formularioHidden
formularioRDF
Login

 

Buscar en La Rioja Turismo close

Empieza a teclear...

Tu búsqueda no ha obtenido ningún resultado.

Panel Information

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Mototurismo: Ruta de los Tres Valles

tipo de documento semantico multilingualitem

Mototurismo: Ruta de los Tres Valles

Mototurismo: Ruta de los Tres Valles

Recorre las riberas de los ríos Najerilla, Iregua y Leza y ofrece a los mototuristas un itinerario singular por su belleza y elementos de protección.

Este recorrido consta de 188,8 kilómetros, además de 1.303 curvas, y atraviesa hasta 29 municipios de la región. El trazado permite apreciar parajes naturales como Sierra Cebollera (Villoslada de Cameros), el mirador del Cañón de Río Leza (Soto en Cameros), las Dolinas de Zenzano (Lagunilla del Jubera), los hayedos de Tobía o las cuevas de Ortigosa de Cameros.

Valle del Najerilla

Pueblos: Alesón, Tricio, Baños de Río Tobía, Bobadilla, Anguiano, Viniegra de Abajo, Viniegra de Arriba.

Nº de curvas: 652.

Longitud: 77,30 km.

Valle del Iregua

Pueblos: Entrena, Medrano, Hornos de Moncalvillo, Sotes, Ventosa, Villoslada de Cameros, Villanueva, de Cameros, Ortigosa de Cameros, El Rasillo de Cameros, Nieva de Cameros, Almarza de Cameros.

Nº de curvas: 397.

Longitud: 72,50 km.

Valle del Leza

Pueblos: Muro en Cameros, Jalón de Cameros, San Román de Cameros, Terroba, Soto en Cameros, Leza del Río Leza, Ribafrecha, Villamediana de Iregua, Alberite, Lardero.

Nº de curvas: 386.

Longitud: 52,47 km.

 

 

Sinuosas carreteras abren las puertas de La Rioja en su frontera con Castilla y León, y recorren paisajes cambiantes y sorprendentes. La diversidad natural se traslada a sierras, valles, cañones y hermosas cascadas. Envueltas en este entorno privilegiado, emergen huellas culturales que dan lustre a este terruño, que es también paso del Camino de Santiago.

La cultura del vino baña horizontes y costumbres en casi todos los rincones del territorio. El enoturismo riojano sugiere experiencias y recuerdos exclusivos, siempre acompañados de una gastronomía rica y diversa, basada en un producto de calidad. El estilo de vida autóctono está impregnado de ese disfrute por los placeres cotidianos.

En los Cameros, perviven pueblos encantadores, pétreos en su belleza rural, y recuerdos de trashumancia y emigración. El rastro colonial en muchas localidades ha legado algunos magníficos ejemplos de arte indiano. Sobre dos ruedas, las historias se entrelazan entre curvas y pasados comunes.

Esta tierra, que fue un día esparcimiento de dinosaurios, es auténtica en su folclore. La fiesta y el homenaje se traslada a danzadores, vendimiadores, cronistas medievales o incluso carreras de caracoles. La peculiaridad de cada casa es la de toda la Comunidad Autónoma.

En esta Ruta de los Tres Valles (Najerilla, Leza e Iregua), La Rioja ruge en distancias cortas y el asfalto serpentea hacia todos los destinos.

 

Über diese Ressource...