integra dentro de la Senda Natural La Degollada.
  • El Sequeral. Restos de un torreón romano. Situado en la calle Murallas, se puede ver desde el mirador del Rasillo de San Francisco.
  • Cloacas. Red de alcantarillado romano que recorre el subsuelo de la parte histórica de la ciudad. Se accedía por la calle San Andrés. Temporalmente no visitable.
  • Acueducto. Restos de cimentación del acueducto por el que se traía en época romana agua a Calahorra desde Sierra la Hez. Situado a la afueras de la ciudad, junto a la Carretera de Arnedo, se puede llegar andando por la Vía Verde.
  • Arco romano. En el Planillo de San Andrés se conserva esta construcción romana y sobre ella se integra una edificación posterior. Es una de las puertas de entrada a la ciudad romana y medieval, por ella transcurría la calzada que unía Calahorra con Zaragoza.
  • Circo romano. En el Paseo del Mercadal se situaba el antiguo circo romano de Calagurris. Al final del paseo y en el Parque de la Era Alta se conservan algunos restos de época romana.

DESCARGAR FOLLETO YACIMINETO DE LA CLÍNICA

DESCARGAR FOLLETO ARQUEOLOGÍA ROMANA EN CALAHORRA

...

Calahorra

Situado en el centro de Calahorra, corresponde estructuralmente con lo que fue el antiguo circo romano de Calagurris. Se trata de una zona peatonal arbolada que cuenta con monumentos históricos y  esculturas dedicadas a personajes de la historia calagurritana.

  • La Moza. Conocido popularmente con este nombre, es un rollo jurisdiccional de época medieval con el que se reconocía a Calahorra dependencia directa del Rey y no de un señor feudal.
  • Monumento a la verdura. Se trata de una escultura de bronce con pedestal de mármol en honor a la producción hortícola de Calahorra “Ciudad de la Verdura
  • Busto de Bebricio. Escultura en bronce homenaje al soldado romano Bebricio que entregó su vida a los dioses tras enterarse de que su general Sertorio fue traicionado y asesinado. Es un ejemplo de la fidelidad que los habitantes de Calagurris profesaban por Sertorio en su guerra contra Pompeyo. 
  • Lápida de Longinos. Réplica de una lápida funeraria encontrada en Calahorra a finales del siglo XVIII en honor al soldado de origen tracio Julio Longinos, perteneciente a las tropas auxiliares de la Legión VI Victrix.
  • Quiosco de la Banda Municipal de Música. Situado en el centro del paseo.
  • La Matrona o Fames Calagurritana. Escultura de finales del siglo XIX en honor a la resistencia calagurritana en diferentes momentos de la Historia Antigua ante diferentes enemigos que sitiaron la ciudad hasta la extenuación.

Calahorra

Situado en el centro de Calahorra, corresponde estructuralmente con lo que fue el antiguo circo romano de Calagurris. Se trata de una zona peatonal arbolada que cuenta con monumentos históricos y  esculturas dedicadas a personajes de la historia calagurritana.

  • La Moza. Conocido popularmente con este nombre, es un rollo jurisdiccional de época medieval con el que se reconocía a Calahorra dependencia directa del Rey y no de un señor feudal.
  • Monumento a la verdura. Se trata de una escultura de bronce con pedestal de mármol en honor a la producción hortícola de Calahorra “Ciudad de la Verdura
  • Busto de Bebricio. Escultura en bronce homenaje al soldado romano Bebricio que entregó su vida a los dioses tras enterarse de que su general Sertorio fue traicionado y asesinado. Es un ejemplo de la fidelidad que los habitantes de Calagurris profesaban por Sertorio en su guerra contra Pompeyo. 
  • Lápida de Longinos. Réplica de una lápida funeraria encontrada en Calahorra a finales del siglo XVIII en honor al soldado de origen tracio Julio Longinos, perteneciente a las tropas auxiliares de la Legión VI Victrix.
  • Quiosco de la Banda Municipal de Música. Situado en el centro del paseo.
  • La Matrona o Fames Calagurritana. Escultura de finales del siglo XIX en honor a la resistencia calagurritana en diferentes momentos de la Historia Antigua ante diferentes enemigos que sitiaron la ciudad hasta la extenuación.

...

Haro

La ruta comienza en la calle Santo Tomas, cualquiera que venga a Haro tiene que acercarse a esta conocida calle de nuestra “Herradura”. En esta mítica cuesta hacia la Parroquia podemos entretenernos probando pinchos, tomando bocadillos o comiendo en alguno de sus restaurantes.

Si queremos llevar un recuerdo de Haro para casa, qué mejor que entrar en alguna de sus enotecas para seguir disfrutando de los productos más típicos: conservas, recuerdos de la ciudad y por su puesto, vino.

Haro

La ruta comienza en la calle Santo Tomas, cualquiera que venga a Haro tiene que acercarse a esta conocida calle de nuestra “Herradura”. En esta mítica cuesta hacia la Parroquia podemos entretenernos probando pinchos, tomando bocadillos o comiendo en alguno de sus restaurantes.

Si queremos llevar un recuerdo de Haro para casa, qué mejor que entrar en alguna de sus enotecas para seguir disfrutando de los productos más típicos: conservas, recuerdos de la ciudad y por su puesto, vino.

...

Logroño

Entre castaños y plátanos de gran tamaño se levanta el Instituto Sagasta, el edificio alrededor del cual se suceden los parterres, sendas y espacios estanciales que componen la Glorieta del Doctor Zubía.

Situada en el centro del casco urbano, prácticamente conectada por una de sus esquinas con el Paseo del Espolón, esta plaza ocupa uno de los lugares con mayor historia de la ciudad. En lo que fue paseo extramuros y próximo al antiguo convento de Carmelitas, los jardines de lo que hoy es la Glorieta fueron fuente de estudio para don Ildefonso Zubía, insigne catedrático de Historia Natural que daría nombre a este enclave desde 1899. En la zona más próxima a El Espolón destaca una singular pérgola y tres fuentes con figuras ornamentales.

Logroño

Entre castaños y plátanos de gran tamaño se levanta el Instituto Sagasta, el edificio alrededor del cual se suceden los parterres, sendas y espacios estanciales que componen la Glorieta del Doctor Zubía.

Situada en el centro del casco urbano, prácticamente conectada por una de sus esquinas con el Paseo del Espolón, esta plaza ocupa uno de los lugares con mayor historia de la ciudad. En lo que fue paseo extramuros y próximo al antiguo convento de Carmelitas, los jardines de lo que hoy es la Glorieta fueron fuente de estudio para don Ildefonso Zubía, insigne catedrático de Historia Natural que daría nombre a este enclave desde 1899. En la zona más próxima a El Espolón destaca una singular pérgola y tres fuentes con figuras ornamentales.

...

Logroño

Situada en un costado de la iglesia de Santiago, en cuyo pavimento se ha encastrado un singular Juego de la Oca con motivos jacobeos por lo que se conoce popularmente como Plaza de la Oca. A un lado de esta Plaza se yergue la Fuente del Peregrino, recuerdo de otra más antigua que el Ayuntamiento rehabilitó en los años ochenta.

Logroño

Situada en un costado de la iglesia de Santiago, en cuyo pavimento se ha encastrado un singular Juego de la Oca con motivos jacobeos por lo que se conoce popularmente como Plaza de la Oca. A un lado de esta Plaza se yergue la Fuente del Peregrino, recuerdo de otra más antigua que el Ayuntamiento rehabilitó en los años ochenta.

...

Logroño

La selección que se ha llevado a cabo en esta breve guía de monumentos escultóricos públicos fechados desde finales del siglo XIX hasta 2008, parte de la necesidad de cubrir todas las tipologías escultóricas: relieve, grupo escultórico, cabeza, busto, estatua (ecuestre, sedente, …), para descubrir esta disciplina artística.

También, se ha basado la selección en una representación de la mayoría de artistas riojanos, así como la inclusión de varios nacionales: Pablo Gibert y Roig, Joaquín Lucarini, Francisco y Julio López Hernández e Ibarrola. El monumento conmemorativo y la escultura pública son parte de la historia de la ciudad, ya que se erigen como testigos mudos del paso del tiempo.

La conmemoración de personajes, acontecimientos y valores sociales nos ayudan a conocer la importancia de personas que contribuyeron a cambios urbanos, sociales, políticos y humanos en Logroño. Otras obras nos asombran por su valor decorativo y su modernidad formal. Las esculturas nos hablan de la importancia de la historia para conocer el presente y poder aprender a mejorar el futuro.

Fuente: Silvia Martínez Moreno

Doctora en Historia del Arte

DESCARGAR GUÍA DE LA ESCULTURA MONUMENTAL DE LOGROÑO

Logroño

La selección que se ha llevado a cabo en esta breve guía de monumentos escultóricos públicos fechados desde finales del siglo XIX hasta 2008, parte de la necesidad de cubrir todas las tipologías escultóricas: relieve, grupo escultórico, cabeza, busto, estatua (ecuestre, sedente, …), para descubrir esta disciplina artística.

También, se ha basado la selección en una representación de la mayoría de artistas riojanos, así como la inclusión de varios nacionales: Pablo Gibert y Roig, Joaquín Lucarini, Francisco y Julio López Hernández e Ibarrola. El monumento conmemorativo y la escultura pública son parte de la historia de la ciudad, ya que se erigen como testigos mudos del paso del tiempo.

La conmemoración de personajes, acontecimientos y valores sociales nos ayudan a conocer la importancia de personas que contribuyeron a cambios urbanos, sociales, políticos y humanos en Logroño. Otras obras nos asombran por su valor decorativo y su modernidad formal. Las esculturas nos hablan de la importancia de la historia para conocer el presente y poder aprender a mejorar el futuro.

Fuente: Silvia Martínez Moreno

Doctora en Historia del Arte

DESCARGAR GUÍA DE LA ESCULTURA MONUMENTAL DE LOGROÑO

...

Logroño

La Zona de la Calle San Juan, probablemente el único rincón del Casco Antiguo que conserva la conciencia y vida vecinal de los barrios de siempre al tiempo que mantiene su actividad comercial y hostelera de forma totalmente integrada en el vecindario.

La convivencia de esta mezcla de actractivos –comercial, hostelero y vecinal– le confiere un carácter especial que dificulta su clasificación en función de una sola de ellas.

Una realidad vecinal

Desde tiempo inmemorial la calle San Juan conserva su vecindario y una convivencia vecinal muy intensa más propia en estos días del medio rural que de un entorno urbano. Sin embargo esta forma de relación entre los vecinos de la calle y de éstos con los negocios instalados en la calle se ha mantenido y fortalecido en el tiempo gracias precisamente a la existencia de arraigadas tradiciones que como colectivo han mantenido vivas.

Una realidad comercial

Pese a las variaciones experimentadas en los últimos años la calle mantiene una destacada actividad comercial: desde la tienda de ropa infantil, a una de curtidos y complementos, otra de complementos y bisutería , pasando por tres librerías, dos de ellas editoriales, una joyería, una carnicería y una panadería. Además acoge un comercio-taller de decoración floral y un zapatero remendón.

Una realidad hostelera

Ciertamente, la actividad hegemónica de la hostería en la calle San Juan, hace que su protagonismo sea mayor y constituya en principal reclamo de la zona. Como zona de chiquiteo a la que añade una excelente oferta gastronómica y un ambiente más sosegado y familiar. Descubre sus pinchos.

 

Logroño

La Zona de la Calle San Juan, probablemente el único rincón del Casco Antiguo que conserva la conciencia y vida vecinal de los barrios de siempre al tiempo que mantiene su actividad comercial y hostelera de forma totalmente integrada en el vecindario.

La convivencia de esta mezcla de actractivos –comercial, hostelero y vecinal– le confiere un carácter especial que dificulta su clasificación en función de una sola de ellas.

Una realidad vecinal

Desde tiempo inmemorial la calle San Juan conserva su vecindario y una convivencia vecinal muy intensa más propia en estos días del medio rural que de un entorno urbano. Sin embargo esta forma de relación entre los vecinos de la calle y de éstos con los negocios instalados en la calle se ha mantenido y fortalecido en el tiempo gracias precisamente a la existencia de arraigadas tradiciones que como colectivo han mantenido vivas.

Una realidad comercial

Pese a las variaciones experimentadas en los últimos años la calle mantiene una destacada actividad comercial: desde la tienda de ropa infantil, a una de curtidos y complementos, otra de complementos y bisutería , pasando por tres librerías, dos de ellas editoriales, una joyería, una carnicería y una panadería. Además acoge un comercio-taller de decoración floral y un zapatero remendón.

Una realidad hostelera

Ciertamente, la actividad hegemónica de la hostería en la calle San Juan, hace que su protagonismo sea mayor y constituya en principal reclamo de la zona. Como zona de chiquiteo a la que añade una excelente oferta gastronómica y un ambiente más sosegado y familiar. Descubre sus pinchos.

 

...

Logroño

Exponente de espacio histórico dedicado a la elaboración del vino. Este calado del siglo XVII, uno de los mayores de la ciudad, conserva en perfecto estado su fábrica en piedra de silleria. Está dedicado a exposiciones temporales y eventos relacionados con el mundo del vino. Este espacio junto con el Centro de la Cultura del Rioja y El Espacio Lagares, componen el triángulo de oro del enoturismo de la ciudad.

El Calado de San Gregorio, de propiedad municipal, es un importante recurso turístico para la ciudad. Se conoce como el calado ‘largo’ ya que es uno de los que se conoce de mayores dimensiones, tiene una longitud de 30 metros y una altura de 4,5 metros.

En la visita se puede observar la piedra de sillería en la bóveda de cañón que es la original y la piedra de mampostería de los muros que delimitan la bóveda. El pozo, una de las particularidades del calado, es también el original, el agua proviene de un manantial subterráno y desemboca en el río Ebro. 

En el techo del calado se pueden ver unas piedras más salientes que tapan el orificio a través del cual el mosto entraba en la bodega. Este calado no poseía lagar ni prensa propia por lo que el mosto procedía de los lagares situados en la calle Ruavieja a través de caños y por efecto gravedad.

La mayoría de los calados comparten características comunes: son rectilíneos, orientación Norte-Sur (lo más cercana al río Ebro), la bóveda de cañón, la piedra de sillería y las tuferas. Las tuferas son orificios de ventilación para la evacuación del tufo (gas carbónico desprendido en el proceso de fermentación).
 

Logroño

Exponente de espacio histórico dedicado a la elaboración del vino. Este calado del siglo XVII, uno de los mayores de la ciudad, conserva en perfecto estado su fábrica en piedra de silleria. Está dedicado a exposiciones temporales y eventos relacionados con el mundo del vino. Este espacio junto con el Centro de la Cultura del Rioja y El Espacio Lagares, componen el triángulo de oro del enoturismo de la ciudad.

El Calado de San Gregorio, de propiedad municipal, es un importante recurso turístico para la ciudad. Se conoce como el calado ‘largo’ ya que es uno de los que se conoce de mayores dimensiones, tiene una longitud de 30 metros y una altura de 4,5 metros.

En la visita se puede observar la piedra de sillería en la bóveda de cañón que es la original y la piedra de mampostería de los muros que delimitan la bóveda. El pozo, una de las particularidades del calado, es también el original, el agua proviene de un manantial subterráno y desemboca en el río Ebro. 

En el techo del calado se pueden ver unas piedras más salientes que tapan el orificio a través del cual el mosto entraba en la bodega. Este calado no poseía lagar ni prensa propia por lo que el mosto procedía de los lagares situados en la calle Ruavieja a través de caños y por efecto gravedad.

La mayoría de los calados comparten características comunes: son rectilíneos, orientación Norte-Sur (lo más cercana al río Ebro), la bóveda de cañón, la piedra de sillería y las tuferas. Las tuferas son orificios de ventilación para la evacuación del tufo (gas carbónico desprendido en el proceso de fermentación).
 

...

Logroño

Esta plaza, que ha tenido sucesivas denominaciones con el correr de los tiempos, fue originariamente –en el siglo XVI– la "Plaza Mayor" que todas las ciudades tenían como centro y referencia, aunque el Ayuntamiento no empezó a controlar la disposición y ordenación de los edificios que se levantan a su alrededor hasta mediados del siglo XIX. En este espacio se celebraron tradicionalmente las ferias que tanta prosperidad trajeron a nuestra ciudad.

Ya desde el siglo XI, con el otorgamiento del Fuero de Logroño y, sobre todo, la concesión real alcanzada en el 1195 de celebración de dos mercados francos (libres de impuestos) al año, marcaron la tradición comercial de nuestra ciudad. Esta consideración daría posteriormente origen a nuestras fiestas más conocidas, San Mateo, al hacer coincidir una de las ferias anuales con la festividad de este santo (el 21 de septiembre) por deseo de la reina Isabel II.

La última y profunda remodelación sufrida por la plaza fue en 1986, quedando un amplio espacio que han ocupado masivamente las terrazas de los bares que se han instalado en el perímetro de la plaza. Es, en estos momentos, un lugar de referencia para el ocio en los fines de semana; sobre todo en los meses de verano en los que se puede disfrutar de la noche bajo la silueta de las torres de la Concatedral de La Redonda.

La plaza fue sufriendo diversas modificaciones y ampliaciones con el paso de los años. Los "portalillos" –elemento que la caracteriza y establece un estilo acorde con los "Portales" situados en frente, en la calle del mismo nombre– fueron construidos en el siglo XIX.

Logroño

Esta plaza, que ha tenido sucesivas denominaciones con el correr de los tiempos, fue originariamente –en el siglo XVI– la "Plaza Mayor" que todas las ciudades tenían como centro y referencia, aunque el Ayuntamiento no empezó a controlar la disposición y ordenación de los edificios que se levantan a su alrededor hasta mediados del siglo XIX. En este espacio se celebraron tradicionalmente las ferias que tanta prosperidad trajeron a nuestra ciudad.

Ya desde el siglo XI, con el otorgamiento del Fuero de Logroño y, sobre todo, la concesión real alcanzada en el 1195 de celebración de dos mercados francos (libres de impuestos) al año, marcaron la tradición comercial de nuestra ciudad. Esta consideración daría posteriormente origen a nuestras fiestas más conocidas, San Mateo, al hacer coincidir una de las ferias anuales con la festividad de este santo (el 21 de septiembre) por deseo de la reina Isabel II.

La última y profunda remodelación sufrida por la plaza fue en 1986, quedando un amplio espacio que han ocupado masivamente las terrazas de los bares que se han instalado en el perímetro de la plaza. Es, en estos momentos, un lugar de referencia para el ocio en los fines de semana; sobre todo en los meses de verano en los que se puede disfrutar de la noche bajo la silueta de las torres de la Concatedral de La Redonda.

La plaza fue sufriendo diversas modificaciones y ampliaciones con el paso de los años. Los "portalillos" –elemento que la caracteriza y establece un estilo acorde con los "Portales" situados en frente, en la calle del mismo nombre– fueron construidos en el siglo XIX.

...

Logroño

Logroño recuperó la margen derecha del Ebro en 1993, año en el que fue inaugurado este parque de 153.000 metros cuadrados de superficie. En él se pueden distinguir tres zonas:

- La zona inundable, de 70.000 metros cuadrados, es la más próxima al río y permanece cubierta por sus aguas durante buena parte del año.

- El entorno de la iglesia de Santiago, enclavada en la Ruta Jacobea. Destaca un mirador al que se accede mediante unas grandes escalinatas y un juego de la oca alegórico a las diferentes etapas del Camino de Santiago.

- La zona no inundable, comienza en el puente de piedra y conecta con una escollera que la separa de la anterior zona y de la que parte un paseo que llega hasta el final del parque, junto a General Urrutia. En sus 72.000 metros cuadrados se distribuyen grandes praderas de césped serpenteadas por caminos, un bar junto a un estanque y juegos infantiles y una chimenea sobre la que anidan las cigüeñas.

Logroño

Logroño recuperó la margen derecha del Ebro en 1993, año en el que fue inaugurado este parque de 153.000 metros cuadrados de superficie. En él se pueden distinguir tres zonas:

- La zona inundable, de 70.000 metros cuadrados, es la más próxima al río y permanece cubierta por sus aguas durante buena parte del año.

- El entorno de la iglesia de Santiago, enclavada en la Ruta Jacobea. Destaca un mirador al que se accede mediante unas grandes escalinatas y un juego de la oca alegórico a las diferentes etapas del Camino de Santiago.

- La zona no inundable, comienza en el puente de piedra y conecta con una escollera que la separa de la anterior zona y de la que parte un paseo que llega hasta el final del parque, junto a General Urrutia. En sus 72.000 metros cuadrados se distribuyen grandes praderas de césped serpenteadas por caminos, un bar junto a un estanque y juegos infantiles y una chimenea sobre la que anidan las cigüeñas.

...

Logroño

La plaza más emblemática de la ciudad comenzó a configurarse en 1757 como paseo publico fuera de las murallas que protegían la ciudad. En 1809 fue ampliado con unas huertas pertenecientes al Seminario, ubicado por aquel entonces en lo que hoy es la Delegación del Gobierno. El llamado "Paseo de las Delicias" o "paseo Extramuros" pasó a denominarse "Paseo de los Reyes" tras la nueva remodelación que sufrió en 1856, en la que se decidió colocar seis estatuas de piedra que representaban a otros tantos monarcas, esculturas regaladas a la ciudad por el General Espartero.

Estas estatuas permanecerían en el paseo hasta la proclamación de la Segunda República, en 1931. Tras la construcción del monumento al General Espartero se determinó nombrarlo "Paseo del Príncipe de Vergara", denominación que ha permanecido hasta nuestros días . En el siglo XX; el Espolón sufrió dos importantes remodelaciones, una en los años 40 y 50 –en la que se incorporaron elementos tan singulares como "La Rosaleda", con los estanques de "las ranitas"; la Concha o la gran fuente central que rodea a la estatua ecuestre de Espartero– y otra reciente, en 1998, en la que se peatonalizó una de las calles adyacentes y se le dotó de mayor superficie verde e iluminación, además de acometer las necesarias obras de saneamiento y renovación del pavimento.

Monumento a Espartero. El elemento más representativo de esta plaza, la estatua ecuestre del General Espartero, que aún sigue erguida en el centro del Espolón, fue obra del arquitecto Luis y Tomás y realizada materialmente por el escultor Pablo Gibert. Su construcción se dilató durante años, fundamentalmente por problemas de financiación, pero finalmente fue inaugurada en 1872. La estatua y los cuatro leones que completan el conjunto monumental fueron fundidos con bronce procedente de cañones. La fuente que en estos momentos rodea a la estatua ecuestre fue construida a principios de los años 60.

La Concha. Este auditorium vino a ocupar en 1954 el lugar que con anterioridad tenía el antiguo kiosco de la música, obra del arquitecto Luis Barrón. Se construyó a modo de concha, siguiendo el modelo de otra que se había instalado poco tiempo antes en la ciudad norteamericana de San Francisco. Los motivos decorativos que luce La Concha en su parte más alta son obra del escultor Lucarini, autor también de las ranitas instaladas en los estanques de la Rosaleda. Hasta hace pocos años, la parte trasera de la Concha, a modo de pérgola, fue ocupada por varios comercios de gran tradición en la ciudad. Hoy este espacio completamente renovado es utilizado como Oficina de Turismo, inaugurada por S.A.R. el Príncipe Felipe en 1996.

Logroño

La plaza más emblemática de la ciudad comenzó a configurarse en 1757 como paseo publico fuera de las murallas que protegían la ciudad. En 1809 fue ampliado con unas huertas pertenecientes al Seminario, ubicado por aquel entonces en lo que hoy es la Delegación del Gobierno. El llamado "Paseo de las Delicias" o "paseo Extramuros" pasó a denominarse "Paseo de los Reyes" tras la nueva remodelación que sufrió en 1856, en la que se decidió colocar seis estatuas de piedra que representaban a otros tantos monarcas, esculturas regaladas a la ciudad por el General Espartero.

Estas estatuas permanecerían en el paseo hasta la proclamación de la Segunda República, en 1931. Tras la construcción del monumento al General Espartero se determinó nombrarlo "Paseo del Príncipe de Vergara", denominación que ha permanecido hasta nuestros días . En el siglo XX; el Espolón sufrió dos importantes remodelaciones, una en los años 40 y 50 –en la que se incorporaron elementos tan singulares como "La Rosaleda", con los estanques de "las ranitas"; la Concha o la gran fuente central que rodea a la estatua ecuestre de Espartero– y otra reciente, en 1998, en la que se peatonalizó una de las calles adyacentes y se le dotó de mayor superficie verde e iluminación, además de acometer las necesarias obras de saneamiento y renovación del pavimento.

Monumento a Espartero. El elemento más representativo de esta plaza, la estatua ecuestre del General Espartero, que aún sigue erguida en el centro del Espolón, fue obra del arquitecto Luis y Tomás y realizada materialmente por el escultor Pablo Gibert. Su construcción se dilató durante años, fundamentalmente por problemas de financiación, pero finalmente fue inaugurada en 1872. La estatua y los cuatro leones que completan el conjunto monumental fueron fundidos con bronce procedente de cañones. La fuente que en estos momentos rodea a la estatua ecuestre fue construida a principios de los años 60.

La Concha. Este auditorium vino a ocupar en 1954 el lugar que con anterioridad tenía el antiguo kiosco de la música, obra del arquitecto Luis Barrón. Se construyó a modo de concha, siguiendo el modelo de otra que se había instalado poco tiempo antes en la ciudad norteamericana de San Francisco. Los motivos decorativos que luce La Concha en su parte más alta son obra del escultor Lucarini, autor también de las ranitas instaladas en los estanques de la Rosaleda. Hasta hace pocos años, la parte trasera de la Concha, a modo de pérgola, fue ocupada por varios comercios de gran tradición en la ciudad. Hoy este espacio completamente renovado es utilizado como Oficina de Turismo, inaugurada por S.A.R. el Príncipe Felipe en 1996.

filter_list

Filtrar

close

Trouvez

facetas