formularioHidden
formularioRDF
Login

 

Buscar en La Rioja Turismo close

EMPIEZA A TECLEAR...

TU BÚSQUEDA NO HA OBTENIDO NINGÚN RESULTADO.

Panel Information

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

La Rioja Turismo > Enoturismo

facetas
filter_listFiltrar

205 results

...

Haro

Si hay que destacar un punto concreto por la repercusión que ha tenido en la historia del vino de Rioja, este es sin  duda el Barrio de la Estación de Haro. Un lugar lleno de simbolismo y que sin duda revolucionó todo el mundo del vino de nuestra denominación de origen.

El Barrio de la Estación es un lugar emblemático de la ciudad de Haro, un enclave que presenta la mayor concentración de bodegas centenarias del mundo y cuya construcción fue en torno a un eje central y común: la estación de ferrocarril. De ahí que se le conozca como la milla de oro del vino de Rioja.

Pero que los vecinos del barrio sean bodegas centenarias no quiere decir que sean antiguas, pues las bodegas son construcciones que nunca están terminadas, generación tras generación evolucionan y consiguen mezclar su parte más clásica, la más antigua, con la arquitectura más moderna.

De este modo, una visita al Barrio de la Estación de Haro se convierte en un viaje por el tiempo, donde se puede seguir la evolución del vino y la arquitectura del último siglo.

Historia del Barrio

El Barrio de la Estación empezó a dibujarse en la segunda mitad del siglo XIX como consecuencia de la sustitución de las caballerías como medio de transporte tradicional del vino por un novedoso ferrocarril y sus “caminos de hierro”.

Una circunstancia a la que se unió la necesidad de numerosos bodegueros franceses de acudir a La Rioja para adquirir vinos con los que sustituir las malas cosechas que el oidium (1863) y la filoxera (1867) provocarían en sus viñedos, instalando sus centros de exportación en los alrededores de la provisional estación de ferrocarril.

De aquellos orígenes ya no queda en pie ningún almacén-bodega de origen francés. De las que hoy permanecen, la primera en instalarse fue la de R. López de Heredia y Landeta (en 1877); en 1879 se crea la Compañía Vinícola del Norte de España (CVNE); en 1886, D. Ángel Gómez de Arteche funda la bodega A. y J. Gómez Cruzado; en 1890 se instala La Rioja Alta S.A. y se crea, en 1901, Bodegas Bilbaínas.

En aquellos 30 años (1877-1904) es cuando definitivamente se configura el Barrio de la Estación tal y como hoy se le conoce, años en los que también había fábricas de aguardientes, de jabones y abonos así como algunas viñas entre los almacenes de los bodegueros.

A partir de 1970, Muga (fundada en 1932) traslada su sede del caso urbano de Haro al Barrio de la Estación, sumándose a la lista de bodegas en este singular emplazamiento. Y una década más tarde, Roda construiría también allí su instalaciones pasando a formar parte de tan singular vecindario.

Haro

Si hay que destacar un punto concreto por la repercusión que ha tenido en la historia del vino de Rioja, este es sin  duda el Barrio de la Estación de Haro. Un lugar lleno de simbolismo y que sin duda revolucionó todo el mundo del vino de nuestra denominación de origen.

El Barrio de la Estación es un lugar emblemático de la ciudad de Haro, un enclave que presenta la mayor concentración de bodegas centenarias del mundo y cuya construcción fue en torno a un eje central y común: la estación de ferrocarril. De ahí que se le conozca como la milla de oro del vino de Rioja.

Pero que los vecinos del barrio sean bodegas centenarias no quiere decir que sean antiguas, pues las bodegas son construcciones que nunca están terminadas, generación tras generación evolucionan y consiguen mezclar su parte más clásica, la más antigua, con la arquitectura más moderna.

De este modo, una visita al Barrio de la Estación de Haro se convierte en un viaje por el tiempo, donde se puede seguir la evolución del vino y la arquitectura del último siglo.

Historia del Barrio

El Barrio de la Estación empezó a dibujarse en la segunda mitad del siglo XIX como consecuencia de la sustitución de las caballerías como medio de transporte tradicional del vino por un novedoso ferrocarril y sus “caminos de hierro”.

Una circunstancia a la que se unió la necesidad de numerosos bodegueros franceses de acudir a La Rioja para adquirir vinos con los que sustituir las malas cosechas que el oidium (1863) y la filoxera (1867) provocarían en sus viñedos, instalando sus centros de exportación en los alrededores de la provisional estación de ferrocarril.

De aquellos orígenes ya no queda en pie ningún almacén-bodega de origen francés. De las que hoy permanecen, la primera en instalarse fue la de R. López de Heredia y Landeta (en 1877); en 1879 se crea la Compañía Vinícola del Norte de España (CVNE); en 1886, D. Ángel Gómez de Arteche funda la bodega A. y J. Gómez Cruzado; en 1890 se instala La Rioja Alta S.A. y se crea, en 1901, Bodegas Bilbaínas.

En aquellos 30 años (1877-1904) es cuando definitivamente se configura el Barrio de la Estación tal y como hoy se le conoce, años en los que también había fábricas de aguardientes, de jabones y abonos así como algunas viñas entre los almacenes de los bodegueros.

A partir de 1970, Muga (fundada en 1932) traslada su sede del caso urbano de Haro al Barrio de la Estación, sumándose a la lista de bodegas en este singular emplazamiento. Y una década más tarde, Roda construiría también allí su instalaciones pasando a formar parte de tan singular vecindario.

Hola Verano

tipo de documento Events

...

22/06/2019

Logroño

22/06/2019

22/06/2019

Logroño

sábado, 22 de junio 2019

Primavera en una copa

tipo de documento Events

...

21/03/2019

Logroño

21/03/2019

23/06/2019

Logroño

amelí rioja tours

Fondues a la riojana

tipo de documento Events

...

21/03/2019

Gimileo

21/03/2019

23/06/2019

Gimileo

bodegas santalba

Calado del Conde

tipo de documento Attractions

...

Navarrete

Edificio de propiedad municipal y perteneciente al palacio donde se ubican las dependencias municipales, este calado se prolonga desde la Plaza Donantes de Sangre hasta la calle Nueva, con fachada de sillería, está integrada dentro del cinturón de la muralla. En el interior consta de dos alturas y está construida en sillería y ladrillo con bóvedas de medio punto.

El calado ha sido restaurado recientemente y se utiliza para pequeños espectáculos y exposiciones.

Navarrete

Edificio de propiedad municipal y perteneciente al palacio donde se ubican las dependencias municipales, este calado se prolonga desde la Plaza Donantes de Sangre hasta la calle Nueva, con fachada de sillería, está integrada dentro del cinturón de la muralla. En el interior consta de dos alturas y está construida en sillería y ladrillo con bóvedas de medio punto.

El calado ha sido restaurado recientemente y se utiliza para pequeños espectáculos y exposiciones.

De pinchos por Haro

tipo de documento Attractions

...

Haro

La ruta comienza en la calle Santo Tomas, cualquiera que venga a Haro tiene que acercarse a esta conocida calle de nuestra “Herradura”. En esta mítica cuesta hacia la Parroquia podemos entretenernos probando pinchos, tomando bocadillos o comiendo en alguno de sus restaurantes.

Si queremos llevar un recuerdo de Haro para casa, qué mejor que entrar en alguna de sus enotecas para seguir disfrutando de los productos más típicos: conservas, recuerdos de la ciudad y por su puesto, vino.

Haro

La ruta comienza en la calle Santo Tomas, cualquiera que venga a Haro tiene que acercarse a esta conocida calle de nuestra “Herradura”. En esta mítica cuesta hacia la Parroquia podemos entretenernos probando pinchos, tomando bocadillos o comiendo en alguno de sus restaurantes.

Si queremos llevar un recuerdo de Haro para casa, qué mejor que entrar en alguna de sus enotecas para seguir disfrutando de los productos más típicos: conservas, recuerdos de la ciudad y por su puesto, vino.

Calados de Logroño

tipo de documento Attractions

...

Logroño

Aquí podrás visitar los calados que desde la Edad Media y el Renacimiento se han venido utilizando para la elaboración y la crianza del vino. Las calles más antiguas de la ciudad, siguen conservando muchos de sus antiguos calados.

Los calados: cada vivienda tenía en su parte inferior, bajo el nivel del suelo, una construcción de piedra de sillería, - como la que componen las iglesias y las catedrales -, con una bóveda de medio cañón también construida con sillares. En ellas cada familia, descargaba la uva y la hacía después fermentar en el lagar, una especie de depósitos generalmente de piedra.

Cuando recorras la Ruavieja, Barriocepo u otras calles del Casco Antiguo fíjate en una especie de respiraderos que los muros de piedra tienen a la altura del suelo. Los llamamos tuferas. Cuando el vino fermentaba en el lagar por lo que se conoce por maceración carbónica o tumultuosa producía un gran aumento de temperatura y se desprendía monóxido de carbono. Este gas es lo que tantísimas veces ha producido lo que en La Rioja se conoce como muerte dulce, un envenenamiento por asfixia que causa la muerte sin ninguna señal de alarma previa, simplemente haciendo antes perder el conocimiento al artesano de la bodega.

Los calados que conservamos son:

Casa de la Danza
c/ Ruavieja, 25 o acceso desde la calle San Gregorio
Tfno: 941 24 63 65
casadanza@hotmail.com

Sede de la UNED
c/ Barriocepo, 34
Tfno: 941 25 97 22 / 941 25 97 45
info@logrono.uned.es

Colegio de Ingenieros Industriales
Plaza de San Bartolomé, 1
Tfno: 941 25 15 37 / 941 25 19 36
rioja@coiiar.org

Colegio de Arquitectos / Casa Palacio del Marqués de Legarda, siglo XVIII
c/ Barriocepo, 40
Tfno: 941 22 01 08
coar@coar.es

Electra Rioja Gran Casino
c/ Sagasta, 10
Tfno: 941 25 14 20
nieves.santos@orenesgrupo.com

Reja Dorada
c/ Ruavieja, 19
Tfno: 941 23 69 80
rejadorada@factoryw.com

Calado de San Gregorio

C/ Ruavieja, 29

Calados del Centro de la Cultura del Rioja

C/ Mercaderes, 9

Logroño

Aquí podrás visitar los calados que desde la Edad Media y el Renacimiento se han venido utilizando para la elaboración y la crianza del vino. Las calles más antiguas de la ciudad, siguen conservando muchos de sus antiguos calados.

Los calados: cada vivienda tenía en su parte inferior, bajo el nivel del suelo, una construcción de piedra de sillería, - como la que componen las iglesias y las catedrales -, con una bóveda de medio cañón también construida con sillares. En ellas cada familia, descargaba la uva y la hacía después fermentar en el lagar, una especie de depósitos generalmente de piedra.

Cuando recorras la Ruavieja, Barriocepo u otras calles del Casco Antiguo fíjate en una especie de respiraderos que los muros de piedra tienen a la altura del suelo. Los llamamos tuferas. Cuando el vino fermentaba en el lagar por lo que se conoce por maceración carbónica o tumultuosa producía un gran aumento de temperatura y se desprendía monóxido de carbono. Este gas es lo que tantísimas veces ha producido lo que en La Rioja se conoce como muerte dulce, un envenenamiento por asfixia que causa la muerte sin ninguna señal de alarma previa, simplemente haciendo antes perder el conocimiento al artesano de la bodega.

Los calados que conservamos son:

Casa de la Danza
c/ Ruavieja, 25 o acceso desde la calle San Gregorio
Tfno: 941 24 63 65
casadanza@hotmail.com

Sede de la UNED
c/ Barriocepo, 34
Tfno: 941 25 97 22 / 941 25 97 45
info@logrono.uned.es

Colegio de Ingenieros Industriales
Plaza de San Bartolomé, 1
Tfno: 941 25 15 37 / 941 25 19 36
rioja@coiiar.org

Colegio de Arquitectos / Casa Palacio del Marqués de Legarda, siglo XVIII
c/ Barriocepo, 40
Tfno: 941 22 01 08
coar@coar.es

Electra Rioja Gran Casino
c/ Sagasta, 10
Tfno: 941 25 14 20
nieves.santos@orenesgrupo.com

Reja Dorada
c/ Ruavieja, 19
Tfno: 941 23 69 80
rejadorada@factoryw.com

Calado de San Gregorio

C/ Ruavieja, 29

Calados del Centro de la Cultura del Rioja

C/ Mercaderes, 9

Espacio Lagares

tipo de documento Attractions

...

Logroño

Entre los siglos XVI y XIX, en estos lagares se elaboraba el vino de los vecinos de la ciudad de Logroño. En su rehabilitación se ha incluido una sala de usos múltiples con capacidad para 120 personas. Este espacio junto con el Centro de la Cultura del Rioja y el Calado de San Gregorio, componen el triángulo de oro del enoturismo de la ciudad.

Logroño

Entre los siglos XVI y XIX, en estos lagares se elaboraba el vino de los vecinos de la ciudad de Logroño. En su rehabilitación se ha incluido una sala de usos múltiples con capacidad para 120 personas. Este espacio junto con el Centro de la Cultura del Rioja y el Calado de San Gregorio, componen el triángulo de oro del enoturismo de la ciudad.

...

Logroño

Exponente de espacio histórico dedicado a la elaboración del vino. Este calado del siglo XVII, uno de los mayores de la ciudad, conserva en perfecto estado su fábrica en piedra de silleria. Está dedicado a exposiciones temporales y eventos relacionados con el mundo del vino. Este espacio junto con el Centro de la Cultura del Rioja y El Espacio Lagares, componen el triángulo de oro del enoturismo de la ciudad.

El Calado de San Gregorio, de propiedad municipal, es un importante recurso turístico para la ciudad. Se conoce como el calado ‘largo’ ya que es uno de los que se conoce de mayores dimensiones, tiene una longitud de 30 metros y una altura de 4,5 metros.

En la visita se puede observar la piedra de sillería en la bóveda de cañón que es la original y la piedra de mampostería de los muros que delimitan la bóveda. El pozo, una de las particularidades del calado, es también el original, el agua proviene de un manantial subterráno y desemboca en el río Ebro. 

En el techo del calado se pueden ver unas piedras más salientes que tapan el orificio a través del cual el mosto entraba en la bodega. Este calado no poseía lagar ni prensa propia por lo que el mosto procedía de los lagares situados en la calle Ruavieja a través de caños y por efecto gravedad.

La mayoría de los calados comparten características comunes: son rectilíneos, orientación Norte-Sur (lo más cercana al río Ebro), la bóveda de cañón, la piedra de sillería y las tuferas. Las tuferas son orificios de ventilación para la evacuación del tufo (gas carbónico desprendido en el proceso de fermentación).
 

Logroño

Exponente de espacio histórico dedicado a la elaboración del vino. Este calado del siglo XVII, uno de los mayores de la ciudad, conserva en perfecto estado su fábrica en piedra de silleria. Está dedicado a exposiciones temporales y eventos relacionados con el mundo del vino. Este espacio junto con el Centro de la Cultura del Rioja y El Espacio Lagares, componen el triángulo de oro del enoturismo de la ciudad.

El Calado de San Gregorio, de propiedad municipal, es un importante recurso turístico para la ciudad. Se conoce como el calado ‘largo’ ya que es uno de los que se conoce de mayores dimensiones, tiene una longitud de 30 metros y una altura de 4,5 metros.

En la visita se puede observar la piedra de sillería en la bóveda de cañón que es la original y la piedra de mampostería de los muros que delimitan la bóveda. El pozo, una de las particularidades del calado, es también el original, el agua proviene de un manantial subterráno y desemboca en el río Ebro. 

En el techo del calado se pueden ver unas piedras más salientes que tapan el orificio a través del cual el mosto entraba en la bodega. Este calado no poseía lagar ni prensa propia por lo que el mosto procedía de los lagares situados en la calle Ruavieja a través de caños y por efecto gravedad.

La mayoría de los calados comparten características comunes: son rectilíneos, orientación Norte-Sur (lo más cercana al río Ebro), la bóveda de cañón, la piedra de sillería y las tuferas. Las tuferas son orificios de ventilación para la evacuación del tufo (gas carbónico desprendido en el proceso de fermentación).
 

Calle San Juan

tipo de documento Attractions

...

Logroño

La Zona de la Calle San Juan, probablemente el único rincón del Casco Antiguo que conserva la conciencia y vida vecinal de los barrios de siempre al tiempo que mantiene su actividad comercial y hostelera de forma totalmente integrada en el vecindario.

La convivencia de esta mezcla de actractivos –comercial, hostelero y vecinal– le confiere un carácter especial que dificulta su clasificación en función de una sola de ellas.

Una realidad vecinal

Desde tiempo inmemorial la calle San Juan conserva su vecindario y una convivencia vecinal muy intensa más propia en estos días del medio rural que de un entorno urbano. Sin embargo esta forma de relación entre los vecinos de la calle y de éstos con los negocios instalados en la calle se ha mantenido y fortalecido en el tiempo gracias precisamente a la existencia de arraigadas tradiciones que como colectivo han mantenido vivas.

Una realidad comercial

Pese a las variaciones experimentadas en los últimos años la calle mantiene una destacada actividad comercial: desde la tienda de ropa infantil, a una de curtidos y complementos, otra de complementos y bisutería , pasando por tres librerías, dos de ellas editoriales, una joyería, una carnicería y una panadería. Además acoge un comercio-taller de decoración floral y un zapatero remendón.

Una realidad hostelera

Ciertamente, la actividad hegemónica de la hostería en la calle San Juan, hace que su protagonismo sea mayor y constituya en principal reclamo de la zona. Como zona de chiquiteo a la que añade una excelente oferta gastronómica y un ambiente más sosegado y familiar. Descubre sus pinchos.

 

Logroño

La Zona de la Calle San Juan, probablemente el único rincón del Casco Antiguo que conserva la conciencia y vida vecinal de los barrios de siempre al tiempo que mantiene su actividad comercial y hostelera de forma totalmente integrada en el vecindario.

La convivencia de esta mezcla de actractivos –comercial, hostelero y vecinal– le confiere un carácter especial que dificulta su clasificación en función de una sola de ellas.

Una realidad vecinal

Desde tiempo inmemorial la calle San Juan conserva su vecindario y una convivencia vecinal muy intensa más propia en estos días del medio rural que de un entorno urbano. Sin embargo esta forma de relación entre los vecinos de la calle y de éstos con los negocios instalados en la calle se ha mantenido y fortalecido en el tiempo gracias precisamente a la existencia de arraigadas tradiciones que como colectivo han mantenido vivas.

Una realidad comercial

Pese a las variaciones experimentadas en los últimos años la calle mantiene una destacada actividad comercial: desde la tienda de ropa infantil, a una de curtidos y complementos, otra de complementos y bisutería , pasando por tres librerías, dos de ellas editoriales, una joyería, una carnicería y una panadería. Además acoge un comercio-taller de decoración floral y un zapatero remendón.

Una realidad hostelera

Ciertamente, la actividad hegemónica de la hostería en la calle San Juan, hace que su protagonismo sea mayor y constituya en principal reclamo de la zona. Como zona de chiquiteo a la que añade una excelente oferta gastronómica y un ambiente más sosegado y familiar. Descubre sus pinchos.