formularioHidden
formularioRDF
Login

 

Iniciar sesión

Panel Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Ruta por La Rioja con niños

tipo de documento semantico multilingualitem

Ruta por La Rioja con niños

La Rioja con niños

 

La Rioja puede ser una aventura para los niños. ¿Dónde van a encontrar dinosaurios, castillos, molinos de viento, cascadas y aventuras?

Empezaremos por descubrir a los animales más antiguos de la tierra. Los dinosaurios dejaron sus huellas en La Rioja hace miles de años y aún pueden verse. ¿Te imaginas tu mano dentro de la huella de un dinosaurio? Prueba a ver quién deja la huella más grande. 

Para entender la vida de estos animales, cómo dejaron sus huellas y, sobre todo, como han llegado a nuestros días, tenéis que visitar el Barranco Perdido, un completo parque de paleoaventura donde jugar a ser exploradores y disfrutar en familia mientras se aprende. En Enciso y en otras localidades de su alrededor se encuentran la mayoría de los yacimientos, las reproducciones a escala natural de los animales y las historias más curiosas: una lucha entre dinosaurios, una familia al completo, un dinosaurio cojo… Sí, aunque parezca mentira todo esto podrás verlo en La Rioja.

El vino también puede ser divertido para los niños, no pueden beberlo, pero pueden aprender como se hace el mosto, catarlo mientras los mayores catan vinos, ver grandes bodegas con sus depósitos de acero que parecen naves espaciales, jugar entre los viñedos, aprendiendo cómo se vendimia, cómo se cuidan las viñas… Las posibilidades son muchas y a los niños les encantará comportarse como los mayores en una cata de mostos o conocer cómo la uva se convierte en vino, un misterio ¿no?

Pero la diversión en familia no acaba aquí. ¿Sabías que La Rioja está llena de castillos? Con sus batallas famosas y todo, como la del Castillo de Clavijo, en la que apareció el famoso caballo blanco de Santiago (¿de qué color era?) para ganar la batalla. 

Entre castillos y monasterios podrás vivir cuentos medievales, de príncipes y reyes, como el Rey de Nájera – Pamplona, que estando un día de caza, avistó una paloma que le llevó a una gruta en la que encontró una imagen de la virgen, unas azucenas, una campana y una lámpara de aceite. En ese mismo lugar edificó el Monasterio de Santa María La Real de Nájera y si lo visitas con niños podrás entrar en la gruta, al fondo del panteón donde descansan los reyes.

La Rioja está llena de leyendas medievales, como la de la gallina que cantó después de asada en Santo Domingo de la Calzada, en su catedral hay un gallinero con gallinas y gallos vivos que cantan para todos los que les visitan.

También se esconde entre los bosques riojanos el pequeño monasterio de Suso (casi una ermita) donde hace muchos siglos se escribieron las primeras palabras del castellano y también en euskera, en un lateral de un libro en latín, casi como un apunte de los libros que todos usamos en la escuela.

Si lo que buscas es aventura, lo que necesitas son actividades deportivas: raquetas de nieve, bicicletas y caballos entre los viñedos, senderismo recogiendo moras o cualquier otro fruto silvestre… ¿Qué te parece más divertido?

Además en La Rioja podrás divertirte a la vez que aprender, en los centros de interpretación (de la trashumancia, de la apicultura, de la nieve, de los celtíberos, de los sotos del Ebro…), visitando un molino de viento o de agua, jugando en la Casa de Las Ciencias o disfrutando de las actividades del Museo Vivanco de la Cultura del Vino o las visitas familiares del Museo Würth de arte moderno.

¿Creías que los niños se iban a aburrir en La Rioja?
 

Acerca de este recurso...