formularioHidden
formularioRDF
Login

 

Iniciar sesión

Panel Information

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

See and Do

facetas

1101 results

Tiempo: 36 h

Kilómetros: 3,20 h

Desnivel acumulado: 530 metros

Interés: Paisaje, pueblos, cultural, monumental

Tipo de firme: pista, asfalto

Época recomendada: Primavera y Otoño

Dificultad: media

Agua: en todos los pueblos hay fuente

 

Descripción

Salimos de Nájera desde el Monasterio de Santa María La Real, por el Camino de Santiago, una vez pasado el primer repecho y ya de bajada tomaremos la primera a la izquierda abandonando el camino de los peregrinos, tomando esta ruta hacia el oeste llegaremos a la carretera LR- 312 giramos a la izquierda dirección Cordovín, el cual lo atravesamos dirección Badarán.

 

Ya en esta localidad  bajaremos a la vega del Río Cárdenas por un camino que sale una vez cruzado el puente del pueblo y no abandonaremos este camino ribereño hasta llegar a San Millán de la Cogolla.

 

Una vez aquí y tras visitar sus emblemáticos Monasterios de Suso y Yuso podemos dirigirnos hacia Berceo por carretera e igualmente siguiendo la LR 206 hasta Cañas, donde nos aguarda la Abadía Cisterciense. En Cañas tomaremos desvío por caminos hacia las cercanas poblaciones de Canillas de río Tuerto y Torrecilla sobre Alesanco, desde allí y por asfalto llegaremos a Alesanco y tras breves kilómetros en la LR 206 llegaremos a Azofra desde donde retornaremos a Nájera cual peregrinos de viaje de vuelta por el trazado del Camino de Santiago.

...

The Rioja Alta Wine Route is prominently included among the "Wine Routes of Spain" because in this area of ​​La Rioja, the wine supply is one of the richest in the country and probably the world.

Travellers approaching the north-western part of La Rioja find a wide range of wineries to visit, tasting activities, sports among vineyards, charming hotels and, of course, great restaurants and wine bars where they can sample our excellent wine along with Rioja's delicious cuisine. Furthermore, the tourist offer is completed with one of the best wine museums in world, the Vivanco Museum of the Culture of Wine, which houses an extensive ethnographic, artistic and archaeological collection on this product that is more than a mere drink and which in ​​La Rioja becomes a culture, a way of life.

This area of ​​La Rioja has some of the most famous wine tourism celebrations, like the Haro Wine Battle, listed as an event of national interest and its sister event, the San Asensio Claret Battle.

Each town has its own wine tourism offer, from the smallest village to the capital of La Rioja Alta, Haro, with its famous Station Quarter. In the late 19th centuries, wineries were built close to the railway station. Today they are among the great names of Rioja wine, universal references. Walking through this area is like walking through history. In these ancient wineries you can see how they have evolved architecturally, artistically and, of course, in their winemaking, to become the modern winemakers we see today.

To complete your visit to this area, on the Rioja Alta Wine Route website you can find all the detailed offer along with suggestion for tourist trails which take you through some of the most beautiful vineyard scenery in the world.

...

Viajar a la riojana

tipo de documento Artículos

.

...

El Balcón de Mateo

tipo de documento Artículos

Con El Balcón de Mateo, las mamás y papás lo tendrán mucho más fácil a la hora de escoger los mejores planes para realizar en familia en La Rioja.

 

Es una web informativa en la que encontrarás las actividades de ocio infantil y familiar que se celebran en Logroño y en La Rioja.

 

Ofrecemos una información completa y actualizada sobre las mejores propuestas de ocio familiar.

 

Agenda de ocio infantil de La Rioja. El Balcón de Mateo presenta las actividades para niños entre 0 12 años programadas en La Rioja y la información que más interesa a los padres riojanos como educación, cultura y turismo familiar.

 

También puedes descargarte su aplicación para llevarla a todas partes:

 

-iOS (iPhone): https://itunes.apple.com/es/app/el-balcon-de-mateo/id757841940?mt=8
-Android: https://play.google.com/store/apps/details?id=com.santibecerra.elbalcondemateo

...

La Sierra de la Demanda, the roof of La Rioja, has two curious characteristics. Firstly, it contains the highest peak in the region, the majestic San Lorenzo which stands 2,260 metres above sea level and contains the modern Valdezcaray ski resort.  And secondly, Gatón Peak contains the source of the River Oja, after which the region is named.

Nearby, La Sierra de Urbión marks the border between Burgos and Soria in a mosaic of wild pines, waterfalls and glacial circs. Also called Picos de Urbión, the peaks contain a series of impressive, deep blue lakes, such as La Laguna de Urbión. 

Located on the southwest border of La Rioja, La Demanda is covered in beech and oak groves that overlook the lively town of Ezcaray and its charming villages. Don’t miss the holly wood in Valgañón. The Alto Oja forms beautiful waterfalls in the so-called Llano de la Casa. On its southern side, surrounded by wild pines, the River Najerilla winds its way along, flanked by pedunculate oaks, ashes, maples and hazels.

A good example of a mixed forest containing all the species present in La Rioja is located in Roñas Valley, between the towns of Anguiano and Brieva de Cameros. All the trees in the region in a single forest! Eagles fly over La Demanda and Los Picos de Urbión watching over the wild pines, beech groves and conifer forests.

Get ready to see eaglets, falcons, horned owls and elusive grey partridges. You can also fly in a paraglider or hang glider from the top of San Lorenzo. 

There are also many ideal places for climbing near Anguiano - conglomerates such as Peña Reloj and Peña de San Torcuato in Ezcaray, where a number of protected bird species are reared. 

Come and see the birds in Peña de Tobía and Peña Matute by walking the GR.93. The path, which leaves from Ezcaray, passes through San Millán de la Cogolla, where you simply must stop to visit the Yuso and Suso monasteries, the birthplace of Castilian Spanish.

...

Time: 1.20 h

Kilometres: 12 km (one way)

Cumulative altitude difference: 140 metres

Interest: Landscape, villages, cultural

Type of surface: track.

Recommended season: all year

Difficulty: low

Water: in every town there is a water source

Description

The trail starts next to the new building of La Albotea spa, and runs along the right bank of the river Alhama with its lowlands planted with vegetable gardens on one side and rocky crags on the other. The road enters Cervera at the height of the LR-123, follow the road towards Cabretón, past the municipal slaughterhouse, turn right before a bend and you will see that this section coincides with the markings of the GR 93 for just over a kilometre, where you leave to continue along the Alhama.

Following the path you reach Contrebia Leukade, a very important celtiberian archaeological site. Skirt the hill of the enclave, and you arrive at Inestrillas between vegetable gardens, cross the LR 284 and after another kilometre you reach Aguilar de Rio Alhama where the route ends.

...

¿Tienes invitados a comer? Sorpréndeles con este suculento y sabroso plato.

...

The Camino de la Lengua (Spanish Language Route) starts from the San Millán de la Cogolla Monasteries in La Rioja and passes through five locations that have had a special and unique relationship with the history of the Spanish language in Spain: the Santo Domingo de Silos Monastery in Burgos and the cities of Valladolid, Salamanca, Ávila and Alcalá de Henares. 

The Yuso and Suso Monasteries in San Millán de la Cogolla: birthplace of the written word.

The Yuso and Suso Monasteries are in the village of San Millán de la Cogolla and are European Heritage Sites. They are in the Cárdenas Valley, a tributary of the River Najerilla, in the foothills of the Demanda Mountains and under La Rioja's highest peak, San Lorenzo (2,262 metres). Suso, the upper of the two monasteries began in the caves inhabited by the hermits and disciples of San Millán in around the 6th century. The building work that turned these caves into the monastery is reflected in the different architectural styles layered on top of each other from the 6th to the 10th centuries: Visigoth, Mozarabic and Romanesque. Suso's cultural importance comes from the collection of manuscripts and texts written at the Monastery's library, one of the most important during Spain's Middle Ages: the Codex Emilianense de los Concilios (992), the Quiso Bible (664) and a copy of the Apocalypse by Beato de Liébana (8th century) make this one of the most important, if not the most important, libraries during Spain's Middle Ages. This setting provided the backdrop for what is today the oldest written evidence of the Spanish language. The Yuso Monastery was built to expand the Suso Monastery in the 11th century and is particularly large. It was built during the 16th, 17th and 18th centuries and combines different architectural styles: mainly Renaissance and Baroque. The Monastery's museum houses many wonderful works of art: paintings by Juan de Rizzi (thought to be the best Spanish religious painter) and copper pieces dating back to the 17th century. The 11th century gold and ivory chests hold the relics of San Millán.
The screen closing off the church's lower choir was made in 1676 and the retrochoir's sculpture contains eight beautiful Spanish images One of the Monastery's best pieces is also in this area: a pulpit made of walnut, which is thought to date back to the late 16th century.
The Monastery's library and archive are of particular interest and are considered to be one of Spain's best. The Medieval archive's main items are two cartularies (the Galicano and the Bulario cartularies) containing around three hundred original documents. 

The library remains as it was furnished towards the end of the 18th century. The true value and interest of the library is not so much the number of documents it houses (over ten thousand), rather the unusual nature of the items. One of these unusual pieces is the "Gospel of Jerónimo Nadal", printed in Antwerp in 1595. Although it is unusual to own a copy of this edition, the actual format of the book is even more unusual, as all the sheets are painted one by one in various colours.
For more information about the San Millán Foundation's activities at the Yuso and Suso Monasteries, go to: www.emilianensis.com.

...

En la Sierra, el tiempo gotea personas. El otoño comienza a vaciar calles y viviendas. En apenas unas semanas, los 1.200 habitantes que bullen y huyen del mundanal ruido de la ciudad se transforman en treinta. El invierno marca negativos en el termómetro y espanta la vida. La capital espera a 84 kilómetros, algunos de ellos concienzudamente sinuosos y escurridizos. La distancia. Este alejamiento lleva al desafecto, pero también conserva la tradición en formol. Canales de la Sierra nos recibe a un kilómetro de altitud, bajo la atenta mirada de la Demanda, pastos para ganado y antiguos litigios entre esta villa y Monterrubio de la Demanda (Burgos).

Pasear por el suelo silencioso de esta población despierta ecos del pasado. Una pequeña gruta lanza hacia La Rioja (y el mundo) al río Najerilla, el más importante de todos los autóctonos. Aquí, no es agua lo que falta. Allá por finales del siglo XIX y principios del XX, nos explican, la industria textil vivía un esplendor que hoy atestiguan las piedras y las palabras de viejos canaliegos. El antiguo lavadero, el secadero, la tintorería, la prensa. Tenían la fama y también cardaban la lana.

La arquitectura serrana caracteriza todo el entorno. El adobe, la piedra y los travesaños de madera conjuntan la belleza artística más rústica. Los blasones son huellas impresas de enjundias perdidas o mudadas; un orgullo histórico que representa el Palacio del ilustre Fernán González. Balcones, puertas y ventanas abren sus miradas a nuestro paso. No extrañan, sino abrazan. Algún lugareño nos acompaña e ilustra parte del trayecto con esa vieja sabiduría que pervive en la distancia. Todo son palabras limpias y auténticas.

Montaña arriba, lejos, nos dicen, los recuerdos afloran en la histórica población celta (y después romana) de Segeda Pelendonum; abajo, mientras tanto, nuestros pies continúan callejeando íntimamente las dos o tres rutas posibles de este modesto entramado. Dejamos atrás la iglesia parroquial de Santa María y continuamos hasta que una aparición nos atrapa bajo una torre cuadrangular, la 'Torre del Reloj'. En lo alto, el Papamoscas celebra las horas abriendo su boca enmascarada al son de las campanas, pero las emociones están encerradas. Dentro del edificio originalmente eclesiástico, Canales de la Sierra salvaguarda un teatro barroco con corrala de madera del siglo XVIII, el más añejo de todos los conservados en La Rioja. El espectáculo ahora es mudo, aunque el fondo es igualmente hermoso. Fantaseamos inevitablemente con interpretaciones y aplausos enlatados.

En la parte alta de la villa, descansa un mirador que nos traslada hacia el Románico. La iglesia de San Cristóbal (siglo XII) abre su admirable galería porticada con la misma naturalidad que destapan los vecinos ante los extraños. Nos vamos de Canales sabiendo que a unos ocho kilómetros, envuelta de postales altivas, la ermita de La Soledad invita a devotos y valientes senderistas.  

Descendemos cuatro kilómetros culebreando en dirección Logroño hasta llegar a la apacible Villavelayo, morada permanente de una sesentena de personas multiplicadas durante los meses de clima benigno. Es la misma ruta que sigue el Najerilla (río Canales para los de aquí) para unir su caudal con el Neila. El agua se reúne amistosamente. Las fuentes nos invitan a degustar la mezcla mientras rondamos calles y recodos escondidos de estilo serrano, el que define actitudes y costumbres por estos lares.

Hijos y nietos de la villa nos hablan de Santa Áurea, la única santa nacida en La Rioja allá por el siglo XI. La joven cuyo nombre delata el color dorado de sus cabellos, trasladó su prematura vocación a una celda estrecha del monasterio de Suso, en San Millán de la Cogolla. La recuerdan como la santa emparedada, especialmente por los versos hagiográficos que le dedicó Gonzalo de Berceo, reconocido como el primer poeta castellano que puso nombre a sus escritos. Estas líneas inmortalizaron a la beata, hoy motivo de honra para villavelayenses devotos y gentiles. En la parte alta, nos informan, una ermita la evoca vigilando la paz de sus paisanos.

Entramos en la reconstruida iglesia de Santa María, originalmente del siglo VI o VII, y actualmente una rememoracion de estilos y circunstancias (árabe, románico, barroco, neoclásico). Dentro, una pila primitiva evoca bautismos y supervivencia.

Caminamos con el estómago en alerta por Corralón, encontramos otro Palacio del insigne Fernán González, contemplamos escudos y blasones, escuchamos saludos desinteresados y alcanzamos una plaza con vistas al matrimonio fluvial. Es momento de abrigar la barriga en el bar Amado. María Ángeles recibe estómagos necesitados y ella responde con caparrones, patatas a la riojana y menestras de verduras. Con la necesidad rebajada, ella insiste con costilla guisada, manos de cerdo y bacalao a la riojana. Y nos remata con una tarta de queso sublime.

Es hora de perseguir el río, pero antes Villavelayo nos convoca para fechas más alegres donde el cachibirrio aparece como primera autoridad, una figura firme y jaranera que alimenta el folclore popular.

El agua se expande en un embalse imponente que acostumbra a sensibes rebajas estivales. La sequía prolongada hasta octubre emerge los viejos fantasmas de Mansilla de la Sierra. En 1960, el agua cubrió el antiguo emplazamiento y seiscientas almas fueron evacuadas sin remedio. Nos cuentan que intervino la Guardia Civil y muchos habitantes corrieron a rescatar sus últimos enseres con el agua trepando por las rodillas. Es difícil imaginar el trauma que la construcción de la presa supuso para los mansillanos.

Desde la carretera, nos asomamos al plano cenital de los restos. Bajamos hacia un camposanto de piedra, árboles y barro. Hasta 1.200 personas unieron sus vidas en estas calles ahora enfangadas e incluso expoliadas. Atravesamos el recuerdo de la iglesia, paseamos junto a viviendas, palacios y puentes que parecen inmortales. Nos sorprende un hilillo de agua escoltado por troncos erectos. Algunas construcciones guardan piedras muy apreciadas por los amigos de lo ajeno, que no temen a fantasmas ni respetan la memoria.

Nos señalan el antiguo emplazamiento del cuartel de la Guardia Civil, el quiosco de la plaza, otro palacio del renombrado Fernán González y nos explican que esta modesta localidad dispuso de infraestructuras para tirar el Diario El Najerilla. Los picos Gatón (2.037 metros) y Culillas (1.807) parecen encogerse frente a la vieja realidad.

Dejamos atrás la melancolía para visitar el nuevo Mansilla de la Sierra, otra villa aquejada  por la emigración (unos setenta habitantes), la distancia y las dificultades. Aquí perdura gente recia y trabajadora, ganaderos, forestales, nostálgicos. El puente de Suso nos recibe para no olvidar. En la Casa de las Siete Villas, fotografías y testimonios ensalzan los viejos tiempos que también cautivaron a Ana María Matute y la hicieron digna de adopción. Porque la académica sabía expresar, con sentimientos universalmente localizados, lo que rumian profundamente los mansillanos. Ahora, "todo está ahogado, viviente y ahogado a un tiempo, bajo esa capa de cristal verde oscuro".

...

Tiempo: 1,45 h

 

Kilómetros: 17,5

 

Desnivel acumulado: 260 metros

 

Interés: Paisaje, pueblos.

 

Tipo de firme: asfalto, pista, rodadas.

 

Época recomendada: primavera, verano y otoño

 

Dificultad: baja / media

 

Agua: hay fuentes en Lumbreras y San Andrés

 

Descripción

 

Desde Lumbreras salimos por la carretera de acceso hasta llegar al cruce con N-111. Cruzamos la carretera, pasamos por el puente del río Piqueras y a la izquierda sale una pista ascendente Pista Pantano de Pajares hasta llegar a un cruce de pistas.

 

Seguimos a la izquierda de bajada hasta llegar a otro cruce. Seguimos la pista de enfrente y empezamos a bordear el pantano llaneando, pasando el puente del río Piqueras, el arroyo de las Cañadillas hasta llegar a la carretera. Nos vamos a la izquierda por la carretera hasta el cruce de San Andrés donde vamos a la derecha LR-457 hasta llegar al pueblo.

 

Seguimos por la carretera hasta llegar al Museo Etnográfico, allí iremos por la pista de Vía Romana, cruzaremos una portilla metálica, bajamos por un suelo de roca hasta llegar a un puente. Cruzamos el puente de madera y ascendemos hasta al Alto de las Verdades, descendemos hasta la Dehesa donde cruzamos una portilla y seguimos hasta llegar a Lumbreras. Siempre nos quedará la opción de volver por la carretera N-111 (menos circulación en festivos) desde San Andrés a Lumbreras, si no queremos hacer la segunda parte de la ruta por la montaña ya que es algo más exigente física y técnicamente.

 

...