formularioHidden
formularioRDF
Login

 

Iniciar sesión
Buscar en La Rioja Turismo close

Empieza a teclear...

Tu búsqueda no ha obtenido ningún resultado.

Panel Information

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

All > en familia

facetas
filter_listFiltrar

85 results

Accessible La Rioja

tipo de documento Articles

La Rioja is an inclusive tourist destination, which works hard at providing real accessibility and creating spaces that will accommodate every individual. We invite you to enjoy our wine tourism and outstanding food, discover the land where dinosaurs lived, experience the St James’ Way and visit the birthplace of the Spanish language.

La Rioja offers a variety of accessible tourism opportunities for all types of tourists. Families, senior citizens and tourists with special needs or functional diversity find activities for every taste in La Rioja.

Nature lovers will enjoy accessible natural environments including greenways, the St James’ Way, Sierra Cebollera Nature Reserve and Sotos de Alfaro Nature Reserve, with routes adapted for wheelchairs and buggies along accessible paths.

There is a wide range of accessible art, heritage and culture so you can discover monasteries, castles, museums and the secrets of Rioja wine. If you want to share a day with the whole family, nothing better than visiting one of our theme parks, like the Barranco Perdido paleoadventure park or Tierra Rapaz, where adults and children alike will enjoy unforgettable experiences.

Of course, you cannot come to La Rioja and fail to visit one of our many accessible wineries and participate in sensory wine tastings, where your senses take over and surprise you with unexpected surprises, letting you discover your personal abilities.

The tourism and cultural offer is varied, and so is the food offer. Visitors to this land never forget our cuisine, thanks to the wide range of accessible tapas routes and restaurants, which are not only free of physical barriers, but also provide special menus to cater to different intolerances and sensitivities.

In short, La Rioja is an enticing region, an accessible destination that hospitably welcomes everyone; a land of positive surprises where you can do sports, attend conferences and meetings, go shopping and much more.

Come and discover #AccessibleLaRioja at:

www.equalitasvitae.com

www.lariojasinbarreras.org

 

...

...

Arnedo

Remains of a powerful red sandstone fortress.
Period: 9th and 10th centuries
Property: Municipal
Open to the public: Free admission

Arnedo

Remains of a powerful red sandstone fortress.
Period: 9th and 10th centuries
Property: Municipal
Open to the public: Free admission

La Matilla

tipo de documento Accommodations

...

San Asensio

Antigua casa de campo entre viñedos con 5 habitaciones con baño integrado y amplio jardín vallado. Rodeada de bodegas donde disfrutar de un buen vino, es un sitio ideal para planificar una ruta de enoturismo por La Rioja Alta.

Esta casa de campo permanece en nuestra familia desde hace más de 50 años. Ha servido de lugar de vacaciones para muchos de nuestros amigos y ahora la abrimos para que todos puedan disfrutar de una gran casa rural.

En la rehabilitación hemos respetado la planta original de la casa, con todas sus estancias en planta calle, y hemos reutilizado materiales antiguos de construcción, para aportar una personalidad muy marcada.

San Asensio

Antigua casa de campo entre viñedos con 5 habitaciones con baño integrado y amplio jardín vallado. Rodeada de bodegas donde disfrutar de un buen vino, es un sitio ideal para planificar una ruta de enoturismo por La Rioja Alta.

Esta casa de campo permanece en nuestra familia desde hace más de 50 años. Ha servido de lugar de vacaciones para muchos de nuestros amigos y ahora la abrimos para que todos puedan disfrutar de una gran casa rural.

En la rehabilitación hemos respetado la planta original de la casa, con todas sus estancias en planta calle, y hemos reutilizado materiales antiguos de construcción, para aportar una personalidad muy marcada.

...

20/10/2018

Logroño

20/10/2018

15/12/2018

Logroño

...

Nalda

Las primeras noticias escritas y conservadas de la existencia de una fortaleza en Nalda provienen de las crónicas del rey Fernando IV. En el año 1299, Juan Núñez de Lara había entrado en Castilla atacando las tierras del obispado de Calahorra que don Juan Alfonso de Haro tenía en nombre de Fernando IV. En el enfrentamiento, acontecido entre Araciel y Alfaro, salió perdedor Núñez de Lara que fue hecho prisionero y encerrado en el castillo de Nalda, propiedad de Juan Alfonso de Haro. No obstante, parece probable que el castillo sea anterior a esa fecha, dada su situación estratégica en el trazado del sistema defensivo formado por las fortalezas del valle del Iregua, junto al importante enclave de Viguera, y también los de Albelda y Clavijo, todo en dominio cristiano desde el 923.

En el s.XIV su destino se ligó al de la familia Ramírez de Arellano convirtiéndose en el centro de poder de un vasto territorio, el Señorío de Cameros, que se extendía desde el norte de la provincia de Soria hasta el valle del Ebro.

Su desaparición llegó con la abolición de los señoríos a comienzos del s. XIX. A partir de ese momento se usó como cantera, sus materiales se expoliaron y los escombros acabaron por ocultar la antigua fortaleza. Finalmente, el cerro fue acondicionado como era de trilla y en sus entrañas se excavaron las pequeñas bodegas de vino familiares que hoy podemos ver en el entorno.

VISITAS GUIADAS AL CASTILLO

Texto: Asociación de Amigos de los Castillos de La Rioja

Nalda

Las primeras noticias escritas y conservadas de la existencia de una fortaleza en Nalda provienen de las crónicas del rey Fernando IV. En el año 1299, Juan Núñez de Lara había entrado en Castilla atacando las tierras del obispado de Calahorra que don Juan Alfonso de Haro tenía en nombre de Fernando IV. En el enfrentamiento, acontecido entre Araciel y Alfaro, salió perdedor Núñez de Lara que fue hecho prisionero y encerrado en el castillo de Nalda, propiedad de Juan Alfonso de Haro. No obstante, parece probable que el castillo sea anterior a esa fecha, dada su situación estratégica en el trazado del sistema defensivo formado por las fortalezas del valle del Iregua, junto al importante enclave de Viguera, y también los de Albelda y Clavijo, todo en dominio cristiano desde el 923.

En el s.XIV su destino se ligó al de la familia Ramírez de Arellano convirtiéndose en el centro de poder de un vasto territorio, el Señorío de Cameros, que se extendía desde el norte de la provincia de Soria hasta el valle del Ebro.

Su desaparición llegó con la abolición de los señoríos a comienzos del s. XIX. A partir de ese momento se usó como cantera, sus materiales se expoliaron y los escombros acabaron por ocultar la antigua fortaleza. Finalmente, el cerro fue acondicionado como era de trilla y en sus entrañas se excavaron las pequeñas bodegas de vino familiares que hoy podemos ver en el entorno.

VISITAS GUIADAS AL CASTILLO

Texto: Asociación de Amigos de los Castillos de La Rioja

4 day tour of La Rioja

tipo de documento Articles

Day 1: Nájera - Santo Domingo - Ezcaray

On the first day, you could follow the St James' Way as it crosses La Rioja. You can start in Logroño, although I would suggest that you leave at least one evening to get to know the capital and, particularly, to enjoy the popular cuisine of the Calle Laurel (the most visited location in La Rioja)

The St James' Way enters Logroño along the Stone Bridge and crosses the Old Town  to the Church of Santiago. Under the church, you can find the Pilgrims’ Fountain and a curious life size board game, known as Oca, which depicts key landmarks on the St James' Way. Following the Way (guided by the yellow shells and arrows set on the pavement) you arrive at Plaza del Parlamento, where the La Rioja Parliament is located. Nearby is the Revellín Gate, one of the town’s old gates which faced Finisterre used by Pilgrims to continue on their way top Navarrete. 

Logroño.

Following the St James' Way, you arrive in Navarrete. If you are driving, there is a bypass but the town is well worth visiting. In this town there is the only winery in Rioja right on the St James' Way: Bodegas Corral. The wine cellar offers tours.

Navarrete is also famous for its pottery workshops. You should visit some of the most traditional ones, like Antonio Naharro, just across the old Pilgrim Hospice of San Juan de Acre of which only the portal remains, today the entrance to the Navarrete Cemetery.

From Navarrete, you go on to Nájera, Cradle of Kings and site of the court of the Kingdom of Pamplona-Nájera (918-1076) for many years. Sancho III el Mayor built the monastery of Santa María La Real, with its Royal Pantheon. It is located in a cave, around which the monastery was built following a legendary vision.

Monastery of Santa Mª La Real de Nájera.

From Nájera, before retaking the St James' Way to Santo Domingo de la Calzada, it is well worth your while to make a small detour (popular among pilgrims, even if they are walking) and visit the Monasteries of Yuso and Yuso in San Millán de la Cogolla —a World Heritage Site and the place where the first words written in the old Castilian and Basque languages were found. It is a privileged place, not only for its historical significance, but also for its scenic beauty.

Monastery of Yuso.

After San Millán, I recommend visiting another of the monasteries in La Rioja, the Cistercian Monastery of Cañas. It is an unusual monastery because unlike most of the gothic monasteries and those of the Cistercian order, this monastery was and still is inhabited by women. They are among the few Cistercian nuns in the world. The monastery is truly lovely.

Monastery of Cañas.

Once in Santo Domingo de la Calzada, the entire city is built by and for the St James' Way, from the old Pilgrims’ Hospice, today a Parador Nacional, to the magnificent Cathedral, which holds the living proof of a famous medieval legend in which a chicken sang after being roasted. You can still hear singing the cock and hen crowing in the Cathedral and there you will learn about the legend.

Cathedral of Santo Domingo de la Calzada.

Very near Santo Domingo, you can visit the town of Ezcaray. There you can visit one of the temples of the Riojan cuisine, the Echaurren and for lovers of skiing a few kilometers away you will find the Valdezcaray Ski Resort.

Ezcaray.

Day 2: The mysteries of wine

Rioja wine is world famous but few people realise how important wine is for this community and for world culture in general. An amazing place to learn about this is the Dinastía Vivanco Museum of the Culture of Wine, located in the pretty medieval town of Briones. In its more than 4,000 square metres of exhibition space you can enjoy all that wine has bequeathed to art and culture, from ancient Egyptian art to modern Picassos and also learn all about making, transporting, barrel ageing and bottling wine. I recommend that you phone to book your visit as soon as possible because it is truly a must. The museum also offers winetasting courses and has a shop and a restaurant.

Vivanco de la cultura del vino Museum 

After learning all about wine, you can get some practice in the Haro’s Station District, which holds the bulk of La Rioja’s century-old wineries. Many of them offer tours and it is difficult to recommend one.

If you travel in the Sonsierra district, starting with San Vicente (you can see the church and castle from Briones) you can find rock wine presses where grapes used to be tread and stone shelters known as guardaviñas, which were used to store tools and as shelters in the vineyards. You can also visit the only Temple Church in La Rioja: Santa María de la Piscina. San Vicente is also the venue of one of the best known Holy Week events in La Rioja: the procession of Los Picaos. These are anonymous flagellants who lash their bare backs. It is truly impressive and there are always many people, so if you want to see it, you will have to arrive well in advance.

Sta. Mª de la Piscina.

If you like sports, there are some interesting options  in vineyards. There are all kinds of activities for all kinds of people, even if you are not a born athlete. You can canoe along the Ebro between vineyards, fly in a balloon over the vineyards, or take walks, ride a bike or even ride on horseback among the vineyards. They are great fun and very interesting.

Throughout the day you have the opportunity of getting wine to take back as a souvenir from La Rioja, as all the wineries sell their wines to visitors at competitive prices. You can also visit the a wineskin workshop or a cooperage.

Segway in vineyards.

Day 3: Nature and landscapes

You can dedicate the third day to discover La Rioja’s mountains. Particularly the Sierra de Cameros, with great livestock raising and transhumance traditions, which today has become the Sierra Cebollera Nature Reserve.

You can start your visit by taking the steep road up the Leza Canyon. It is an impressive canyon where vultures look down from their vantage points high above the tight bends that take you from Logroño to the highest part of the Camero Viejo to the Piqueras Mountain Pass. As you drive up you can see lovely villages, cows grazing and, if you are lucky, a stag approaching a creek to drink. The village of Trevijano is located at the top of the canyon, providing excellent views. In Laguna de Cameros you can find a hotel with excellent cuisine.

Waterfalls at Parque Natural de Sierra Cebollera.

After reaching Piqueras, in the town of Lumbreras, you can visit the Transhumance Interpretation Centre. You can then go down the Camero Nuevo to Ortigosa en Cameros, where you can visit Natural Caves discovered after a blast when a quarry was being set up to build El Rasillo Reservoir.

Caves of Ortigosa.

In Villanueva de Cameros you can discover how the almazuelas are made. These are the traditional patchwork quilts made by sewing small pieces of fabric to form colourful quilts and also pillows, key chains, espadrilles and more.

Villoslada de Cameros holds the Sierra Cebollera Interpretation Centre to help you appreciate the beauty of this Nature Reserve.

Returning to Logroño, you can stop by the town of Torrecilla en Cameros, where Sagasta was born and main town of Cameros.

Villoslada de Cameros.

You can spend the last day exploring the ancient cultures that left their mark in La Rioja Baja. From Calahorra, the ancient Roman Calagurris. A Roman city of great importance as evidenced by the Roman remains left in this town. Calahorra is the capital of La Rioja Baja, after visiting the Cathedral, the Diocesan Museum and other interesting landmarks, be sure to try in one of its excellent restaurants the local vegetables in any form, from the most traditional to nouvelle cuisine. See the map of Calahorra. Holy Week is also quite important in Calahorra and you can see processions and floats of long-standing tradition.

Calahorra.

From Calahorra, it is worthwhile to go to nearby Alfaro where you will see a large number of storks. In the Alfaro collegiate church you can find the largest colony of white storks in Europe.

In the Sotos del Ebro Nature Reserve Interpretation Centre you can find an explanation of why these storks have chosen La Rioja to spend most of the year and learn all about the natural beauty of this part of La Rioja.

Storks in Colegiata de San Miguel de Alfaro.

Following the course of Alhama from Alfaro, you arrive in Cervera, the main town of the eastern Rioja mountains, from there you can access the ancient celtiberian settlement of Contrebia Leucade, an archaeological site of great interest. There you can learn about the lifestyles of these ancient inhabitants of La Rioja.

In the afternoon, to regain your strength, you can take a dip in the hot water pools of Arnedillo, near the town’s spa. They come from the same source as the water  flow from the same source as the waters “taken” by hundreds of tourists every year at this establishment. The pools are more modest, but just as relaxing.

Contrebia Leucade.

Near Arnedillo, you can visit the Enciso Palaeontology Centre, the ideal place to learn all about dinosaur footprints. The rocky landscape of Enciso, particularly at subset, when the sky turns red, takes you back thousands of years to the time when this area was a clay pond and dinosaurs walked along its shores in search of water and food.

El Barranco Perdido.

Also, very close, you will find the Paleontological Interpretation Center of Igea that has a really impressive fossil collection, with unique remains in the world. In addition, it is the only town in the whole of La Rioja that has a fossil trunk and its footprints area called 'La Era del Peladillo' is in the first place in the eurepean ranking in terms of number of footprints. In addition, it organizes a lot of activities for children.

Paleontological Interpretation Center of Igea 

You will pass by many places that are worth stopping. Take your time. Stop and enjoy the landscape, the people and the Rioja-style hospitality. If you don't have not enough time to do it all, don't worry. La Rioja is very close and we will be delighted to welcome you back.

...

D. Joaquín Baldomero Fernández-Espartero Álvarez de Toro, conocido como Baldomero Espartero, fue una de las grandes figuras de la historia de España durante el siglo XIX. Nacido en Granátula de Calatrava, Ciudad Real, en 1793, alcanzó el grado de general en su carrera militar. Tuvo un protagonismo fundamental en la victoria de la Primera Guerra Carlista, llegando a ser denominado ‘El Pacificador”.

El partido progresista liberal patrimonializó su figura y como político desempeñó el cargo de Regente de España durante la minoría de edad de Isabel II, entre 1840 y 1843. Tras unos años de exilio en Inglaterra, durante el Bienio Progresista (1854-1856), llegó a ser presidente del Consejo de Ministros. Incluso tras la revolución de 1868, que supuso el derrocamiento de Isabel II, se le ofreció la Corona de España. Espartero, que ya estaba retirado en Logroño, rechazó en 1870 dicha propuesta.

En efecto, en 1827, había llegado a Logroño como Comandante Militar de la Plaza. Su vida se vinculó a partir de ese momento con la ciudad, por su matrimonio con Doña Jacinta Martínez de Sicilia, perteneciente a la familia Santa Cruz, una de las más poderosas e influyentes de la región. Hasta su fallecimiento en 1879, candidatos a la Corona, reyes y políticos rindieron pleitesía a Baldomero Espartero. Y es que su figura representa una época tan convulsa como interesante: el siglo XIX español.

1. Casa-Palacio de Espartero

Iniciamos la ruta desde la Oficina de Turismo de La Rioja, situada al final de la calle Portales, hasta llegar a la Plaza de San Agustín, donde se encuentra ubicada la Casa Palacio de Espartero, hoy sede del Museo de la Rioja.

El 11 de septiembre de 1827, se casó en la Concatedral de la Redonda con Doña Jacinta Martínez de Sicilia, fijando su residencia en la Casa Palacio, heredada por su esposa. Aquí vivirá Espartero durante tres periodos diferenciados (1827-1830, 1848-1854 y 1856-1879).

Se trata de un palacio de estilo barroco, construido a mediados del siglo XVIII por don Pedro Ruiz de la Porta, regidor de la ciudad de Logroño. Aunque el edificio ha sido transformado para su uso en el Museo de la Rioja, es muy interesante poder visitarlo para conocer todo el recorrido histórico-artístico de la región y adentrarnos en la que fue la vivienda de Espartero.
 

Casa Palacio. Fachada exterior. Hoy Museo de La Rioja

2. Puente de Hierro

El itinerario continúa por la calle Portales hasta llegar al cruce de la calle Sagasta. Esta calle formaba parte del trazado urbano de la época, constituyéndose en el límite sur de la ciudad, zona transitada por los burgueses y adinerados de Logroño.

Descendiendo por el Puente de Hierro, observaremos el Puente de Piedra, donde el General Espartero fue recibido por toda la ciudad el 23 de septiembre de 1839, tras su victoria en la Primera Guerra Carlista y la firma de la ‘Paz de Vergara’ que puso fin a la contienda. La construcción de este puente de hierro fue promovida, como otras mejoras en la ciudad, por un político liberal progresista muy importante en la segunda mitad del siglo XIX: Sagasta.

            Puente de Hierro sobre el río Ebro.

3. Calle Ruavieja

Se asciende de nuevo por la calle Sagasta para girar a la izquierda en la calle Ruavieja. Esta fue una vía importante de la ciudad, especialmente relacionada con la producción del vino desde la Edad Media hasta el siglo XIX. En la calle Cerrada, Espartero tenía dos propiedades con bodega, el número 7 y 13, que cedió al coronel Luciano Murrieta.

También le facilitó la producción de sus viñedos, por lo que el futuro Marqués de Murrieta comenzó a elaborar aquí su vino a partir de 1852. En 1870, trasladó la bodega a la finca Ygay, situada en las afueras de Logroño. En el número 19 de la Calle Ruavieja, está también situada una propiedad de Jacinta Martinez de Sicilia, que disponía de bodega: la Reja Dorada.

La Reja Dorada.

4. Puente de Piedra

El itinerario por la calle Ruavieja continúa hasta la salida del Puente de Piedra, que recibió al triunfal Espartero el 23 de septiembre de 1839, tras su victoria en la Primera Guerra Carlista (1833-1839).

Puente de Piedra.

5. Archivo Histórico de la Rioja

Desde el Puente de Piedra, se alcanza la Calle Rodríguez Paterna, donde está situado el edificio del Archivo Histórico de la Rioja, de estilo neoclásico, construido en el último tercio del siglo XVIII. Esta casa palacio fue proyectada por el arquitecto Valerio de Ascorbe y Beitia, y actualmente alberga el Patrimonio Documental de la Rioja, donde están localizados los registros históricos relacionados con Espartero y su familia (entre otros).

Archivo Histórico de la Rioja.

6. Concatedral de Santa María La Redonda

A la izquierda del Altar Mayor de la Concatedral de la Redonda, está situado el monumento funerario en mármol blanco, dedicado a los esposos, que fueron trasladados desde el cementerio el 30 de agosto de 1889, diez años después del fallecimiento de Espartero.

Concatedral de la Redonda.

7. Paseo del Espolón

La ruta continúa hasta llegar a la Plaza del Espolón, donde se puede contemplar la escultura ecuestre en bronce inaugurada el 23 de septiembre de 1895, una vez fallecido Espartero. Antes, hubo dos intentos fallidos para erigir una estatua en su homenaje: en 1840 y en 1872, tras la visita del rey Amadeo I de Saboya.

Figura ecuestre del General Espartero.

...

...

Cornago

En Julio de 2013 se inauguró en Cornago el Centro de Interpretación del Castillo de la Luna, enmarcado dentro del Plan de Competitividad Turística La Senda Termal en la Reserva de la Biosfera de La Rioja”.

Con esta actuación se da continuidad al eje histórico que lleva al visitante desde el S.IV a. C. en Contrebia Leucade, hasta prácticamente el S.XVI d.C.

A través de los sucesivos castillos de Cornago se presentan hechos relevantes de nuestra historia, que van desde el final de los reinos visigodos, la invasión árabe de la Península Ibérica y la reconquista, con Cornago como territorio fronterizo entre los reinos de Pamplona, Aragón y Castilla, hasta el Cisma de Occidente a través del Papa Luna, o la unificación del territorio peninsular con las coronas de Castilla y León con los Reyes Católicos.

Todo el planteamiento museográfico del Centro de Interpretación ha sido cohesionado mediante la Luna como hilo conductor que da nombre al Centro, un elemento común que pone en valor el relato histórico de Cornago.

La media luna islámica como símbolo de la dominación árabe del territorio a través de la dinastía de los Banu Qasi, cuyo origen se remonta al noble visigodo Cassio.

La luna como símbolo de los señores de Cornago: Los Luna, con Álvaro de Luna -condestable de Castilla, en tiempos de Juan II-, como figura más representativa.

La Luna como elemento del cielo de Cornago, enmarcado dentro de la Certificación Star-light de la Reserva de la Biosfera.

La visita se estructura a través de cuatro espacios diferenciados temáticamente:

La Sala I arranca con los reinos visigodos y la situación de la península antes de la invasión musulmana. De aquí emerge la figura del Conde Cassio, noble visigodo convertido al islam en el 714, de cuya extirpe surge la temible dinastía de los Banu Qasi (los hijos de Cassio), muladíes que dominaron el valle medio del Ebro durante cerca de tres siglos, con la figura destacada de

Musa Ibn Musa, más conocido por el sobrenombre de “El Moro Muza”, emparentado con Iñigo de Arista, primer rey de Pamplona.

Esta sala termina con la Batalla de Clavijo, su leyenda y el origen de las peregrinaciones a Santiago, un camino guiado por las estrellas que bien pueden verse desde el cielo en Cornago.

La Sala II presenta la Reconquista, como una lucha de religiones: La Guerra Santa Islámica frente a las cruzadas cristianas. En todo este tiempo Cornago se sitúa en el epicentro de la formación de los reinos cristianos, siendo inicialmente dependiente del reino de Pamplona para pasar a ser anexionado al reino de Aragón por Alfonso I, el Batallador, hasta su compra definitiva por el reino de Castilla por parte de Alfonso XI, a principios del siglo XIV.

La sala está presidida por una maqueta del Castillo de Cornago en la que se recrea la vida que se hacía en su interior.

La familia de los Luna, propietarios de estas tierras y del Castillo desde que el rey Enrique se la cediera a Don Juan Martínez de Luna y Gotor, es la protagonista de la Sala III.

Sala III:

En ella se cuenta no sólo la historia de esta familia con D. Álvaro de Luna, condestable de Castilla en tiempos de Juan II y su hija, María de Luna -primera en utilizar el Castillo con un propósito residencial-, sino también el Cisma de Occidente, encarnado en la figura de D. Pedro de Luna, más conocido como Benedicto XIII, el “Papa Luna”, quien “se mantuvo en sus trece” (de aquí surge la expresión), en su Castillo de Peñíscola tras la resolución del conflicto.

Sala IV

La vida en el castillo se nos muestra en la Sala IV, a través de una mirada etnográfica de las formas de vida y la doble función del castillo: como espacio de relación social y como bastión defensivo de un territorio. De esta manera nos aproximamos al modelo de vida feudal y su evolución hasta la edad moderna. Así mismo, vemos la evolución arqueológica del Castillo de Cornago desde su primera construcción como torre defensiva en la marca norte islámica, en el siglo VIII, aproximadamente, hasta su remodelación como palacio en el s.XVI.

Este centro de interpretación pretende que el visitante, a parte de un conocimiento y una experiencia, se lleve en su interior la constatación de que la historia se le transmite es parte de su propia historia y, por lo tanto, le pertenece. Un centro que busca esencialmente que los visitantes descubran una parte de sí mismos en las piedras del castillo, que posteriormente se recomienda visitar. De esta manera se obtiene una experiencia única y personal combinada con la visita al centro de interpretación. 

Cornago

En Julio de 2013 se inauguró en Cornago el Centro de Interpretación del Castillo de la Luna, enmarcado dentro del Plan de Competitividad Turística La Senda Termal en la Reserva de la Biosfera de La Rioja”.

Con esta actuación se da continuidad al eje histórico que lleva al visitante desde el S.IV a. C. en Contrebia Leucade, hasta prácticamente el S.XVI d.C.

A través de los sucesivos castillos de Cornago se presentan hechos relevantes de nuestra historia, que van desde el final de los reinos visigodos, la invasión árabe de la Península Ibérica y la reconquista, con Cornago como territorio fronterizo entre los reinos de Pamplona, Aragón y Castilla, hasta el Cisma de Occidente a través del Papa Luna, o la unificación del territorio peninsular con las coronas de Castilla y León con los Reyes Católicos.

Todo el planteamiento museográfico del Centro de Interpretación ha sido cohesionado mediante la Luna como hilo conductor que da nombre al Centro, un elemento común que pone en valor el relato histórico de Cornago.

La media luna islámica como símbolo de la dominación árabe del territorio a través de la dinastía de los Banu Qasi, cuyo origen se remonta al noble visigodo Cassio.

La luna como símbolo de los señores de Cornago: Los Luna, con Álvaro de Luna -condestable de Castilla, en tiempos de Juan II-, como figura más representativa.

La Luna como elemento del cielo de Cornago, enmarcado dentro de la Certificación Star-light de la Reserva de la Biosfera.

La visita se estructura a través de cuatro espacios diferenciados temáticamente:

La Sala I arranca con los reinos visigodos y la situación de la península antes de la invasión musulmana. De aquí emerge la figura del Conde Cassio, noble visigodo convertido al islam en el 714, de cuya extirpe surge la temible dinastía de los Banu Qasi (los hijos de Cassio), muladíes que dominaron el valle medio del Ebro durante cerca de tres siglos, con la figura destacada de

Musa Ibn Musa, más conocido por el sobrenombre de “El Moro Muza”, emparentado con Iñigo de Arista, primer rey de Pamplona.

Esta sala termina con la Batalla de Clavijo, su leyenda y el origen de las peregrinaciones a Santiago, un camino guiado por las estrellas que bien pueden verse desde el cielo en Cornago.

La Sala II presenta la Reconquista, como una lucha de religiones: La Guerra Santa Islámica frente a las cruzadas cristianas. En todo este tiempo Cornago se sitúa en el epicentro de la formación de los reinos cristianos, siendo inicialmente dependiente del reino de Pamplona para pasar a ser anexionado al reino de Aragón por Alfonso I, el Batallador, hasta su compra definitiva por el reino de Castilla por parte de Alfonso XI, a principios del siglo XIV.

La sala está presidida por una maqueta del Castillo de Cornago en la que se recrea la vida que se hacía en su interior.

La familia de los Luna, propietarios de estas tierras y del Castillo desde que el rey Enrique se la cediera a Don Juan Martínez de Luna y Gotor, es la protagonista de la Sala III.

Sala III:

En ella se cuenta no sólo la historia de esta familia con D. Álvaro de Luna, condestable de Castilla en tiempos de Juan II y su hija, María de Luna -primera en utilizar el Castillo con un propósito residencial-, sino también el Cisma de Occidente, encarnado en la figura de D. Pedro de Luna, más conocido como Benedicto XIII, el “Papa Luna”, quien “se mantuvo en sus trece” (de aquí surge la expresión), en su Castillo de Peñíscola tras la resolución del conflicto.

Sala IV

La vida en el castillo se nos muestra en la Sala IV, a través de una mirada etnográfica de las formas de vida y la doble función del castillo: como espacio de relación social y como bastión defensivo de un territorio. De esta manera nos aproximamos al modelo de vida feudal y su evolución hasta la edad moderna. Así mismo, vemos la evolución arqueológica del Castillo de Cornago desde su primera construcción como torre defensiva en la marca norte islámica, en el siglo VIII, aproximadamente, hasta su remodelación como palacio en el s.XVI.

Este centro de interpretación pretende que el visitante, a parte de un conocimiento y una experiencia, se lleve en su interior la constatación de que la historia se le transmite es parte de su propia historia y, por lo tanto, le pertenece. Un centro que busca esencialmente que los visitantes descubran una parte de sí mismos en las piedras del castillo, que posteriormente se recomienda visitar. De esta manera se obtiene una experiencia única y personal combinada con la visita al centro de interpretación. 

La Rioja es un destino para descubrir, pero sobre todo para vivirlo, para sentir, para disfrutar. La Rioja apetece por muchas razones y en esta pequeña comunidad, la más pequeña de España, se pueden vivir experiencias únicas. Como muestra valgan estas 10 seleccionadas, aunque si visita esta tierra descubrirá que hay muchas más.

1. Calle Laurel y San Juan

Son las dos calles más famosas de Logroño. Repletas de bares que ofrecen su especialidad con nombres pintorescos: Tío Agus, Zapatilla, Blanco y negro, Valentino… Bocados sencillos pero deliciosos acompañados de un buen vino. No deje de probar los famosos champiñones del Soriano o el Ángel. El gusto por los pinchos en La Rioja no es sólo de la capital, en Haro merece la pena una visita a la Herradura y también encontrarán buenos pinchos con verduras en Calahorra.

2. Cuna del Castellano.

En los Monasterios de San Millán de la Cogolla, en un entorno natural maravilloso, se escribieron las primeras palabras conocidas en castellano (y también en Euskera). En estos monasterios los copistas de los códices apuntaban en los márgenes de los libros que copiaban pequeñas anotaciones en sus idiomas de origen que hoy son los primeros vestigios escritos de nuestra lengua encontrados. Una visita cultural indispensable, pero también un lujo para los que buscan entornos naturales únicos.

3. El vino está íntimamente ligado a La Rioja y una familia riojana, la familia Vivanco, decidió devolver al vino lo que el vino le había dado y creó el que está considerado el mejor museo del vino del mundo, en la preciosa localidad de Briones. En el Museo Vivanco de la cultura del vino podrá aprender sobre elaboración, contemplar valiosas obras de arte y arqueología en torno al vino en el mundo a través de los tiempos; pero, sobre todo, vivir el vino de una manera diferente con sus actividades, catas, paseos por las viñas. Todo en un entorno único.

4. La estrella Michelin en el pueblo más pequeño del mundo.

En el pequeño pueblo de Daroca de Rioja, de apenas 50 habitantes se esconde La Venta Moncalvillo uno de los dos restaurantes con estrella Michelin de La Rioja. En este pequeño local, regentado por los hermanos Echapresto se puede degustar una gran cocina y una impresionante bodega con cientos de referencias. No muy lejos, otras dos estrellas Michelin alumbran el Portal de Echaurren, del afamado chef Francis Paniego.

5. Un poblado celtibérico

En La Rioja se puede viajar en el tiempo. Antes de que los romanos hicieran famosa la ciudad de Calagurris (Calahorra) ya existían poblaciones en esta zona. En Contrebia Leukade podrá descubrir cómo vivían los celtíberos antes de la llegada de los romanos a la península. Una lección de historia en vivo que gustará a niños y mayores y, además, permite descubrir el Alhama, uno de los valles más peculiares y desconocidos de La Rioja a pesar de su belleza.

6. Volar en globo sobre los viñedos

Una de esas cosas que dicen que hay que hacer en la vida, al alcance de la mano gracias a Arco Iris, una empresa que ofrece sus servicios en la zona de Haro y permite sobrevolar los viñedos de La Rioja Alta al amanecer para acabar con un almuerzo “a la riojana” Una de esas experiencias que no olvidarán, especialmente en otoño cuando los viñedos toman sus colores ocres y el paisaje se vuelve un manto de intensos rojos, amarillos y ocres. ¡Un espectáculo!

7. Vendimiador por un día

Desde mediados de septiembre y hasta bien entrado octubre La Rioja se convierte en un hervidero de personas, tractores, cestas, corquetes… ¡Llega el momento de la vendimia! Un momento que los viticultores esperan todo el año trabajando en sus cepas y en el que los turistas pueden también participar, aunque de una manera más lúdica, de la mano de empresas especializadas en enoturismo como Riojatrek o de la mano de algunas bodegas que organizan vendimias populares en familia como David Moreno (Badarán)

8. La mayor colonia de cigüeñas sobre un edificio.

Este espectáculo natural único puede contemplarse desde los miradores y las calles que rodean a la bonita Colegiata de ladrillo de Alfaro. Cientos de cigüeñas anidan en esta zona, animadas por el buen clima de La Rioja Baja y el entorno que encuentran en el cercano Parque Natural de los Sotos del Ebro. Un paseo por esta zona es un lujo para los amantes del avistamiento de pájaros y también para los que disfrutan del senderismo y otros deportes en un enclave natural lleno de senderos que discurren a la orilla del río Ebro.

9.Seguir las huellas de los dinosaurios

El viaje en el tiempo de La Rioja permite incluso llegar a la prehistoria. Miles de años antes de que el hombre apareciera en el mundo La Rioja ya estaba habitada. Las huellas de dinosaurios (icnitas), que en gran número y calidad se encuentran por toda La Rioja, dan fe de su vida en las Sierras riojanas. El centro de interpretación de Igea y el parque de paleoaventura del Barranco Perdido en Enciso son los principales puntos desde los que investigar y descubrir los secretos de los dinosaurios riojanos. Una escapada especialmente indicada para hacer en familia porque a los más pequeños les apasiona este mundo. Les sorprenderá ver como los niños enseñan a sus padres los hallazgos y les cuentan qué tipo de dinosaurio están viendo como auténticos paleontólogos.

10. Visitar más de 100 bodegas de las 500 que hay en la denominación de origen Rioja. Quizá 100 son excesivas, pero esa es la oferta entre la que podrá elegir. Especialmente recomendable es el Barrio de la Estación de Haro, donde se concentran las bodegas centenarias, con los grandes nombres de Rioja. En torno a las vías del tren, por las que en los primeros años de la creación de estos templos vinícolas salían los finos caldos riojanos hacia los destinos más recónditos, hoy las bodegas modernas ofrecen sus programas de visita, en los que se puede descubrir no sólo cómo se elaboran los mejores vinos de Rioja, sino también cómo se fabrican las barricas y las cubas de madera de roble, cómo han evolucionado las etiquetas, rincones antiguos donde reposan las añadas más legendarias y modernas ampliaciones realizadas por prestigiosos arquitectos.

Pero estas 10 sugerencias no son las únicas experiencias que podrá vivir en La Rioja. Pregunte a los riojanos y descubrirá que cada viaje puede ser diferente. Acabará conociendo lugares increíbles y compartiendo vino y mantel con desconocidos que podrán convertirse en amigos para toda la vida. 

...

...

06/10/2018

Calahorra

06/10/2018

22/12/2018

Calahorra

Almas de piedra

tipo de documento Articles

Torrebús, 2 de septiembre de 2017.

Visita al Museo del Torreón en Haro y al Palacio de los Frías de Salazar en Cellorigo.

Seguimos una antigua ruta fortificada. Logroño, Torremontalbo, Davalillo, San Vicente de la Sonsierra, Briones… Escuchamos gritos de piedra que no se ve mientras alcanzamos Haro, faro vitivinícola de La Rioja en el mundo. Atravesamos el solemne Barrio de la Estación, un manantial de historias, artes añejas y vinos tintos, y avanzamos bajo el escrutinio silencioso de una antigua torre. Es el legado de años preventivos, de miedo y de guerra.

El destino quiere que ahora pisemos la plaza de la Paz, donde reposa solemne el viejo ayuntamiento. En este remanso de miradas cruzadas, recreamos mentalmente el cinturón pétreo que abrochó la ciudad entre los siglos XII y XV. La puerta de San Bernardo y el Torreón comparten fotografía como últimos recuerdos de la muralla que un día fue. Su testimonio es inmóvil.

Una vez que España fue reconquistada, la torre perdió su alma militar y quedó la piedra expuesta ante manos ajenas (curativas, condenadas, taurinas, sedientas). Desde 2007, es Museo del Torreón. El espacio histórico adquiere aquí rasgos contemporáneos, habitado por autores propios de La Rioja.

Dentro, nos acompaña Pedro Espinosa, dibujante en ruta y huésped casual de esta vetusta construcción militar. Algunos de sus retratos conforman la exposición ‘La Rioja en un cuaderno’, un salpicón de colores y trazos autóctonos. Sus manos trabajan sobre la naturalidad del instante. Retrata a personas como intérpretes de su realidad, protagonistas ordinarios. Sobre el papel, crecen como el alma que habita lugares y momentos pasados.

Los tres niveles de la torre son arte como forma de interpretar el mundo; arte sobre arte. Las paredes nos hablan de realismo mágico, de hiperrealismo, de modelos abstractos; interpretaciones íntimas de una vida atemporal que siempre prevalece. El último piso es un espléndido mirador circular, los ojos de la torre. Oteamos en el pasado un horizonte limpio en busca de forasteros, de enemigos antiguos y de alertas inminentes. El presente, sin embargo, es un homenaje hierático a su alma de piedra, a la calma.

Acostado contra los imponentes Montes Obarenes, Cellorigo nos avista desde lo alto, entre riscos que emulan la columna vertebral de un estegosaurio. Es una localidad nacida para la observación continua. Entendemos que fuese escenario de dos batallas importantes entre cristianos y musulmanes en los años 882 y 883. Desde allá arriba, en la frontera inmediata con Burgos, pueden identificarse más de treinta pueblos de La Rioja y su provincia vecina. El mirador es una fotografía en gran angular hasta la Sierra de la Demanda; una llanura silenciosa que grita cada noche.

En el pueblo, conversamos con uno de sus vecinos, Luis Guinea. Pintor aficionado y, desde 1985, propietario del Palacio de los Frías de Salazar, una torre defensiva del siglo XV adosada a una vivienda del siglo XVI. Examinando su rostro mineral, Guinea recuerda el tiempo, el esfuerzo y el dinero que ha costado resucitar esta vieja sonrisa. La piedra permanece erguida, victoriosa, frente a la gran planicie.

Antes de entrar, nos cuentan que el ilustre linaje de los Frías de Salazar desembarcó en la fortaleza de Cellorigo a finales del siglo XV; habitaron la torre y edificaron la casa solariega contigua. El mayor exponente de esta familia, Juan de Frías Salazar, yace en la cercana iglesia de San Millán. Un rato más tarde, lo visitamos respetuosamente.

En 1524, Carlos I cedió la torre a Diego de Rojas y Juan de Rojas. Sobre la puerta, nos señalan las estrellas que alumbran su escudo heráldico. Los Rojas abrieron una puerta adicional con paso por la huerta colindante, hoy suelo abandonado, para acceder directamente al próximo templo de San Millán. Cuando Guinea conoció la torre, ese camino para privilegiados ya no existía.

Estamos preparados. El alma de piedra asoma bajo la madera. Entramos de la mano de nuestro anfitrión, a quien reinventamos como el artista devoto ‘Luisón’. En las tres plantas, cohabitan un centenar de sus cuadros. Arte y funcionalidad, tradición y presente continuo. Su hogar es su museo. Generoso, Guinea nos abre todas las puertas de este recuerdo original.

El primer piso de la torre ha sido tomado por un ejército de ilustres damas. Analizamos los rostros reproducidos de la Marquesa de Espeso, de la Reina Sofía, de la Baronesa de Rothschild, de la Condesa Vilches… Ascendemos hacia la segunda planta de este ejercicio copista. Nos saludan el cardenal Richelieu, el Empecinado, el duque de Urbina y María Tudor. Admiramos pinceladas coloristas y enormes vigas de madera donde antes, una vez, seguía creciendo la torre ahora desmochada.

De regreso a la vivienda, las desiguales paredes también tienen ojos. Aquí, las miradas pertenecen a personajes sencillos, rurales, vecinos, viejos conocidos de Luisón, almas refugiadas en la piedra. 

Texto: Sergio Cuesta

Ilustraciones: Pedro Espinosa

...

 

Teresa es una niña de cinco años que nos relata sus aventuras en La Rioja, a sus ojos, una tierra de cuento.

Echa a volar tu imaginación... Emociónate y haznos soñar con una experiencia o recuerdo y, como Teresa, cuéntanos un cuento que tenga como protagonista el destino La Rioja. Vota a tus favoritos, ¡tú eliges al ganador! #CuentaLaRioja #LaRiojaApetece

Podrás ganar dos noches de alojamiento y entradas para el musical “Charlie y la fábrica de chocolate” y disfrutar con tu familia de unos días de cuento en La Rioja.

¡PARTICIPA EN EL CONCURSO!

...