formularioHidden
formularioRDF
Login

 

Iniciar sesión

Panel Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Ver y hacer

visualización

facetas

44 resultados

...

Aguilar del Río Alhama

El centro de interpretación de Contrebia Leucade es un espacio expositivo que, a través del recorrido por sus distintas salas, evoca al visitante de manera atractiva y sugerente una ciudad reinventada en un mundo celtíbero cargado de simbolismo, en el que se refleja su vida cotidiana, sus costumbres, su función militar y estratégica, y los sueños y sensaciones de los que la construyeron y la habitaron.

Dividido en cinco estancias, ofrece una visión de la ciudad celtíbera: su emplazamiento físico, su devenir histórico, su arquitectura militar, sus casas, la naturaleza animista, sus gentes, sus historias... De esta manera, el visitante quedará atrapado en el ambiente de una época histórica que convirtió a esta zona de La Rioja y a sus gentes en uno de los lugares más atractivos e imaginarios del mundo celtíbero.

 

Aguilar del Río Alhama

El centro de interpretación de Contrebia Leucade es un espacio expositivo que, a través del recorrido por sus distintas salas, evoca al visitante de manera atractiva y sugerente una ciudad reinventada en un mundo celtíbero cargado de simbolismo, en el que se refleja su vida cotidiana, sus costumbres, su función militar y estratégica, y los sueños y sensaciones de los que la construyeron y la habitaron.

Dividido en cinco estancias, ofrece una visión de la ciudad celtíbera: su emplazamiento físico, su devenir histórico, su arquitectura militar, sus casas, la naturaleza animista, sus gentes, sus historias... De esta manera, el visitante quedará atrapado en el ambiente de una época histórica que convirtió a esta zona de La Rioja y a sus gentes en uno de los lugares más atractivos e imaginarios del mundo celtíbero.

 

...

Aguilar del Río Alhama

Es uno de los asentamientos de población más antiguos de La Rioja, situado en la margen derecha del río Alhama, cerca de Inestrillas y Aguilar del Río Alhama, entre dos pequeños cerros. Los restos más antiguos corresponden a un enterramiento, de finales del segundo milenio antes de Cristo. En la cueva de los Lagos se encontraron restos humanos y fragmentos de cerámica del final de la Edad de Bronce.

Los pelendones de asentaron en Contrebia Leukade en la Edad de Hierro. Construyeron una fortificación aprovechando un escarpe rocoso sobre el río. Urbanizaron el suelo y edificaron casas excavadas en la roca, de planta rectangular.

Hacia la segunda mitad del siglo IV antes de Cristo llegaron otras tribus celtíberas que ampliaron el poblado y reforzaron los sistemas defensivos, con un profundo foso excavado en la roca y una muralla que rodearon la ciudad. Realizaron obras de acondicionamiento para el aprovechamiento de agua potable. Después llegaron los romanos, que conquistaron la ciudad en el año 142 a. De Cristo, lo que supuso la romanización de las tierras del Alhama.

En la actualidad el yacimiento arqueológico es uno de los más espectaculares de la Península y el más significativo a la hora de conocer el grado de desarrollo técnico y la capacidad de organización de los celtíberos.
 

EL SISTEMA DEFENSIVO
La excavación del foso que alcanza una longitud próxima a los 700 m. y cuya anchura y profundidad giran en torno a los 8, supuso la extracción de más de 40.000 metros cúbicos de piedra que se utilizaron en la construcción de la muralla. De ésta, aunque sólo quedan algunos tramos, puede seguirse la totalidad del trazado tras las últimas excavaciones. En los lienzos que quedan en pie son visibles varias reparaciones cuya cronología deberá precisarse en futuros trabajos.

A la etapa primitiva pertenecen los tramos conservados en el extremo oriental, en el punto más elevado del conjunto arqueológico. La muralla que cierra el lado norte, el más bajo de la ciudad e inmediato al río, difiere del resto de la muralla tanto a nivel tipológico como técnico. Presenta seis torreones semicirculares, dos de ellos flanqueando una puerta, y en su fábrica predominan los sillares de arenisca bien tallados y dispuestos. Su construcción, retranqueada varios metros respecto a la muralla celtibérica, data de finales del siglo I o del II d.C.

URBANISMO
La ordenación del interior de la ciudad se ajusta al irregular relieve del lugar. Las casas se disponen alineadas respecto a calles bien marcadas, siguiendo las curvas de nivel. Su planta tiende a rectangular y a menudo aparece compartimentada en varias dependencias dispuestas longitudinalmente.

Las más completas constan de tres habitaciones: un vestíbulo que se utilizaba para fines auxiliares como guardar la leña y los aperos, emplazar el telar o almacenar productos de consumo inmediato, una habitación principal en la que se situaba el hogar ligeramente elevado sobre el suelo y un almacén de proporciones variables, que en muchas casas adquiere un gran desarrollo en profundidad formando grandes habitaciones subterráneas con el techo excavado a doble vertiente. Indistintamente en el vestíbulo o en la habitación principal, pero casi siempre en su zona de contacto, hay uno o dos depósitos excavados en la roca y revocados de yeso que se cubrían con una tapa de madera.

La conservación de parte importante del alzado de los muros excavados en la roca, así como de las mortajas en que encajaban las vigas, permite conocer la existencia de varias plantas en algunas casas, contrarrestando su reducida superficie con un gran desarrollo en altura.

Normalmente los suelos de las casas están formados por tierra apisonada que se reparaba y regularizaba periódicamente con nuevos manteados. Pero en un momento avanzado, coincidiendo con el dominio romano, se utilizaron pavimentos especiales de mosaicos decorados a base de motivos geométricos y de animales y plantas esquemáticos.

OBRAS PARA EL ABASTECIMINETO DE AGUA
Para asegurar el abastecimiento de agua de forma permanente y suficiente sin depender del exterior, los habitantes de Contrebia realizaron dos obras sin parangón en el ámbito celtibérico. Se trata de dos accesos que comunican el interior de la ciudad con el freático del Alhama. El que se encuentra más al sur comunicaba con la llamada cueva de los Lagos y se conserva la entrada y los primeros metros de recorrido. El segundo se trata de un pozo abierto en la roca, al que se accede desde el interior de la ciudad a través de una escalinata también tallada en al roca y abovedada en parte.

En su construcción pueden determinarse dos fases. En la primera, se trataba de un aljibe que se abastecía a través de un canalillo que tomaba el agua del Alhama. Esta dependencia del exterior facilitaba que, en momentos de sitio, el canal pudiera ser interceptado e interrumpido el abastecimiento, circunstancia que debió producirse y que provocó una remodelación que consistió en profundizar todo el conjunto, escaleras de acceso y aljibe, hasta llegar al nivel freático del río lo que permitía mantener constante el abastecimiento sin depender del exterior.

Si desea más información sobre Contrebia Leukade puede visitar su Centro de Interpretación en Aguilar del Río Alhama o www.contrebialeucade.com

 

Aguilar del Río Alhama

Es uno de los asentamientos de población más antiguos de La Rioja, situado en la margen derecha del río Alhama, cerca de Inestrillas y Aguilar del Río Alhama, entre dos pequeños cerros. Los restos más antiguos corresponden a un enterramiento, de finales del segundo milenio antes de Cristo. En la cueva de los Lagos se encontraron restos humanos y fragmentos de cerámica del final de la Edad de Bronce.

Los pelendones de asentaron en Contrebia Leukade en la Edad de Hierro. Construyeron una fortificación aprovechando un escarpe rocoso sobre el río. Urbanizaron el suelo y edificaron casas excavadas en la roca, de planta rectangular.

Hacia la segunda mitad del siglo IV antes de Cristo llegaron otras tribus celtíberas que ampliaron el poblado y reforzaron los sistemas defensivos, con un profundo foso excavado en la roca y una muralla que rodearon la ciudad. Realizaron obras de acondicionamiento para el aprovechamiento de agua potable. Después llegaron los romanos, que conquistaron la ciudad en el año 142 a. De Cristo, lo que supuso la romanización de las tierras del Alhama.

En la actualidad el yacimiento arqueológico es uno de los más espectaculares de la Península y el más significativo a la hora de conocer el grado de desarrollo técnico y la capacidad de organización de los celtíberos.
 

EL SISTEMA DEFENSIVO
La excavación del foso que alcanza una longitud próxima a los 700 m. y cuya anchura y profundidad giran en torno a los 8, supuso la extracción de más de 40.000 metros cúbicos de piedra que se utilizaron en la construcción de la muralla. De ésta, aunque sólo quedan algunos tramos, puede seguirse la totalidad del trazado tras las últimas excavaciones. En los lienzos que quedan en pie son visibles varias reparaciones cuya cronología deberá precisarse en futuros trabajos.

A la etapa primitiva pertenecen los tramos conservados en el extremo oriental, en el punto más elevado del conjunto arqueológico. La muralla que cierra el lado norte, el más bajo de la ciudad e inmediato al río, difiere del resto de la muralla tanto a nivel tipológico como técnico. Presenta seis torreones semicirculares, dos de ellos flanqueando una puerta, y en su fábrica predominan los sillares de arenisca bien tallados y dispuestos. Su construcción, retranqueada varios metros respecto a la muralla celtibérica, data de finales del siglo I o del II d.C.

URBANISMO
La ordenación del interior de la ciudad se ajusta al irregular relieve del lugar. Las casas se disponen alineadas respecto a calles bien marcadas, siguiendo las curvas de nivel. Su planta tiende a rectangular y a menudo aparece compartimentada en varias dependencias dispuestas longitudinalmente.

Las más completas constan de tres habitaciones: un vestíbulo que se utilizaba para fines auxiliares como guardar la leña y los aperos, emplazar el telar o almacenar productos de consumo inmediato, una habitación principal en la que se situaba el hogar ligeramente elevado sobre el suelo y un almacén de proporciones variables, que en muchas casas adquiere un gran desarrollo en profundidad formando grandes habitaciones subterráneas con el techo excavado a doble vertiente. Indistintamente en el vestíbulo o en la habitación principal, pero casi siempre en su zona de contacto, hay uno o dos depósitos excavados en la roca y revocados de yeso que se cubrían con una tapa de madera.

La conservación de parte importante del alzado de los muros excavados en la roca, así como de las mortajas en que encajaban las vigas, permite conocer la existencia de varias plantas en algunas casas, contrarrestando su reducida superficie con un gran desarrollo en altura.

Normalmente los suelos de las casas están formados por tierra apisonada que se reparaba y regularizaba periódicamente con nuevos manteados. Pero en un momento avanzado, coincidiendo con el dominio romano, se utilizaron pavimentos especiales de mosaicos decorados a base de motivos geométricos y de animales y plantas esquemáticos.

OBRAS PARA EL ABASTECIMINETO DE AGUA
Para asegurar el abastecimiento de agua de forma permanente y suficiente sin depender del exterior, los habitantes de Contrebia realizaron dos obras sin parangón en el ámbito celtibérico. Se trata de dos accesos que comunican el interior de la ciudad con el freático del Alhama. El que se encuentra más al sur comunicaba con la llamada cueva de los Lagos y se conserva la entrada y los primeros metros de recorrido. El segundo se trata de un pozo abierto en la roca, al que se accede desde el interior de la ciudad a través de una escalinata también tallada en al roca y abovedada en parte.

En su construcción pueden determinarse dos fases. En la primera, se trataba de un aljibe que se abastecía a través de un canalillo que tomaba el agua del Alhama. Esta dependencia del exterior facilitaba que, en momentos de sitio, el canal pudiera ser interceptado e interrumpido el abastecimiento, circunstancia que debió producirse y que provocó una remodelación que consistió en profundizar todo el conjunto, escaleras de acceso y aljibe, hasta llegar al nivel freático del río lo que permitía mantener constante el abastecimiento sin depender del exterior.

Si desea más información sobre Contrebia Leukade puede visitar su Centro de Interpretación en Aguilar del Río Alhama o www.contrebialeucade.com

 

...

Aldeanueva de Ebro

Almazara Riojana, es una empresa familiar con una dilatada experiencia en olivicultura, creada en el año 2008, dedicada a la elaboración de aceite de oliva virgen extra de la más alta calidad. Fue constituida con el objetivo de crear un producto de alta expresión, para ello cuidamos personalmente el fruto desde su producción en nuestros olivares, hasta su recogida y posterior elaboración y distribución. Bajo las marcas Oleus y Ecoleus, comercializa su propio aceite, convencional y ecológico con denominación de origen protegida Aceite de La Rioja, en mercados gourmet principalmente. Además, la almazara presta servicio de asesoramiento y de mantenimiento de fincas.

Aldeanueva de Ebro

Almazara Riojana, es una empresa familiar con una dilatada experiencia en olivicultura, creada en el año 2008, dedicada a la elaboración de aceite de oliva virgen extra de la más alta calidad. Fue constituida con el objetivo de crear un producto de alta expresión, para ello cuidamos personalmente el fruto desde su producción en nuestros olivares, hasta su recogida y posterior elaboración y distribución. Bajo las marcas Oleus y Ecoleus, comercializa su propio aceite, convencional y ecológico con denominación de origen protegida Aceite de La Rioja, en mercados gourmet principalmente. Además, la almazara presta servicio de asesoramiento y de mantenimiento de fincas.

...

Alfaro

En nuestra tonelería sólo fabricamos barricas de roble, mediante un proceso en el que la mano del artesano es el factor determinante.

Alfaro

En nuestra tonelería sólo fabricamos barricas de roble, mediante un proceso en el que la mano del artesano es el factor determinante.

...

Alfaro

Especializada en el cultivo y la producción orgánica de aceite de oliva virgen extra, Almazara Ecológica de La Rioja es una empresa de propiedad familiar gestionada por tres hermanos en sus propias tierras agrícolas. Fundada en Alfaro en 1999, la almazara comercializa sus aceites en países de todo el mundo, entre otros Estados Unidos, Japón, Bélgica, Holanda, Luxemburgo, Dinamarca, Francia y China. Con sus marcas Graccurris, Isul y Plenilunio se presenta un monovarietal de arbequina ecológico de calidad reconocida en prestigiosos concursos de aceite del panorama nacional e internacional.

Alfaro

Especializada en el cultivo y la producción orgánica de aceite de oliva virgen extra, Almazara Ecológica de La Rioja es una empresa de propiedad familiar gestionada por tres hermanos en sus propias tierras agrícolas. Fundada en Alfaro en 1999, la almazara comercializa sus aceites en países de todo el mundo, entre otros Estados Unidos, Japón, Bélgica, Holanda, Luxemburgo, Dinamarca, Francia y China. Con sus marcas Graccurris, Isul y Plenilunio se presenta un monovarietal de arbequina ecológico de calidad reconocida en prestigiosos concursos de aceite del panorama nacional e internacional.

...

Alfaro

En la plaza España, sobre unas ininterrumpidas escalinatas en forma de concha, se alza la fachada enladrillo, obra maestra del barroco aragonés de finales del siglo XVII. Está jalonada de dos torres que se alzan a 50 m. Entre ambas, un cuerpo central. La parte baja está dividida por dos grandes pilastras.

Entre ellas, tres grandes arcadas cobijan las monumentales portadas, correspondientes a la nave mayor y a las dos laterales. La parte central consiste en una galería con nueve arcos de medio punto. Remata el conjunto el imafronte de la nave principal.

Las torres están constituidas por cuatro cuerpos, elevados en degradación, los tres primeros cuadrados, el tercero de planta octogonal. En cada cuerpo tres pilastras y ocho, respectivamente, dan lugar a huecos rematados por arcos de medio punto. Las torres están rematadas por chapiteles.

En el interior, de planta rectangular, se alzan tres naves de igual altura, separadas por una serie de pilares de ladrillo. De estos pilares y de los muros surgen los arcos tajones de medio punto que sostienen las bóvedas. Alojadas entre los contrafuertes una larga serie de capillas dedicadas a Nuestra Señora del Rosario (cabecera del edificio), San José de los Desposorios de Nuestra Señora, San Joaquín y Santa Ana, del Santo Entierro, San Esteban, San Juan Bautista, Niño Jesús, Amor Hermoso, de las Animas, de San Roque (guarda una bella escultura barroca de San Roque) y de los Araciel (destaca en el retablo un precioso busto de una Dolorosa, talla de una ejecución delicada y extrema expresividad).

Mención especial:

Coro: con acceso a través de una bella y monumental verja barroca de hierro forjado, obra de Sebastián de Medina. Está construido en madera de nogal y es de una gran riqueza. Dos series de santos y santas se alinean siguiendo el orden de la letanía en dos sillerías; la superior consta de 18 asientos más la silla del abad; la inferior, 13 más la del semanero. Es una magnífica obra del escultor Rubalcaba.

Retablo mayor de San Miguel Arcángel. Retablo-tabernáculo con forma de una gran custodia procesional barroca. El conjunto está coronado por una bella escultura del titular, obra de Gregorio Fernández.

Sacristía. Se conserva piezas de indudable valor. A destacar un crucifijo de marfil, de estilo barroco del siglo XVII, con peana de ébano y remates de plata.
 

Alfaro

En la plaza España, sobre unas ininterrumpidas escalinatas en forma de concha, se alza la fachada enladrillo, obra maestra del barroco aragonés de finales del siglo XVII. Está jalonada de dos torres que se alzan a 50 m. Entre ambas, un cuerpo central. La parte baja está dividida por dos grandes pilastras.

Entre ellas, tres grandes arcadas cobijan las monumentales portadas, correspondientes a la nave mayor y a las dos laterales. La parte central consiste en una galería con nueve arcos de medio punto. Remata el conjunto el imafronte de la nave principal.

Las torres están constituidas por cuatro cuerpos, elevados en degradación, los tres primeros cuadrados, el tercero de planta octogonal. En cada cuerpo tres pilastras y ocho, respectivamente, dan lugar a huecos rematados por arcos de medio punto. Las torres están rematadas por chapiteles.

En el interior, de planta rectangular, se alzan tres naves de igual altura, separadas por una serie de pilares de ladrillo. De estos pilares y de los muros surgen los arcos tajones de medio punto que sostienen las bóvedas. Alojadas entre los contrafuertes una larga serie de capillas dedicadas a Nuestra Señora del Rosario (cabecera del edificio), San José de los Desposorios de Nuestra Señora, San Joaquín y Santa Ana, del Santo Entierro, San Esteban, San Juan Bautista, Niño Jesús, Amor Hermoso, de las Animas, de San Roque (guarda una bella escultura barroca de San Roque) y de los Araciel (destaca en el retablo un precioso busto de una Dolorosa, talla de una ejecución delicada y extrema expresividad).

Mención especial:

Coro: con acceso a través de una bella y monumental verja barroca de hierro forjado, obra de Sebastián de Medina. Está construido en madera de nogal y es de una gran riqueza. Dos series de santos y santas se alinean siguiendo el orden de la letanía en dos sillerías; la superior consta de 18 asientos más la silla del abad; la inferior, 13 más la del semanero. Es una magnífica obra del escultor Rubalcaba.

Retablo mayor de San Miguel Arcángel. Retablo-tabernáculo con forma de una gran custodia procesional barroca. El conjunto está coronado por una bella escultura del titular, obra de Gregorio Fernández.

Sacristía. Se conserva piezas de indudable valor. A destacar un crucifijo de marfil, de estilo barroco del siglo XVII, con peana de ébano y remates de plata.
 

...

Alfaro

Testimonio de la exuberante vegetación que acompañaba al Ebro en su andadura, los sotos constituyen hoy reductos privilegiados para la vida silvestre. Lo que en otros tiempos debió constituir un extenso y amplio pasillo ribereño acompañando al Ebro en ambas orillas se presenta hoy fragmentado. Pequeños enclaves de riqueza y diversidad.Adentrarse en los sotos o acercarse a madres y playas significa introducirse en uno de los ecosistemas más ricos y diversos de nuestro territorio.

Exposición permanente y proyección que aborda la reserva natural de los Sotos del Ebro, la colonia de cigüeñas y la historia de Alfaro.

Para conocer todas las actividades que se realizan en el centro pinche aquí.

Alfaro

Testimonio de la exuberante vegetación que acompañaba al Ebro en su andadura, los sotos constituyen hoy reductos privilegiados para la vida silvestre. Lo que en otros tiempos debió constituir un extenso y amplio pasillo ribereño acompañando al Ebro en ambas orillas se presenta hoy fragmentado. Pequeños enclaves de riqueza y diversidad.Adentrarse en los sotos o acercarse a madres y playas significa introducirse en uno de los ecosistemas más ricos y diversos de nuestro territorio.

Exposición permanente y proyección que aborda la reserva natural de los Sotos del Ebro, la colonia de cigüeñas y la historia de Alfaro.

Para conocer todas las actividades que se realizan en el centro pinche aquí.

...

Arnedillo

Situado en el antiguo cargadero de la cantera, a 800 m de Arnedillo. Es un centro de interpretación y observación del buitre leonado único en Europa.

En el año 2002 le otorgaron el primer premio "Turismo sostenible en un espacio natural protegido", concedido por EUROPARC-España (Asociación Europea de Parques Naturales).

Desde el centro los visitantes pueden observar en directo el comportamiento de la colonia del buitre leonado y sus pollos, mediante un monitor instalado en la sala que capta las imágenes emitidas por una videocámara telecomandada situada en el roquedo.

El centro acoge una completa exposición sobre la biología de la fauna silvestre presente en la zona, con especial atención al buitre leonado. Así mismo ofrece la posibilidad de observar los diferentes hábitats de la zona mediante telescopios y prismáticos.

Arnedillo

Situado en el antiguo cargadero de la cantera, a 800 m de Arnedillo. Es un centro de interpretación y observación del buitre leonado único en Europa.

En el año 2002 le otorgaron el primer premio "Turismo sostenible en un espacio natural protegido", concedido por EUROPARC-España (Asociación Europea de Parques Naturales).

Desde el centro los visitantes pueden observar en directo el comportamiento de la colonia del buitre leonado y sus pollos, mediante un monitor instalado en la sala que capta las imágenes emitidas por una videocámara telecomandada situada en el roquedo.

El centro acoge una completa exposición sobre la biología de la fauna silvestre presente en la zona, con especial atención al buitre leonado. Así mismo ofrece la posibilidad de observar los diferentes hábitats de la zona mediante telescopios y prismáticos.

...

Arnedillo

Torre fuerte del antiguo castillo, y lienzo de muralla en la montaña.
Época: Siglo XII
Propiedad: Municipal
Visitable: Libre acceso, Torre fuerte del antiguo castillo y lienzo de muralla en la montaña.
Época: siglo XII
Propiedad: municipal
Visitable: libre acceso

Arnedillo

Torre fuerte del antiguo castillo, y lienzo de muralla en la montaña.
Época: Siglo XII
Propiedad: Municipal
Visitable: Libre acceso, Torre fuerte del antiguo castillo y lienzo de muralla en la montaña.
Época: siglo XII
Propiedad: municipal
Visitable: libre acceso

...

Arnedillo

Se compone de 5 bloques temáticos (paneles y audiovisuales) sobre la reserva de la biosfera, agua, patrimonio cultural, industrialización,  fiesta y tradición. Además hay juegos para niños. 

Arnedillo

Se compone de 5 bloques temáticos (paneles y audiovisuales) sobre la reserva de la biosfera, agua, patrimonio cultural, industrialización,  fiesta y tradición. Además hay juegos para niños. 

...

Arnedo

La Colección Permanente del Calzado, que se encuentra situada en la planta tercera del Centro Fundación Caja Rioja-Bankia Arnedo, es posible gracias a la colaboración entre la Fundación Caja Rioja y la Asociación de Amigos de Arnedo, y puede visitarse de lunes a sábado, entre las 18:30 y las 21:30 horas.

         La colección recoge en varios paneles la historia del calzado en España y, en concreto, en Arnedo; desde las primeras pinturas rupestres encontradas en las que aparecen dibujos de hombres con calzado y pieles hasta los griegos y romanos, que utilizaban el calzado, además de proteger los pies, para hacer distinción entre las clases sociales. En la Edad Media se comenzó a ver el calzado como algo estético y monarcas y nobles gustaban de enseñar y mostrar sus pies cubiertos.

         Pero la evolución del calzado, tal y como se señala en la exposición permanente, llegó en el siglo XVIII con la Revolución Industrial. Con la irrupción de la industria y el uso de máquinas que permitían confeccionar en serie zapatos de distintos modelos comienza la industria del calzado. Se trata de un sector renovado en el siglo XX gracias a la constante aparición de nuevas técnicas y materiales.

 

El calzado en Arnedo

La alpargata fue el único tipo de calzado utilizado por las clases populares hasta mediados del siglo XX. Por su comodidad y resistencia, los campesinos las usaban para el trabajo diario en los campos. En Arnedo, al menos desde mediados del siglo XIX, se producían alpargatas con carácter local, doméstico y artesanal, al igual que en otras localidades riojanas como Cervera del Río Alhama, Logroño, Nájera, Haro o Munilla, donde se realizaban en pequeños talleres que fueron el origen de la industria del calzado de cuero.

         El cáñamo y el esparto (plantas herbáceas de las que se obtiene una fibra para fabricar cuerdas y materias primas para la elaboración de alpargatas) procedían de localidades navarras como Sesma, Cárcar, Andosilla, Azagra o Lodosa. La utilización posteriormente del yute y la introducción a partir de 1875 de la máquina de coser Singer dejaron a las alpargatas en un segundo plano.

Faustino Muro Rubio fue en sus orígenes fabricante de alpargatas. Aprendió el oficio en 1895 y se considera el primero que instauró la industria de calzado en piel en Arnedo, asentado en la calle Mayor en 1909. Fue el primero que se lanzó a comercializar por España sus zapatos, tanto de señora como de caballero, gracias a diferentes viajantes. En sus talleres aprendió Timoteo Ruiz, que pasa en 1920 de alpargatero a productor de zapatos mecanizando el proceso. En el inicio de la década de los treinta, Faustino Muro montó tres tiendas de calzado en Zaragoza, Bilbao y San Sebastián, cediendo la fábrica de Arnedo a sus tres encargados, Gastesi, Domínguez y Pascual, que crearon sus propias empresas.

En 1929 se produjo la llegada de la familia Sevilla, procedente de Munilla, a Arnedo. Las mejores comunicaciones y el afán emprendedor llevaron a Cándido Sevilla a desplazar a Arnedo toda la maquinaria de calzado que poseía en Munilla. Era el año 1933 y se creaba una nueva fábrica con edificios, maquinarias y producción modernizada gracias a la utilización del vulcanizado. La Sierra comienza a quedarse obsoleta, pequeña y mal comunicada e importantes centros como Enciso y Munilla se desmantelan y trasladan sus industrias a Calahorra, Arnedo y Logroño.

De la misma forma, el calzado de cuero comenzó a producirse industrialmente a finales del siglo XIX y se consolidó en la década de 1910-1920. Desde antiguo se trabajaban las pieles en la comarca, ya los celtíberos que habitaron en el Cerro de San Miguel y los musulmanes que se distribuyeron por esta tierra empleaban las pieles, así en la calle Tenerías de Arnedo se recuerda hasta hace poco uno de estos talleres.

La década de los treinta del siglo XX supuso la llegada a Arnedo de la familia Sevilla. Dedicados a tintoreros en Munilla fueron ampliando la empresa familiar a la fabricación de paños y en 1895 iniciaron la creación de zapatillas de orillo con suela de cuero en el sistema de cosido llamado Black, para posteriormente hacer zapatillas de paño en la década de los años veinte y llegar en 1929 a Arnedo.

La presencia de la familia Sevilla en Arnedo fue un hecho sin precedentes. El gran entramado fabril que habían creado permitió la diversificación de secciones. En 1947 contaba con las secciones de textil, gomas, curtidos y zapatillas que llegaron a emplear a más de 780 trabajadores, a ello se añadió una importante implicación social con sus empleados. Se creó la Hermandad “La Cadena” que promovió viviendas, escuelas, economato, ejercicios espirituales…

En 1933 Gastesi, Domínguez y Pascual se asociaron para recoger el testigo de Faustino Muro y surgieron marcas de calzado de señora caballero y niño como Gadopa, Pasigas, Luci y Link o Chicarro. Tras la Guerra Civil también se asentaron en Arnedo empresas llegadas desde Cervera del Río Alhama, productoras de alpargatas y precursoras de las fábricas de zapatillas. De forma paralela se desarrollaron industrias auxiliares vinculadas al caucho y a los cartonajes que dieron muestra del auge y la consolidación de la industria arnedana.

         Arnedo es en los últimos años del siglo XX la segunda ciudad industrial de La Rioja con un entramado de pequeñas y medianas empresas vinculadas al calzado que gracias a su peculiaridad familiar lograron esquivar las sucesivas crisis.

Segundas y terceras generaciones de aquellos humildes hombres de espíritu emprendedor han creado nuevas empresas que han dado a Arnedo un nombre más allá de localismo regional, y han conseguido que sea uno de los centros productores de la industria del calzado más importantes del territorio español.

El tejido empresarial arnedano, según se cierra el siglo XX, está cada vez más centrado en la industria del calzado, tanto en fábricas como empresas auxiliares y de comercialización, y se ha configurado como el impulsor de la economía arnedana.

En el año 2003 el Gobierno de La Rioja y la Asociación de Industrias del Calzado y Conexas de la región (AICCOR) iniciaron los trámites para la constitución del Centro Tecnológico del Calzado de La Rioja (CTCR), donde se aplican las últimas tecnologías para crear un calzado con marca de La Rioja.

Hoy en día la industria del calzado riojano engloba a más de 200 empresas, muchas de ellas PYMES con menos de 5 trabajadores que emplean a cerca de 3.000 personas y es el segundo sector con mayor volumen de ventas en el exterior. 

Arnedo

La Colección Permanente del Calzado, que se encuentra situada en la planta tercera del Centro Fundación Caja Rioja-Bankia Arnedo, es posible gracias a la colaboración entre la Fundación Caja Rioja y la Asociación de Amigos de Arnedo, y puede visitarse de lunes a sábado, entre las 18:30 y las 21:30 horas.

         La colección recoge en varios paneles la historia del calzado en España y, en concreto, en Arnedo; desde las primeras pinturas rupestres encontradas en las que aparecen dibujos de hombres con calzado y pieles hasta los griegos y romanos, que utilizaban el calzado, además de proteger los pies, para hacer distinción entre las clases sociales. En la Edad Media se comenzó a ver el calzado como algo estético y monarcas y nobles gustaban de enseñar y mostrar sus pies cubiertos.

         Pero la evolución del calzado, tal y como se señala en la exposición permanente, llegó en el siglo XVIII con la Revolución Industrial. Con la irrupción de la industria y el uso de máquinas que permitían confeccionar en serie zapatos de distintos modelos comienza la industria del calzado. Se trata de un sector renovado en el siglo XX gracias a la constante aparición de nuevas técnicas y materiales.

 

El calzado en Arnedo

La alpargata fue el único tipo de calzado utilizado por las clases populares hasta mediados del siglo XX. Por su comodidad y resistencia, los campesinos las usaban para el trabajo diario en los campos. En Arnedo, al menos desde mediados del siglo XIX, se producían alpargatas con carácter local, doméstico y artesanal, al igual que en otras localidades riojanas como Cervera del Río Alhama, Logroño, Nájera, Haro o Munilla, donde se realizaban en pequeños talleres que fueron el origen de la industria del calzado de cuero.

         El cáñamo y el esparto (plantas herbáceas de las que se obtiene una fibra para fabricar cuerdas y materias primas para la elaboración de alpargatas) procedían de localidades navarras como Sesma, Cárcar, Andosilla, Azagra o Lodosa. La utilización posteriormente del yute y la introducción a partir de 1875 de la máquina de coser Singer dejaron a las alpargatas en un segundo plano.

Faustino Muro Rubio fue en sus orígenes fabricante de alpargatas. Aprendió el oficio en 1895 y se considera el primero que instauró la industria de calzado en piel en Arnedo, asentado en la calle Mayor en 1909. Fue el primero que se lanzó a comercializar por España sus zapatos, tanto de señora como de caballero, gracias a diferentes viajantes. En sus talleres aprendió Timoteo Ruiz, que pasa en 1920 de alpargatero a productor de zapatos mecanizando el proceso. En el inicio de la década de los treinta, Faustino Muro montó tres tiendas de calzado en Zaragoza, Bilbao y San Sebastián, cediendo la fábrica de Arnedo a sus tres encargados, Gastesi, Domínguez y Pascual, que crearon sus propias empresas.

En 1929 se produjo la llegada de la familia Sevilla, procedente de Munilla, a Arnedo. Las mejores comunicaciones y el afán emprendedor llevaron a Cándido Sevilla a desplazar a Arnedo toda la maquinaria de calzado que poseía en Munilla. Era el año 1933 y se creaba una nueva fábrica con edificios, maquinarias y producción modernizada gracias a la utilización del vulcanizado. La Sierra comienza a quedarse obsoleta, pequeña y mal comunicada e importantes centros como Enciso y Munilla se desmantelan y trasladan sus industrias a Calahorra, Arnedo y Logroño.

De la misma forma, el calzado de cuero comenzó a producirse industrialmente a finales del siglo XIX y se consolidó en la década de 1910-1920. Desde antiguo se trabajaban las pieles en la comarca, ya los celtíberos que habitaron en el Cerro de San Miguel y los musulmanes que se distribuyeron por esta tierra empleaban las pieles, así en la calle Tenerías de Arnedo se recuerda hasta hace poco uno de estos talleres.

La década de los treinta del siglo XX supuso la llegada a Arnedo de la familia Sevilla. Dedicados a tintoreros en Munilla fueron ampliando la empresa familiar a la fabricación de paños y en 1895 iniciaron la creación de zapatillas de orillo con suela de cuero en el sistema de cosido llamado Black, para posteriormente hacer zapatillas de paño en la década de los años veinte y llegar en 1929 a Arnedo.

La presencia de la familia Sevilla en Arnedo fue un hecho sin precedentes. El gran entramado fabril que habían creado permitió la diversificación de secciones. En 1947 contaba con las secciones de textil, gomas, curtidos y zapatillas que llegaron a emplear a más de 780 trabajadores, a ello se añadió una importante implicación social con sus empleados. Se creó la Hermandad “La Cadena” que promovió viviendas, escuelas, economato, ejercicios espirituales…

En 1933 Gastesi, Domínguez y Pascual se asociaron para recoger el testigo de Faustino Muro y surgieron marcas de calzado de señora caballero y niño como Gadopa, Pasigas, Luci y Link o Chicarro. Tras la Guerra Civil también se asentaron en Arnedo empresas llegadas desde Cervera del Río Alhama, productoras de alpargatas y precursoras de las fábricas de zapatillas. De forma paralela se desarrollaron industrias auxiliares vinculadas al caucho y a los cartonajes que dieron muestra del auge y la consolidación de la industria arnedana.

         Arnedo es en los últimos años del siglo XX la segunda ciudad industrial de La Rioja con un entramado de pequeñas y medianas empresas vinculadas al calzado que gracias a su peculiaridad familiar lograron esquivar las sucesivas crisis.

Segundas y terceras generaciones de aquellos humildes hombres de espíritu emprendedor han creado nuevas empresas que han dado a Arnedo un nombre más allá de localismo regional, y han conseguido que sea uno de los centros productores de la industria del calzado más importantes del territorio español.

El tejido empresarial arnedano, según se cierra el siglo XX, está cada vez más centrado en la industria del calzado, tanto en fábricas como empresas auxiliares y de comercialización, y se ha configurado como el impulsor de la economía arnedana.

En el año 2003 el Gobierno de La Rioja y la Asociación de Industrias del Calzado y Conexas de la región (AICCOR) iniciaron los trámites para la constitución del Centro Tecnológico del Calzado de La Rioja (CTCR), donde se aplican las últimas tecnologías para crear un calzado con marca de La Rioja.

Hoy en día la industria del calzado riojano engloba a más de 200 empresas, muchas de ellas PYMES con menos de 5 trabajadores que emplean a cerca de 3.000 personas y es el segundo sector con mayor volumen de ventas en el exterior. 

...

Arnedo

El Museo de Ciencias Naturales de Arnedo, creado en 1975 con los fondos donados por Iberdrola y los del investigador D. Santiago Jiménez, tiene una larga tradición museística, habiendo recorrido la mayor parte de las capitales de provincia y ciudades españolas e identificándose por ello como Museo Itinerante habiendo superado los más de cinco millones de visitantes desde su creación.

Múltiples piezas de minerales y fósiles, distribuidas entre sus secciones, se muestran en sus vitrinas, todas ellas debidamente identificadas. Los fósiles, clasificados en períodos, se presentan en las salas superiores, con ellos se pretende mostrar al alumnado y público en general la importancia del patrimonio paleoicnológico de La Rioja, para que cuando visiten los yacimientos conozcan de antemano cómo se formaron las huellas de los dinosaurios y cómo debemos contribuir a sus conservación y en lo que antes fue la bodega del palacio se pueden ver los materiales investigados durante los últimos treinta años en yacimientos paleontológicos. Su exposición se completa con los datos aportados en paneles con mapas, esquemas y fotografías que ilustran al visitante.

Por otro lado, los centros escolares tienen preparados materiales en el almacén que forman un aula de prácticas que se conoce con el lema: Con todos los sentidos.

Arnedo

El Museo de Ciencias Naturales de Arnedo, creado en 1975 con los fondos donados por Iberdrola y los del investigador D. Santiago Jiménez, tiene una larga tradición museística, habiendo recorrido la mayor parte de las capitales de provincia y ciudades españolas e identificándose por ello como Museo Itinerante habiendo superado los más de cinco millones de visitantes desde su creación.

Múltiples piezas de minerales y fósiles, distribuidas entre sus secciones, se muestran en sus vitrinas, todas ellas debidamente identificadas. Los fósiles, clasificados en períodos, se presentan en las salas superiores, con ellos se pretende mostrar al alumnado y público en general la importancia del patrimonio paleoicnológico de La Rioja, para que cuando visiten los yacimientos conozcan de antemano cómo se formaron las huellas de los dinosaurios y cómo debemos contribuir a sus conservación y en lo que antes fue la bodega del palacio se pueden ver los materiales investigados durante los últimos treinta años en yacimientos paleontológicos. Su exposición se completa con los datos aportados en paneles con mapas, esquemas y fotografías que ilustran al visitante.

Por otro lado, los centros escolares tienen preparados materiales en el almacén que forman un aula de prácticas que se conoce con el lema: Con todos los sentidos.

Encuentra

facetas