formularioHidden
formularioRDF
Login

 

Iniciar sesión

Panel Information

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

All > en familia

facetas

5 results

El Balcón de Mateo

tipo de documento Artículos

Con El Balcón de Mateo, las mamás y papás lo tendrán mucho más fácil a la hora de escoger los mejores planes para realizar en familia en La Rioja.

 

Es una web informativa en la que encontrarás las actividades de ocio infantil y familiar que se celebran en Logroño y en La Rioja.

 

Ofrecemos una información completa y actualizada sobre las mejores propuestas de ocio familiar.

 

Agenda de ocio infantil de La Rioja. El Balcón de Mateo presenta las actividades para niños entre 0 12 años programadas en La Rioja y la información que más interesa a los padres riojanos como educación, cultura y turismo familiar.

 

También puedes descargarte su aplicación para llevarla a todas partes:

 

-iOS (iPhone): https://itunes.apple.com/es/app/el-balcon-de-mateo/id757841940?mt=8
-Android: https://play.google.com/store/apps/details?id=com.santibecerra.elbalcondemateo

...

 

La Rioja can be an adventure for children. Where else are they going to find dinosaurs, castles, windmills, waterfalls and adventure?

Start by discovering the oldest animals on earth. The dinosaurs left their tracks in La Rioja thousands of years ago and can still be seen. Can you imagine your hand within the footprint of a dinosaur? Try to see who leaves the biggest impression.

To understand the lives of these animals, how they left their tracks and above all, how the tracks have survived until present day, you have to visit Barranco Perdido, a complete palaeoadventure park where children can pretend to be explorers and families enjoy themselves while learning. In Enciso and other locations around you will discover most of the finds, life-size replicas of animals and the most curious stories: a struggle between dinosaurs, a whole family, a lame dinosaur... Yes, oddly enough, you can see all this in La Rioja.

Wine can also be fun for children, who cannot drink it, but they can learn how the must is made, taste it while their elders taste the wines and admire the enormous wineries with their stainless steel tanks that look like spacecraft, play among the vineyards, learning how grapes are picked, how the vines are cared for... The possibilities are many and children love to behave like grown-ups in a grape juice tasting session and learn how grapes turn into wine... a mystery, isn't it?

But family fun does not stop there. Did you know that La Rioja is full of castles? With famous battles and everything, like Clavijo Castle, where Santiago appeared on his famous white horse to win the battle.

Between castles and monasteries you can live medieval tales of princes and kings, like the King of Nájera - Pamplona, who was hunting one​ day when he spotted a dove that led him to a cave in which he found an image of the Virgin Mary, a bunch of lilies, a bell and an oil lamp. In that same place he built the Monastery of Santa María la Real de Nájera and if you visit it with children you can enter the cave at the back of the pantheon where the kings are buried.

La Rioja is full of medieval legends, such as the hen that crowed after being roasted in Santo Domingo de la Calzada. In the cathedral there is a chicken coop with live chicken and cock who crows for visitors.

Also hiding in a forest in La Rioja there is the small monastery of Suso (almost a shrine) where centuries ago the first words were written in the Spanish language and also in Basque, on the margin of a book written in Latin, like a side note written on a textbook.

If you're looking for adventure, what you need are sport activities: snowshoes, bicycles and horses among the vineyards, hiking picking blackberries or other wild fruit... What seems most fun?

Also in La Rioja you can have fun while learning, in the Interpretation Centres (transhumance, bee-keeping, snow, celtiberian, the groves of the Ebro), by visiting a wind- or water mill, by playing in the House of Sciences or enjoying activities at the Vivanco Museum of the Culture of Wine or family visits to the Würth Museum of Modern Art.

You thought that the children would get bored in La Rioja?

...

Accessible La Rioja

tipo de documento Artículos

La Rioja is an inclusive tourist destination, which works hard at providing real accessibility and creating spaces that will accommodate every individual. We invite you to enjoy our wine tourism and outstanding food, discover the land where dinosaurs lived, experience the St James’ Way and visit the birthplace of the Spanish language.

La Rioja offers a variety of accessible tourism opportunities for all types of tourists. Families, senior citizens and tourists with special needs or functional diversity find activities for every taste in La Rioja.

Nature lovers will enjoy accessible natural environments including greenways, the St James’ Way, Sierra Cebollera Nature Reserve and Sotos de Alfaro Nature Reserve, with routes adapted for wheelchairs and buggies along accessible paths.

There is a wide range of accessible art, heritage and culture so you can discover monasteries, castles, museums and the secrets of Rioja wine. If you want to share a day with the whole family, nothing better than visiting one of our theme parks, like the Barranco Perdido paleoadventure park or Tierra Rapaz, where adults and children alike will enjoy unforgettable experiences.

Of course, you cannot come to La Rioja and fail to visit one of our many accessible wineries and participate in sensory wine tastings, where your senses take over and surprise you with unexpected surprises, letting you discover your personal abilities.

The tourism and cultural offer is varied, and so is the food offer. Visitors to this land never forget our cuisine, thanks to the wide range of accessible tapas routes and restaurants, which are not only free of physical barriers, but also provide special menus to cater to different intolerances and sensitivities.

In short, La Rioja is an enticing region, an accessible destination that hospitably welcomes everyone; a land of positive surprises where you can do sports, attend conferences and meetings, go shopping and much more.

Come and discover #AccessibleLaRioja at:

www.equalitasvitae.com

www.lariojasinbarreras.org

 

...

La Rioja es un destino para descubrir, pero sobre todo para vivirlo, para sentir, para disfrutar. La Rioja apetece por muchas razones y en esta pequeña comunidad, la más pequeña de España, se pueden vivir experiencias únicas. Como muestra valgan estas 10 seleccionadas, aunque si visita esta tierra descubrirá que hay muchas más.

1. Calle Laurel y San Juan

Son las dos calles más famosas de Logroño. Repletas de bares que ofrecen su especialidad con nombres pintorescos: Tío Agus, Zapatilla, Blanco y negro, Valentino… Bocados sencillos pero deliciosos acompañados de un buen vino. No deje de probar los famosos champiñones del Soriano o el Ángel. El gusto por los pinchos en La Rioja no es sólo de la capital, en Haro merece la pena una visita a la Herradura y también encontrarán buenos pinchos con verduras en Calahorra.

2. Cuna del Castellano.

En los Monasterios de San Millán de la Cogolla, en un entorno natural maravilloso, se escribieron las primeras palabras conocidas en castellano (y también en Euskera). En estos monasterios los copistas de los códices apuntaban en los márgenes de los libros que copiaban pequeñas anotaciones en sus idiomas de origen que hoy son los primeros vestigios escritos de nuestra lengua encontrados. Una visita cultural indispensable, pero también un lujo para los que buscan entornos naturales únicos.

3. El vino está íntimamente ligado a La Rioja y una familia riojana, la familia Vivanco, decidió devolver al vino lo que el vino le había dado y creó el que está considerado el mejor museo del vino del mundo, en la preciosa localidad de Briones. En el Museo Vivanco de la cultura del vino podrá aprender sobre elaboración, contemplar valiosas obras de arte y arqueología en torno al vino en el mundo a través de los tiempos; pero, sobre todo, vivir el vino de una manera diferente con sus actividades, catas, paseos por las viñas. Todo en un entorno único.

4. La estrella Michelin en el pueblo más pequeño del mundo.

En el pequeño pueblo de Daroca de Rioja, de apenas 50 habitantes se esconde La Venta Moncalvillo uno de los dos restaurantes con estrella Michelin de La Rioja. En este pequeño local, regentado por los hermanos Echapresto se puede degustar una gran cocina y una impresionante bodega con cientos de referencias. No muy lejos, otras dos estrellas Michelin alumbran el Portal de Echaurren, del afamado chef Francis Paniego.

5. Un poblado celtibérico

En La Rioja se puede viajar en el tiempo. Antes de que los romanos hicieran famosa la ciudad de Calagurris (Calahorra) ya existían poblaciones en esta zona. En Contrebia Leukade podrá descubrir cómo vivían los celtíberos antes de la llegada de los romanos a la península. Una lección de historia en vivo que gustará a niños y mayores y, además, permite descubrir el Alhama, uno de los valles más peculiares y desconocidos de La Rioja a pesar de su belleza.

6. Volar en globo sobre los viñedos

Una de esas cosas que dicen que hay que hacer en la vida, al alcance de la mano gracias a Arco Iris, una empresa que ofrece sus servicios en la zona de Haro y permite sobrevolar los viñedos de La Rioja Alta al amanecer para acabar con un almuerzo “a la riojana” Una de esas experiencias que no olvidarán, especialmente en otoño cuando los viñedos toman sus colores ocres y el paisaje se vuelve un manto de intensos rojos, amarillos y ocres. ¡Un espectáculo!

7. Vendimiador por un día

Desde mediados de septiembre y hasta bien entrado octubre La Rioja se convierte en un hervidero de personas, tractores, cestas, corquetes… ¡Llega el momento de la vendimia! Un momento que los viticultores esperan todo el año trabajando en sus cepas y en el que los turistas pueden también participar, aunque de una manera más lúdica, de la mano de empresas especializadas en enoturismo como Riojatrek o de la mano de algunas bodegas que organizan vendimias populares en familia como David Moreno (Badarán)

8. La mayor colonia de cigüeñas sobre un edificio.

Este espectáculo natural único puede contemplarse desde los miradores y las calles que rodean a la bonita Colegiata de ladrillo de Alfaro. Cientos de cigüeñas anidan en esta zona, animadas por el buen clima de La Rioja Baja y el entorno que encuentran en el cercano Parque Natural de los Sotos del Ebro. Un paseo por esta zona es un lujo para los amantes del avistamiento de pájaros y también para los que disfrutan del senderismo y otros deportes en un enclave natural lleno de senderos que discurren a la orilla del río Ebro.

9.Seguir las huellas de los dinosaurios

El viaje en el tiempo de La Rioja permite incluso llegar a la prehistoria. Miles de años antes de que el hombre apareciera en el mundo La Rioja ya estaba habitada. Las huellas de dinosaurios (icnitas), que en gran número y calidad se encuentran por toda La Rioja, dan fe de su vida en las Sierras riojanas. El centro de interpretación de Igea y el parque de paleoaventura del Barranco Perdido en Enciso son los principales puntos desde los que investigar y descubrir los secretos de los dinosaurios riojanos. Una escapada especialmente indicada para hacer en familia porque a los más pequeños les apasiona este mundo. Les sorprenderá ver como los niños enseñan a sus padres los hallazgos y les cuentan qué tipo de dinosaurio están viendo como auténticos paleontólogos.

10. Visitar más de 100 bodegas de las 500 que hay en la denominación de origen Rioja. Quizá 100 son excesivas, pero esa es la oferta entre la que podrá elegir. Especialmente recomendable es el Barrio de la Estación de Haro, donde se concentran las bodegas centenarias, con los grandes nombres de Rioja. En torno a las vías del tren, por las que en los primeros años de la creación de estos templos vinícolas salían los finos caldos riojanos hacia los destinos más recónditos, hoy las bodegas modernas ofrecen sus programas de visita, en los que se puede descubrir no sólo cómo se elaboran los mejores vinos de Rioja, sino también cómo se fabrican las barricas y las cubas de madera de roble, cómo han evolucionado las etiquetas, rincones antiguos donde reposan las añadas más legendarias y modernas ampliaciones realizadas por prestigiosos arquitectos.

Pero estas 10 sugerencias no son las únicas experiencias que podrá vivir en La Rioja. Pregunte a los riojanos y descubrirá que cada viaje puede ser diferente. Acabará conociendo lugares increíbles y compartiendo vino y mantel con desconocidos que podrán convertirse en amigos para toda la vida. 

...

Día 1: Nájera - Santo Domingo - ezcaray

Para el primer día, podréis seguir el trazado del Camino de Santiago a su paso por La Rioja que justamente sigue este recorrido. Empezaríamos por Logroño, aunque os sugiero que al menos dejéis una tarde para conocer bien la capital y, sobre todo, para disfrutar de la gastronomía popular de la Calle Laurel.

 

En Logroño entra el Camino de Santiago por el Puente de Piedra y atraviesa el Casco Antiguo hasta la Iglesia de Santiago que tiene a sus pies una fuente para el peregrino y un curioso juego de la oca gigante con representaciones de todos los hitos principales del Camino de Santiago. Siguiendo el Camino (las marcas con las conchas amarillas y las flechas son fáciles de seguir) llegaréis a la Plaza del Parlamento, donde se encuentra el Parlamento de La Rioja. Cerca de allí se encuentra la Puerta del Revellín, antigua puerta de la ciudad orientada a Finisterre por la que los peregrinos abandonaban Logroño de camino a Navarrete.

 

Siguiendo la ruta del Camino de Santiago, llegamos a Navarrete. Aunque si se hace en coche, una moderna variante rodea el pueblo, merece la pena entrar a visitarlo. En esta localidad tenemos la única bodega de Rioja por la que pasa el Camino de Santiago: Bodegas Corral.

 

Navarrete es también famoso por su alfarería. Resulta curioso visitar alguna de las más artesanas como es la de Antonio Naharro, justo enfrente del antiguo Hospital de peregrinos San Juan de Acre del que sólo queda la portada que hoy pertenece al cementerio de Navarrete.

 

Salimos de Navarrete de camino a Nájera, cuna de reyes, ya que aquí tuvo su corte durante muchos años el Reino de Pamplona - Nájera (918 – 1076) Sancho III el Mayor construyó el Monasterio de Santa Mª La Real, donde se encuentra el Panteón real, en base a una leyenda sobre unas visiones que tuvo en la cueva que se encuentra dentro de la iglesia del monasterio.

 

Desde Nájera, antes de partir por el Camino de Santiago hacia Santo Domingo de la Calzada, merece la pena un pequeño desvío que muchos peregrinos hacen incluso a pie para visitar los Monasterios de Suso y Yuso en San Millán de la Cogolla, Patrimonio de la Humanidad por ser el lugar donde se han encontrado las primeras palabras escritas en castellano antiguo y en vascuence. Es un lugar privilegiado, no sólo por si importancia histórica, sino también por su belleza paisajística. El monasterio de Suso, tiene las visitas limitadas y hay que reservar la visita con antelación. Tenéis el teléfono de la reserva en el enlace que os he hecho con la nuestra página web.

 

A la vuelta de San Millán, y siguiendo con los monasterios de La Rioja os recomiendo la visita al Monasterio Cisterciense de Cañas. Es un monasterio peculiar porque al contrario de la mayoría de los monasterios góticos y de la orden del Cister, este monasterio fue y sigue siendo un monasterio de mujeres. Son de las pocas monjas cistercienses del mundo. El monasterio es realmente bonito.

 

Ya en Santo Domingo de la Calzada, toda la ciudad esta construida por y para el Camino de Santiago, desde el antiguo Hospital de Peregrinos que hoy es Parador nacional hasta, por supuesto, su magnífica Catedral que posee en su interior la prueba viva de una famosa leyenda medieval en la que cantó una gallina después de asada. Aun podéis oír cantar al gallo y la gallina en la Catedral y podréis conocer al completo la leyenda.

 

Desde Santo Domingo, tenéis a un paso la villa de Ezcaray. Allí está uno de los templos de la cocina riojana en los fogones de Francis Paniego y su madre Marisa en el Echaurren con 2 estrellas Michelin, aunque también tenéis otras opciones más económicas y de diferentes niveles culinarios.

 

 

 

 

Día 2: Los misterios del vino

 

El vino de Rioja es famoso en el mundo entero, pero poca gente conoce la importancia que el vino tiene no solo para esta Comunidad, sino para la cultura mundial en general. Un lugar increíble para conocer esto es el Museo de la Cultura del vino Dinastía Vivanco, en la bonita localidad medieval de Briones. En sus más de 4.000 metros de exposición podréis disfrutar de todo lo que el vino ha legado a la cultura y el arte desde los antiguos egipcios a modernos Picassos y conocer además los métodos de elaboración, el transporte, el embotellado, la crianza en barricas… Os recomendamos que reservéis por teléfono la visita lo antes posible porque supongo que en Semana Santa va a estar a tope y es una visita indispensable. Este museo ofrece también visita a su bodega, cursos de cata, tienda especializada, restaurante, etc.

 

Después de conocerlo todo sobre el vino podéis pasar a la práctica en el Barrio de la Estación de Haro, donde se concentran el grueso de las bodegas centenarias de La Rioja. Muchas de ellas tienen visitas organizadas y es muy difícil recomendar una.

 

Si recorréis la comarca de la Sonsierra empezando por San Vicente (veréis su iglesia y castillo desde Briones) encontraréis lagares rupestres donde se pisaba la uva a pie de campo y construcciones puntiagudas de piedra llamados guardaviñas que servían de refugio y como almacén de herramientas. También encontraréis la única iglesia templaria de La Rioja: Sta. Mª de la Piscina. En San Vicente se celebra una de las fiestas más conocidas de la Semana Santa riojana: los picaos. Estos disciplinantes anónimos se castigan la espalda con flagelos. Es impresionante y siempre hay mucha gente, por lo que si queréis verlo, tendréis que ir con mucho tiempo.

 

Si os gusta el deporte, una opción interesante es hacer algún tipo de actividad entre viñedos. Las hay de todo tipo y para todo tipo de personas, incluso si no se es un deportista nato: piraguas por el Ebro entre viñedos, globo sobre las viñas, paseos a pie y en bici e incluso paseos a caballo entre los viñedos. Son muy divertidas e interesantes.

 

Durante todo el día tendréis la oportunidad de llevaros un recuerdo de La Rioja en forma de vino, ya que todas las bodegas ofrecen sus vinos a un precio competitivo a los visitantes turísticos. También podéis visitar el taller de algún artesano que realice botas de vino o barricas.

 

 

Día 3: Naturaleza y Paisaje

 

El tercer día podéis dedicarlo a conocer la Sierra Riojana. Especialmente la Sierra de Cameros, con gran tradición ganadera y trashumante hoy reconvertida en el Parque natural de Sierra Cebollera.

 

Se puede empezar la visita a esta zona subiendo por la empinada carretera del Cañón del Leza. Es un cañón impresionante en el que los buitres sobrevuelan por los miradores sobre las cerradas curvas de la carretera que desde Logroño lleva a lo más alto del Camero Viejo hasta el puerto de Piqueras. En su ascensión además de pequeños pueblos verás pastar las mejores terneras riojanas e incluso, si tienes suerte, algún ciervo que se acerca a los riachuelos a beber. El pueblo de Trevijano se encuentra colgado en la parte alta del cañón y tiene unas vistas excelentes.

 

Después de llegar hasta Piqueras, en la localidad serrana de Lumbreras, donde encontraréis el centro de interpretación de la trashumancia, podéis bajar por el Camero Nuevo hasta llegar a Ortigosa en Cameros donde podréis visitar las Cuevas naturales descubiertas en una voladura para hacer una cantera para construir el Pantano del Rasillo.

 

En Villanueva de Cameros podrás conocer cómo se hacen las almazuelas, una artesanía riojana que se realiza cosiendo pequeños trocitos de tela para formar coloridas colchas o cojines, llaveros, alpargatas…

 

En Villoslada de Cameros encontraréis del Centro de Interpretación de Sierra Cebollera que os mostrará la belleza de este Parque Natural.

 

De regreso a Logroño, pasaréis por la localidad de Torrecilla en Cameros, cuna de Sagasta y capital de los Cameros.

 

 

Día 4: La Rioja Baja

 

El último día lo podéis pasar conociendo culturas ancestrales que dejaron su huella en La Rioja. Desde Calahorra, antigua Calagurris romana. Ciudad romana de gran importancia como atestiguan los restos romanos que quedan en esta localidad. Calahorra es la capital de La Rioja baja, tras recorrer su Catedral, el Museo diocesano y otros lugares de interés, no dejéis de probar en uno de sus excelentes restaurantes la verdura calagurritana en cualquiera de sus formas, desde la más tradicional a la nueva cocina. La Semana Santa en Calahorra está declarada de interés turístico nacional y podréis ver procesiones y pasos con gran tradición.

 

Desde Calahorra merece la pena desplazarse a Alfaro donde llama la atención la gran cantidad de cigüeñas que se pueden ver en esta localidad. En la colegiata de Alfaro podrás descubrir la mayor colonia de cigüeña blanca de Europa.

 

En el centro de interpretación de la Reserva Natural de los Sotos del Ebro os explicarán por qué estas cigüeñas han elegido La Rioja para pasar la mayor parte del año y conoceréis la riqueza natural de esta zona riojana.

 

Siguiendo el curso del río Alhama desde Alfaro, se llega a Cervera, la capital de la Sierra oriental riojana, desde allí se accede a Contrebia – Leucade, un yacimiento arqueológico de gran interés en un asentamiento celtíbero. Allí conoceréis las formas de vida de estos antiguos habitantes de La Rioja.

 

Por la tarde, para recuperar fuerzas, os podéis acercar a las pozas de Arnedillo, cerca del balneario de esta localidad y que manan de la misma fuente que las aguas que cientos de turistas “toman” cada año en este establecimiento. Las pozas son más modestas, pero igual de relajantes.

 

Cerca de Arnedillo, en Enciso, tenéis el parque del paleoaventura de “El Barranco Perdido”, punto de partida ideal para conocer los yacimientos de huellas de dinosaurios y el lugar perfecto para pasar un día en familia donde los niños aprenderán a ser paleontólogos y disfrutarán en el parque de aventura. El paisaje rocoso de Enciso, especialmente al atardecer cuando el cielo se vuelve rojizo, te transporta a miles de años atrás cuando esta zona era una laguna arcillosa y los dinosaurios paseaban por sus orillas en busca de agua y alimento.


Seguro que a su paso veis muchos lugares que merecen una parada, tomároslo con tiempo. Parad y disfrutad del paisaje, de las gentes y de la hospitalidad riojana. Si no os da tiempo a hacerlo todo, no os preocupéis, La Rioja está muy cerca y estaremos encantados de que volváis a visitarnos.

 

...